Archivos para el mes de: abril, 2014

 

DESCARGAR  ⇒   PDF LA TEOLOGIA DE CS LEWIS

 

1.-portadad de la teologia de CS LEWIS

LA TEOLOGÍA DE C. S. LEWIS

 

Cornelius Van Til

 

Traducciôn: Raul Loyola Román

En su libro Reflexión sobre los Salmos, Lewis dice: “En algunos de los Salmos el espíritu de odio… nos golpea en la cara como el calor de la boca de un horno… En otros el mismo espíritu deja de ser terrible, solamente convirtiéndose (para una mente moderna) casi cómico en su ingenuidad2 ” Y nuevamente el vuelve a decir: ” Una forma de lidiar con estos terribles o (¿nos atrevemos a decir?) despreciables Salmos es simplemente ignorarlos. Mas por desgracia las partes malas no vendrán “limpias”; pueden, como se ha señalado, estar mezcladas con las cosas más excelentes ” 3.

“Todos encontramos odio en nosotros mismos. Vemos este mismo odio en los escritores de los Salmos: la diferencia es que ellos lo expresan en su estado “salvaje” o natural”.4

Una vez más, Lewis afirma: “Es monstruosamente ingenuo leer esas maldiciones en los Salmos, sin sentimiento, excepto horror ante la falta de caridad de sus poetas. Ellos son en realidad diabólicos”.5

                                       

LOS TEÓLOGOS

Veamos ahora a los teólogos: “. Hubo en del siglo XVIII teólogos terribles que sostenían que “Dios no ordenó ciertas cosas correctas porque ellas son correctas, mas ciertas cosas son correctas porque Dios las ordeno”. Para dejar la posición perfectamente clara, incluso uno de ellos dijo: que si bien es verdad que Dios tenga de echo, nos ordeno amarlo en unos a otros, él podría haber igualmente ordenarnos odiarlo en unos a otros, y el odio entonces hubiera sido correcto. Su decisión aparentemente se basó en una simple cara o sello de una moneda”.

Si buscamos el estándar de Lewis para evaluar lo que un hombre puede o no puede sustentar como verdadero o correcto, podemos leer: “Debemos Creer en la validez del pensamiento racional, y no debemos creer en algo inconsistente con su validez” Sin embargo, también nos enteramos de que: ” Nuestro negocio es con la posibilidad histórica ” Y más adelante: “. El pecado, tanto de los hombres como de los ángeles, fue

1Reflections on the Psalms (New York, Harcourt, Brace & World, Inc., 1958), p. 20.

2 Ibid., p. 21-22.

3 Ibid., p. 23.

4 Ibid., p. 25

posible por el hecho de que Dios les ha dado libre albedrío; renunciando así una parte de su omnipotencia… pues El vio que a partir de un mundo de criaturas libres, incluso que cayesen, Él podría producir… una felicidad más profunda y un esplendor más pleno que cualquier otro mundo de autómatas admitiría”.

 

CRISTIANISMO PURO Y SIMPLE

Lewis presentó sus puntos de vista, entre otros lugares, en su libro Mere Christianity.6 De acuerdo con Lewis, debemos todos comenzar con una ley de Cierto o Errado: ” Esta regla de cierto y errado a menudo se llama la ley de la naturaleza.”, Dice Lewis: ” Vamos a hacer un resumen de todo lo que hemos visto hasta aquí. En el caso de las piedras, los árboles y cosas de esa naturaleza, lo que llamamos de ley natural no puede ser nada más que una fuerza de expresión… En el caso del hombre, sin embargo, nos damos cuenta de que las cosas no son así. La ley de la naturaleza humana, o Ley de cierto o errado, es algo que trasciende los hechos del comportamiento humano… una verdadera ley que no inventamos y que sabemos que tenemos que obedecer”. ¿Hasta dónde llegamos ahora? “No llegamos al Dios de ninguna religión real, y mucho menos al Dios de esa religión especifica llamada cristianismo. Todo lo que tenemos aquí es alguien o algo que está detrás de la ley moral. No tomamos algo de la Biblia o de las iglesias, estamos tratando de ver qué podemos descubrir por esfuerzo propio con respecto de este alguien”

“Los cristianos creen que un poder maligno se levanto, por encanto, por el Príncipe de este mundo. ¿Este estado de cosas esta de acuerdo con la voluntad de Dios o no? Si la respuesta fuera “sí”, usted dice que Dios es bastante exquisito. Si fuera “no”, ¿como puede suceder algo en contra de la voluntad de un ser dotado de poder absoluto?”

