DESCARGAR : ATEÍSMO Y OTRAS AMENAZAS A LA IGLESIA CRISTIANA

PORTADA ATEISMO...

EL ATEÍSMO

Y OTRAS AMENAZAS

A LA IGLESIA CRISTIANA

 

AUGUSTO NICODEMUS

 

 

TRADUCCIÓN: RAUL LOYOLA ROMÁN

 

 

Capitulo Uno

 

A LOCURA DEL EVANGELIO ES LA

LOCURA DE LOS EVANGÉLICOS

El apóstol Pablo escribió a los corintios que la palabra de la cruz es una locura para la mente carnal y natural, para los que están pereciendo (1 Corintios 1:18, 21,23, 2:14, 3:19). El mismo fue llamado loco por Festo, cuando anunció la palabra de la cruz (Hechos 26:24). Justo antes de pasar a través de Atenas, tuvo sido objeto de escarnio por los filósofos epicúreos y estoicos por anunciarles la cruz y la resurrección (Hechos 17:18-32).

El evangelio siempre parecerá una locura para el hombre no regenerado. Sin embargo, no hay que avergonzarse si nos consideraban locos por anunciar la cruz y la resurrección. Como Pedro escribió, si vamos a sufrir, que sea por ser nosotros cristianos, y no que ninguno de vosotros padezca por ser homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno; (1 Pedro 4:15-16).

En la misma línea, en un momento dado la carta que escribió a los Corintios, el apóstol Pablo les pide evitar parecer locos: ” Si, pues, toda la iglesia se reúne en un solo lugar, y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos?” (1 Corintios 14:23). Es decir, el apóstol no querían que el Los cristianos den al mundo razones para que nos llamen locos, a no ser por la predicación de la cruz.

Desafortunadamente, los evangélicos – o una parte ellos – no darán oído a las palabras de Pablo, es decir que nos es válido parecer más locos de lo que ya nos consideran. Existe en los evangélicos tanta insensatez, falta de sabiduría, superstición, cosas ridículas que acabamos dando a los enemigos de Cristo un látigo para vencernos. Somos ridiculizados, despreciados, se han convertido en motivo de burla, no porque anuncian a Cristo crucificado, sino, por las sandeces, tonterías y disparates, todas hechas en el nombre de Jesucristo.

¡Qué les  parece que el mundo piense de un predicador quien dice que tuvo una visión en la cual los pollos hablan en lenguas y un gallo interpreta hablando en nombre de Dios , trayéndoles  una revelación profética. Podemos decir la limitación que eso causa es el resultado de la predicación de la cruz o, Por otra parte, el ” pastor mezclador “, el cual, después de hablar en lenguas y profetizar, da vueltas girando, como resultado de la unción de Dios, o incluso la “unción León”, que supuestamente recibió de Dios durante un show góspel, ¡que hace a la persona a caminar en cuatro patas como un animal salvaje!

Sé que van a argumentar que Dios habló a través de la burra Balaam y que puede hablar a través de pollos ungidos. Pero la diferencia es que el burro habló el mismo. Nadie tuvo una visión en la que él hablaba. Y debería haber hablado en la lengua de Balaam, y no en lenguas extrañas. En aquella época, faltaban profetas – sólo Dios tenía una burra para reprender al mercenario Balaam. Yo no tendría ningún problema si un gallinero entero hablase español a falta de los hombres y mujeres Dios en esta nación, pero no creo que sea el caso.

Yo sé que Dios envió profetas a pie desnudo, profetizando y hacer cosas extrañas como esconder cinturones de piel de cuero para pudrirse. Y envió a otros comieren miel silvestre y saltamontes y usar pieles de animales. Todo esto tenía sentido en aquella época, cuando la revelación escrita, la Biblia, no estaba lista, y los profetas eran instrumentos de Dios para su revelación especial e infalible.

