Descargue        BLASFEMIA y MISTERIO CHEUNG

 

 

PORTADA BLASFEMIA----.....

 


 

BLASFEMIA

Y

MISTERIO

EN TEOLOGÍA

 

Vincent Cheung

TRADUCCIÓN: Raul Loyola Román

 

 

BLASFEMIA Y MISTERIO EN TEOLOGÍA

Un lector nos envió un debate que tuvo con una persona determinada. Entre otras cosas, ellos se refirieron a la relación entre Dios y el mal. Esa otra persona escribió lo siguiente (sus palabras han sido ligeramente editadas para facilitar la lectura): 

En ese libro, How Long, O Lord? Reflections on Suffering and Evil (Hasta cuando, Señor? Reflexiones sobre el sufrimiento y el mal), Donald A. Carson dice: “Es esencial – No puedo enfatizar esto lo suficiente – y, de hecho, fundamental para el bienestar doctrinal y espirituales afirmar simultáneamente las polaridades distintas de la naturaleza de Dios.

1.-Por ejemplo, si usted trabaja con pasajes bíblicos que sustentan claramente que Dios, en algún sentido, esta por detrás del mal, y no trae a la mente al mismo tiempo, los numerosos pasajes que declaró ser El incesantemente bueno, luego de un período de sufrimiento usted puede ser tentado a pensar en Dios como un sanguinario soberano y cruel”.

2.- Este concepto da espacio a la permanencia del misterio en relación con esta doctrina, en vez de tratar de llevarlo hasta las últimas consecuencias lógicas aprendidas. No debemos ir más allá de la Escritura

 

INTRODUCCIÓN

Sobre este tema, los lectores constantes ya entienden mi posición y las razones para ello. Lo que tenemos aquí es otro ejemplo de una posición popular y tradicional, que ya se ha demostrado que no es solamente anti-bíblico e irracional, sino también blasfema, aunque de forma involuntaria.

Por lo tanto, tenemos que condenar estas palabras sin descanso. Dado que la discusión implica al respetad estudioso biblista Donald A. Carson, quiero presentar una perspectiva más amplia sobre su persona antes de continuar.

Carson es uno de mis escritores cristianos preferidos. Sus obras son caracterizadas por la exégesis sobria y el estilo claro. En varios pasajes, él le da miedo romper con las falacias tradicionales con el fin de proponer alternativas mas y bíblicas racionales. A pesar de no estar de acuerdo con él en ciertos detalles, endoso sus obras de manera general, con dos excepciones principales. La primera es el libro ya mencionado, How Long, O Lord? Reflections on Suffering and Evil. La segunda Divine Sovereignty and Human Responsibility:

2 Baker Books , 1990, p. 225 . La declaración aparece en un capítulo en el compatibilismo se expone y es defendido. Volví a leer el capítulo para asegurarme de que no estaba tomando esa declaración fuera de contexto. Cuanto al propio compatibilismo ya refutado en otro lugar

Biblical Perspectives in Tension (Soberanía Divina y responsabilidad humana: Perspectivas bíblicas en tensión) En lugar de recibir el subtítulo “doctrinas Bíblicas en armonía “, algo parecido con lo que yo escribiría, el libro refuerza la aburrida afirmación que la Escritura presenta una tensión “interna” – una palabra más presentable para la contradicción.

El punto es que, en general, no se cuestiona la ortodoxia, piedad o competencia de Carson, sin embargo, sobre este tema, él no puede separarse de la posición tradicional anti-bíblica e irracional, y el resultado es el comprometimiento con una posición tan profana y pecaminosa que, si no tuviese la intención de enseñar, yo difícilmente osaría repetirla. La persona que cita a Carson también reproduce algunos fallos tradicionales, de manera que también hay que examinar sus declaraciones.

¿Cómo procederemos? Casi todas las líneas del párrafo contienen alguna abominación teológica. El método más adecuado es analizar línea por línea, sin embargo, sería ineficiente y repetitivo, dado que a cada frase tendríamos que examinar su relación con las frases que preceden o suceden.

Por lo tanto, en lugar de eso, cubriremos el párrafo y vamos a destacar algunos tópicos para su examen.