“Bueno, cualquier madre puede resolver esta parodia. A la hora de acostarse ella le dice a Juan y María: “No voy a hacerlos que pongan en orden el cuarto de juegos todas las noches. Ustedes tienen que aprender a hacer eso solos”, Cuando, cierta noche, ella encuentra la habitación toda desordenada con el oso de peluche , el libro de gramática y bolígrafos esparcidos en el suelo, lo que es contrario a su voluntad; después de todo, ella preferiría que los niños sean más organizados. Por otra parte, fue su voluntad que permitió a los niños que fuesen libres para dejar la habitación desordenada. Probablemente lo mismo acontece en el universo. Dios creó las cosas dotadas de libre albedrío… Si una cosa es libre para el bien, es libre también para el mal. Y lo que hizo posible la existencia del mal es el libre albedrío. ¿Porqué, entonces, Dios lo concedió? porque el libre albedrío, a pesar de posibilitar la maldad, también es aquello que hace posible cualquier tipo de amor, bondad y alegría. Un mundo hecho de autómatas – criaturas que funcionaban como máquinas – no valdría la pena que ser creado. La felicidad que Dios quiso sus criaturas más elevadas es la felicidad de estar libre y voluntariamente unidos a él ya los demás seres en un éxtasis de amor y deleite al cual los mayores arrebatos de pasión terrena entre un hombre y una mujer no se comparan. Por lo tanto, estas criaturas tienen que ser libres”.

“Cuando entendemos el tema del libre albedrío vemos cuánto tonto es preguntar lo que alguien una vez me preguntó: ” ¿Por qué Dios creó a un ser de materia tan corrupta, condenándolo al error? “

Pero ¿por qué molestarse con tanta tontería y necedad? Pregunte sobre el mensaje central del cristianismo.

“El mensaje central de la fe cristiana”, dice Lewis, “de alguna manera acertó nuestras cuentas con Dios y nos dio la oportunidad de empezar de nuevo. Las teorías acerca de cómo esto ocurrió es otro asunto. Varias teorías se han formulado a este respecto; lo que todos los cristianos tienen en común es la creencia en la eficacia de esa obra. Le diré lo que pienso de él. Toda persona de juicio sabe que, cuando estamos cansados ​​y hambrientos, un plato de comida nos hará bien. Mi propia iglesia, la Anglicana, no propone ninguna de ellas como la única teoría correcta. La Iglesia romana va un poco más allá. Yo creo, sin embargo, que todos coinciden en que la cosa en sí es infinitamente más importante que cualquier explicación producida por los teólogos”.

¿Y  que, por favor, ¿es esta ” cosa en sí “? Lewis no nos informa7, excepto que no hay que creer lo que la Biblia dice acerca de ella.8

En Lewis no veo ninguna percepción de mi necesidad de aceptar la expiación sustitutiva por mis pecados en la cruz. ¿Dónde está ” Cristo y el crucificado”? ¿Dónde está ” Cristo y su resurrección “? ¿Dónde está el hombre natural ” muerto en delitos y pecados” (Efesios 2:1)? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo: El que no nazca de agua y Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que ha nacido de la carne, carne es;

6 Publicado con el título Cristianismo Puro y simple. (N. do T.)

y lo que ha nacido del Espíritu, espíritu es. No te maravilles de que te haya dicho: Os es necesario nacer de nuevo.“(Juan 3:5-7).

¿Lewis enseña lo que el apóstol Juan enseña en el sexto capítulo de su Evangelio? “Ciertamente les aseguro —afirmó Jesús—que si no comen la carne del Hijo del hombre ni beben su sangre, no tienen realmente vida. El que come[e] mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el día final. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida.  “(Juan 6:53-55).