No veo ninguna similitud entre el pastor girador y la pastora leona y el profeta Isaías, que anduvo desnudo y descalzo por tres años como un símbolo de lo que Dios iba a hacer a Egipto y Etiopía (Isaías 20: 2-4 ) .

Yo sé que el mundo siempre va a burlarse de los creyentes, pero esta burla, como Pablo quería sea el resultado de la predicación de la cruz, de la proclamación de las verdades del Evangelio, y no el resultado de nuestra insensatez.

Yo no me avergüenzo de la locura del evangelio, sino de la locuras de algunos que se llaman a sí mismos evangélicos.

CAPITULO DOS

CARTA AL APÓSTOL JUVENAL

No se preocupen, el apóstol Juvenal no existe. También nunca tuve un amigo que se convirtió en un apóstol. El apóstol es Juvenal es un personaje ficticio, aunque basado en los personajes de la vida real.

Mi querido Juvenal, Espero que te acuerdes de mí, Augustus Nicodemus, su compañero de clase del seminario presbiteriano. Hace unos veinte años que no tenemos contacto. Sólo recientemente obtuve Tu e- mail con un amigo en común.

Disculpe, por no tratarlo como “apóstol”. Usted sabe, desde los días del seminario, mi opinión es que los apóstoles constituirían un grupo único y exclusivo en la historia de Iglesia y que hoy no existen más. Cuál fue mi sorpresa cuando me encontré con su programa de televisión y usted era presentado como el ¡”apóstol Juvenal “! yo no sabía que había dejado el pastorado en nuestra denominación, y que fue a una comunidad y adquirió el título de ” apóstol” que, como ya he dicho, no consigo reconocer como legítima.

Tú sabes, que para nosotros, los cristianos históricos, los apóstoles de Jesucristo tuvieron un papel crucial y de gran relevancia en la fundación de la Iglesia cristiana. Este es un cargo, un oficio, tan serio y fundamental,  que ver personas usando ese titulo  hoy en día causa un gran malestar, una profunda perplejidad y tristeza indescriptible. No me puedo imaginar una banalización mayor que esta. No es que seas una persona indigna, miserable, perdida o mezquina, no se trata de eso, yo me sentiría igual si el propio Calvino resolviera utilizar ese título.

No sé lo que pasó por tu cabeza para que tu, conocedor de la Biblia y la historia de Iglesia, decidieras convertirse en un “Apóstol ” y montar tu propia comunidad.

Por su programa en la televisión, para mi es claro que ustedes han adoptado los tics, el lenguaje y las ideas que son en sí mismos de otros ” Apóstoles ” que ya están allí por más tiempo.

Basándome en nuestra amistad desde el tiempo del seminario, decidí escribirte y por las dudas preguntarte directamente a ti, para no imaginarme cosas.

1. ¿Quién fue el que te dio este estatus, Juvenal?

Refiriéndome al título de ” apóstol”. En las iglesias históricas no se asume el cargo, la función o titulo de diácono, presbítero, pastor. Son títulos otorgados por estas iglesias a las personas que reconocen como con vocación y aptas para la función. No sé quién te dio ese título de ” apóstol”. He oído hablar que hay un consejo de apóstoles en Brasil conectado a otros consejos similares en el extranjero, responsables para ordenar los apóstoles e investir los apóstoles en Brasil. Pero, pregunto, ¿quien ordenó, envistió y autorizo a esos miembros de ese concejo de apóstoles? retrocediendo, veremos que en algún momento alguien de este consejo se auto-nominó apóstol, ya que este título y oficio dejaron de existir en la Iglesia Cristiana desde el siglo primero.

Los apóstoles de Cristo no han dejado sucesores que a su vez hiciesen otros sucesores en una corriente ininterrumpida hasta nuestros días. Sólo quien reivindica eso es el Papa, y nosotros no aceptamos esta afirmación. De hecho, este fue uno de los motivos de la reforma protestante haya acontecido.

