Imagen

LA SABIDURÍA VIENE  DE DIOS

        Vincent Cheung                 

Traducción: Raul Loyola Román

“ Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos   abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero pida con fe  no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada  por el viento y echada de una parte a otra.  No piense, pues, quien tal    haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos”. (Santiago 1:5-8)

Siempre se dice que la vida no se hace más fácil cuando nos convertimos en seguidores de Cristo. Sin embargo continuamos teniendo  muchos problemas compartidos por el resto de la humanidad. Se trata del producto de la imaginación y estilos de vida nocivos de los no cristianos.  Nosotros también contribuimos  a la triste condición del mundo, y en la medida en que todavía pensamos y nos  comportamos como los no cristianos, continuamos y contribuimos para esto. Sin embargo, ahora que Jesucristo nos fue revelado, y nuestra justificación y adopción nos fue manifiesta, incluso que permanezcamos en el mundo,  no somos del mundo. Por esta razón, se suma a los problemas que son comunes a la humanidad, ahora también enfrentamos persecución por aquellos que odian a nuestro Maestro. Nuestros pensamientos y nuestras ambiciones son redirigidos a defender la verdad y el honor de Dios, pero eso no es cómo el mundo lo ve.

Sin embargo, la vida se vuelve más fácil cuando creemos en Jesucristo. Tal vez para aquellos como los no cristianos, la vida les parece ser más difícil cuando de repente se despiertan a la verdad sobre su propia depravación, la condición caída del mundo y estilo de vida y contracultura de los discípulos de Cristo. Pero para aquellos de nosotros que hemos alcanzado cierto grado de conciencia espiritual en el camino de la conversión, y que se deleitaron en la miseria de la vida sin Cristo por algún tiempo, no hay nada más feliz que la vida cristiana. Nosotros Estábamos  muriendo por dentro, mas Cristo Jesús nos aseguro  e injerto  su resurrección  en nosotros. Nosotros éramos perdedores espirituales y  criminales, pero él nos hizo vencedores y conquistadores en él. Y claro que, ahora el mundo nos odia y nos tratan como enemigos y alborotadores, pero la gloria de la vida eterna en Cristo Jesús supera con creces el peso del sufrimiento momentáneo como hijos de Dios en un mundo de demonios.

El mundo es hostil a los cristianos, pero Dios no nos deja indefensos y sin recursos espirituales para ganar. Aunque parece que muchos problemas se pueden superar con dinero y poder, Dios siempre es capaz de librar a su pueblo por las fuerzas milagrosas en el curso de la providencia normal, Él nos hará afrontar nuestros retos con inteligencia. Dios quiere que entendamos la mente de El, y por lo tanto es apropiado para nosotros tener un deseo correspondiente para que, como Moisés, le digamos: “Enséñanos tus caminos”. En la medida que lleguemos a conocer la palabra de Dios y saber cómo se aplica a nuestra situación, más y mas iremos comprendiéndolo   y a estar de acuerdo con El; vamos a aprender a pensar como El pensaría, a decidir como El decidiría  y nos comportaremos como Él se comportaría. Vamos a aprender que el camino de Dios es diferente de los hombres, y que su camino es mucho mejor y más sabio. En la vida muchas cosas parecen útiles y necesarias, pero lo que más necesitamos es la sabiduría de Dios.

Dios nos conceda la sabiduría cuando oramos por ella. No hay necesidad de una explicación complicada. Si  se lo piden, Él lo hará. La Biblia también insiste en que pidamos con fe. En realidad no hay otra manera de pedir, pero la pregunta  nos trae una gran lección, porque la fe implica una orientación definida hacia Dios que no puede ser confundida con actitudes impropias sobre El.  Lo que tienes que pedir es  con fe, esto significa que no puedes  estar amargado  y amedrentado  por  causa de los problemas. No  puedes estar resentido con Dios y pedirle  ayuda al mismo tiempo. La oración que agrada a Dios y que es eficaz debe ser el resultado de una sana teología o doctrina, con una comprensión intelectual de la verdad sobre  Dios.

Cuando necesitamos la sabiduría de Dios, usted puede obtenerla, y usted puede tener suficiente de ella. Pero tiene que venir a pedir, y cuando venga, debe creer que Dios es un Dios generoso que la Biblia dice que es.

Dios nunca aprueba la duda, mas  siempre la  condena. Sin embargo, hay autores cristianos y profesores que nos dicen que es natural dudar, y que la duda en última instancia, nos ayuda a crecer en la fe. Este no es el punto de vista de la Biblia. Por supuesto que la duda es natural en la humanidad caída, mas  en este sentido, el asesinato y la violación son también naturales. Si no hay ninguna razón para ser tolerantes con el  asesinato y violaciones, hay menos razones para ser tolerantes  con la duda. Y cuando sus discípulos dudaban de El, Jesús no dijo: “miren dentro y consideren. Vean a mi Padre y a mí como mentirosos. Esto le ayudará a crecer! “No, él hizo estallar la duda a causa de ellos. Los reprendió y les hizo sentir mal acerca de la duda.

El intento de embellecer la duda es la manera pecaminosa del hombre para justificar sus limitaciones  de atrasar la corrección, y así mismo  de negar el arrepentimiento. Nunca debemos decir a un asesino en serie, “Ve y mata a algunas personas más y da rienda suelta a tu forma de pensar. Considere lo que usted hizo así. Mata a más personas para que entiendan sus motivaciones. Tómese el tiempo para resolver esto  y usted se convertirá en una persona mejor por eso. ¡El Asesinato  ayudará a crecer en  santidad! “No, exigimos que se detenga inmediatamente. Vamos a tratarlos como criminales y encarcelarlos, e incluso ejecutarlos.

Pero algunas personas quieren que pensemos que la duda es saludable. Esto es un error. La duda es un pecado que se relaciona más estrechamente con nuestro alejamiento de Dios – aún más que el asesinato o la violación. Cualquier persona que hermosea esto, es un cómplice, un criminal  espiritual. – Usted crece en santidad, parando de matar, Usted crece  en  fe, matando la duda-.

Jesucristo nos ha mandado a enseñar a las naciones. El mundo está buscando soluciones a sus problemas. Podríamos decir que el mundo está mirando a todos los lugares equivocados, pero su situación es peor que eso. Ni siquiera la lucha la hacen por el lado cierto, o mirando en la dirección correcta. El primer problema es la  rebelión de ellos contra Dios, y todos estos otros problemas son subproductos de esta transgresión fundamental.

Y entonces les enseñamos a los no cristianos, “No importa lo que enfrente usted hoy en día, usted es miserable y esta muriendo a causa de que su pecado le ha separado de Dios.

Poner un vendaje sobre un cáncer corrosivo no la curará. Usted tiene que confesar sus pecados y volver a Dios por medio de Jesucristo.

A continuación, puede acercarse a Él con una fe inquebrantable y pedirle que conceda su sabiduría y le enseñará sus caminos. Esta es la única esperanza para usted, y la única esperanza para la humanidad. “

Fuente: Volumen 4 ~ sermoncillos

Vincent Cheung

Traducción: Raul Loyola Román

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman

 

Anuncios