¿Como Lewis reaccionaria a estas palabras de Jesús: “Aquéllos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.”? (Mt 25:46 )

 

Es mas, ¿Donde Lewis reconoce Malaquías 1:2? “Yo los he amado», dice el SEÑOR. « “¿Y cómo nos has amado?”, replican ustedes. » ¿No era Esaú hermano de Jacob? Sin embargo, amé a Jacob pero aborrecí a Esaú… “(Malaquías 1:2-3)

¿Como Lewis interpreta las palabras de Pedro pronunciadas en Pentecostés? ” . Éste fue entregado según el determinado propósito y el previo conocimiento de Dios; y por medio de gente malvada, ustedes lo mataron, clavándolo en la cruz. “(Hechos 2:23).

¿Lewis no debería enumerar a Pablo junto con los teólogos y salmistas horribles, cuando el apóstol dice lo que encontramos en Romanos 9:13-24? Allí leemos:

Y así está escrito: «Amé a Jacob, pero aborrecí a Esaú.»

¿Qué concluiremos? ¿Acaso es Dios injusto? ¡De ninguna manera! Es un hecho que a Moisés le dice: «Tendré clemencia de quien yo quiera tenerla, y seré compasivo con quien yo quiera serlo. “Por lo tanto, la elección no depende del deseo ni del esfuerzo humano sino de la misericordia de Dios. Porque la Escritura le dice al faraón: «Te he levantado precisamente para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea proclamado por toda la tierra.» Así que Dios tiene misericordia de quien él quiere tenerla, y endurece a quien él quiere endurecer. Pero tú me dirás: «Entonces, ¿por qué todavía nos echa la culpa Dios? ¿Quién puede oponerse a su voluntad?» Respondo: ¿Quién eres tú para pedirle cuentas a Dios? «¿Acaso le dirá la olla de barro al que la modeló: “¿Por qué me hiciste así?” » ¿No tiene derecho el alfarero de hacer del mismo barro unas vasijas para usos especiales y otras para fines ordinarios?

 

¿Y qué si Dios, queriendo mostrar su ira y dar a conocer su poder, soportó con mucha paciencia a los que eran objeto de su castigo[i] y estaban destinados a la destrucción? ¿Qué si lo hizo para dar a conocer sus gloriosas riquezas a los que eran objeto de su misericordia, y a quienes de antemano preparó para esa gloria? Ésos somos nosotros, a quienes Dios llamó no sólo de entre los judíos sino también de entre los gentiles.”

 

E acuerdo con Lewis, todo depende del libre-albedrio del hombre; de acuerdo con Pablo, todo depende de la misericordia de Dios.

 

7Aparentemente, en la versión los editores trataron e descubrir sobre que es lo que Lewis estaba hablando. En ella leemos: “La principal creencia Cristiana e que la muerte de Cristo de algún modo acertó nuestras cuentas con Dios y nos dio la posibilidad de comenzar de nuevo.” (N. do T.)

8 Pues, segundo el, no nos debemos preocupar sobre cual es la teoría correcta sobre la muerte de Cristo, ni como ella se dio. Sin embargo la expresión “la muerte de Cristo” no esta en el original (véase nota 7), es interesante que en Crónicas de Nárnia vemos que realmente Lewis no le importaba como es el sentido bíblico da expiación, pues en la historia el rescate es pago al diablo y no a. Tal vez os editores s acertaron… (N. do T.)

 

 

Reflections on The Psalms DT. 4 L585

1. The case for Christianity 14M. 1 L5856

2. Beyond Personality 1D. 1 L585

3. Cu. Behavior QA. L585

Reflections on the Psalms (New York, Harcourt, Brace & World, Inc., 1958)

Reflexiones sobre los Salmos (Nueva York, Harcourt , Brace & World , Inc., 1958 )

 

Fuente: Van Til, Cornelius, The Works of Cornelius Van Til,(New York: Labels Army Co.) 1997.