Por eso considero que la utilización del título de “apóstol” hoy. Es una usurpación, una apropiación indebida dentro de la Iglesia de una función histórica que ya no existe más.

2. En serio, Juvenal, ¿de verdad crees que eres un apóstol?

Al utilizar este título, tú te igualas a los doce apóstoles y a Pablo, ¿o simplemente utilizan el término en el sentido de ” enviado un misionero “, que es el significado original de la palabra en griego? Si es en este último sentido! Quedo menos consternado .Hay otras personas en la Biblia que son referidas como apóstoles, Además de los Doce y Pablo, como Santiago el hermano del Señor (Gal 1:19;.. V. tb 1 Cor 9:5, donde Pablo distingue entre apóstoles y los hermanos del Señor) y Bernabé (Hechos 14:14). El sentido aquí es casi siempre de enviado a las iglesias locales, misionero, para usar el término más popular. Sin embargo, este uso es secundario y desconocido por las iglesias modernas. ¿Cuándo se refiere a un “apóstol ” , la gente asocia inmediatamente el termino a Pedro , Santiago, Juan , Pablo, etc…Usar el título de ” apóstol ” hoy es igualarse a ellos o , al menos, causar confusión en la mente de las personas . ¿Tú realmente crees que eres un apóstol como Pablo, Pedro, Juan, Mateo, Andrés, Felipe, etc.?

3. Si tú crees que lo eres, entonces mi siguiente pregunta es la siguiente:

¿Tú vistes a Jesús resucitado? ¿Él se te apareció y te comisiono como apóstol?

Pues fue así como lo hizo con los doce y con Pablo. Todos ellos fueron llamados directamente por Jesús y lo vieron después de la resurrección. Si tu dices que Jesús se te apareció y te comisiono, pregunto aun, cómo es entonces la declaración de Pablo en 1 Corintios 15:8, “y por último, como a uno nacido fuera de tiempo, se me apareció también a mí. “? Él esta argumentando que Jesús se apareció a varios personas, después de la resurrección, y al final [finalmente], después de todos” se le apareció a él.

Literalmente, en el griego, Pablo esta diciendo que ” al último de todos ” Cristo se le apareció a él. Es decir, Pablo entendía que la aparición de Cristo resucitado a él, fue la última de una secuencia. Así es también como los cristianos históricos siempre lo entendieron. Si la condición para ser un apóstol era haber visto a Jesús resucitado, conforme como Pedro declaró (Hechos 1:22; v. tb. 1 Cor 9:1), entonces, Pablo fue el último apóstol.

Discúlpeme, Yo no creo que Cristo se le apareció en la resurrección del cuerpo. Si dice que sí, prefiero creer en Pablo, de que él fue el último.

4. ¿Cree usted, sinceramente, que ese título ayudará de alguna manera a la Iglesia? ¿En qué sentido?

Mira, grandes líderes de la Iglesia, a lo largo de su historia, personas que dieron contribuciones duraderas al campo de la teología, misiones, social, nunca buscaron este título. Incluso los grandes hombres de Dios que vivieron en el tiempo inmediatamente después de de los apóstoles, que fueron discípulos de ellos, como Papías y Policarpo. Otros, como Agustín, Calvino, Lutero, Wesley, Spurgeon y los grandes misioneros como Carey, jamás reclamaron esa designación para si mismos. Si alguien tendría ese derecho, después de los apóstoles, serian ellos, y no personas como tú y otros que se han apropiado de este título, cuya contribución para la Iglesia cristiana es mínima en comparación con la contribución de ellos.

5. Otra pregunta. Según tengo entendido, tú eres el fundador y presidente de la “Iglesia Apostólica Global de la Misericordia de Dios.

 ¿Cómo concilias esto con el hecho de que los apóstoles de Cristo no llegaron a ser propietarios, presidentes, jefes y propietarios de las iglesias locales que ellos mismos fundaron?

Ellos eran apóstoles de la Iglesia de Cristo, de la Iglesia universal, y no de iglesias locales. Su autoridad fue reconocida por todos los cristianos en todos los lugares. Donde ellos llegaban, eran recibidos como mensajeros de Cristo, con la autoridad designada por el. La prueba de eso es que sus escritos, como los evangelios y las cartas fueron recibidas por todas las iglesias como la Palabra de Dios y la autoridad en materia de fe y práctica, se organizo y se colecciono en lo que hoy conocemos como el canon del Nuevo Testamento. Me pregunto, entonces: ¿quienes reconocen su autoridad como apóstol? ¿Todas las Iglesias Cristianas del País o sólo tu iglesia local? tus escritos, ¿tus sermones son recibidos como Palabra infalible y autorizada de parte de Dios en todas las iglesias cristianas o sólo en tu iglesia local?

6. Juvenal, que yo recuerde, siempre has sido una persona con dificultades en el relacionamiento con las autoridades.

Recuerdo de aquella suspensión en el seminario que se llevó a cabo por desacato al director y el capellán? Por no hablar de la constantes peleas promovidas en el aula con los maestros, no por el contenido sino por el insististe cuestionamiento, a veces con sorna, a la autoridad en clase. Recordando este rasgo de tu personalidad y tu carácter, hasta puedo entender la razón porque te decidiste a abandonar el sistema de conciliación de nuestra denominación y fundar otra, donde eres el jefe supremo.

Imagina que no rinden cuentas a nadie de su conducta, de la enseñanza y el uso de los recursos! financieros que se recoge. Al final de cuentas, por sobre los apóstoles solamente esta Jesus Cristo, y por lo que se, el no dicta nada contra estas áreas.

 

7. Una última pregunta, y luego te dejo en paz.

¿Ustedes hacen los mismos milagros que Los apóstoles hicieron? No me refiero a curaciones en masa de personas ni hablo de los que fueron sanados de enfermedades internas, como la migraña, presión arterial alta, etc. Me refiero a curaciones realizadas por los apóstoles de Cristo, de lisiados, sordos, ciegos, paralíticos, cuyas deformidades, dirección y la identidad de ellos, eran conocidas por las comunidades. Me refiero a resurrecciones de muertos, como la resurrección de Dorcas hecha por pedro. ¿Ustedes hacen este tipo de señales? Los apóstoles nunca fracasaron al decir que decir “en el nombre de Jesús, levántate y anda. ” la tasa de éxito fue del 100 %. Y las curaciones fueron instantáneas y completas. ¿Quién estaban ciegos volvieron a ver completamente , y no en parte . Lisiados volvían a andar y saltar.

¿Tú haces eso, Juvenal? ¿Te importaría dejarme asistir a una de esas reuniones de sanidad que anuncias en tu programa, para que yo entrevistara a esas personas que dicen que se han curado?

No me malinterpreten, pero existe una gran cantidad de charlatanería en ese medio, muchas personas a quienes se les paga para dar falso testimonio de curación, muchos de los que piensan que fueron sanados cuando la mayoría fueron sugestionados en ese sentido. Curas reales y auténticas así, serán comprobadas por pruebas médicas, exámenes etc. No es que yo no creo en los milagros hoy. Yo Creo, sí, Dios sana hoy en respuesta a la oración. Incluso yo mismo Se me he sanado en respuesta a la oración. Lo que no creo que es que existan Hoy personas con el don apostólico de curación simplemente mediante órdenes verbales y entonces realizar curaciones inmediatas y completas de cojos, ciegos, sordos, paralíticos, enfermos mentales, cáncer, SIDA etc. Este don fue parte del equipamiento Apostólico y servía como ” señales de apostolado” conforme Pablo dijo a los Corintios (2 Cor 12,12).

Si no eres capaz de hacer los signos que los apóstoles hicieron, No creo que tengas el derecho de ser llamado apóstol.

Bueno, yo no sé si tú me responderás. Tómate tu tiempo.

