DESCARGUE ⇒       POR QUE NO SOY  VANTILIANO

Sin título - 1

POR QUÊ

NO SOY

VANTILIANO

W. GARY CRAMPTON

Traducción: Raul Loyola Román

 

 

 

 

POR QUÊ NO SOY VANTILIANO

Fue el Dr. Kenneth Talbot quien primero me introdujo a los escritos de Gordon Clark.

En el seminario, yo había sido educado en el sistema de apologética Vantiliano, y en comparación con evidencialismo, parecía como un soplo de aire fresco. Por otra parte, como un erudito reformado me había asegurado: ” Ser reformado es ser Vantiliano y ser Vantiliano es ser Reformado. “

Sin embargo, tan imprudente como fue desafiar las enseñanzas del Dr. Van Til, el sistema me dejó si respuestas a las muchísimas preguntas; produjo una extraña mezcla de antinomias lógicas. ¿Cómo puede alguien ser un presuposicionalista y aun creer que existen pruebas para la existencia de Dios? ¿Cómo puede alguien estar en el campo ortodoxo del cristianismo y mantener que el Dios de la Escritura es una persona como tres personas? ¿Cómo alguien puede leer y entender las Escrituras, si hay tantas contradicciones humanamente insolubles en ellas? ¿Cómo alguien puede apoyar la fe cristiana y, al mismo tiempo respaldar una forma de irracionalismo? La respuesta a todas mis preguntas era simples: nadie puede. Y nadie tuvo que hacerlo. Fue Clark, a través de Talbot, quien reseñó eso.

Más no sólo era Clark quien había visto los errores de las enseñanzas de Van Til. El Dr. Robert Reymond1 y el Dr. Ronald Nash2 también reconocieron el irracionalismo de Van Til. Y fue el discípulo de Clark, el Dr. John Robbins, quien nos dio la crítica más completa de Vantilianismo hasta hoy.3 En opinión de este escritor, una lectura honesta del libro de Robbins, seguido de un estudio serio de las dos obras de Van Til como de Clark, convencerán al lector de que el Vantilianismo es un error. Sin embargo, hay unos pocos, que están dispuestos a estudiar el tema en serio. Ellos ya han decidido, y su actitud parece ser: “No me confunda con los hechos. “

 

PRESUPOSICIONALISMO

¿Dónde es que Van Til se desvió? Usando el libro de Robbins como guía, empezare con la visión de Van Til de la apologética presuposicional. El Presuposicionalismo, por definición, excluye el uso de pruebas para la existencia de Dios. Sin embargo, no con el Dr. Van Til. Aquí hay de hecho una paradoja: El Dr. Van Til, quien a menudo es elogiado

[1]Preach the Word! (Edinburgh: Rutherford House, 1988), 16-35.

2 The Word of God and the Mind of Man (Grand Rapids: Zondervan, 1982), 99-101.3Cornelius Van Til: The Man and the Myth (The Trinity Foundation, 1986).

como el “Sr. Presuposicionalista “no es un presuposiciónalista .

Por ejemplo, el escribe:

Los hombres deben raciocinar analógicamente a partir de la naturaleza hasta el Dios de la naturaleza. Los hombres deben por lo tanto, utilizar el argumento cosmológico, analógicamente para entonces concluir que Dios es el creador de este Universo… Los hombres deben usar también el argumento ontológico analógicamente… los argumentos para la existencia de Dios y para la verdad del cristianismo son objetivamente válidos. No debemos menospreciar la validez de este argumento para el nivel de probabilidad. El argumento puede ser pobremente declarado, y nunca puede ser adecuadamente declarado. Mas en sí el argumento es absolutamente valido… Por lo tanto, existe una prueba absolutamente cierta para la existencia de Dios y la verdad del teísmo cristiano (13).4

Estas declaraciones suenan como Tomismo.

Al mismo tiempo, con su habilidad para el razonamiento dialéctico, Van Til rechaza las pruebas de la existencia de Dios: “Ciertamente, los creyentes Reformados no buscan demostrar la existencia de su Dios. Tratar de probar o refutar la existencia de Dios, seria buscar negarlo… Un Dios cuya existencia es probada no es el Dios de las Escrituras” (14). Más este es el mismo Dios, cuya existencia el Dr. Van Til también nos dijo que puede ser probado.

La Trinidad

Como la disposición de la Confesión de Fe Wesminster indica, además de la doctrina de la Escritura (1 CFW), la doctrina mas fundamental del Cristianismo es la de la Trinidad (CFW 2). La ortodoxia mantiene, como se muestra con tanta claridad por la confesión, que “en la unidad de la Divinidad hay tres personas de una misma substancia, poder y eternidad – Dios Padre, Dios Hijo y Dios el Espíritu Santo” (2:3).

Él Dr. Van Til objeta. El escribe:

Nosotros afirmamos que Dios, es decir , toda la Trinidad , es una persona … Nosotros debemos creer que Dios es numéricamente uno, Él es una persona … nosotros hablamos de Dios como una persona ; Sin embargo , hablamos también de tres personas en la Deidad … Dios es un ser uno- consciente , y sin embargo, él también es un ser tri – consciente … La obra atribuida a cualquier de una  de las personas es la obra de una persona absoluta. Nosotros afirmamos que Dios, esto es, toda la Deidad, es una persona… nosotros debemos sustentar, por lo tanto, que el ser de Dios tiene una identidad numérica absoluta. E incluso dentro de la Trinidad ontológica debemos mantener que Dios es numéricamente uno. Él es una persona (18-19).

Por desgracia, esta peculiar enseñanza se ha extendido. John Frame, un discípulo de Van Til y profesor de apologética en Westminster Theological Seminary, también dice: ” La Escritura…se refiere a Dios como una persona “ (20). Hablando de la Trinidad, el Vantiliano Gary North escribe: “Nosotros no estamos tratando con un ser uniforme; estamos tratando con personas que constituyen una persona”.5

David Chilton , otro seguidor de Van Til, escribió: “La doctrina de la Trinidad es aquella que hay un Dios ( una persona ), que es tres Personas distintas – Padre, Hijo y Espíritu Santo – y que cada una de aquellas personas es el propio Dios . No hay tres Dioses – Solamente uno, aquellas tres Personas no son formas o modos diferentes de Dios conocido por nosotros, ni deben ser confundidos uno con los otros; ellos son tres personas distintas. Cornelius Van Til dice esto es tan claramente que cualquiera podía ver... “.6

Uno de los discípulos más creativos e imaginativos de Van Til, James Jordan, añade otra deformación: Mientras que Van Til, Frame y North declararán que Dios es una persona y tres personas , Jordan añade tri-teísmo. Él escribe: ” En primer lugar, Dios es Uno y Tres en esencia. El Padre y el Hijo son Uno; el Padre y el Espíritu son uno; el Hijo y el Espíritu son uno; y los tres son uno. Esto es un misterio, y es una realidad ontológica o metafísica. Más, en segundo lugar, el Padre, el Hijo y el Espíritu son cada una de ellas personas, y existen en Sociedad. Hay relaciones entre ellos”.

El uno y tres esencias de Jordan es otra desviación de la ortodoxia cristiana, y la noción es a la vez bíblicamente y lógicamente falaz como decir que Dios es una persona y tres personas.

Ahora, es simplemente pueril argumentar, como han hecho algunos, que estas no son más que “contradicciones aparentes”. Estas son contradicciones irreconciliables. Es una violación de la ley de la contradicción decir que Dios es una persona y tres personas, o una esencia y tres esencias, al mismo tiempo y en el mismo sentido. Más eso es precisamente lo que Van Til enseñó y lo que muchos de sus discípulos están enseñando. Es una alquimia extraña 1 = 3 y 3 = 1.

 

[1] Las citas utilizadas en este artículo fueron tomadas del libro de Robbins, donde también se puede encontrar el título y el número de la página de las declaraciones Van Til. Así como pude determinar, que Robbins citó a Van Til con exactitud. Curiosamente, cuando se presente por primera vez su libro a algunos de mis amigos Vantilianos, ellos me aseguraron que si yo examinase minuciosamente diferentes fuentes, encontraría que Robbins citó Van Til injustamente. Yo lo hice, y Robbins no cito con la injusticia.

LA BIBLIA

El Dr. Van Til es bien conocido por su afirmación de que la Biblia está llena de paradojas lógicas, contradicciones aparentes o antinomias. De hecho, el afirma que ” toda la enseñanza de la Escritura es aparentemente contradictoria ” (25). Esto se debe, en primer lugar, a su actitud para con la lógica. Mientras que los teólogos de Westminster tenían un alto concepto de la lógica, Van Til no. La confesión, por ejemplo, declara que ” El consejo completo de Dios tocante a todas las cosas necesarias para su propia gloria y para la salvación, fe y vida del hombre, está expresamente expuesto en las Escrituras, o se puede deducir de ellas ” (1:6). La lógica, dice la Confesión, es una herramienta necesaria para ser utilizada en el estudio y la exposición de la Palabra de Dios.

Van Til, por el contrario, casi siempre habla de la lógica (no del mal uso de la lógica, sino de la lógica misma) de una manera despectiva. Por ejemplo, el habla de ” logicismo ” y ” categorías estáticas de la lógica. ” Y con referencia a la declaración de la confesión antes citada, Van Til dice: ” Esta

[1] Gary North, UnconditionalSurrender: God’sProgram for Victory (Tyler: Geneva Press, 1983), 18.

2 David Chilton, The Days of Vengeance (Ft. Worth: Dominion Press, 1987), 58.

3 James B. Jordan, BiblicalHorizons, No. 46, February 1993, 2.

declaración no debe ser utilizado como una justificación para la exégesis deductiva ” ( 24-25). Mas la exégesis deductiva es exactamente lo que los teólogos de Westminster estaban avalando.

En un capítulo titulado ” “The Religious Revolt Against Togic” “[La rebelión religiosa contra la lógica], Ronald Nash escribe: “Una vez le pregunté a Van Til, si cuando algunos seres humanos saben que 1 más 1 es igual a 2, si ese conocimiento del ser humano era idéntico al conocimiento de Dios. La pregunta, pensé que era bastante inocente. La única respuesta de Van Til fue sonreír, encogerse de hombros y declarar que la cuestión era inadecuada, y que no tenía respuesta. Él no tenía respuesta porque cualquier respuesta propuesta supondría lo que era imposible para Van Til, a saber, que leyes como las que se encuentran en las matemáticas y la lógica se aplican más allá de la frontera [Dooyeweerdiana] ” (100) . En otras palabras, Van Til, como Herman Dooyeweerd, suponen que las leyes de la lógica eran creadas.

Es cierto que en algunos lugares Van Til implica que la lógica no fue creada.8 mas en otros lugares, él dice lo contrario, es decir, que la lógica fue creada.9 Y la diferencia no se explica diciendo que Van Til ha cambiado sus puntos de vista; que habría sido excelente. Más bien, esta es parte de la paradoja Vantiliana.

El Vantiliano Richard Pratt es de la misma opinión: ” Debido a que la lógica es una parte de la creación, ella tiene limitaciones… El Cristianismo es en puntos razonable y lógico, mas la lógica encuentra el fina de su habilidad cuando llega a cuestiones tales como la encarnación de Cristo y la doctrina de la Trinidad”10. Aparentemente, las doctrinas de la Encarnación y de la Trinidad, al menos, las doctrinas cristianas básicas son ilógicas. Edwin H. Palmer cree que ellas lo son. Con respecto a la doctrina de la soberanía de Dios y la responsabilidad del hombre, Palmer escribe en su libro, Los Cinco Puntos del Calvinismo: “A diferencia de estos puntos de vista humanístico,… el calvinista acepta ambos lados de la antinomia. Él se da cuenta de que lo que él defiende es ridículo, y el Calvinista libremente admite que su posición es ilógica, ridícula, absurda y tonta “(85).

Ciertamente, si Van Til y Pratt están correctos en sus afirmaciones de que la lógica es creada, entonces Dios no podría pensar lógicamente; ni podía El habernos dado una revelación racional.

