Agustin si

AGUSTÍN Y LA LÓGICA

Gordon Haddon Clark

 

Traducción: Raul loyola Román

 

Dado que los filósofos contemporáneos se someterán a alguna humillación antes de convertirse en dogmáticos, la discusión de esta posibilidad asustadiza puede ser pospuesta hasta el final. El racionalismo, aunque lejos de ser popular desde la muerte del absolutismo de Hegel, a principios de este siglo, todavía proporciona una grande utilidad y estímulo. Cualquier persona que desee comprender el curso de pensamiento, la historia de las ideas, y el origen de las presentes actitudes puede posiblemente ignorarlo, y uno de sus máximos exponentes del racionalismo fue Agustín.

 

AGUSTÍN

Agustín no era un racionalista puro , como el término tiene definido aquí , y las combinaciones de cualquiera de los dos métodos plantea la sospecha de inconsistencia o problemas no resueltos , así mismo las inconsistencias incluso pueden ser instructivas. Al menos una persona entenderá mejor el problema que obligó a tan grande mente a aceptar conscientemente o a caer inconscientemente, en posiciones supuestas.

El problema, o problema inmediato para Agustín, no era la verdad de alguna doctrina teológica particular. Siendo un cristiano, seguramente él quiso defender y propagar las doctrinas de la Trinidad, la expiación, y así sucesivamente. Tales doctrinas como éstas hacen de su obra una filosofía de religión, en lugar de una filosofía secular. Mas si alguien puede saber que la doctrina de la Trinidad es verdadera, una persona puede conocer algo, sin embargo, no puede saber nada , entonces  nadie puede conocer la Trinidad , por lo que Agustín tuvo que empezar demostrando que el conocimiento es posible.

En los siglos inmediatamente anteriores al primer siglo antes de Cristo y los tres primeros siglos de nuestra era, la filosofía griega era muy escéptica. Para ser exactos, Platón en el siglo cuatro antes de Cristo, había encontrado los sofistas escépticos de finales del siglo cinco y los habían derrotado a los mismos. Pero después de que él y su ilustre discípulo Aristóteles hasta haber fundado sus escuelas y pasarlas mismas a sus sucesores, Pirrón , aproximadamente en el 300 A.C , comenzó una escuela de escepticismo que creció en poder e influencia por lo menos durante cuatrocientos  años .

Incluso la Academia de Platón se convirtió en escéptica; los estoicos sobrevivieron, mas disminuyó en influencia después de 200 A.C . El neoplatónico Plotino , que murió en el año 270, ataco severamente tanto el estoicismo y el escepticismo ; mas incluso en el 400 DC , Agustín , que había pasado personalmente por un etapa escéptica y entonces convertirse en un neoplatónico antes de ser convertido al Cristianismo, pensó aún necesario luchar contra los escépticos.

Quiérase o no mostrar la historia y en lo personal, es, sin embargo, lógicamente necesario demostrar que ( y cómo) el conocimiento es posible antes de concluir de que una doctrina religiosa en particular (o , para el caso, una ley particular de física ) puede ser conocida como verdadera. Los escépticos habían reunido un arsenal de argumentos contra la posibilidad e conocer o saber algo. Estos argumentos se han repetido continuamente. Descartes era realmente el mejor de los escépticos. Él se refirió a un demonio omnipotente que constantemente nos engaña. Para muchas personas esto suena como una suposición ridícula, a la cual tienden a ignorar. Si al comienzo no sabemos definitivamente nada, incluso si sabemos que algo puede ser conocido, se deduce que no sabemos si es un demonio es ridículo o no. Una proposición puede juzgarse ridícula solamente si ella contradice alguna verdad excepcionalmente bien establecida. Ahora, los racionalistas vienen siempre enfrentando esta dificultad con honestidad. Lo mismo no puede decirse de los empiristas.

Otras objeciones a la posibilidad del conocimiento no son tan radicales, sin embargo, todavía tienen que ser enfrentadas. De hecho, visto que otras objeciones no parecen tan absurdas, ellas ser aun mas enfrentadas.

He aquí algunos ejemplos. Cómo y por lo que vemos depende de nuestra visión. Mas algunos hombres tienen una visión “mejor” que otros: algunos hombres son daltónicos – en diversos grados, y otros parecen ver tantos colores, artistas de Vanguardia, por ejemplo, que el resto de nosotros les acusa de tener alucinaciones.