Tenía que hacerle estas preguntas, para no imaginarme que usted es un mercenario, una de aquellas personas dispuestas a hacer cualquier cosa

para ganar poder, espacio y dinero aunque sea a costa de la credulidad del pueblo brasileño y en nombre de Dios.

Un abrazo,

Augusto.

 

 

 

CAPITULO 3

 

EL APÓSTOL PRODIGO

Recientemente, estudiando para enseñar teología paulina, Me di cuenta de una característica más del apóstol Pablo que la lo distancia de los “apóstoles modernos”. A diferencia de los “grandes apóstoles” que se lanzan para hacer carrera y tener su propio ministerio, Pablo siempre quiso mostrar que el hacia parte del equipo apostólico de su tiempo, a pesar de haber sido llamado a ser apóstol, cuando el plazo de inscripción tiene había expirado (“nacido fuera de tiempo “, 1 Corintios 15:8 ).

Si algunos tienen una visión de Pablo como un individualista quien siguió su propia carrera y ministerio propio, esto se debe, en parte, la Iglesia Católica, que coloca a Pedro por encima de los otros apóstoles y por lo tanto lejos de Pablo .

Los liberales también contribuyeron por esto, cuando hicieron de Pedro el líder del cristianismo judaico de palestina y Pablo líder del cristianismo gentílico de Antioquía, en constante tensión y hostilidad mutua.

De todos los apóstoles, Pablo era el más culto, el más preparado intelectualmente y con mayor experiencia intercultural.

Nacido en Tarso de Cilîcia, en territorio griego, se educó en lo que era lo mejor y más refinado de la erudición judía, de familia rica o suficiente para darle el status de ciudadano romano, Pablo se destacaba de pescadores, recaudadores de impuestos, artesanos de Galilea y ex guerrilleros galileos que componían el cuadro los doce apóstoles” iletrados” de Jesucristo (Hechos 4:13). Con facilidad, él podría haber iniciado un movimiento independiente, tener su propio ministerio, e incluso fundar una religión.

Sin embargo, él se negó a hacerlo y hasta reprendido los que querían comenzar el “partido de Pablo ” (1 Corintios 3:4-9).

En realidad, la imagen que tenemos de Pablo en sus cartas y en el libro de los Hechos es de un apóstol que no se ve que tiene un ministerio solo, ni propio, mas en perfecta armonía y la cooperación con los demás. Para él, la Iglesia esta edificada obre el fundamento “de los apóstoles y profetas” (Efesios 2:20).

Él no ve a sí mismo como un fundamento aparte. Él honró a la apóstoles antes que ellos, visitándolos en Jerusalén y procurando comunión y armonía con ellos (Gal. 1:18). Fue probablemente esa ocasión, que el aprendió con los apóstoles acerca de diversas tradiciones originadas en Jesús (1 Cor 11:2; 15:3-7).

Pablo declara que ellos eran importantes y columnas de la iglesia, a pesar de la condición humana muy humilde, que en realidad no importa, porque Dios no se fija en el exterior (Gálatas 2:6). Las señales y milagros que realizó fueron “credenciales del apostolado ” (2 Cor 12,12), es decir, señales operadas por todos los que eran apóstoles. Pablo no tenía ningún problema en someterse a las instrucciones de Santiago cuando él estaba en Jerusalén (Hechos 21:18-26).

Y cuando se vio obligado a decir que trabajo aún más que ellos, Pablo añade inmediatamente que era sólo por la gracia (1 Corintios 15:10). Incluso después de reprender a Pedro por su inconsistencia (Gálatas 2:11-21), no se separo de él. De hecho, Pedro más tarde incluso recomienda las cartas de Pablo como parte legítima de la Escritura (2 Pedro 3:15-16)

La mejor manera de describir la forma en que Pablo se veía a sí mismo entre los demás apóstoles aquella de hijo prodigo, quien le dijo al padre, a su regreso: ” no soy digno de ser llamado hijo tuyo.”(Luc 15:21). Por haber perseguido a la Iglesia, Pablo habla de su apostolado como un honor nunca merecido, un favor especial concedido por Dios: ” Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios. ” (1 Cor 15:9).