Gracias a Dios que no son ciertas. Como Clark señaló en repetidas ocasiones en sus escritos, las leyes de la lógica son la manera de pensar de Dios, y él nos dio una revelación racional por la cual vivir. De hecho, Clark dijo, Jesús se llama a sí mismo logos (palabra de la cual obtenemos la palabra “lógica) de Dios en Juan 1. Él es la lógica de encarnada, y si vamos a pensar en una manera que agrada a Dios, debemos pensar como Cristo, lógicamente.11

Con su visión defectuosa de la lógica, no es de extrañar que Van Til creyera que la Biblia está llena de “contradicciones aparentes“. La Biblia dice que Dios no es el autor de confusión (1 Corintios 14:33), pero Van Til dice que ” toda la enseñanza de la Escritura es aparentemente contradictoria” (25). La Confesión de Westminster (1:5) habla de la ” armonía de todas las partes” de la Escritura, mas Van Til sostiene que ” dado que Dios no es plenamente comprensible para nosotros, estamos obligados a heredar lo que parece ser una contradicción en todo nuestro conocimiento ” (26). Van Til y sus discípulos se deleitan con la idea de que la Biblia está llena de paradojas lógicas (es decir, irreconciliables). Él escribe: “Mientras evitamos como un veneno la idea de realmente contradictorio, abrazamos con pasión la idea de la aparentemente contradictorio” (26). La dificultad es que Van Til no nos da ninguna prueba por la cual podemos distinguir entre una contradicción real y aparente.

En su defensa de un Cristianismo racional, Robert Reymond argumenta en contra del concepto de Van Til de la paradoja bíblica: ” Si tal es el caso [de que todas las verdades Cristianas son en última instancia paradójicas], [entonces]… ella condena desde el principio como tonto asta incluso el intento de una teología sistemática [ordenada]… ya que es imposible reducir a un sistema paradójico irreconciliable, que con firmeza resisten a todos los intentos de una sistematización armoniosa ” (29). En otras palabras, si la visión de Van Til de la Escritura es llevada a su conclusión lógica, no podría haber ningún sistema de verdad bíblica.

En realidad, hay partes de las Escrituras que son ” difíciles de entender ” (2 Pedro 3:16), mas no hay ninguna imposible de entender. Tal “revelación ” no sería una revelación de forma alguna. Gordon Clark, quien argumentó con decisión contra la confusión expuesta por Van Til, define una paradoja como “una calambre – muscular entre las orejas que se puede eliminar por medio de masaje racional”.12

La raíz del problema aquí es la creencia de Van Til de que todo el conocimiento humano es (y solamente puede ser) analógico al conocimiento de Dios. Van Til escribe: “Nuestro conocimiento es analógico y por lo tanto debe ser paradójico” (26). Reymond escribe que ” lo que esto significa para Van Til es el rechazo expreso de cualquier coincidencia cualitativa entre los contenidos de la mente de Dios y el contenido de la mente del hombre” (20). Reymond esta en la verdad. Y esto es un error fatal.

Clark, sin embargo, corrige el error: ” Para evitar este irracionalismo… debemos insistir en que la verdad es la misma para Dios y para el hombre. Naturalmente, no podemos conocer la verdad sobre algunos asuntos. Más si sabemos algo de alguna forma, lo que sabemos debe ser idéntico a lo que Dios sabe. Dios conoce toda la verdad, y al menos que conozcamos algo de lo que Dio conoce, nuestras ideas son falsas. Es absolutamente esencial, por tanto, insistir en que hay una zona de coincidencia entre el pensamiento de Dios y nuestra mente. Un ejemplo, tan bueno como cualquier otro, es… [Que] David, fue rey de Israel “.13

Clark, no eta negando que haya una diferencia de grado entre el conocimiento de Dios y nuestro conocimiento – es decir, Dios siempre sabe más de lo que el hombre conoce. Lo que él está negando es la afirmación de Van Til de que no existe ningún punto en el cual nuestro conocimiento es el conocimiento de Dios. Es decir, debe haber un punto inequívoco donde la verdad en la mente del hombre coincide con la verdad en la mente de Dios. (La diferencia del conocimiento, entonces, es una cuestión de grado, no de tipo). Sin este punto unívoco14, el hombre nunca podría saber la verdad.

Los hombres no podrían, para usar una frase del propio Van

1[1] Gordon H. Clark, The Johannine Logos (The Trinity Foundation, 1989 [1972]).

[1]2 Gordon H. Clark, The Atonement (The Trinity Foundation, 1987), 32. Para mas sobre el assunto de paradoja lógica, vea mi articulo, “Does the Bible Contain Paradox?” The Trinity Review, Número 76, Novembro/Dezembro 1990.

Til, “pensar los pensamientos de Dios conforme él” a menos que el conocimiento de Dios y el conocimiento posible al hombre coincidan en algún punto. La Visión defectuosa de Van Til del conocimiento humano analógico implica escepticismo. El propio Van Til escribió:

Es precisamente porque ellos [los colegas y seguidores de Van Til] están preocupados en defender la doctrina cristiana de la revelación como algo básico en toda la predicación humana inteligible, que ellos se niegan a hacer cualquier intento de ” declarar claramente” cualquier doctrina cristiana, o la relación de una doctrina Cristiana con cualquier otra doctrina Cristiana. Ellos no tratan de “solucionar” las “paradojas” envueltas en la relación de Dios independientes para con las criaturas dependientes (27-28).

John Frame esta e acuerdo con Van Til. Frame parece defender el punto de vista de Van Til del lenguaje analógico, al proponer su abordaje “multi- perspectiva” de teología. Frame señala que ” la Escritura, por buenas razones de Dios, es a menudo turbia. ” Tal vez Frame tiene las parábolas en mente. Más él continúa para trazar una inferencia válida. “Por lo tanto “, el concluye en una obvia non sequitur5, “no hay como escapar de la imprecisión en la teología, credo o suscripción sin dejar de lado la Escritura como criterio último”. Frame, al igual que el resto de la escuela Vantiliana está muy preocupado en abolir la precisión en el pensamiento a favor de imprecisión.

“la Escritura “,dice Frame “no exige una precisión absoluta de nosotros, una precisión imposible para criaturasDe hecho, la Escritura reconoce que debido a la comunicación, la imprecisión es a menudo preferible a la precisión … Tampoco es la teología un intento de declarar la verdad sin ninguna influencia subjetiva sobre la formulación “.15 alguien puede preguntar cómo esta imprecisión, en lugar de la precisión, en la teología, o cualquier otra cosa que se relacione, es buena – una pregunta lógica. Ah, pero hay la disculpa. Es una pregunta lógica.

Aparentemente los Vantilianos se olvidaron de la doctrina reformada de la claridad de la Escritura. La Confesión de Westminster lo expresa de esta manera: ” Las cosas contenidas en las Escrituras, no todas son igualmente claras ni se entienden con la misma facilidad por todos; (1) sin embargo, las cosas que necesariamente deben saberse, creerse y guardarse para conseguir la salvación, se proponen y declaran en uno u otro lugar de las Escrituras, de tal manera que no solo los eruditos, sino aun los que no lo son,

[1]3Gordon H. Clark, The Philosophy of Gordon H. Clark, editado por Ronald H. Nash (Philadelphia: Presbyterian and Reformed, 1968), 76-77.

[1]2 Nota do tradutor: Se dice de la palabra, concepto o atributo que se aplica a sujetos diversos de maneira absolutamente idêntica (Novo Dicionário Eletrônico Aurélio).

[1]5 The Doctrine of the Knowledge of God (Phillipsburg: Presbyterian and Reformed, 1987), 226, 307. Para

pueden adquirir un conocimiento suficiente de tales cosas por el debido uso de los medios ordinarios.  “(1:7).David nos asegura claramente que ” El mandamiento del SEÑOR es claro: da luz a los ojos ” (Salmo 19:8). Cristo está claramente preocupado de que su iglesia, preste atención a los detalles meticulosos de la Palabra de Dios (Mateo 5:17-20); Pedro nos dice claramente que a medida que estudiamos la “palabra profética ” es como una luz que alumbra en lugar oscuro, brillando más y más “, hasta que despunte el día y salga el lucero de la mañana en sus corazones. ” ( 2 Pedro 1:19) ; y Juan escribe claramente : ” Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero. ” (1 Juan 5:20); pero los profesores Van Til y Frame están contentos con la incertidumbre y la imprecisión. Y lo que es peor, parece que Van Til y Frame no sólo afirman que hay partes de la Escritura que son irracionales, mas ellos las defienden como apropiadamente irracionales.

El Dr. Robbins ha declarado correctamente que ” no hay amenaza mayor que enfrenta la iglesia cristiana a finales del siglo XX que el irracionalismo que ahora controla toda nuestra cultura… El hedonismo y el humanismo secular no deben ser tan temidos como la creencia de que la lógica “la simple lógica humana”, es una herramienta no confiable para el entendimiento de la Biblia… los seminarios más conservadores ya han sido o están siendo víctimas del

irracionalismo y la herejía en forma de Vantilianismo … Los Ministros han sido enseñado que irracionalismo es  cristianismo . Aquellos teólogos que han aceptado las opiniónes de Van Til creen que el cristianismo es irracional ” ( 39 ) .

CONCLUSIÓN

Cornelius Van Til ha sido ensalzado como un hombre cuyas ideas ” están transformando las vidas y en el mundo “; él es” indudablemente, el mayor defensor de la fe cristiana en nuestro siglo”; su “contribución a la teología es prácticamente de dimensiones Copérnicas “; él es ” un pensador de enorme poder, que combina la ortodoxia incuestionable con asombrosa originalidad “; es ” quizás el pensador cristiano más importante del siglo XX ” (1-2).

Sin embargo, cuando alguien examina las Escrituras para ver si las enseñanzas distintivas de Van Til son ciertas (Hechos

Para aprender más sobre el pensamiento erróneo de Frame, véase John W. Robbins, “Una perspectiva cristiana deJohn Frame,” The Trinity Review, Número 93, noviembre de 1992. Para un excelente análisis del enfoque de Frame Escritura, ver Mark W. Karlberg , “On the Theological Correlation of Divine and Human Language: A Review Article,” Journal of the Evangelical Theological Society, March 1989, 99-105..

17:11), con demasiada frecuencia descubre que no lo son.

Peor aún, como hemos visto, algunas de ellas son peligrosamente equivocadas. Los pensamientos de Van Til pueden ser “originales”, mas es la verdad y no la originalidad que debe caracterizar a la teología cristiana.

Yo de ninguna manera trató de distorsionar o tergiversar las enseñanzas de Cornelius Van Til. (Ni la piedad de este hombre está siendo cuestionada.) Cada lector debe juzgar por sí mismo la exactitud de las declaraciones hechas en este documento, y sus implicaciones necesarias. Lea el libro de Robbins, como yo lo hice, y verifique las referencias; lea los libros de Clark también; entonces juzgue.

Si este ensayo ofende a alguien, lo siento. Pero es más importante que la verdad sea echa conocida, aun cuando los sentimientos sean heridos. ¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, por deciros la verdad? (Gálatas 4:16). Yo no soy un Vantiliano porque Vantialianismo no es la verdad. Es un cuerpo de pensamiento que milita en contra de la verdad; él no la apoya.

Robbins dice, muy bien: ” Volvámonos del Vantilianismo y “abrasemos con pasión los ideales Escrituristicos de claridad tanto en pensamiento y expresión; reconozcamos, con Cristo y la Asamblea de Westminster, el carácter indispensable de la lógica; creamos y enseñemos, como Agustín y Atanasio,

la doctrina ortodoxa de la Trinidad ; y defendamos la consistencia y la inteligibilidad de la Biblia. Entonces, y solamente entonces, el cristianismo tendrá un futuro brillante y glorioso en América y en toda la tierra “(40).

 

Traducido por: Raul Loyola Román

 

 15 Nota del traductor: Un argumento non sequitur. Es una falacia en la cual la conclusión no se deduce (no se sigue) de las premisas