 

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman

 

 

 

 

Anuncios

 

DESCARGUE :    TEOCENTRISMO VS ANTROPCENTRISMO 


teocentrismo-antro-vc

 

 TEOCENTRISMO VS. ANTROPOCENTRISMO

 VINCENT CHEUNG

 

TRADUCCIÓN: Raul Loyola Román

 

También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos.

(2 Timóteo3.1-9)

 

 La característica principal de los no-cristianos, si estamos hablando de la doctrina o su carácter, es que son “amadores de sí mismos”, “amantes de los placeres,” y no “amantes de Dios” Esto es similar a lo que queremos decir cuando afirmamos que la doctrina y la ética cristiana está centrada en Dios, mientras que la doctrina no cristiana y la ética está centrada en el hombre. Llamo uno de pensamiento teocéntrico, y a otro de pensamiento antropocéntrico.

El pensamiento antropocéntrico coloca al hombre en el centro de una cosmovisión, y presenta ciertas suposiciones sobre el hombre que se considera esencial y no negociable. Estos supuestos se consideran esenciales y no negociables, no porque sean razonablemente necesarios, sino porque no son deseables y consistentes con las inclinaciones impías de los no regenerados. Ellas son racionalmente arbitrarias e injustificadas. Una vez que estos supuestos están presentes, todas las otras cosas son categorizadas, priorizadas e interpretadas relacionándolas con esa preocupación central, el hombre, de una manera que sea consistente y controlado por esas suposiciones esenciales e innegociables.

Por ejemplo, si el hombre considera importante contar con el libre albedrío, entonces esa es una suposición básica por la cual así mismo la naturaleza y la acción de Dios son interpretadas. Los cristianos son a menudo incapaces de romper con el pensamiento centrado en el hombre, por lo que introducen preocupaciones antropocéntricas en sus construcciones teológicas de esa forma, tenemos herejías, como el Arminianismo y el teísmo abierto. Un ejemplo más sutil sería una doctrina engañosa como compatibilismo. Una teología centrada en Dios atribuiría todo poder, toda causa y toda libertad a Dios, y negaría que el hombre tiene libre albedrío. El fundamento de la responsabilidad moral descansaría únicamente en la soberanía de Dios, y no en alguna libertad o elección del hombre.

La naturaleza del centro, o fundamento, de una cosmovisión determina el restante del sistema de pensamiento de una persona. Por ejemplo, un sistema centrado en el hombre puede asumir la fiabilidad de sensación humana en lugar de la fiabilidad de la revelación humana, y al hacer esto, el sistema también puede depender del método falaz de la experimentación científica. Los cristianos que permanecen cautivos al pensamiento centrado en el hombre, así mismo hacen de la confiabilidad de la sensación una pre-condición para cualquier confiabilidad en la revelación divina. Eso coloca al propio hombre como el centro de todo conocimiento. Hay una escuela de pensamiento que hace esto, pero al mismo tiempo, es famosa por afirmar que Dios es la presuposición o precondición de todo conocimiento! Cuando Pablo escribe: los ” impostores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados.” Ella está centrada en Dios en apariencia, al menos para aquellos que son engañados por sus afirmaciones, pero en realidad es centrado en el hombre.

Entonces, cuando dice respecto a ética centrada al hombre, cierto y errado no son definidos por mandamientos divinos, sino en la relación de una acción en particular con los suposiciones básicas sobre el hombre. Por lo tanto, debido a que la dignidad y el bienestar del hombre es lo más importante, una acción puede considerarse moralmente aceptable, simplemente porque, la opinión del pensamiento antropocéntrico, no afecta el bienestar de ningún hombre. Es completamente irrelevante si la acción es consistente con los mandamientos de Dios o de la honra. Así, por ejemplo, algunos no cristianos sostienen que la homosexualidad es moralmente aceptable, ya que no inflige ningún daño a otras personas. ¿Pero por qué este es el patrón de juicio moral? ¿Y como –el daño- es definido? Se puede argumentar que la homosexualidad es perjudicial en algún sentido, incluso cuando es evaluada por un padrón antropocéntrico.

