zz

SOBRE EL “LIBRE-ALBEDRÍO” 

  Vincent Cheung

Traducción: Raul Loyola Román

En primer lugar, es imposible para seres finitos tener libre albedrío. Si pensamos en el ejercicio de la voluntad como el movimiento de la mente hacia una dirección determinada, surge la pregunta en cuanto, a lo que mueve la mente, y por qué la mueve hacia donde se mueve.

Incluso si asumimos que la mente puede moverse por sí misma, se encuentra todavía  la pregunta de el por qué ella se mueve a una dirección dada, es decir, ¿por qué elige un opción  en vez de otra . Si se traza el movimiento y la dirección de la mente a factores externos a la propia mente – factores que se inculcan sobre la conciencia vistos desde fuera, y por lo tanto influenciando o determinando la decisión – ¿entonces cómo este movimiento de la mente es libre?

Por otro lado , si se apunta la causa  a las propensiones innatas de la  persona , entonces tal movimiento de la mente también no es libre , ya que estas inclinaciones incorporadas ,no fueron libremente elegidas ( es decir, sin influencias externas ) por la primera persona en primer lugar , sin embargo determinan las decisiones que él toma . Si las decisiones de una persona son determinadas por una mezcla de propensiones innatas y las influencias externas, hace que ella no tiene libre albedrío. Si la mente toma decisiones basadas en factores, causas e influencias no elegidas por la misma mente, entonces estas decisiones no son libres. Un que  podemos afirmar que el hombre tiene una voluntad , por lo que la mente puede realmente moverse a diferentes opciones, la facultad y la razón para tal movimiento nunca es determinado por la mente en si misma, sino por alguna otra cosa que no ella misma ( en este caso , Dios ) .