Imagen

TANTO LA ELECCIÓN COMO LA

REPROBACIÓN SON DECRETOS

ACTIVOS

Vincent Cheung

Traducción: Raul Loyola Román

Pablo dice que Dios es como un alfarero quien tiene el derecho y el poder para producir algunas vasijas para uso honorable y otras para uso ordinario (Romanos 9:21). Las vasijas no aparecen por sí mismas, ni son producidas por algún otro, y entonces ser evaluadas por Dios, para su uso. Ni Dios mira hacia el futuro para obtener información acerca de las vasijas y decidir su destino, puesto que es Dios mismo quien creó tanto las vasijas como su futuro.

Por lo tanto, tal como el alfarero decide sobre lo que hará y entonces lo hace, y la arcilla no puede resistirse o influir en la decisión del alfarero, así Dios decide que tipo de personas hará y entonces las hace, y estas no puede resistirse o influir en su decisión (Romanos 9:18-24). ESTO TAMBIÉN SIGNIFICA QUE TANTO LA ELECCIÓN COMO LA REPROBACIÓN SON DECRETOS ACTIVOS DE DIOS. Quizás para ablandar la doctrina bíblica, alguna gente enseña que Dios activamente elige algunos para salvación, pero él sólo “permite” al resto ser condenados. Sin embargo, la Biblia enseña que Dios activamente creó a algunas personas para estar entre los reprobados. Ni los elegidos ni los reprobados aparecen por sí mismos, o por algo externo.
Así Dios ha decretado la identidad de aquellos que él salvará y aquellos que condenará, sin considerar algunas condiciones previstas en ellos, de modo que cualquiera así llamada condiciones previas serían previstas porque Dios mismo habría sido el que decretó estas condiciones. Así los elegidos han sido escogidos para salvación no porque Dios supiese que ellos tendrían fe; más bien, los elegidos reciben la fe de Dios porque ellos ya han sido escogidos por Dios para salvación aun antes de la creación.

–Vicent Cheung –

Traduccion: Raul Loyola Román

Loja-Ecuador/2012-03-12