Imagen

 DIOS, EL AUTOR

VINCENT CHEUNG   


 Traducción: Raul Loyola Román

 Pablo, apóstol de Cristo Jesús por la voluntad de Dios, según la promesa de vida que tenemos en Cristo Jesús, a mi querido hijo Timoteo: Que Dios el Padre y Cristo Jesús nuestro Señor te concedan gracia, misericordia y paz.. (2 Timoteo 1:1-2)


Dios es soberano – la voluntad de Dios es suprema. Esto significa no sólo que él puede controlar algo si quiere hacerlo, sino que significa que nada puede suceder a menos que El decida que esto suceda y luego hacer que esto suceda a través de un poder activo e invencible. La distinción es crucial. El hecho de no reconocerlo ha dado como resultado en absurdos e incoherencias, incluso en aquellos que se consideran defensores de la soberanía de Dios. Dios no sólo puede activa y directamente decidir y controlar todo – como si fuese posible a El metafísicamente dejar algunas cosas funcionar por sí mismas – mas   Dios  de echo  activa y directamente decide y controla todo, incluyendo todos los pensamientos y acciones humanas, ya sea buenas  o malas. Esto es verdadero  por necesidad lógica, pues Dios es único y universal poder metafísico que existe.

sin lugar a dudas, esto significaría que dios es el autor metafísico  del pecado y del mal. él fue aquel que creó a satanás bueno y perfecto, y luego inclinó su corazón al mal. El fue quien creó aAdán bueno yperfecto, y entonces hizo que satanás lo tentase (la Escritura dice que Dios no tienta a nadie, ya que tentar es persuadir a la practicar el error, y si Dios persuade directamente  a alguien a hacer algo se torna eso por definición un acto justo, por lo que es lógicamente imposible para Dios tentar a alguien directamente), e hizo a Adán sucumbir, e hizo que su corazón se  inclinase hacía al pecado.

Teólogos están horrorizados por esta idea, y con frecuencia tratan de alejar a Dios del pecado.

sin embargo, si distanciamos a  dios del mal metafísicamente, esto significa que hay otro poder metafísico que cause el mal. Y eso significa que Dios no está en control de todo, lo que a su vez significa que ese “dios” no es dios en cosa alguna. En otras palabras, contrariamente a la noción popular de que es una blasfemia sugerir que Dios es el autor del pecado y del mal, es una blasfemia decir que no lo es. Dios debe ser el autor del mal, o sino  el mal nunca jamás  podría haber  llegado a existir.

Dios debe ser el autor del pecado o el pecado nunca podría haber ocurrido.

Esto es muy diferente a decir que Dios es malo. Una cosa no implica la otra. Más bien, Dios es el que define el bien y el mal, y el mal es aquello que viola sus preceptos morales.

Aunque el mal ha llegado a existir, la Biblia también llama a Dios bueno. Esto necesariamente significa que Dios nunca impuso un precepto moral sobre sí mismo declarando que Él nunca  debe hacer que criaturas  violen sus preceptos morales. Por lo tanto, no es malo para  Dios hacer que sus  criaturas violen sus preceptos morales, pero es  malo para las criaturas, causadas ​​por Dios, violar estos preceptos morales.

Cuanto y por qué Dios crearia el mal, y hacer que sus criaturas violen sus preceptos, y entonces redimir algunas de ellas, es sorprendente que incluso aquellos  teólogos que se jactan de hacer referencia a la historia bíblica como “drama” de redención no pueden ver respuesta para esto. ¿Pregunte al escritor porqué hay tanta oposición al héroe en su propia historia. ¿O El escritor no tiene pleno control total sobre lo que acontece en su mundo? Si seguimos  las teorías absurdas de casi todos los teólogos tendríamos  que decir que los villanos aparecen y escriben espontáneamente sus propias líneas en el manuscrito del escritor, y ese tiene que  dirigir su héroe para vencerlos. O tal vez el escritor de alguna manera “permita” que los villanos aparezcan y causen  destrucción, o es que ellos  aparecen sin la participación directa del escritor escribiendo sobre ellos en la historia. Los villanos de la historia toman el control de la pluma para inscribirse en la historia, incluso antes de que existan en la historia! O, los personajes justos dentro  de la historia toman el control de la pluma y se insertan el mal en ellos, incluso antes de que haya cualquier mal dentro de ellos para moverlos a hacer eso! alguien puede preguntarse si los personajes son infinitamente más poderosos que el escritor. ¿Cuanta parte sobre el decreto  “pasivo”  de Dios y la  “permisión” del mal! En todo caso, si la Biblia registra el “drama” de  redención, y si Dios es el escritor y director, entonces la razón, propósito y significado de la existencia del mal en el mundo donde Dios tiene el control completo y directo es  automáticamente abordado, a excepción de aquellos que no tienen la comprensión del drama. Romanos 9 dice que Dios quiere  “dar a conocer las riquezas de su gloria” (vessiculo.23).

Supongamos que un escritor dice que es el momento de Richard, un personaje de su historia, muera. Él puede hacer que esto suceda en muchos aspectos. Él puede escribir, sin ninguna explicación “Richard murió”. Y Richard moriría. Él puede tirar una piedra desde el cielo y aplastar a Richard en el suelo. Él sólo puede simplemente dejar de mencionar Richard, y los lectores y otros personajes de la historia podrían no ser conscientes de ello, él estaría muerto en la mente del escritor. Pero ya que estamos en un drama, hagámoslo más interesante. El escritor puede introducir en la historia a Tom. El desea a la esposa de Richard, y durante una trama enrevesada e inverosímil, Tom da un disparo en la cabeza a Richard y lo mata.
Sería absurdo  distanciar “metafísicamente”, al escritor del mal en esta historia usando a Tom para explicar todo el asunto. El escritor es aquel que concibe a Tom en su propia mente y lo introduce en la historia. El escritor es aquel que hace  desear a  la mujer de Richard y entonces disparar a la cabeza de Richard. Así mismo, el escritor es aquel que hace a Richard morir.

Esta es la parte que muchos teólogos y filósofos olvidan cuando se trata de la metafísica. En verdad, no es Tom quien mata a Richard. En realidad, no es la bala que mata a Richard. En una historia donde el escritor tiene  poder omnipotente, Richard no tiene precisa morir simplemente porque alguien le había pegado un tiro en la cabeza. Y si Richard muere, el escritor puede resucitarlo de entre los muertos. De  hecho, el escritor puede resucitara  Richard de entre los muertos y hacerlo matar a Tom con sólo una mirada de desaprobación.

Por esta razón, las explicaciones metafísicas, las llamadas causas secundarias no tienen sentido. Cuando la discusión se limita a las relaciones dentro de la historia, entonces es aceptable decir que Tom mata a Richard. Pero cuando una explicación metafísica es necesaria, hay que decir que el escritor hace a Tom apretar el gatillo, hacer la bala sea lanzada del revólver, y hacer a  Richard morir. Estos eventos son metafísicamente independientes, y están relacionan solamente en el contexto de la historia. Es decir, la relación entre estas personas y los eventos existen solamente en la mente del escritor, y es entonces registrada en la historia. Cualquier evento ocurre solamente por causa directa del escritor. Un objeto dentro de la historia no  puede escribir sus propias líneas y entonces producir un efecto sobre otro objeto dentro de la historia.

Es verdad que el escritor mata a Richard usando a Tom, y es verdad que  Tom dispara voluntariamente  a Richard. Tom actúa sobre el deseo más fuerte del momento, y no está limitado por ningún otro factor dentro de  la historia. De hecho, él no está obligado ni siquiera por el escritor, pero eso no quiere decir que él tenga libre albedrío, y sería absurdo hablar de que su deseo y  acción son “compatibles” con el control de el escritor, pues  el escritor es aquel  que, en primer lugar inserta el deseo y la acción.

El Compatibilismo no sólo es falso sino también irrelevante, pues  no entiende la pregunta. Él no es obligado por el escritor, por que coerción requiere resistencia en aquel que es obligado, pero Tom no tiene ni siquiera la libertad de manifestar cualquier resistencia a la voluntad del escritor. Su deseo ha sido escrito en su mente por el escritor, y entonces  una acción que es consistente con este deseoes escrita en la historia. Decir que el deseo, elección y acción de Tom son  compatibles con la autoría del escritor es  decir nada más que el escritor es compatible con sigo mismo, o que el ejercicio de su control es compatible con su posesión de ese  control. Eso es irrelevante e inútil para  la agenda del, compatibilista.

A menos que el escritor sea libre del escritor, Tom no es libre en ningún sentido significativo del término. Él podría ser libre de otros personajes de la historia, pero incluso eso sólo es posible porque el escritor lo ha decidido así. Dentro de la historia, en efecto, hay una relación aparente entre la acción de Tom, la física del arma y la bala, y la muerte de Richard. Pero, repitiendo de nuevo, esto ocurre solamente porque el escritor lo hace realidad en esta ocasión particular. En otras palabras, no existe ninguna relación necesaria entre la acción de Tom o la bala, con la muerte de Richard.

La relación es establecida, aparentemente, si usted lo desea, para el propósito de la historia, o drama. En realidad, la voluntad del escritor es la única explicación para cualquier condición o evento en la novela.

Tom posee una libertad relativa –  él es libre del control o la interferencia de otros objetos y personajes de la historia en la medida en que el escritor decide que él sea libre de ellos. Esta libertad relativa no tiene nada que ver con la responsabilidad moral de Tom para con el  escritor. Si Tom es considerado responsable por algo, es porque el escritor decide mantenerlo responsable, no porque Tom tiene algún tipo de libertad. El escritor es capaz de mantenerlo responsable, precisamente, porque Tom no es libre. Si Tom fuese totalmente libre, incluso del escritor, entonces Tom no daría cuentas a nadie.La responsabilidad moral de Tom reside enteramente en la soberanía y  decisión del escritor.

De esa forma, el escritor puede expresar su desaprobación para con el adulterio el asesinato organizando un final extremadamente sangriento para Tom. Si desea introducir una dimensión espiritual, el escritor puede incluso  enviar a Tom directo al infierno en la historia.

Aunque el escritor sea la causa directa y activa de  el adulterio y el asesinato de Tom, difícilmente seria correcto acusar al escritor de esos crímenes, ya que el escritor mismo no comete adulterio y asesinato, y no existe ninguna ley en el mundo (fuera de la historia) de el escritor declarando que un escritor no puede narrar un adulterio y asesinato en su novela. Tom, sin embargo, cometió ambas cosas, dado que el mundo de la historia desaprueba  ambos y refuerza  leyes en contra de ambos.

Usted puede quejarse de que todo eso sea cierto cuando se trata de escribir una novela, mas nosotros no  somos meros personajes de una historia. Bueno, Dios no es hombre, y cuando escribe una historia, El no esta limitado  a tinta y papel. Sin embargo, si todavía se resiste a mi analogía, usted puede lidiar con aquella utilizada por Pablo en Romanos 9, donde somos  meros montones de barro. ¿Esto le ayuda de alguna manera, o nos comprometerá todavía más con mi visión?

Él dice que Dios introduce pecado, mal y conflicto contra sí mismo y su pueblo (v. 17- 18), porque Él  quiere “mostrar” (v. 22-23). Usted dice: “¿Qué? Todo eso para una demostración? ¿Por qué Dios entonces nos culpa? ¿Qué personaje puede resistir  la voluntad del escritor? “.Mas, ¿quién eres tú para cuestionar a Dios? ¿Acaso un personaje puede decirle al escritor: “¿Por qué me has hecho así?” (V. 20). El escritor tiene el derecho y el poder para demostrar sus valores y talentos de la forma como él desea (v. 21).

Le diré lo que aconteció a Pablo. Él escribe que él era un apóstol de Cristo Jesús “por la voluntad de Dios.” La frase en sí puede hacer referencia a un decreto o precepto de Dios. Esto es, puede referirse a la decisión eterna de Dios que Pablo seria un apóstol, o al mandamiento temporal de Dios que Pablo debería ser un apóstol. Parece que la frase en nuestro pasaje se refiere al decreto de Dios. Dios decreto todas las cosas antes de la creación del mundo, y El concibió Paulo y pre-ordeno que el seria un apóstol. Pablo escribe que fue separado desde el vientre de su madre (Gálatas 1:15), mas él no nació cristiano. Juan el Bautista fue lleno del Espíritu, mientras que todavía estaba  en el vientre de su madre, mas Pablo vivió una vida de crimen hasta que el Señor Jesús lo confronto a él. Ambos fueron ordenados por la voluntad de Dios, mas Dios decreto vidas diferentes para, ellos.

No es que Dios “permitió” a Pablo correr suelto

hasta Hechos 9. Dios tenía tanto el control de Saulo, el fariseo como de Juan el Bautista. Su plan demando que Pablo estuviera en el camino que estaba antes de su conversión. Y Pablo nos dice, al menos parte de la razón: ” Pero precisamente por eso Dios fue misericordioso conmigo, a fin de que en mí, el peor de los pecadores, pudiera Cristo Jesús mostrar su infinita bondad. Así vengo a ser ejemplo para los que, creyendo en él, recibirán la vida eterna. “(1 Timoteo 1:16).

El drama de la conversión de Pablo sirve al drama mayor de redención. Dios tenía pre – ordenado que Pablo se tornaría en ejemplo de un gran pecador que recibiría misericordia, de forma que “Cristo Jesús demostrase toda la grandeza de su paciencia.”

Repitiendo de nuevo, esto fue a favor de la demostración, del drama. Pero para que eso ocurra – para que Pablo se  tornara en un gran pecador que recibe misericordia – él debe primero que vivir como “el peor de los pecadores.” No fue un accidente que Pablo se convirtiera  en una demostración de la misericordia Divina, ni podemos explicar esto a través de alguna teoría ridícula de la concurrencia  o de compatibilismo.

Tampoco, que ese era su destino pre.ordenado. Dios planeo y Dios lo hizo posible – todo esto.

En el tiempo determinado,el Señor Jesús se apareció a Pablo y lo confronto. Pablo finalmente se dio cuenta que estaba equivocado todo el tiempo, y que Jesús era de echo el Cristo anunciado por los profetas. Entonces Cristo ordeno que el cambiase todo  el curso de su vida, y le comisiono a convertirse en un apóstol.

La voluntad de Dios era que él se convirtiese  en el representante más eficaz y más prolífico de la fe en la iglesia primitiva. Ahora, el escritor no tiene ninguna necesidad de Tom si desea matar a Richard, pero la historia es suya y Él puede escribir de la manera que desee.

Del mismo modo, Dios no necesita de ningún hombre para satisfacer sus deseos, pero le agrado en su plan, su “demostración” utilizar instrumentos humanos y ordenar relaciones humanas en este drama de la redención. Y cuando algo se dice que es “la voluntad de Dios” en el sentido del decreto de Dios, entonces esto será echo, pues su voluntad no puede ser frustrada  en la historia que El mismo escribe. Por tanto aunque que Pablo fue criticado, abandonado y encarcelado durante su ministerio, los propósitos de Dios en su vida fueron cumplidos. Él debería  ser el instrumento clave en el establecimiento de la presencia del evangelio de Cristo en la tierra, para asegurar su perpetuidad a través de amplias explicaciones por escrito de la fe. Así lo hizo, y así tenemos sus escritos hoy, pues la voluntad de Dios nunca falla.
Fuente: Reflexiones sobre la Segunda Epístola   a Timoteo

 

Anuncios