 

BLASFEMIA

Carson escribe que es esencial ” afirmar simultáneamente las polaridades distintas de la naturaleza de Dios”. El lector desatento, acostumbrado a este tipo de conversación, la afirmación le parece inocente, y el vocablo ” polaridades ” puede aparecer incluso refinado y fascinante. Sin embargo, el término ” polaridades ” se refiere a lo opuesto (este es el significado de la palabra). Y ” distintas ” significa una cierta variedad o multiplicidad. Esas palabras son aplicadas a la ” naturaleza de Dios”. En otras palabras, Carson dice que es ” de hecho, fundamental” afirmar la existencia de muchos opuestos en la misma naturaleza de Dios. Él no dice muchas facetas, más muchos opuestos. Incluso Satanás difícilmente aparecería con una blasfemia peor que esa. Ello afecta a la naturaleza misma de Dios y lo divide internamente.

Pero esto es sólo el comienzo.

 

SOBERANÍA

Como un ejemplo de la necesidad de mantener el concepto de los opuestos en propia naturaleza divina, Carson escribe: “… si usted trabaja con los pasajes bíblicos que sustentan de forma clara que Dios, de alguna manera, está detrás de la mal, y no trae a la mente al mismo tiempo, los numerosos pasajes que declaran que incesantemente Él es un ser bueno, entonces, entonces, por un tiempo usted puede ser tentado de pensar en Dios como un gobernante sanguinario y cruel “. Una vez más, para la persona irreflexiva, acostumbrado a este tipo de locura, esto suena tan inocente, incluso reverente. Considere, sin embargo, lo que dice aquí .Tenga en cuenta que Carson habla de polaridades – opuestos – de la propia naturaleza de Dios.

No hay trucos aquí – él no se refiere sólo a las contradicciones aparentes, lo que sería bastante malo, sin embargo, el todavía afirma que son polaridades de la naturaleza de Dios. Entonces, lo citado arriba muestra el ejemplo de una de estas polaridades. Por lo tanto, de acuerdo con Carson, el hecho de que Dios soberanamente ” está detrás del mal ” es lo opuesto a ser el ” infinitamente bueno. ” En otras palabras, cuando Dios ” está detrás del mal “, Él es malo o esta haciendo el mal. Si esta no es la implicación, entonces hay polaridad aquí.

Me molesta mostrar la implicación en la Declaración de Carson, pero parece que muchos cristianos están orgullosos de pronunciar semejante blasfemia. Y cuando alguien piensa de esa forma, no es de extrañar a considerar a Dios un ‘ sanguinario soberano y cruel “. Carson sugiere que también hay que recordar que Dios infinitamente bueno. Sin embargo, si Dios es bueno

cuando esta soberanamente “detrás del mal “, entonces ¿cuál es la causa de la polaridad? Si se mantiene la polaridad, a continuación, su significado ha de ser que es malo a veces que esta soberanamente detrás del mal, aunque es bueno en otras ocasiones. Pero, de ser así, cómo Él puede ser infinitamente bueno?

¿Qué clase de persona podría pensar que Dios es un ” gobernante cruel y sanguinario ” al leer los relatos bíblicos de la soberanía de Dios sobre el mal? ¿La Biblia misma sugiere esta idea? ¿Si ella no lo hace la Biblia, de dónde viene? un padrón no-bíblico fue usado para juzgar el control soberano de Dios sobre el mal. El falso concepto no es inherente a los pasajes bíblicos. Y si no es inherente a estos pasajes, no hay necesidad de equilibrar la polaridad.

A diferencia de Carson, el concepto bíblico afirma que Dios es bueno por definición, Además de ser la única norma de bondad. Constituye rebelión obstinada presentar una norma bíblica del bien y verificar si Dios se adapta a ella, alegando que el a veces se asemeja a un individuo sanguinario, y en otras circunstancias, parece ser bueno. Al contrario, descubrimos el significado de bondad a través de palabras y acciones de Dios registradas en la Escritura, y desde esta perspectiva, nos damos cuenta de que Dios es ” infinitamente bueno”, incluso al controlar el mal de manera soberana. No existe polaridad en su naturaleza.