Me da la impresión que la inspiración de los “apóstoles” evangélicos contemporáneos no es de Pablo o uno de los Doce, sino del actual Obispo de Roma.

 

 

CAPITULO CUATRO

 

¿Nuevos evangélicos?

 

Un número de la revista Time 08 2010 trae un informe en las noticias de portada sobre la reacción de los distintos segmentos de iglesia evangélica a lo que se los conoce como “evangélicos” especialmente después de un crecimiento de las iglesias neo-pentecostales. El título era ” Los nuevos evangélicos “, y la portada llevaba la ilustración de un gran monumento religioso en construcción, tal vez en referencia a la réplica del templo de Salomón que está erigida por la Iglesia Universal del Reino Dios en São Paulo.

El reportaje representa un gran avance en la forma en que los medios de comunicación tratan en general, a los evangélicos, al igual que si fuesen toda harina del mismo costal. Y harina sin valor. La recopilación de testimonios de líderes evangélicos de diversos sectores (incluido un sociólogo ateo), el periodista Ricardo Alexandre mostró cómo todos están de acuerdo en dos puntos: el rechazo de las doctrinas y prácticas de las iglesias neo – pentecostales y el deseo de un cambio profundo en el curso actual de la iglesia evangélica brasileña.

En este asunto, nada que arreglar. De hecho, de pentecostal a episcopales, las reacciones contrarias a estas iglesias, considerado sectas por algunas denominaciones históricas se han distribuido abiertamente a través de blogs y libros. Se trata de que los principales medios de comunicación escuchen y entiendan que no todos los que Llevan a cabo reuniones donde se menciona el nombre de Cristo son necesariamente evangélicos o incluso cristianos.

Yo solo estoy un poco incomodo con dos o tres puntos de la materia que cito aquí. Estoy cómodo una vez que mi nombre fue mencionado en el artículo, incluso de refilón”.

1. Pensé que el tema de portada es un error histórico, como “nuevos evangélicos ” se aplica con mayor precisión a los grupos como la Iglesia IURD , Renacer e iglesia Mundial, y no a los que forman con dichos grupos . Yo no me considero un “nuevo evangélico” mas un buen antiguo, con raíces históricas en la Reforma del siglo 16 y raíces teológicas en las Escrituras. No hay nada de “nuevo” en nuestro deseo de ver el antiguo evangelio ser predicado adecuadamente en nuestro país. Estos grupos neo – pentecostales crecieron tanto e influenciaron tanto los medios y la opinión pública de que se convirtieron en la norma. ¿. Y quien no es como ellos y desea cambiar se ve como nuevo, como novedad.

En cierto sentido, eso es lo que sucedió en la Reforma. Reformadores fueron acusados ​​por los papistas de traer ” novedades” a la Iglesia, al predicar que la justicaciôn es por la fe solamente.

Lutero y Calvino replicaron que estaban predicando las viejas doctrinas de la gracia que se encuentran en los Padres de la Iglesia y las enseñanzas de Cristo y de Pablo. Entiendo que para una iglesia como la de Roma, con varios siglos de existencia, los protestantes parecía nueva secta. Más convengamos

en, considerar episcopales, presbiterianos, bautistas y asambleanos “nuevos evangélicos” es para pasar el recibo para reclamar de estos grupos sectarios de ser la iglesia evangélica legítima.

2. También pensé que podría haber tenido la impresión de que lectores menos informados que los opositores se unieron entre sí y mutuamente se aceptan sin problemas. Pero no siempre el enemigo de mi enemigo es mi aliado.

Entiendo que uno de los focos del reportaje es la iglesia de la prosperidad. Sin embargo, no puedo dejar de resaltar que aquellos que se levantan en contra de estos abusos de estas sectas no están necesariamente aliados entre si. En realidad puede haber entre ellos diferencias tan abismales entre ellos como la que existe entre ellos y las sectas de la prosperidad

3. denunciar el error de los demás no nos absuelve a nosotros. Si por un lado, las sectas neopentecostales extendien un falso evangelio deformada por la teología de la prosperidad, por el otro están los que también propagan un evangelio distorsionado por el liberalismo teológico y herejías antiguas. La sectas de prosperidad terminaran siendo demonizadas como encarnación misma del anti-evangelio, conforme al reportaje, se hace necesaria una nueva Reforma.

No estoy en desacuerdo de ese punto, simplemente considero que el enfoque en el simplemente acaba desviando la atención de otras líneas dentro del pensamiento cristiano que son tan perjudiciales como la teología de la prosperidad y también clamar por una reforma.

Por ejemplo: ¿y aquellos que destruyen la fe de Jesús Cristo y las normas morales del cristianismo? Los medios de comunicación son indignados por los mercenarios pastores de estas sectas, mas aplauden y apoyan los evangélicos que defienden el matrimonio gay, el aborto, la teoría de la evolución contra el relato de la creación, el relativismo moral, el sexo libre y el ecumenismo con todas religiones. Los medios de comunicación no pueden ver que el liberalismo teológico y la teología de la prosperidad son hermanos gemelos e hipócritamente aplauden uno y condenan otro.

No me entiendan mal. El artículo es correcto. Lo Debe quedar claro que estos grupos neopentecostales están tergiversando el evangelio de Cristo. Sin embargo, está sesgado al retratar a los neopentecostales como la raíz de todos los males en el medio evangélico, olvidando el daño hecho por los liberales, por Defensores de otro dios y los Libertinos.

4. Por último, creo que me falto mencionar que los llamados “Los nuevos evangélicos” sólo están de acuerdo en que se necesita un cambio, pero no están de acuerdo en cuanto al modelo de Iglesia que debería ocupar el lugar de estas sectas. La Reforma siglo 16, a pesar de las diferencias entre los reformadores principales, tenía un mensaje comparativamente uniforme y practicaba un tipo de iglesia que era básicamente igual. Basta con comparar el con las confesiones de fe escritas por presbiterianos, bautistas, episcopales, congregacionalistas e independientes para la verificación de este punto. Ya los tales “nuevos evangélicos”…, hay entre ellos desde los ” desagregados ” – que desistirán por completo de todo lo que se parezca con una iglesia – asta aquellos que sólo desean borrar el modelo tradicional de la iglesia de los exageraciones indebidas en su doctrina, culto y práctica, manteniendo la predicación, El Bautismo y la Cena, además del ejercicio de la disciplina para miembros prevaricados.

Y en el medio aun tenemos los emergentes, las iglesias celulares sin el liderazgo oficial, iglesias y liturgia con inclusiva y así sucesivamente.

Es la vieja historia… Grupos contrarios se unen contra un enemigo común, y después de vencerlo, empiezan a luchar entre si. La lucha común contra las iglesias de teología de la prosperidad está lejos de representar una nueva Reforma.

¿Cuándo esta lucha haya terminado – si va a terminar un día – seguiremos con   otra , más antigua , que es contra el liberalismo fundamentalista teológico , el relativismo moral, el pluralismo evangélicos inclusivista y libertinaje que asola a Brasil mucho ante de Edir Macedo abrir su primera templo. Para mí, estas cosas son aún más perniciosas, ya que, mientras que las iglesias y sectas neopentecostales crear iglesias y comunidades propias, los liberales infiltran en las estructuras en las estructuras y las iglesias creadas por los conservadores y drenan su resistencia hasta dejar solamente la cáscara.

 

AUGUSTO NICODEMUS

TRADUCCIÓN: RAUL LOYOLA ROMÁN

https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman