DESCARGAR:   → PDF- Mejor que Ex Lex- CHEUNG

FF

 

 Mejor que Ex Lex

 Vincent Cheung

 

 TRADUCCIÓN: Raul Loyola Román

 

PDF- Mejor que Ex Lex- CHEUNG

Mejor que Ex Lex

Una persona me envió un pasaje del libro de Apologética para la Gloria de Dios ( Apologetics to the Glory of God) de John Frame , en el que argumenta en contra de un punto en el libro de Dios y el Mal [ God and Evil ] ,de  Gordon Clark. He leído el libro de Frame hace mucho tiempo, y si no recuerdo mal, no estoy seguro de que en primer lugar si Frame entiende completamente a Clark, o si él lo represento correctamente. En cualquier caso, no es importante si tiene o no algo que ver con Clark.

Según Frame, argumentar que Dios es ” por encima de la ley” no es una respuesta bíblica al problema del mal, pues argumentar en esta forma sería ignorar o negar la premisa de que las leyes que vienen de Dios preceden y son consistentes con su con su propia naturaleza inmutable.

 

El argumento de Clark es que Dios es ex lex, lo que significa ” por encima de la ley”. La idea es que Dios está fuera y por encima de las leyes que él ha prescrito para el hombre. Él nos dice que no debemos matar, pero él guarda para sí el derecho de tomar la vida humana. Por lo tanto, Él no está obligado a obedecer los Diez Mandamientos o cualquier otra ley dada al hombre en las Escrituras. Moralmente, El esta a un nivel enteramente diferente del nuestro. Por lo tanto, Él tiene derecho a hacer muchas cosas que parecen malas para nosotros, incluso las cosas que contradicen las normas de la Escritura. (Mas sobre esta base, no seria errado para Dios causar el mal directamente. ese es por qué yo he dicho que este argumento hace que el argumento de causa indirecta e irrelevante). Así, y de esa forma es como Clark trata cualquier argumento en contra de la justicia o la bondad de Dios.

Hay algo de verdad en esta postura. Como veremos, la Escritura prohíbe la crítica humana de las acciones de Dios, y la razón es, como Clark señala la trascendencia divina. También es cierto que Dios tiene ciertas prerrogativas que Él nos prohíbe, como la libertad de tomar la vida humana.

Clark se olvida, sin embargo, o quizás niega la máxima reformada y bíblica que la ley refleja el propio carácter de Dios. Obedecer la ley es imitar a Dios, ser como él y ser su imagen (Éxodo 20:11, Levítico 11:44-45, Mateo 5:45, 1 Pedro 1:15-16). hay también una imitación ética bíblica de Cristo, centrada en la expiación (Juan 13:34-35 , Efesios 4:32; . 5:01 , Filipenses 2:3 ; . 1 Juan 3:16, 4:8-10 ) . Obviamente, hay mucho acerca de Dios que no podemos imitar, incluyendo aquellas prerrogativas mencionadas anteriormente. Satanás tentó a Eva para que ella procurase ser “como Dios” en el sentido de codiciar sus prerrogativas (Génesis 3:5). (John Murray dice que la diferencia entre las dos formas de buscar la semejanza de Dios parece ser un arma de doble filo, aunque en realidad hay un profundo abismo entre ellas) mas la santidad, justicia y la bondad general de Dios es algo que podemos y deberían emular, a nivel humano.

Por lo tanto, Dios honra, en general, la misma ley que él nos da. El Rechaza el asesinato porque él odia ver a cualquier ser humano matar a otro, y él tiene la intención de reservarse el derecho para si de controlar la muerte humana. El prohíbe el adulterio porque odia el adulterio (que es una especie de idolatría – ver Oseas). Podemos estar seguros de que Dios va a comportarse de acuerdo con las mismas normas de santidad que él prescribe a nosotros, excepto en la medida en que la Escritura declara una diferencia entre sus responsabilidades y las nuestras.

(Extrañamente, Clark, que a menudo es acusado de ser un realista platónico, en ese punto se desplaza a lo contrario de realismo, es decir, el nominalismo. Los nominalistas extremos sostenían que las leyes bíblicas no eran reflejos de la naturaleza de Dios, más solamente requisitos meramente arbitrarios. Dios pudo haber fácilmente ordenado el adulterio o  prohibirlo. Yo he mencionado esto en una carta a Clark, y él apreciaba la ironía, pero no proporcionó una respuesta. ¿Por qué, yo pregunto,  no trata él la ley moral de la misma forma en que trata a la razón y la lógica, por ejemplo, su libro El Logos de Juan [ the Johannine Logos ( Nutley , Nueva Jersey: Presbyterian and Reformed , 1972 ) ? Allí el argumentó que la razón / lógica de Dios no estava ni por encima de Dios (Platón) ni por debajo de Dios (nominalismo), sino que era la propia naturaleza racional del Dios. ¿Por qué él no tomó el mismo punto de vista sobre las leyes morales de Dios? ) .

[extraido de : Apologética a la Gloria de Dios ( Phillipsburg, NJ : P & R , 1994 ) . , 166-68 ]

 

Antes de presentar el resto de la respuesta de Cheung, pongo abajo la respuesta de John Robbins a este pasaje, que le he enviado por correo electrónico:

Cuando Dios le dijo a Abraham que sacrificara a Isaac, o cuando mandó a los hijos de Israel para matar a cada hombre, mujer y niño, sin excepción, o cuando se cambió la ley moral de una dispensación a la siguiente, lo que hizo Abraham y los israelitas y lo que los cristianos deben hacer? Deberían ellos haber pensado a sí mismos: “Bueno, Dios no puede ordenar tales mandamientos, dado que Él es inmutable, ya que previamente nos dio diferentes mandamientos, y puesto que su ley moral es su naturaleza y ella no puede cambiar? O ellos deben entender que Dios es el legislador y el legislador hace las leyes, y no al revés?

Si Clark no respondió Frame, como Frame reivindica, se debe a que la respuesta es tan evidente que hasta un niño, pero no un profesor de seminario, la vería. Frame es anti- cristiana en su forma de pensar.

¿Por qué está leyendo este libro?

John Robbins

 

Lo que sigue es mi respuesta:

Tengo tiempo para darle sólo una breve respuesta. Ciertamente no se puede abordar la cuestión en absoluto en todos los ángulos posibles y cuidadosamente explicar todo lo que dice acerca de ella. Pero usted puede desarrollarlo y aplicarlo a medida que sea necesario.

El argumento, utilizado contra la ex lex o no, es simplemente irrelevante. En aras de la discusión, primero pongámonos de acuerdo en que las leyes morales que Dios impuso sobre la humanidad provienen de su naturaleza inmutable. Para ello, supongamos además, sea cierto o no, que Dios está realmente limitado por esas leyes morales.

Como suele ser el caso, el asunto está cerrado cuando nos preguntamos: ” ¿Y qué? La una cosa no tiene que ver con la otra? ” .

De lo que hemos dicho anteriormente, se deduce que ” no matarás ” se aplica a Dios. Más ¿y qué? Frame diría, por lo tanto, Dios no es ex lex.

Lo que no tiene en cuenta es que este es un mandamiento con un contenido definido, y no simplemente alguna X indefinida ¿Qué es asesinato? En la Biblia, asesinato es el terminar deliberado de una vida humana sin sanción divina. Podemos añadir que esto debe ser echo por otro ser humano, o al menos por otra mente racional, ya que los animales no pueden realmente “asesinar” en el mismo sentido, aunque el acto de matar sea deliberado. Ahora, a menos que Dios podría alguna vez matar a alguien sin su propia aprobación, en cuyo caso el sería esquizofrénico (de modo que nuestro problema sería mucho más alto que el ex lex), el mandamiento nunca se aplicaría realmente. Lo mismo ocurre con ” No hurtaras. ” No hay nada que robar a Dios porque él hizo todas las cosas, y todo le pertenece a él.

Frame está considerando el problema del mal, o cómo Dios puede causar o “permitir” el mal y seguir siendo santo, justo y libre de culpa. Mas teniendo en cuenta lo expuesto arriba, ¿qué pasaría si Dios causa el mal incluso directamente? ¿Que ley moral Existe, y quien dice que no debe hacer tal cosa? ¿Dónde está en la Biblia? Y si lo encuentra, esta realmente se aplica, incluso diremos que Dios es “limitado ” por ella?

 

Por lo tanto, mi posición no es exactamente ex lex, sino que la grandeza y trascendencia de Dios es tal que incluso tiene que ser ex lex.

 

El pasaje en cuestión se encuentra en una gran sección en el libro de Jhon Frame sobre el así llamado problema del mal. El examina varias opciones, pero se muestra insatisfecho con cada una de ellas, y finalmente llega a la conclusión de que de alguna manera el asunto es un “misterio”. En el mismo libro, Frame incluye una respuesta de Jay Adams en el que reprende a Frame para rechazar tanta respuesta clara de la Biblia sobre el tema, así como para querer más de lo que la Biblia revela. El problema no es que Clark sea anti-bíblico (sea o no), sino que Frame rechaza la respuesta bíblica.

También puede leer mi propia respuesta al problema del mal. En resumen, además de lo que he dicho anteriormente, mi posición es que no hay ningún problema del mal para el cristianismo. El argumento no se puede hacer de una manera que sea lógicamente inteligible. Si queremos entender la objeción, entonces podemos decir algo al respecto, pero no hay realmente nada que objetar a responder de alguna manera. El objetor no puede saber nunca lo que realmente está pidiendo cuando plantea el problema del mal, y nadie puede lógicamente entenderlo. Así, el ” problema del mal ” es derrotado en varios niveles simultáneamente. Una vez más, puede leer mi artículo para una explicación más detallada. 

 

TRADUCCIÓN: RauL Loyola Román

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman