Archivos para la categoría: Filosofia

 

DESCARGUE  :   QUÉ ES LA´FILOSOFIA CRISTIANA

 

 

 

PORTADA- FILOSIA CRIST

 

 

 

 ¿QUÉ ES LA

FILOSOFÍA CRISTIANA?

John W. Robbins

Traducción: Raul Loyola Roman

 

La Biblia en sus 66 libros, contiene un sistema de pensamiento completo. Pablo nos dice que en Cristo “están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.” (Colosenses 2:3) y que “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (2 Timoteo 3:16-17). La Biblia nos dice cómo podemos conocer la verdad, que es la realidad, como debemos pensar y actuar, e incluso, que deberían hacer nuestros gobernantes. Los filósofos usualmente llaman a estos estudios:

 

(1)epistemología: la teoría delconocimiento;

(2) metafísica: la teoría de la realidad;

(3) ética: teoría de la conducta; y

(4) política: la teoría del gobierno.

La primea de ellas, la epistemología, es la más importante, por ello la más fundamental.

 

CONOCIMIENTO: LA BIBLIA DICE ASÍ

El cristianismo sostiene que el conocimiento es revelado por Dios. El cristianismo es una verdad proposicional revelada por Dios, proposiciones que han sido escritas en los 66 libros de la Biblia.

La revelación divina es el punto de partida del cristianismo, su axioma. El axioma, el principio básico, del cristianismo es este “Solo la Biblia es la Palabra de Dios.”

Un axioma, por definición, es un comienzo. Nada viene antes de él; es un principio básico. Todo hombre y toda filosofía tiene axiomas; todos ellos deben comenzar su pensamiento en alguna parte. Es imposible probar todo. Demandar prueba para todo es una demanda irracional. El cristianismo comienza con los 66 libros de la Biblia, el conocimiento – la verdad – es un regalo de Dios.

La verdad es un regalo que Dios por gracia revela al hombre; no es algo que el hombre pueda descubrir por su propio poder. Tal como el hombre no puede obtener salvación por su propio poder, sino que es salvado por gracia divina, así no puede obtener conocimiento por su propio poder sino que recibe el conocimiento como un regalo de Dios. El hombre no puede hacer nada separado de la voluntad de Dios, y el hombre no puede conocer nada separado de la revelación de Dios.

Eso no significa que nosotros sólo podamos conocer las afirmaciones que de hecho están en la Biblia. Nosotros también podemos conocer sus implicaciones lógicas. La Confesión de Fe de Westminster dice:

“La autoridad de la Biblia, por la cual debe ser creída y obedecida, no depende del testimonio de ningún ser humano, o iglesia, sino enteramente de Dios (quien es verdad en sí mismo), el autor de la Biblia, por lo tanto debe ser recibida porque es la Palabra de Dios…

La totalidad del Consejo de Dios concerniente a todas las cosas necesarias para su propia gloria y para la fe, vida y salvación del ser humano, está expresamente expuesto en la Biblia, o por buena y necesaria consecuencia puede deducirse de la Biblia, a la cual nada debe añadirse en ningún tiempo ya sea por nuevas revelaciones del Espíritu o por las tradiciones humanas.”

Fíjese en las palabras de la Confesión: “Todo el consejo de Dios” está expresamente escrito en la Escritura o puede ser deducido de ella. Todo lo que necesitamos para la fe y la vida se encuentra en las proposiciones de la Biblia, sea explícita como implícitamente. Nada se debe añadir a la revelación. Sólo deducciones lógicas de la Escritura están permitidas.

LÓGICA

Los principios de la lógica – razonar por buena y necesaria consecuencia – están contenidos en la Biblia misma. Cada palabra de la Biblia, como Bereshith (“En el principio”) en Génesis 1:1 hasta Amén en Apocalipsis 22:21, ejemplifican la ley fundamental de la lógica, la ley de la no contradicción. “En el principio” significa en el principio, no cian años antes ni un segundo después del principio. “Amén” expresa confirmación, no rechazo. Cuando Dios dio su nombre a Moisés, “Yo soy el que soy” estaba estableciendo la ley lógica de la identidad. Las leyes de la lógica están contenidas en cada palabra de la Escritura. El razonamiento deductivo es la principal herramienta para entender la Biblia.

La Biblia es nuestra única fuente de verdad

Ni la ciencia, ni la historia, ni la arqueología, ni la filosofía pueden

Proporcionarnos verdad. Un Cristiano debe tomar en serio la advertencia de Pablo a los Colosenses “Colosenses 2:8-10 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en él…”

 

SALVACIÓN: CREE EN EL SEÑOR JESUCRISTO

La doctrina de la salvación es una rama de la doctrina del conocimiento. La doctrina de la salvación no es una rama de la metafísica, ya que el hombre no es hecho un dios cuando es salvado; el hombre salvado, incluso en la perfección del cielo, permanece como una criatura temporal y limitada. Solo Dios es eterno; solo Dios es omnisciente; solo Dios es omnipresente.

La doctrina de la salvación no es una rama

de la ética, ya que el hombre no es salvado por sus buenas obras. Somos salvados a pesar de nuestras obras, no debido a ellas.

La doctrina de la salvación no es una rama de la política, ya que la noción de que la salvación, tanto temporal como eterna, puede ser lograda por medios políticos es una ilusión. Intentar traer el cielo a la tierra no ha conseguido más que sangre y muerte.

La salvación es solo por fe. Fe es creer la verdad revelada por Dios. Fe, el acto de creer, es en si mismo un regalo de Dios. “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”

Pedro dice que hemos recibido todo lo que necesitamos para la vida y la piedad a través del conocimiento. Santiago dice que somos regenerados por medio de la palabra de verdad. Pablo dice que somos justificados por creer la verdad. Cristo dice que somos santificados por la verdad.

Así como somos regenerados por medio de la verdad, y justificados por creer en la verdad, somos santificados a través de la verdad.

CIENCIA: EN ÉL VIVIMOS

Aquellos que ponen su confianza en la ciencia como la clave para entender el universo están en dificultades por el hecho de que la ciencia nunca descubre la verdad. Si la Biblia es la fuente de toda verdad entonces la ciencia no puede descubrirla.

Uno de los problemas insolubles del método científico es la falacia de la inducción; inducción, de hecho, es un problema para todas las formas de empirismo (aprender por medio de la experiencia). El problema es simplemente este: La inducción, argumentar de lo particular a lo general, es siempre una falacia lógica. No importa cuántos cuervos, por ejemplo, que tú observes sean negros, la conclusión de que todos los cuervos son negros nunca está garantizada. La razón es simple: Incluso asumiendo que tienes buena vista, que no tienes problemas para confundir colores, y que de hecho estás viendo cuervos, tú no has, y nunca podrás, visto todos los cuervos. Millones de ellos ya murieron. Millones más están en el lado opuesto del mundo. Millones saldrán de su huevo después que tú mueras. La inducción siempre es una falacia.

Hay otra falacia fatal en la ciencia: la falacia de afirmar el consecuente. El filósofo ateo lo escribió de la siguiente manera:

“Todos los argumentos inductivos en última instancia se reducen a la siguiente forma: “Si esto es cierto, aquello es cierto: aquello es cierto, por tanto esto es cierto.”

Este argumento es, por supuesto, formalmente falaz. Supongamos que yo diga:

“Si un pan es una piedra y las piedras son alimenticias, entonces este pan me alimentará; vemos que este pan sí me alimenta; por tanto, es una piedra, y las piedras son alimenticias.” Si yo fuera a producir un argumento como este,

ciertamente se me pensará como un tonto, y sin embargo no sería fundamentalmente diferente que el argumento sobre el cual todas las leyes científicas están basadas.”

Al reconocer que la inducción es siempre falaz, los filósofos de la ciencia del siglo XX, en un esfuerzo para defender la ciencia, desarrollaron la noción de que la ciencia no depende de la inducción. En lugar de eso, consiste de conjeturas, experimentos para probar dichas conjeturas, y refutación de conjeturas. Pero en su intento de salvar la ciencia de la desgracia lógica, los filósofos de la ciencia abandonaron cualquier afirmación de conocimiento: Ciencia es sólo conjeturas y refutación de conjeturas. Karl Popper, uno de los grandes filósofos de la ciencia del S. XX, escribió:

Primero, aunque en ciencia demos lo mejor de nosotros para encontrar la verdad, somos consientes del hecho de que nunca podremos estar seguro de que la tenemos… Sabemos que nuestras teorías científicas siempre se quedan en hipótesis… En la

ciencia no hay conocimiento, en el sentido en que Platón y Aristóteles comprendieron el término, en el sentido que implica finalización; en la ciencia jamás tenemos suficientes razones para la creencia de que hemos alcanzado la verdad… Einstein declaró que su teoría era falsa: él dijo que ella podría ser una mejor aproximación a la verdad que la de Newton, pero él dio razones él no podría, incluso si todas las predicciones se cumpliesen, llamarla una teoría verdadera… Nuestros intentos de ver y encontrar la verdad no son finales sino posibles de ser mejorados:… nuestro conocimiento, nuestra doctrina es conjetural;… consiste en adivinanzas, en hipótesis más que en verdades finales o ciertas.

La observación y la ciencia no nos pueden proveer de verdades acerca del universo, menos verdades acerca de Dios. La cosmovisión secular, que comienza por negar a Dios y su revelación, no nos puede proveer conocimiento en absoluto.

ÉTICA: DEBEMOS OBEDECER A DIOS MÁS QUE AL HOMBRE

La Biblia enseña que la distinción entre bueno y malo depende completamente en el mandato de Dios. No hay ley natural haga a las acciones buenas o malas, y la materia de bueno y malo ciertamente no puede ser decidido por el voto de la mayoría. En palabras del Catecismo Menor de Westminster, “El pecado es la falta de conformidad con la ley de Dios o la trasgresión de ella.” Donde no hay ley de Dios no existe lo bueno o lo malo.

Esto puede ser visto muy bien en el mandato de Dios a Adán de no comer la fruta del árbol del conocimiento del bien y el mal. Sólo el mandato de Dios puede hacer que comer una fruta sea pecado. También se puede ver esto en el mandato a Abraham de sacrificar a Isaac. El sólo mandato de Dios hace bueno al sacrificio, y Abraham tenía que obedecer. Tan extraño como eso puede sonar a los oídos de hoy, acostumbrados a oír del derecho a la vida, el derecho a la

salud, el derecho a elegir, que la Biblia diga que el bien o mal natural no existe: Sólo el mandato de Dios puede hacer que una cosa sea buena y otra sea mala. En el Antiguo Testamento, era un pecado para los judíos comer cerdo. Hoy, podemos disfrutar de tocino con huevo en el desayuno. Lo que hace que asesinar a un hombre y comer cerdo sea bueno o malo no es alguna cualidad inherente en el hombre o el cerdo, sino el mandato divino en sí mismo.

 

DERECHOS HUMANOS

Si tenemos derechos porque somos hombres – si nuestros derechos son naturales e inalienables – entonces Dios mismo tendría que respetarlos. Pero Dios es soberano. Él es libre de hacer con sus criaturas lo que Él quiera. Entonces no tenemos derechos naturales. Eso es bueno, ya que los derechos naturales e inalienables son lógicamente incompatibles con el castigo de cualquier tipo. Las multas, por ejemplo, violan el inalienable derecho a propiedad. El castigo en prisión viola el inalienable derecho a libertad. La ejecución viola el inalienable derecho a la vida. La teoría del derecho natural es lógicamente incoherente en sus bases. Los derechos naturales son lógicamente incompatibles con la justicia. La idea Bíblica no es de derechos naturales sino de derechos imputados. Sólo derechos imputados, que no son derechos intrínsecos – derechos naturales e inalienables – son compatibles con libertad y justicia. Esos derechos son imputados por Dios.

Todo intento por basar la ética en alguna base que no sea la Biblia falla. La ley natural es un fracaso porque el “deber” no se pueden derivar del “ser.” En un lenguaje más formal, la conclusión de un argumento no puede términos que no se encuentren en sus premisas. Los defensores de la ley natural, quienes comienzas sus argumentos declaraciones sobre el hombre y el universo, declaraciones en la forma indicativa, no pueden terminar sus argumentos con declaraciones en la forma

La mayor teoría ética que compite con la teoría de la ley natural hoy es el utilitarismo. El utilitarismo nos dice que la acción moral es una que resulta en el mayor bien para el mayor número. Nos provee un elaborado método para calcular los efectos de las elecciones. Desafortunadamente, el utilitarismo también falla, ya que no solo comete la falacia naturalista de los defensores de la ley natural, sino que también requiere un cálculo que no puede ser ejecutado. No podemos saber cuál es el mayor buen para el mayor número.

La única base lógica para la ética son los mandamientos revelados por Dios. Ellos no nos proveen solo la distinción básica entre bueno y malo, sino que detalladas instrucciones y ejemplos prácticos de bien y mal. Ellos nos asisten a vivir la vida diariamente. Los intentos seculares por proveer un sistema ético falla campos.

 

POLÍTICA: PROCLAMAR LIBERTAD A TRAVÉS DEL MUNDO

La filosofía política cristiana está fuertemente fundada en la revelación divina, no en la ley natural, ni en el voto de la mayoría, ni en el ejercicio de la fuerza.

El intento de basar una teoría de gobierno en axiomas seculares resulta tanto en la anarquía como en el totalitarismo. Sólo el cristianismo, que pone el legítimo poder del gobierno en la delegación de poder por Dios, evita a los males hermanos de la anarquía y el totalitarismo.

El gobierno tiene un rol legítimo en la sociedad: castigar a los que hacen el mal, como Pablo afirma en Romanos 13. Esa es la única función del gobierno que Pablo menciona. La educación, la asistencia social, las viviendas, caminos, jubilaciones, cuidados médicos, o cualquier otro programa en el que los gobierno están hoy incluidos son ilegítimos.

El hecho de que el gobierno esté envuelto

en esas actividades es la razón primaria por la cual el gobierno no hace bien su propio trabajo: la tasa de criminalidad está subiendo y el sistema de justicia criminal es una creciente amenaza para la gente libre. Los inocentes son castigados y los culpables permanecen sin castigo

La Biblia enseña un claro rol limitado para el gobierno. El objetivo bíblico no es que haya una burocracia ejercida por cristianos, sino que no haya burocracia. No debería haber un departamento cristiano de educación, no un departamento cristiano de vivienda, ni uno de agricultura cristiana – simplemente porque no debería haber departamentos de educación, vivienda y agricultura. No necesitamos y debemos oponernos a una oficina cristiana de alcohol, tabaco y bomberos o un servicio de impuestos internos cristiano.

Algunos llamados cristianos están comprometidos en un deseo de poder político que transforma sus actividades casi indistinguibles de las actividades de

los evangelistas sociales a principios y mitad del siglo veinte. Este tipo de acciones políticas no tiene nada que ver con la Escritura.

 

EL SISTEMA FILOSÓFICO

Cada una de las partes de este sistema filosófico – epistemología (conocimiento), soteriología (salvación), metafísica (realidad), ética (conducta) y política (gobierno) – es importante, y las ideas ganan fuerza al estar ordenadas en un sistema lógico. En tal sistema, donde las proposiciones son lógicamente dependientes y lógicamente implican otras proposiciones, cada parte refuerza mutuamente a las otras.

Juntas hacen un fuerte inexpugnable que puede sostenerse y derrotar lo que cualquier otra filosofía y religión pueda decir. Históricamente – aunque no en este siglo decadente – los cristianos han sido criticados por ser “muy lógicos.” La crítica

es tonta. Si somos transformados por medio de la renovación de nuestras mentes, si somos para llevar todos nuestros pensamientos a conformidad con Cristo, debemos aprender a pensar como Cristo lo hace, lógica y sistemáticamente.

El cristianismo es un sistema filosófico completo que procede de una rigurosa deducción desde un axioma a cientos de teoremas. Es una completa visión de las cosas que trabaja junta. Se encuentra con todas las filosofías no cristianas en cada campo del compromiso intelectual. Ofrece una teoría del conocimiento, un camino al cielo, una refutación a la ciencia, una teoría del mundo, un coherente y práctico sistema de ética y los principios requeridos para la libertad y justicia política.

Es nuestra esperanza y oración que el cristianismo conquiste el mundo en el próximo siglo. Si esto no pasa, si la iglesia continúa cayendo en confusión y falta de fe, al menos algunos cristianos podrán refugiarse en la impenetrable fortaleza intelectual que Dios nos ha dado en su Palabra.

 

 

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman

 

Anuncios

EL PREDICADOR HABLA FILOSOFIA pdf   DESCARGAR !!!

kkk

Copyright © 2009 por Vincent Cheung. Todos los derechos reservados.

PO Box 15662 , Boston, MA 02215 , EE.UU.

Todas las citas bíblicas son de la Nueva Versión Internacional ( NVI) ,

 

 EL PREDICADOR HABLA FILOSOFÍA

 Vincent Cheung

 

Traducción: RAUL LOYOLA ROMÁN

El predicador habla a una multitud, y dice: ” Jesús el Logos, la Palabra, es la luz de lamente. Todo aquel que le sigue, nunca andará en tinieblas epistémica, sino que tendrá la luz de la verdad”.

Algunos evidencialistas lo desafían: ” Usted hace de la Palabra su propio testimonio. Su filosofía es circular”.

El predicador responde: ” Aunque la palabra se autentifique a sí misma, el testimonio es válido, ya que contiene todos los tesoros de sabiduría y del conocimiento. Ustedes no reconocen la palabra como lo que ella es, ¿por qué juzgan por  para los estándares humanos. Si la Palabra juzga, y su juzgamiento es correcto, pues se testifica así misma, y Dios testifica por ella.

Entonces le preguntaran: ” ¿Si no juzgamos por los estándares humanos, como reconoceríamos ese Dios?”

“Ustedes no conocen la Palabra de Dios ni a Dios” el Predicador réplica. “Si conociesen la Palabra también conocerían a Dios “.

 

Mas Una vez más el predicador les dice: “La Palabra produce un sistema de conocimiento, y ustedes intentaron entender o reproducirlo, pero la filosofía de ustedes perecerá en imposibilidades epistemológicas y auto-contradicciones lógicas. Lo qué la Palabra produce, ustedes no puede dividir o multiplicar. “

Esto hace a los evidencialistas preguntar: “¿el irá a inventar cosas o hacer deducciones sin utilizar métodos de detección basados ​​en la autonomía humana y la habilidad, tales como Sensación e intuición? ¿Por qué dice, lo que la Palabra produce, ustedes no pueden dividir o duplicar? “

Mas el continúa: ” Su filosofía es la de aquí abajo, la Palabra está arriba. Su filosofía es de este mundo, la Palabra no es de este mundo. Yo les dije que su filosofía morirá en imposibilidades y auto-contradicciones. Si ustedes no creen lo que la Palabra dice sobre si misma, su pensamiento va a terminar en ignorancia y escepticismo, incapaz de saber todo lo demás”.

” Que es la palabra? ¿Cómo usted sabe cuál es la palabra? “Ellos preguntan.

“Exactamente lo que he estado diciendo todo el tiempo “, dice el Predicador. “Tengo muchas cosas que decir y juzgar respecto de su filosofía. Mas la Palabra merece confianza, y lo que aprendí de ella le digo al mundo”.

Ellos no entienden lo que está hablando acerca de la Biblia, o el contenido intelectual de la Biblia, la revelación de Dios. Por lo tanto,

El predicador dice: ” cuando ustedes investigan una cosmovisión hasta sus principios últimos, entonces usted conocerán la necesidad y exclusividad de la revelación bíblica, y lo que ella afirma ser, y que contiene nada más que lo que Dios revelo. Aquel que inspiró esta por detrás de ella, pues es la expresión exacta de su mente. “

Aquí, algunos afirman presuponer la Biblia.

A estos presuposicionalistas, el predicador dice: “Si ustedes se aferran a la Palabra como su primer principio, entonces en verdad son sus discípulos, y conocerán la verdad, y la verdad os hará libres”.

Ellos le responderán: “Nuestra filosofía presupone la Trinidad Ontológica y toma la creencia en Dios como apropiadamente básica. Nunca hemos sido esclavos de otro principio. ¿Cómo usted puede decir que seremos libres? “

El predicador replica, “les digo la verdad: todos aquel que coloca otro principio antes de su conocimiento de la revelación es un esclavo de este principio. Una filosofía que esta esclavizada a este principio ajeno no puede tener un lugar sobre la filosofía de la Palabra. Su filosofía también morirá en las imposibilidades y contradicciones. Más si la Palabra de Dios libera, ustedes de hecho serán verdaderamente libres. Yo sé que ustedes afirman presuponer la Palabra. Sin embargo, están dispuestos a renunciar a mí, porque en usted no hay lugar para lo que digo. Yo le estoy diciendo a partir de mi principio, y ustedes se comportan de acuerdo con el primer principio de ustedes”.

“La Escritura es nuestro primer principio, ” contestan ellos.

“Si la Escritura fuese su primer principio dice el Predicador:” entonces ustedes comenzarían a partir de las Escrituras. Más ustedes, están prontos a renunciar a mí, un hombre que les hablo de la verdad que aprendió de la revelación bíblica. La Escritura no les a enseñado a hacerlo así. Ustedes están haciendo las cosas que su primer principio exige”.

” no somos filósofos irracionales e irreverentes “, protestan ellos. ” El único primer principio que tenemos es Dios mismo”.

El predicador les dice: ” Si Dios fuese el primer principio de ustedes, ustedes estarían de acuerdo conmigo, porque mi sistema pone primero su Palabra en primer lugar. Yo no Inventé mi filosofía, mas El la reveló. ¿Por qué mi lengua no es clara para ustedes? Porque ustedes son incapaces de oír lo que les digo. Ustedes pertenecen al primer principio de ustedes, la

confiabilidad del descubrimiento humano (ya sea por sensación o intuición), y quieren satisfacer todas las demandas que este

principio exige. Este es un fracaso epistémico desde el principio, incapaz de hacer contacto con la verdad o la realidad, o con la revelación que ustedes afirman asumir, pues el conocimiento de Sensación o intuición es imposible. Cuando el produce falsedades, hace lo que es natural, pues es mentiroso y padre de falacias. ¡Sin embargo, ustedes no me creen, porque les digo la verdad! ¿Quién de vosotros me puede refutar o defender su método humano de descubrimiento? Si digo la verdad, ¿por qué no me creen? Aquel que tiene la revelación como primer principio se somete a ella y excluye a todos los otros. La razón por la que ustedes no se somete a él y excluyen todos los demás es que ustedes no tienen la Revelación como su primer principio”.

Los presuposicionalistas les responden: ” ¿No estamos ciertos al decir que usted es loco y arrogante?”

“No estoy loco y arrogante”, dice el Predicador, ” sino que honro la Palabra y ustedes me deshonran. No estoy en busca de reivindicación para mí mismo, pero hay uno que busca y juzga. Te aseguro que si alguien rechaza la sensación, y la intuición y otros métodos de descubrimiento centrados en el hombre, mas se aferra verdaderamente solamente a la Palabra como su primer principio, él se convertirá en invencible”.

Por lo tanto, los presuposicionalistas exclaman: ” ¡Ahora sabemos que usted es loco y arrogante! Los apologistas y filósofos que seguimos no afirmaran ser invencibles, mas usted dice que si alguien adopta el sistema, nunca será derrotado. ¿Usted es mayor que esos apologistas? ¿Quién usted piensa que es? “

El predicador responde: ” Si afirmo ser invencible en mí mismo, mi afirmación no significa nada. La Escritura, que ustedes reclaman como su primer principio, es quien enseña este enfoque. Ustedes no conocen la escritura, mas yo la conozco. Si yo dijese que no la conozco sería un mentiroso como vosotros, pero yo en realidad la conozco y obedezco. Los apologistas a quienes ustedes idolatran se regocijaran en una filosofía Escrituristica. Ahora ellos la ven y aprueban. “

“Usted no tenían todavía cincuenta años “, le dijeron los presuposicionalistas “, ¿y sabe lo que ellos pensaban?”

 

“yo les digo la verdad, ” el predicador responde, ” ¡ellos sentaron las bases para Eso!” En esto ellos rechinan los dientes y aprietan los puños, y juntos comienzan a criticar, calumniarlo y denunciarlo, mas el predicador sigue su camino, y continúa con la misión que Dios le dio.

 

VINCENT CHEUNG

 

 

TRADUCCIÓN: RAUL Loyola Román

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman

R

373486_383036695099411_495823952_n

Reseña del libro de Gordon H. Clark: “Tres tipos de Filosofía Religiosa”

  W. Gary Crampton , Th. D.

Traducción: Raul Loyola Román

Lamentablemente, muchas personas, incluyendo a muchos cristianos, no están interesadas ​​en el estudio de la filosofía. Y digo ” lamentablemente ” porque el estudio de filosofía es importante. Tiene que ver con el ” amor a la sabiduría ” (la palabra “Filosofía ” significa ” amor a la sabiduría “). El hecho es que todas las personas son filósofos, que quieren saber, lo admitan o no. Esto es lo mismo que decir: todas las personas tienen una cosmovisión, un modo o medio por el cual ellas ven toda la vida. Esto es inevitable. La única pregunta es si la filosofía de un hombre es correcta o no.

El apóstol Pablo habla de la importancia y el significado de la filosofía en Colosenses 2:8. En primer lugar, el apóstol advierte encarecidamente a sus lectores contra caer presa de las filosofías anti- bíblicas, es decir, aquellos que son ” de conformidad con las tradiciones de los hombres”. Implícita en esta amonestación esta el reconocimiento de que una persona debe estudiar la filosofía para no ser seducido por cosmovisiones falsas. En segundo lugar, Pablo ordena a la la iglesia el estudio de una filosofía ” de acuerdo con Cristo. ” El estudio de la filosofía, entonces, no es una opción para el cristiano. Es un mandamiento bíblico para todo verdadero creyente amar y aprender la sabiduría de Cristo.

Incluso dentro de la iglesia de Cristo, sin embargo, hay mucha confusión en cuanto y a que tipo de filosofía es una filosofía bíblica. Básicamente hay tres tipos de filosofías no cristianas (que incluso algunos cristianos han adoptado) : el racionalismo, el empirismo y el irracionalismo . En su libro Tres tipos de Filosofía Religiosa, 1, que es una excelente introducción a la filosofía religiosa , Gordon Clark demuestra acertadamente por qué las cosmovisiones no-cristianas son erróneas , y presenta una auténtica filosofía bíblica que él llama ” Dogmatismo ” .

En el Capítulo I Clark presenta el tema en cuestión. Él define las cosmovisiones en discusión, dejando un análisis más detallado para los capítulos posteriores.

Racionalismo “es la teoría de que todo el conocimiento, y por lo tanto todo el conocimiento se puede deducir de la lógica solamente, es decir, de la lógica aparte tanto la revelación como de la experiencia sensorial ” ( 10 ) .

Empirismo, por otra parte , en su forma más estricta y consistente “, basa todo conocimiento en la sensación solamente” ( 24 ) .

Por último, el racionalismo es la filosofía que (al menos implícitamente) niega que el conocimiento es objetivo, el conocimiento, si es que él puede ser alcanzado de alguna manera, es subjetivo.

1 Gordon H. Clark, tres tipos de filosofía religiosa ( La Fundación Trinidad, 1973 1989 ) . La numeración y el formato utilizado en este capítulo es de la reseña del libro de Clark.

 https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/ Página 1

Los irracionalistas repudian la lógica, optando por la ” paradoja lógica”. Entonces, escribe el autor, hay el Dogmatismo. Desde una perspectiva cristiana, ” el término dogmatismo designa ese método de procedimiento que intenta sistematizar creencias sobre Dios, ciencia, inmortalidad, etc . Sobre la base de información revelada por Dios en las ” escrituras sagradas de la Palabra de Dios

(8 ) . El dogmatista niega que haya verdad que pueda ser obtenida fuera de la escritura. La Biblia tiene el monopolio sobre la verdad. Por lo tanto, el” dogmatismo no entra en conflicto con la verdad de otras fuentes porque no hay otras fuentes ” ( 9 ) .

El dogmatista y el racionalista tienen una cosa importante en común: ” Su respeto por la lógica y el uso detallado de ella “( 15 ) . La diferencia significativa es que mientras que en el puro racionalismo el conocimiento viene “a través  ” de la razón, a medida que la persona deduce la verdad de las declaraciones proposicionales de la Escritura. En palabras de Clark, el dogmatista “toma sus premisas de la Escritura y deduce conclusiones… el dogmático aplica la lógica de las premisas dadas en la Revelación “(16,17). La posición de los dogmáticos se expone admirablemente en Confesión de Westminster (I :6) : ” El consejo completo de Dios tocante a todas las cosas necesarias para su propia gloria y para la salvación, fe y vida del hombre, está expresamente expuesto en las Escrituras, o se puede deducir de ellas por buena y necesaria consecuencia, y, a esta revelación de su voluntad, nada ha de añadirse, ni por nuevas relaciones del Espíritu, ni por las tradiciones de los hombres “.

Al final del capítulo I, una cosa se ​​hace muy evidente: ” Las filosofías deben ser evaluadas sobre el fundamento que ellas comienzan el punto de partida determina todo lo que sigue”. (25). El punto principal de la cuestión es el de la epistemología (teoría del conocimiento) La pregunta que debe hacerse es la siguiente: “¿Cómo podemos conocer algo ? ” La respuesta a esa pregunta controla todo asunto.

El Capítulo II es sobre racionalismo. Los Racionalistas famosos incluyen Platón, Hegel , Anselmo, Descartes , Spinoza y Leibniz . El racionalista puro, debe ser recordado, es uno que cree que todo el conocimiento se puede deducir de la lógica solamente, mientras que los cristianos Racionalistas (dogmatistas bíblicos), como Agustín, Calvino, y Clark, afirman que todo conocimiento debe ser lógicamente deducido de la Escritura. Incluso la existencia de Dios de la Escritura puede deducirse de la lógica, dice Anselmo y Descartes, en su argumento ontológico para la existencia de Dios. Este argumento, reducido a la forma de un silogismo , declara que

1.”Dios, por definición, es el sr que posee todas la perfecciones;

2. la existencia es una perfección;

3. por tanto, Dios existe “( 35 ) .

Sin embargo, como el Dr. Clark enseña enese libro (y otros lugares2 ) , hay problemas endémicos al racionalismo puro . En primer lugar, como los racionalistas admiten, el hombre caído puede y en verdad erra en su razonamiento. Errores en la lógica formal son sólo un ejemplo. En segundo lugar,

 https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/ Página 2

está la cuestión de un punto de partida. ¿Cuando uno comienza en el racionalismo puro? los seis Racionalistas ” famosos ” que se enumeran más arriba, por ejemplo, tenían diferentes puntos de partida.

En tercer lugar, como el razonamiento aparte de la revelación puede determinar qué tipo de Dios controla el mundo? El mundo está controlado por un Dios bueno y omnipotente, quien nos ha revelado que dos más dos son cuatro, o un demonio omnipotente que nos ha engañado todo el tiempo el que dos más dos son cuatro, cuando en realidad es igual a cinco? Como Clark señala, la pregunta no es si Dios existe o no (como en el caso de Anselmo y Descartes) . Todas las cosas existen pues” la existencia de predicados se puede atribuir a todas las cosas, reales e imaginarias, sin excepción: sueños existen, espejismos existen, la raíz cuadrada de menos uno existe “( 44 ) .mas  estas declaraciones no nos dicen nada acerca de los sueños, espejismos o la raíz cuadrada de menos uno . Del mismo modo, el argumento ontológico para la existencia de Dios no nos dice nada acerca de Dios. La pregunta que debe ser respondida  sobre Dios no es si El existe o no, sino  ¿ Qué es? Este es el por qué el Catecismo Menor ( Q 4 ) , cuando comienza su estudio de Dios, no pregunta si Dios existe , sino pregunta ” ¿Qué es Dios ? ” y entonces continúa para definir el Dios de las Escrituras .

Y finalmente , en el racionalismo puro, es difícil de evitar el solipsismo , que es la incorporacion o la inmersión del mundo en el “ego” o ” yo” , donde el mundo se convierte en nada más que una proyección de la conciencia de la persona. Sin una mente universal divina, en la que todas las personas y objetos participan , no es posible para el pensador individual escapar de su propia mente.

En el capítulo III , el Dr. Clark examina el empirismo 3, que sostiene que los  el conocimiento se origina en los sentidos. Aristóteles, Tomás de Aquino y David Hume son tres de los principales pensadores de este sistema de la epistemología .El Empirismo eleva el método científico de investigación para obtener conocimiento. Está basado en la observación: la idea es que si algún fenómeno puede ser observado, se debe estar en lo cierto. La observación repetitiva ciertamente aumenta la certeza.

La lógica utilizada en el empirismo se llama ” inductiva”. Una persona recoge científicamente información y “traza” inferencias y conclusiones. Ese conocimiento es a posteriori, es decir, viene después y a través de la experiencia. La persona debe ser capaz de oler, saborear, sentir, oír o ver algo para conocer ese algo. Una vez que algo es experimentado, entonces la mente,  que es una tabula rasa ( ” pizarra en blanco “) antes de la experiencia, ¿puede de alguna forma  combinar, adaptar , categorizar y formular la información sensorial en  conocimiento.

 2 Véase Gordon H. Clark , Religión, Razón y Revelación (The Trinity Foundation , 1986 ) , 50-68 .

  https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/ Página 3

Hay varios problemas con el empirismo .

En primer lugar, todos los argumentos inductivos son falacias lógicas. No es posible recopilar información suficiente sobre cualquier asunto para tener certeza. Simplemente porque esta sistema depende de la recolección de datos para sus conclusiones , el nunca puede estar seguro de que cualquier nueva cantidad de información no va a cambiar completamente sus conclusiones anteriores . Por lo tanto, el empirismo no puede tratar con certeza, sólamente probabilidades. Por ejemplo, uno puede examinar 999 cuervos y encontrar que todos ellos son de color negro. ¿Mas que sucede cuando el cuervo numero 1000 se convierte en un cuervo albino? el conocimiento sobre los cuervos tendrán que ser revisadas. Lo que los científicos consideraban cierto se volvería incierto.

En segundo lugar, los sentidos pueden y a menudo nos engañan. Cualquier persona que ha metido alguna vez una varilla “recta” en un recipiente con agua y observo que ella parecía estar “rota”, puede dar fe de ello. En tercer lugar, escribe Clark, ” ningún objeto jamás es experimentado de forma aislada, sino que su cercanías cambia su apariencia, por lo que nunca podemos saber como el objeto realmente se parece ” (75). En cuarto lugar, una persona nunca puede tener la misma experiencia dos veces. El antiguo filósofo Heráclito señaló Hace siglos, cuando dijo que nunca nadie permaneció en el mismo río dos veces. Las cosas finitas continúan cambiando, así como agua en el río continúa fluyendo. En un sistema de este tipo, la verificación no es posible. De hecho, el axioma básico del empirismo, es a saber, que la verdad puede ser alcanzada solamente por medios de verificación o falsificación por investigación científica, no puede ser verificada. Por lo tanto, el empirismo esta fundamentado en un punto de partida falaz.

En quinto lugar, el empirismo, en la mejor dela hipótesis, sólo puede decirnos es decir lo que es, el nunca puede decirnos lo que debe ser. Es decir, ” lo que debe” nunca puede ser derivado de ” lo que es”. La sensación nos informar que las puertas tienen dos lados, pero no nos pueden enseñar que todas las puertas tiene dos lados. Ninguna experiencia puede refutar la idea de que algunas puertas pueden tener un lado. La proposición universal que define “puerta “nunca puede ser justificada por la experiencia sensorial. El empirismo esta restringido a las cosas “particulares” .

Sexto, el empirismo no puede decirnos cómo los sentidos solamente nos pueden dar concepciones. Si ” aquel que conoce ” ya no está ya equipado con elementos conceptuales o ideas ( es decir , el conocimiento innato ), como puede el  alguna vez conceptualizar el objeto sentido? Mientras que el racionalismo, con su ideas universales, nos da una explicación de las categoría y similitudes, el empirismo no lo hace. Y sin esto el discurso racional no sería posible ( 17 – 20).

Séptimo, el solipsismo e inescapable en una epistemología empirista. Mi sensaciones son apenas eso: mi sensaciones. Nadie más puede experimentarlas. Más ese siendo el caso, ¿Cómo puedo yo saber que existe algo mas que mis experiencias?

3 Véase también Gordon H. Clark : ” ¿Cómo sabe el hombre a Dios? ” La Trinidad Comentario (Julio / agosto de 1989) , y la religión , la razón y la Revelación Clark, 54-58 .

 https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/ Página 4

Finalmente, ¿Cómo las sensaciones nos pueden dar ideas como “paralelo”, “igual” o Justificación” ¡ellas no púen!, esas ideas nunca pueden ser halladas en ninguna experiencia. En realidad por ejemplo, ninguna de las cosas que experimentamos son perfectamente iguales. Así, dice el autor, como David Hume afirmo hace dos siglos atrás se alguien establece su base epistemológica sobre la sensación, él nunca puede conocer nada (64-70)

En el capítulo IV llegamos ala revisión de Clark del irracionalismo.4 El irracionalismo, propagado por los hombres como Soren Kierkegaard, Immanuel Kant y teólogos neo- ortodoxos, es una forma de escepticismo. Él es anti- racional, y anti- intelectual. La verdad, dicen los escépticos, nunca puede ser alcanzada, los intentos racionales para explicar el mundo, en especial el reino noumenal (Kant ) , nos deja en la desesperación. La realidad no puede ser comunicada académicamente, ella debe ser agarrada “ de forma personal y apasionada”(Kierkegaard), la verdad debe ser buscada en las experiencias, esto es subjetivamente.

Aunque una persona nunca pueda saber si hay un dios que da propósito y significado a la vida, dice el irracionalista, sin embargo, debe dar un ” salto de fe “(Kierkegaard). Ella debe vivir como si exigiese un dios, un ser superior, un universo con significado, etc., porque no hacerlo sería peor (Kant).

El irracionalismo se manifiesta en los círculos teológicos en la neo-ortodoxia de Karl Barth y Emil Brunner.  Para Barth y Brunner, la verdad es puramente subjetiva . Hay un ” rechazo de la lógica ” (106). La lógica es anatematizada; la “fe” debe frenar la “lógica”. Además de eso, la lógica de Dios se dice que es diferente de ” La mera lógica humana”. Neo- Ortodoxia plantea la paradoja y prácticamente exige una crucifixión del intelecto. En esta ” teología de la paradoja “, como Brunner reivindica, ” Dios puede hablar su Palabra al hombre incluso en proposiciones falsas ” (111). Dios puede así mismo enseñarnos a través de declaraciones contradictorias.

En ninguna parte, de hecho , la Biblia nos llama a dar un salto de fe. En en ninguna parte la Escritura nos dice que la fe debe frenar la lógica. En ningún lugar de la Escritura Dios plantea la paradoja. Y en ninguna parte nos dice Dios que la verdad es subjetiva. Más bien, la Escritura nos dice que Dios es la misma verdad (Salmo 31:5, Juan 14:6, 1 Juan 5:6). La verdad es objetiva, lógica y debe ser encontrada en los sesenta y seis libros de la Biblia, y solamente en ellos.

Dice Jesús, que es la lógica de Dios encarnado (Juan 1:1, la palabra “lógica ” viene del griego logos ) : “Tu palabra es verdad” (Juan17:17).

El problema aquí es que cuando una persona divorcia lógica de la epistemología, sólo le queda el escepticismo. Y el escepticismo es auto-contradictorio, pues afirma con certeza de que nada puede ser conocido con certeza. Por ejemplo, si la ley de contradicción ( A no es no-A ) es no- válida , entonces, todas las declaraciones son no válidas . Las palabras Dios y Satanás significan lo mismo.  El discurso racional es imposible. Ni Dios ni el mundo pueden ser conocidos, dejándonos en un estado de incertidumbre. Para citar a Clark : ” El La lógica es fija , universal, necesaria e insustituible.  La irracionalidad contradice la enseñanza bíblica de principio a fin … Dios es un ser racional, la arquitectura de cuya mente es lógica5

4 Vea también ” ¿Cómo el hombre conoce a Dios?” Clark, The Trinity Review ( julio / agosto, 1989 ) , y la religión , la razón y la revelación, 69-87 .

 https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/ Página 5

Por último, en el capítulo V llegamos al  ” Dogmatismo ” . Aquí tenemos una epistemología cristiana, una filosofía cristiana, una cosmovisión cristiana puesta antes que nosotros. En primer lugar , el Dr. Clark quería que supiéramos que ” que el Dios de el Dogmatismo es una Deidad soberana que determina todas sus criaturas y todas sus acciones “( 116 ). mas ese no es el punto.

Cada sistema epistemológico debe tener su punto de partida, que es axiomático , es decir, que no puede ser probado, él es imposible de demostrar ( si el podría ser probado o demostrado , entonces no sería un punto de partida). En palabras del autor: “Tiene que haber los primeros principios.

Un sistema no puede comenzar a menos que el comience. El comienzo es el primero… Cualquier sistema termina en su primer principio ” (120,135). Y el primer principio, el punto de partida o axioma en dogmatismo cristiano es la Palabra de Dios, la revelación bíblica. La Biblia tiene el monopolio sobre la verdad. No podemos saber quién es Dios y sin la revelación bíblica. La Escritura define Dios para nosotros.

La Biblia reivindica ser la Palabra de Dios (Juan 10:35, 2 Timoteo 3:16, 2 Pedro 1:20-21) , y debe ser creída  porque no hay una ninguna fuente mayor que la auto-revelación del propio Dios. Como el autor de Hebreos escribe: ” Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no teniendo a nadie mayor por quien jurar, juró por sí mismo, (6:13). Dios no puede ser deducido a partir de ningún principio superior. Como se afirma en la Confesión de Fe de Westminster: ” La autoridad de las Santas Escrituras, por la que ellas deben ser creídas y obedecidas, no depende del testimonio de ningún hombre o iglesia, sino exclusivamente del testimonio de Dios (quien en sí mismo es la verdad), el autor de ellas; y deben ser creídas, porque son la Palabra de Dios. ( que es la verdad misma ) es que su autor , por lo que tiene para ser recibida porque es la palabra de Dios ” (I: 4 ) .

Como hemos visto anteriormente, en las palabras de la confesión (I, 6) : ” El consejo completo de Dios tocante a todas las cosas necesarias para su propia gloria y para la salvación, fe y vida del hombre, está expresamente expuesto en las Escrituras, o se puede deducir de ellas por buena y necesaria consecuencia,” . Y como Pablo enseña en 2 Timoteo 3:16-17: la Palabra infalible e inerrante de Dios (y nada más) nos equipa perfectamente para toda buena obra. En las Escrituras tenemos las soluciones a todos nuestros problemas, la respuesta a todas nuestras preguntas, con respecto a todos los aspectos de la vida. Nosotros no precisamos y no necesita y no debemos buscar la verdad en otra fuente. ¡No hay otra fuente de verdad!

En conclusión, esta revisión se vuelve hacia el ” Prólogo ” del libro Tres tipos de Filosofía Religiosa. Aquí , Robbins, nos da como un ejemplo cómo evaluamos las ” reivindicaciones de verdad , “evalúa las confesiones hechas por la Iglesia Católica Romana (y algunos pensadores supuestamente protestantes ) con respecto al manto de Turín .

Con habilidad, Robbins muestra que ni el empirista ni el racionalista y ni el irracionalista es capaz de responder a la afirmación de que el manto es en realidad aquel del Cristo resucitado. El dogmatista, sin embargo, dependiendo únicamente de la Palabra de Dios como fuente de la verdad, es capaz de señalar lo absurdo de la reivindicación de Roma.

 https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/ Página 6

De hecho , las filosofías religiosas del empirismo , racionalismo y el irracionalismo son nada más que un ” tejido de falacias lógicas ” ( xiii ) . Ellas nunca pueden darnos la verdad. La Biblia y la Biblia Solamente es la Palabra de Dios, que tiene el monopolio sobre la verdad.

 W. Gary Crampton , Th. D.

Traducción: Raul Loyola Román

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman

5 Gordon H. Clark : “Dios y la lógica , ” La Trinidad Review (noviembre / diciembre de 1980) , 4 .

 https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/ Página 7

Imagen

FILOSOFÍA

 Traducción :Raul Loyola Román

FILOSOFÍA

Mientras se preparaba la publicación de su libro, Fred Heeren organizó una reunión con los ejecutivos de varias compañías que eran expertos en el campo de las publicaciones religiosas. Él describió su experiencia de la siguiente manera:

“Las personas no se preocupan por las preguntas últimas de la vida”, dijo un vendedor experimentado. “La gente se preocupa por el dinero. Ellos se preocupan por su apariencia física. Ellos se preocupan como conseguir cada vez más tiempo libre, más comodidades físicas…”

Otro ejecutivo… me dijo que él personalmente no estaba interesado en el tema. “Yo no pienso en las últimas preguntas  de la vida”, él dijo. “Sus libros no son ningún atractivo para mí. Nadie va a comprar sus libros a menos que usted apele a algún interés universal, alguna necesidad básica. ¿Y es lo que las personas quieren? “

“¿La verdad?” yo Me atreví, sólo para ser decepcionado.

“No, no – la gente no quiere dominar a los demás. Ellas Quieren imitar o admirando ser admirados. Ellos quieren más poder, más popularidad, más confianza en sí mismo “, y continuó con otra lista, concluyendo:” usted necesita decir alas persona como  se harán mas ricos, más felices, mas satisfechas, como les dará elevación espiritual”.

Estas palabras no fueron pronunciadas descuidadamente. Los hombres antes me habían liado con éxito muchos libros para algunos de los mayores editores religiosos. Un ejecutivo se jactó de que su compañía rutinariamente empaquetaba libros  incluso antes de que fueran escritos, relegando el contenido  a una mera reflexión posterior. 34

Después de recuperarse de las náuseas, no tanto causada por la práctica empresarial descrita, sino más por la verdad de los ejecutivos dijeron sobre la audiencia lectora, nos damos cuenta de que nosotros  tenemos la fórmula para la predicación popular contemporánea. Es decir, la gente quiere escuchar un mensaje  que “apele a algunos interés propio  universal”.

34 Fred Heeren, Show Me God; Wheeling, Illinois: Day Star Productions, Inc., 2000; p. xx-xxi.

 

La verdad no es importante, siempre y cuando “les demos una elevación espiritual”. Este evangelio falso ha dado lugar a un número de lectores  espirituales en aquellos que se consideran cristianos, pero no lo son, y es a esos falsos conversos que la empresa de comercialización vende sus productos atractivamente envasados.

Sin embargo, nuestro asunto no es el asombroso número de falsos creyentes entre nosotros, sino que debemos tener en cuenta la observación: “Las personas no se preocupan por las preguntas últimas de la vida.” Por preguntas últimas, nos  referimos  a los asuntos  con respecto a las premisas y suposiciones que controlan cada área del pensamiento y de la vida.

Ir más allá de lo superficial, nos estamos centrando en las ideas fundamentales de las cuales derivamos nuestra cosmovisión. Por ejemplo, en el área de la ciencia, en lugar de llevar a cabo experimentos científicos para probar una hipótesis particular, estamos interesados ​​en teorías de prescribir el lugar y las limitaciones de la ciencia.

Algunas personas dicen que ellas examinaran  las  preguntas ultimas, cuando se hagan  más viejas, cuando se hagan ricas, o cuando se jubilen. Esta intención puede hacerlas un poco mejores que aquellos que nunca deciden  nunca considerar cualquier asunto de una manera más profunda más allá de las necesidades básicas animalistas, pero el efecto no es mejor. Para esperar obtener  respuestas a las  preguntas ultimas, hay que hacer la peligrosa suposición de que no necesita esas respuestas en cuanto a eso. Determinar primero alcanzar éxito financiero ya asume un  propósito dado en la vida, y una serie de prioridades. Esperar hasta la jubilación  supone que las respuestas a las últimas preguntas son irrelevantes para la vida diaria. Sin embargo, si las respuestas a las últimas  preguntas gobiernan todas las proposiciones  secundarias dentro de la cosmovisión de una persona, ¿entonces sobre cuales principios esas personas  operan hasta que ellas piensen sobre aquello? Alguien puede  planificar pensar  sobre en Dios, el pecado y la salvación más tarde, probablemente después de la jubilación, pero si hay un Dios, que responsabiliza a los hombres, y que castiga el adulterio y el robo, esa persona debe dejar de traicionar a su esposa y de robar ahora y no después.

Nadie puede vivir un día sin presuponer respuestas a las últimas preguntas. El hecho de que la gente retrase  el cuestionarse  sobre estas preguntas es equivalente a decidir que, incluso si sus presuposiciones son falsas, ellos todavía actúan de acuerdo con estas durante la mayor parte de sus vidas, y entonces considerar si estas  presuposiciones necesitan ser cambiadas.

Pero hasta entonces, ¿sobre qué base ellos  asumen que sus vidas no son siquiera dignas de  vivir? Los cristianos tienen una respuesta para eso, pero una visión  naturalista no tiene ninguna defensa y es una invitación al suicidio. ¿Porque la visión es digna de ser vivida sobre la base de los principios evolutivos? ¿Para propagarla? Pero ¿por qué la especie humana debe seguir existiendo? Para las teorías humanistas, la humanidad finalmente se extinguiría. A pesar de que no ocurre desde hace muchos años, sobre sus principios cada individuo vive solamente para  existir, y después dejará de existir. ¿Por qué él se preocuparía  con lo que le acontece a  la humanidad? Mas Génesis 1:28 dice: ” Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.  “. El cristianismo nos enseña sobre una vida futura y un juzgamiento final.

Así que algunas personas dicen que debemos suspender el juicio sobre las preguntas ultimas, ya que no es posible determinar las respuestas para ellas en esta vida. Sin embargo, ellos creen que no hay ninguna vida futura, que ya es una suposición con respecto a las  preguntas ultimas , ellos sólo tendrán esta vida para responder a estas preguntas. Por otro lado, si creen lo contrario y afirman que hay una vida futura, entonces la próxima pregunta es si ellos necesitan prepararse para ella, y si es así, cómo deben prepararse para ella. Aquellos que dicen ser agnósticos sobre las preguntas últimas, sin embargo, asumen respuestas muy claras acerca de ellos, contradiciendo así su agnosticismo.

Otro ejemplo es el de la ética. Cuando nos enfrentamos a una situación en la que debemos  decidir si hay que decir una mentira, ¿cómo debemos decidir? Si decidimos que el efecto positivo esperado justifica la mentira, entonces hemos tomado una posición ética teológica que dice que el fin justifica los medios. Pero, sobre todo, por qué principio determinamos que el efecto previsto es positivo? Si la ética teológica es insostenible, entonces necesitamos de alguna otra autoridad o principio para justificar la mentira. Pero tal vez la mentira nunca sea justificada. ¿Cómo lo sabemos?

En cualquier caso, debemos saber, pues  nuestras presuposiciones últimas acerca de la ética determinan nuestras decisiones cotidianas. Pero una vez que nos preguntamos cómo podemos saber algo, entonces ya estamos hablando de nuestras presuposiciones ultimas ​​acerca del conocimiento, o epistemología. Y puesto que el conocimiento tiene que ver con lo que se conoce, o que puede ser conocido, y como conocemos, entonces ya estamos hablando de nuestras presuposiciones ultimas ​​sobre  la realidad, o la metafísica. De hecho, si miramos con suficiente profundidad, nos damos cuenta de que cada proposición simple que hablamos o cada acción que realizamos  presuponen una serie de principios últimos  inter-relacionados por las cuales percibimos  y respondemos a la realidad. Esta es nuestra cosmovisión.

Las últimas preguntas son inevitables, y aquellas personas que nunca las consideran deliberada y seriamente, sin embargo, necesariamente hacen innúmeras  suposiciones sobre ellas, y entonces  derivan sus posiciones sobre varios asuntos  secundarios  basados  sobre  sus suposiciones  sobre las preguntas  últimas. Operar por suposiciones falsas e injustificadas por la mayor parte  o toda  la vida de alguien, es arriesgarse a vivir en vano. Por lo tanto, no solamente  alguien debe establecer estas preguntas en su mente, sino la persona debería hacer de ellas su principal prioridad e inmediatamente comenzar a pensar sobre ellas.

Él no debe postergar hasta que el hay  pasado toda su vida y haya  hecho muchos planes inútiles basados ​​en presuposiciones injustificadas.

Entre otras cosas, los asuntos últimos incluyen metafísica,  epistemología,  teología,  antropología y la ética.35

En lo que sigue, vamos a discutir todos estos temas desde una perspectiva cristiana, principalmente a través de una exposición parcial del prólogo del Evangelio de Juan. El estudio de estas últimas preguntas será el equivalente a una introducción a la filosofía.

Ellas son apropiadamente  llamadas preguntas ultimas , ya que ellas son básicas para cualquier sistema de pensamiento, y nuestras respuestas a ellas afectan a nuestra visión de todos asunto en la vida. Si bien una concepción negligente de “última” puede incluir discusiones sobre los principios más amplios de política y la educación, nosotros no  podemos separar la política de ética, o separar educación de antropología.

Cuando se trata de ciencia, cualquier posición que tomaos  asume  algo sobre metafísica y epistemología.