En la declaración de Carson no hay lugar para esta armonía, porque presenta un ejemplo de las ” polaridades distintas ” de Dios. Así que para él, debe significar que un conjunto de pasajes bíblicos nos lleva a pensar que Dios es un ” sanguinario soberano y cruel “, y esto se equilibra con otro conjunto de pasajes bíblicos que enseñan la parte opuesta de la naturaleza divina – que Él es ” Indefectiblemente bueno. ” Me alegra pensar que eso no era lo que se proponía afirmar que se trata de un descuido de su parte. Sin embargo, esto es de hecho una implicación de lo que dijo.

Yo no hago aquí cualquier acusación de blasfemia deliberada, pero ¿quién me puede culpar por acusarlo a él y otros, de pensar desordenamente y no bíblicamente? ¿Quién me puede acusar de ir en contra este sacrilegio “ortodoxo”?

Que nadie sea tan tonto como para acusarme de falsedad. Si lo hubiere representado de forma equivocada, entonces ¿cuál es su verdadero concepto? Cualquier entendimiento de su concepto propuesto debe mantener la atención en ” polaridades diversas de Dios ” y el uso de dos conjuntos de pasajes que presentan estas polaridades, y este concepto aún deben evitar los problemas señalados. Más no hay falsedad aquí – aunque algunas versiones son mejores formuladas que otras, el concepto popular de Carson se enseña en la tradición Reformada y otras tradiciones teológicas, y es una blasfemia.

MISTERIO

Entonces la persona que cita a Carson comenta: “Este concepto da espacio a permanecido en el misterio en relación con esta doctrina, en vez de tratar de llevarlo hasta la últimas consecuencias lógicas incautadas. No hay que ir más allá de la Escritura”. Una vez personas diferentes pueden declarar lo mismo en una forma un poco diferente, pero esto es sólo un concepto popular. Continuando con nuestro análisis del asunto, Aquí hablamos de las ideas de misterio, implicación lógica y exención de revelación bíblica.

Si misterio significa algo que no entendemos completamente, y que, de hecho, no puede ser plenamente comprendido en esta vida, entonces hablando, en términos generales, no es posible demostrar la existencia de un misterio relativo a Dios y su control soberano sobre el mal. Tengo demostrado en repetidas ocasiones que la Escritura nos dice claramente que Dios controla el mal, como lo hace y por qué lo hace. Es cierto que No lo sabemos todo al respecto, porque la Escritura no nos da la omnisciencia.

Sin embargo, esta limitación no es relevante – la omnisciencia no es el tema en cuestión. En lugar de eso, se afirma que el tema sigue siendo un misterio, incluso a nivel más amplio, y esto es completamente falso. El llamado misterio, entonces, no se da debido a que Dios retiene información a nosotros, ni porque el tema es tan

complejo que la llamada ” mente humana finita ” no puede alcanzarla (en realidad, el hecho de que tenemos que discutir este tema indica que las mentes de algunas personas es bien mas finita que la de otros). Sin embargo, el misterio existe por qué estas personas se niegan a aceptar lo que Dios revelo de manera inequívoca y coherente. Incluso puede haber un problema de aptitud teológica, mas junto con ello existe una fuerte rebelión en contra de la revelación divina. La cuestión en sí es muy simple.

Su afirmación de designar “misterio ” hasta el punto donde la revelación bíblica termina es mentirosa. La Escritura presenta una doctrina elaborada sobre el asunto mucho mas completa que la decisión de reconocerla. La verdad es que para ellos el misterio no comienza donde la revelación termina, sino que comienza cuando su posición se vuelve tan evidentemente falsas e incoherentes que apelan al misterio, con el objetivo de terminar la discusión por la fuerza. Para ellos, el misterio comienza, donde termina su aceptación de la Escritura. Esa persona dice que deberíamos llamar el asunto de misterio antes inclusive de tratar de llevarlo hasta las últimas consecuencias lógicas incautadas. Para ser justo, que él sea intencionalmente preciso que no, escribió: ” consecuencias lógica incautadas “, abriendo la posibilidad de que la oposición sólo sea falsas inferencias consideradas verdaderas. Nos concordamos de inmediato que falsas deducciones sólo apenas eso – falsas. Mas ¿qué decir sobre inferencias verdaderas, deducciones válidas?