Un ejemplo de compromiso en el ámbito de la ética cristiana es el absolutismo ideal. En ese sistema predominante de ética, en primer lugar, los mandamientos de Dios son priorizados, frecuentemente no de acuerdo con la revelación, sino de acuerdo con la opinión del hombre.

En segundo lugar, muchas situaciones son echas a presentar

dilemas, según el juicio del hombre, en la que dos mandamientos divinos (o ambos) parecen aplicarse, mas una persona debe violar uno de ellos para obedecer el resto. En tercer lugar, el mandamiento que se considera ser el superior es obedecido, y el otro es quebrantado, en cuanto a la violación de este, sin fundamento bíblico para así el, no es considera como pecado. El absolutismo ideal es en realidad un relativismo disfrazado.

La rebelión es bien explicita, mas la blasfemia está implícita. Esto es cuando Dios dio los mandamientos, él no tenía la inteligencia o perspicacia para darse cuenta de que ellos crearían dilemas éticos en muchas situaciones, en las cuales sería imposible de cumplir todos los mandamientos relevantes. Más parece que el hombre detecta más fácilmente estos dilemas. Puede que no seamos capaces de matar a Dios, mas podemos por lo menos engañarlo. Por lo tanto, damos prioridad a sus mandamientos, a veces de acuerdo con su revelación, a veces, de acuerdo a nuestro propio juicio, y decidimos obedecer solamente aquellos que consideramos viables en cualquier situación.

¿Puede El esperar más de nosotros? ¿O Qué? ¿Obediencia total a todos los mandamientos en cada situación? ¿Dios realmente piensa que él es Dios? ¿Y si alguien llama a la puerta y exige saber la ubicación de un amigo para que pueda matarlo? Este es el caso de la prueba clásica. ¿No Es más importante proteger la vida de un hombre que decir la verdad, sin embargo la verdad sea el principio por el cual Dios actúa, a través del cual el establece el valor de la vida, y por el cual Él nos da testimonio del evangelio de la gracia? ¿Mas no existe manera de obedecer los dos mandamientos, existe? ¿O Qué usted diría? Trataríamos de someter al atacante, o recusaríamos revelar la información y sufrir el riesgo de tortura, o incluso sacrificar nuestra propia vida para salvar a un amigo? Usted debe estar bromeando. Nosotros le dimos sólo dos opciones para elegir. El pensamiento centrado en el hombre no puede procesar el coraje abnegado y el sacrificio. Deje de confundirnos a nosotros.

Tenga en cuenta lo que eso significa para Jesucristo. La Escritura dice que él fue tentado, mas nunca pecó. ¿Qué significa esto de acuerdo con los proponentes del absolutismo ideal? Ellos Dicen que a los mandamientos divinos frecuentemente se contradicen debido a las circunstancias en las cuales se aplican, y cuando se contradicen, lo que hay que hacer es obedecer el mandamiento superior, mientras que desobedecer el mandamiento menor no es contado como pecado.

Esto significa que, a su juicio, Jesús podría haber matado a miles de personas con sus propias manos – hombres, mujeres y niños -, pero mientras estuviese obedeciendo el mandamiento superior en cada caso, el nunca habría pecado o asesinado a alguien. O, él podría haber cometido fornicación, así mismo actos homosexuales, incluso cientos de miles de veces. Él podría haber cometido estupro a

millares de mujeres y niños. Él podría haber robado cientos de miles de veces, y mentido cientos de veces. Si él fue obligado a hacerlo hizo en cada caso para obedecer a un mandamiento superior, entonces el no pecó.

Por lo menos por implicación, esa es su idea de la impecabilidad de Cristo. Si ellos no abandonan el absolutismo ideal después de haber sido clara y reiteradamente explicado a ellos, entonces deberían ser juzgados por la iglesia y excomulgados. Las personas que saben que su doctrina implica tal blasfemia acerca de Cristo y todavía insisten no pueden considerarse cristianas. Y todos aquellos que comparten su pecado. La única visión correcta es reconocer que los mandamientos de Dios no se contradicen entre sí, y que siempre es lógicamente posible obedecerlos a todos ellos.