Además, los ojos de varios animales difieren de los ojos de los hombres. Por lo tanto, ¿en cuales sensaciones debemos confiar? Este argumento escéptico fue propuesto por los antiguos. Los científicos modernos lo llevan con un lenguaje un poco más profesional.

La luz irradia cuando golpea un objeto y se refleja a nuestros ojos con cambios en las extensiones de sus ondas. Bajo diferentes circunstancias la cantidad de cambio varía. ¿Cómo, pues, podemos saber cual extensión de ola nos da una impresión correcta del objeto visible?

Por ahora, estos argumentos escépticos contra la experiencia sensorial son suficientes. El punto a destacar es la necesidad de mostrar que el conocimiento es posible. El cristiano espera defender la Trinidad, los Diez Mandamientos, y algunas afirmaciones históricas. Pero ¿dónde puede el comenzar? ¿Hay algo tan seguro y cierto que las distorsiones del sentido e incluso el mismo demonio de Descartes pueda distorsionarla? ¿Cual verdad existe, que sea absolutamente básica? Hay alguna proposición auto- autenticadora? Agustín dice: ¡Sí!

Ya expliqué lo que era la primera verdad de Descartes: yo debo pensar, incluso para ser engañado. Agustín no puso esto de esa forma, pero aunque Descartes se ha jactado orgullosamente que él puso en marcha los fundamentos de la filosofía de una forma completamente nueva y original, la fuerte influencia de Agustín se encuentra en sus páginas para que todos la vean.

De hecho, Agustín es más claro y más explícito que Descartes. La primera verdad de Descartes no es realmente “yo pienso”, como él dijo. En realidad Su primera verdad son las leyes de la lógica. “yo pienso ” debe ser verdad porque una persona que niega eso ejemplifica esta verdad en su negación, y por lo tanto se contradice así mismo. “yo pienso ” depende de las leyes de la lógica.

Agustín comienza de forma explícita por la lógica. Ella afirma que usted puede no saber si esta despierto o dormido, mas usted no puede dejar de saber si esta haciendo una cosa u otra. Es decir que el principio de disyunción completo no puede ponerse en duda. La ley de la implicación es también indubitable. Si sólo hay cuatro elementos (tierra, aire, fuego y agua), no puede existir cinco. Y él podría haber dicho: Todos los hombres son mortales, Sócrates es un hombre, por lo tanto, Sócrates es mortal.

Esta esta la posición más fuerte del racionalismo. Ni el dogmatismo ni El empirismo puede atacarlo, sin embargo como el empirismo puede llegar a la lógica por la sensación, es algo que se discutirá más adelante. Considere lo siguiente: supongamos que un estudiante, jugador profesional de fútbol , tome un curso de lógica , cuando el instructor repetie el viejo silogismo , el estudiante cuyo Q.I no es la mitad de su peso, responde: ” Estoy de acuerdo que Sócrates es un hombre y todos los hombres son mortales , pero por favor   explíqueme lo que el mundo tiene que ver con Sócrates sea mortal !

Por desgracia, el instructor no puede explicar, él no puede apelar a algo más básico que las leyes de la lógica. ¿Más eso es una pena? Por supuesto que no para el Racionalismo. No hay nada más básico sobre los cuales los axiomas de la lógica dependen. Cualquier explicación debe usarlos. Si un instructor explica uno principio de economía, o química, o cualquier otra cosa , él dice ” Porque” : esto y aquello es verdad , porque – y luego el instructor da una razón por la cua la cosa a ser explicada puede ser deducida o inferida. Por lo tanto, la lógica puede ser ” explicada” o ” probada ” o deducida de algo mas, pues es básica, absolutamente y sin excepción.

Agustín va más allá y cita ejemplos a partir de las matemáticas: dos mas dos no son sólo cuatro, más deben ser cuatro. Esto no es un dato accidental o empírico. Es una necesidad lógica.

Algunos matemáticos modernos desprecian este ejemplo. Argumentan que la matemática es formal, y si dos y cuatro son definidos de manera usual, es simplemente tautología disfrazada decir que dos y dos deben ser cuatro.

Sin embargo, incluso si se acepta la teoría formal de las matemáticas, esta objeción no invalida la validez de la lógica utilizada. Las tautologías también necesitan obedecer las leyes de la lógica.

Descartes no era del todo original, incluso en su “yo pienso”. Agustín ya había insistido en que es ciertamente verdad de que yo existo. El escéptico debe existir para dudar de su propia existencia. Agustín le preguntaría: ¿Usted sabe que existe? ¿Y cual puede ser la respuesta al escéptico?

Agustín prosigue aun más. El sostuvo que las reglas de la moral También eran conocidas y ciertas. ¿Los propios escépticos afirman que ellos mismos no son filósofos, es decir, amantes de la sabiduría? Todo el mundo quiere ser feliz y filósofos muestran, por sus acciones, que la felicidad reside en la verdad. El escéptico etimológicamente, es un buscador de la verdad. Por lo tanto, una negación de posibilidad de verdad contradice la fuente de todas las acciones humanas.

Este es un aspecto moral que Agustín enfatizó. El escéptico se come su cena como si supiera que había una cena para ser comida, y también como si fuese bueno para él hacerlo. El evita golpear su cabeza con un martillo, como si eso fuera malo para él. Al ser interrogado, el escépticas replica, yo no sé estas cosas, mas ellas son más probables que otras cosas. Así Agustín señala: Una proposición puede ser probable y conocida como siendo probable solamente si ella recuerda o se aproxima a la verdad. Una persona que sabe lo que es verdad, no puede saber lo que se aproxima a ella. Una teoría de probabilidad deberá estar basada en la verdad. Por lo tanto, el escéptico es refutado por la calidad moral de sus propias acciones.

Se ahora, un estudiante moderno piensa que los principios de la moral no son tan ciertos como los principios de la lógica , y que por lo tanto , es dudoso si debo o no  buscar mi propia felicidad y comer o  cenar,  al menos las leyes de la lógica son indubitables. En todo caso, normas, lógica o moral, o incluso estéticas, si es que existe tal cosa, son verdades necesarias y universales. Ellas son verdades no sólo aquí y ahora, mas en toda lugar y en todo momento.

Ellas no son verdades sólo para mí, sino para todo el mundo. Sin embargo, yo soy un ser limitado y finito, con una experiencia limitada. Yo nunca seré capaz de preguntar a Sócrates o, para ir más allá, a Abraham, si el usaba los principios lógicos que yo utilizo. ¿Podría ser que la lógica no era algo lógico antes Aristóteles enumerar todos los silogismos posibles?

Parece por tanto, que finito como yo soy, tengo en mi mente algo que es eterno. La lógica nunca comenzó y nunca terminará. Del mismo modo, Las matemáticas y la moralidad. Tales verdades eternas e inmutables no pueden ser abstraídas de una matriz mutable. Ellas no son el producto de la razón subjetiva de algún individuo humano. Debe haber, por tanto, una razón eterna e inmutable en la cual estas estas verdades tienen su origen. O las propias verdades son Dios o Dios es la verdad, o si hay algo superior que la verdad, entonces ese ser más alto es Dios. En todo caso, se ha probado que Dios existe.

Sería interesante seguir un poco más de la filosofía de Agustín. Al final de cuentas, solamente Tomás de Aquino puede desafiar el status de Agustín como más grande y más brillante de todos los filósofos cristianos. El estudiante debería por lo tanto aprender ¿como Agustín relaciona la razón con la fe, cual es el papel de la sensación, si es posible conocer cuerpos, como una persona puede comunicarse con otra, y quien puede enseñar a quién y qué? Entre paréntesis, una persona puede notar que Agustín debatió ampliamente los problemas que se levantaron a partir de las invasiones bárbaras y el saqueo de Roma en el año 410 DC Y Ciertamente, lo que debe ser considerado como lo más importante de todo – la teología. Mas sin embargo la mayoría de ella se debe omitir aquí, la existencia de Dios es un tema importante en la filosofía de la religión, y sobre este tema uno o dos cosas que aún restan por decir. [ … ]

Fuente: Three Types of Religious Philosophy, Gordon Clark, Trinity Foundation, páginas 31-34 (capítulo sobre ‘Racionalismo’).

 

Traduccciôn: Raul Loyola Román

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman

 

Anuncios