La resistencia común en seguir lo que la Escritura enseña hasta las último consecuencias lógicas representa la tergiversación de que la conclusión lógica de un conjunto de premisas puede producir algo diferentes de las premisas o socavado por ellas. Pero esto es cierto sólo en relación a la inducción. Con referencia a la deducción, el proceso de razonamiento por definición produce una conclusión lógicamente necesaria a partir de las premisas, es decir, algo ya contenido en las premisas. La deducción no produce información nueva, y la conclusión no crea nada, en adición a las premisas o diferente de ellas. No se llega a esa conclusión como la mejor estimación basada en premisas, por el contrario, ella solamente es destacada y explicada. Por lo tanto negarse a hacer una inferencia deductiva a partir de lo que la Escritura afirma, o aceptarla, equivale una negativa a aceptar lo que la Escritura afirma, dado que la conclusión de tal deducción es lo que la Escritura declara.

Él escribe: “No hay que ir más allá de la Escritura. ” Bien! Sin embargo, esto debería ser la menor preocupación. Su problema es la negativa a ir a donde Escritura clara y explícitamente va. Este dicho popular de por sí es cierto, sin embargo, de modo frecuente usado, no significa nada más que una excusa para encubrir una negación flagrante de la aceptación de lo que Dios revela. Caminemos en primer lugar primero hasta donde la Escritura va antes de preocuparnos por no trapazarla.

 

CONCLUSIÓN

Es doloroso soportar las constantes blasfemia que nuestros hermanos en Cristo profieren contra de Dios, pensando que lo adoran. Sin embargo, la blasfemia no es un pecado menor al de asesinato o adulterio – en principio, es mucho peor. Por lo tanto, por más doloroso que sea lidiar con eso, debemos condenar totalmente sus falsas enseñanzas y su rebelión obstinada en los términos más enérgicos posibles, instándolos al arrepentimiento y corrección.

Los pocos de nosotros que afirman la perfecta y obvia coherencia de Dios y de su revelación son a menudo acusados de enseñar una forma de racionalismo. Si la acusación se basa en la posibilidad de exaltar la razón por encima de la revelación, yo me pregunto cómo eso sería posible, pues afirmo que solamente la revelación es racional. Y no pocas veces, exponemos sólo lo que la Escritura enseña directamente, incluso con respecto a sus declaraciones explícitas, mientras que nuestros oponentes crean problemas donde no los hay. Ellos parece que les encanta la idea del misterio, de que Dios nos habló con tanta claridad. En lugar de renunciar a su concepto de misterio, prefieren matar a Dios, destruirlo

desde adentro hacia afuera.

Una descripción más precisa del racionalismo no-bíblico es que exalta epistemología no revelada de la especulación humana a fin de juzgar el contenido de revelación. Estoy seguro que no lo hago. De hecho, por esta definición, nuestros opositores son los candidatos más probables de rotulación de racionalistas, pues se ha visto que ellos juzgan el control soberano de Dios sobre el mal a partir de normas no-bíblicos.

Sin embargo, aplicarles este término a ellos sería un contra-sentido, porque ellos no son racionalistas en ningún sentido. La verdad es que su rechazo de la revelación, deducción válida y legítima al concepto de misterio produce una forma de irracionalismo anticristiano.

En todo caso, si afirmar que Dios es clara y perfectamente armónico en su la naturaleza y su revelación es enseñar el racionalismo, entonces gracias a Dios por racionalismo. ¡Que el Señor envié a muchos trabajadores a enseñar este tipo de racionalismo! Él no es del tipo humanista o anti – sobrenatural – no es racional de ninguna manera –mas es de tipo Bíblico – el racionalismo bíblico, que reconoce la perfecta coherencia de Dios y de su revelación. 

 

 

TRADUCCIÓN: RAUL LOYOLA ROMÁN.

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman