Imagen

GIMIENDO CON LA CREACIÓN

 VINCENT CHEUNG

 TRADUCCIÓN : Raul Loyola Román

  ” Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.   Porque la  creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo”.  (Romanos 8.19-23)

De acuerdo con el plan de Dios, cuando Adán cayó en pecado, arrastro consigo la creación. Como Dios dijo al hombre: “¡maldita será la tierra por tu culpa! ” (Génesis 3,17). El resultado no fue que el hombre debería aprender a cuidar de la tierra y cooperar con ella para obtener su  sustento a partir de ella. Más bien, Dios dijo que la tierra ahora se resistiría al hombre , el hombre tendría que someter la tierra para tomar de ella  lo que necesitase (v.18). Entonces, después de algún tiempo, el hombre moriria y su cuerpo  volvería a la tierra (v. 19). Cuando dos partes están luchando bajo la maldición de Dios, ninguna de ellas sale vencedora. Desde entonces, la creación entera gime para la liberación hasta la época de Pablo, y no ha dejado de gemir hasta ahora porque lo que ella anhela aún no ha llegado.

Así, mucho antes de que se contamine con botellas de plástico, a la creación ya se había contaminado con pecadores, con no cristianos. Ella no gime porque hancia deshacerse de las fábricas y rascacielos, sino para ser liberada de la esclavitud de corrupción que le sobrevino a causa del pecado. Este día está marcado por la revelación de los hijos de Dios, es decir, cuando Dios finalmente juzgará a su pueblo y complete su adopción con la redención de sus cuerpos, la resurrección de los santos. La liberación está ligada a la salvación que gozan los cristianos, la ” gloriosa libertad de los hijos de Dios.” 

 Por lo tanto, ambientalistas no cristianos se burlan de la creación, porque ellos son los que causan el sufrimiento de ella, no por sus cuerpos sintéticos, sino por su propia existencia! Y los cristianos que acompañan a los fanáticos no-cristianos en su afán ambientalista son igualmente  provocadores, pues permanecer limpia y viva no es lo que la creación anhela. Un prisionero puede disfrutar de algunos libros y revistas de su abogado defensor para ayudarle a pasar el tiempo, pero cuando el abogado se pone a hablar de literatura con él, el prisionero probablemente se quejará de que el tiempo podría ser mejor gastado en favor de su libertad. Un abogado que esté de acuerdo con lo que es bueno, pero trivial, para distraer la atención de lo que se necesita es un mal abogado. 

Un cristiano que acepta incluso con legítimas preocupaciones ambientales  y se distrae de promover el mensaje de Cristo es un mal cristiano.  UN VERDADERO AMIGO DE LA CREACIÓN COLOCARÁ SIEMPRE EL  EVANGELIO EN PRIMER LUGAR.

Algunos cristianos no son muy buenos en la predicación, la escritura, la oración, consejería, o incluso conducir  el tráfico en el estacionamiento de la iglesia. Ellos son casi inútiles cuando se trata de algo importante. Si esta personas quiere centrarse en el reciclado, no tengo ningún problema con eso. Incluso ellas  pueden afirmar que están cumpliendo con el “mandato cultural” y a la fuerza convertir esto en parte del ministerio evangélico a fin de sentirse mejor consigo mismo, mientras que el resto de nosotros trabaja en la verdadera  comisión que Cristo nos dio. Si esto suena demasiado fuerte contra los que trabajan tan duro para mejorar el medio ambiente, el punto principal es que nuestra prioridad debe ser promover el mensaje cristiano sobre el pecado y la justicia sobre  la condenación y la salvación, y obre la encarnación, crucifixión, resurrección y  expiación de Jesucristo. Cualquier otro elemento, no importa cuan  práctico o deseable sea, no puede ser combinado o equiparado  con eso, y debe asumir  un distante segundo lugar.

Hoy en día, las personas  mandarían a su vecino a la muerte en lugar de permitir que sus gatos y tortugas mueran de hambre, pero la misma creación anhela liberarse de estas personas  tontas como estas. Solamente los cristianos están en armonía con la creación, pues anhelan la misma cosa – no  energía alternativa, cuan maravillosa puede ser, sino la consumación de aplicación de redención-.  Ellos no anhelan preservación, sino culminación, no anhelan  perpetuación, sino consumación. Claro, los no cristianos no comparten esta preocupación, pues ellos también serán arrojados al fuego del infierno. Por esta razón, los no cristianos siempre serán enemigos de la creación. Como cristianos, gemimos junto con toda la creación no por  la salvación de los osos polares, sino por un punto final  que  ponga fin al pecado y por la redención de nuestro cuerpo.

Jesucristo es la única esperanza para la humanidad y para la creación. Si la creación pudiera hablar, reprendería a algunos de nosotros por no colocarnos como sus salvadores. ¡Cuanta arrogancia!  ¡Que negligencia  de la verdad y el deber! Sé amable con los animales y sean buenos para la creación. Son extremadamente aficionados a los animales, y aún más aficionados al agua y aire limpio – pero recuerda- la verdadera obra del evangelio, y pon eso por encima de cualquier otra consideración. No alimente  la noción ridícula de que salvar el medio ambiente es tan importante cuanto la salvación de las almas humanas. Ciertamente, estas cosas no son mutuamente excluyentes, sino que se trata de dos cosas diferentes, y una es claramente más importante que la  otra. Si hay que elegir, el ministerio del evangelio siempre debe ser lo primero.

Vaya a salvar ballenas si usted quisiere – especialmente si usted tiende a ponerse en mi camino cuando intenta obra ministerial – pero no glorifique eso como a una heroica aventura. LAS BALLENAS TAMBIÉN LLORAN PARA QUE USTEDES FANÁTICOS IRRITANTES  DEJEN DE LLORAR Y PREDIQUEN EL EVANGELIO, A LOS HOMBRES Y MUJERES DE SU CÍRCULO DE CONVIVENCIA. Y si  a las ballenas se molestan  porque son malos predicadores (las ballenas no necesitan saber esto), al menos oren , mientras se limpian sus lagrimas, por  aquellos que comparten la preocupación real de la creación. Así, tanto los predicadores como las ballenas  se lo agradecerán.

Traducción : Raul Loyola Roman

https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/

 

 

Anuncios