A la luz del material citado arriba sobre el pensamiento antropocéntrico, o pensamiento teocéntrico solamente requiere una breve explicación. En lugar de colocar al

hombre, y lo que se considera su capacidad inherente de descubrir información, en el centro de un sistema de pensamiento, este pensamiento coloca a Dios y su revelación en el centro del sistema. Los supuestos básicos dicen respecto a los atributos de Dios – que es el creador, sustentador, gobernador, y eterno, omnipresente, omnisciente, omnipotente, santo, misericordioso justo, y así sucesivamente – y los atributos de la Escritura – que ella es inspirada, verdadera, completa, racional, consistente autoritativa y así sucesivamente. Esas suposiciones son esenciales y no negociables. Y ya que están presentes, todas las demás cosas son categorizadas, priorizadas e interpretadas en relación a esta preocupación central, Dios, de un manera consistente y controlado por esas suposiciones esenciales y no negociables.

Así mismo, el resto del sistema también es muy diferente de una cosmovisión centrada en el hombre. Cuando se trata de doctrinas, la majestad y soberanía de Dios son determinativas, y no la dignidad y la libertad humana. Ya sea que estemos hablando de metafísica o soteriología, las conclusiones correctas concuerdan con este principio.

Y cuando se trata de la ética, la preocupación central no es la comodidad y el bienestar del hombre, sino la honra de Dios. Los mandamientos de Dios definen lo cierto y errado, y todos sus mandamientos deben ser obedecidos en toda situación. No existe ninguna situación en la que las circunstancias requieran que una persona desobedezca un mandato divino. Tal vez el desobedecerá a causa de defectos en su inteligencia y carácter, mas ninguna situación es una imposibilidad lógica para proporcionar una obediencia completa a todos los mandamientos Divinos.

Es evidente, que estas dos formas de pensar y de estos dos tipos de sistemas no sólo son apenas radicalmente diferentes, sino que, los principios básicos están en conflicto. Los dos sistemas en realidad nunca pueden concordar verdaderamente en algo. Una persona no puede retener el mismo fundamento y modificar solamente los

detalles. Por esta razón, para un no-cristiano poder concordar con Dios, debe primero abandonar sus principios antropocéntricos y abrazar principios teocéntricos. Por lo tanto, una persona que viene a la fe en Jesucristo no sólo tiene que añadir un pedazo de información a su actual filosofía antropocéntrica. Sino, él debe renuncia a toda su cosmovisión, y adoptar un nuevo fundamento, una nueva manera de pensamiento, una nueva estructura en su sistema intelectual.

Ninguna persuasión sobre la base de suposiciones antropocéntricas puede lograr esto, pues las suposiciones antropocéntricas no pueden llevar a conclusiones teocéntricas, y la forma en que está adoptando un nuevo conjunto completo de principios teocéntricos. De esa forma, que eso sea efecto o no en ocasión de una presentación de argumentos, este evento se produce cuando Dios lo transforma mediante una acción directa sobre el alma. Esto es lo que llamamos la conversión. El producto es una persona que no sólo muestra una apariencia de piedad, sino también posee su propio poder.

 

Fuente: Reflexiones sobre la Segunda Epístola a Timoteo

 

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman

 

 

 

 

AXIOMA Y PRUEBA

VINCENT CHEUNG

Traducción: Raul Loyola Român

El conocimiento innato en la mayoría de las veces tiene que ver como podemos tener algún punto común de referencia con los incrédulos, para que nos podamos comunicar con ellos, y presionarlos con respecto al hecho de que ellos implícitamente reconocen las premisas bíblicas, aun cuando explícitamente las niegan.

No esta estrictamente relacionado con la naturaleza auto-justificadora de la revelación bíblica. Esto es, incluso si no hubiera ningún conocimiento innato, e incluso si no hubiera ningún ser humano, la Biblia seguiría siendo objetivamente verdadera, y auto-justificadora siendo una revelación de Dios.

En cuanto a como un primer principio puede ser auto-justificador, se debe considerar la ley de no contradicción. Esta ley es auto- justificadora en el sentido de que es lógicamente innegable – usted debe afirmarla en el mismo intento de negarla.

Sin embargo, como un primer principio ella sería insuficiente debido a que no contiene (ninguna) información suficiente, incluida la propia información que usted necesita decir cómo puede saber sobre la ley, en primer lugar (una teoría de epistemología).

Así cuando digo que un primer principio debe tener el contenido para justificarse estoy diciendo que él siempre debe suplir coherentemente con toda las informaciones ausentes – sobre metafísica, epistemología, lingüística, ética, etc. – De lo contrario, el propio primer principio no tendría información suficiente para volverse posible.

El contenido de nuestro primer principio, verdaderamente, es la Biblia, y ella esta sistemáticamente expresada en la teología Cristiana, y ésta es la base sobre la cual pensamos sobre el mundo e interactuamos con los incrédulos.

Ahora, Clark dice que todo sistema debe comenzar a partir de un axioma improbable o primer principio. Bien entendido, esto es verdadero, ya que por definición una “Prueba” implica raciocinar hasta una conclusión a partir de las premisas anteriores. Y si pudiésemos tener una “prueba” para nuestro primer principio, en este sentido, entonces nuestro primer principio no seria realmente primero (ya que sería una conclusión derivada a partir de las premisas anteriores), y estaríamos nosotros contradiciendo al llamarlo de ” primer principio”.

Así que Clark esta correcto, mas porque muchas personas no utilizan esta definición técnica para “prueba” cuando usted dice que su primer principio es “improbable”, entonces ellos tienden a pensar que esto significa que él es arbitrario, o que no puede ser racionalmente defendido. Estrictamente hablando, la falla reside en aquellas personas que comprenden incorrectamente, y no en Clark, ya que ellos fallan en entender lo que una “prueba” significa.

Yo frecuentemente no llamo al primer principio cristiano de “improbable”, pues deseo evitar este malentendido, es decir, que no podemos racionalmente defender nuestra primer principio.

Mas incluso Clark afirma que podemos defender nuestro primer principio, mas no para lo que él llamaba técnicamente de ” prueba”. Por ejemplo, en A Christian View Men and Things, el muestra como nuestro primer principio puede deducir con éxito un sistema intelectual adecuado y al mismo tiempo como otras opciones han fracasado.

Mi diferencia con Clark en este punto (sin embargo yo no lo contraigo aquí) podría ser que yo destacó más de lo que el, la naturaleza auto-justificadora e innegable de nuestro principio bíblico, y también como ese primer principio excluye lógicamente todos los otros. Por lo tanto, nuestro punto de partida no parecerá arbitrario (ya que es necesario), a pesar de que, como ya he dicho, la explicación de Clark no parece arbitraria para aquellos que comprenden correctamente lo que él dice.

 

DESCARGAR pdf:     LA NECESIDAD DEL NUEVO NACIMIENTO

 

PORTADANUEVO NACIMIENTO LUTERO

 

 

 

 

PORTADA DAVID S CLARKDESCARGAR       DAVID S CLARK– messagefrompatmo00clar

 

Captura

 

DESCARGAR  DAVI S CLARK– syllabusofsystem00clar

 

DESCARGAR: LOS PROFETAS FALIBLES DEL NUEVO CALVINISMO

 

 

 

Captura

 

 

 

 

  DESCARGAR:    EL MÉTODO APOLOGÉTICO TRADICIONAL

portada de el metodo

 

EL MÉTODO APOLOGÉTICO TRADICIONAL

El método tradicional, práctica de muchos cristianos durante los siglos, fue construido por católicos romanos y por arminianistas. Era, por así decirlo, derivado de la teología católica y arminianista.

Como la teología católica y arminiana comprometen las doctrinas cristianas de la Escritura, así mismo el método de apologética tradicional compromete el cristianismo con el fin de ganar a los hombres para su aceptación.

El método apologético tradicional compromete la doctrina bíblica de Dios en el sentido de no distinguir claramente entre su autoexistência y su relación con el mundo. El método apologético tradicional compromete la doctrina bíblica de Dios y su relación con la revelación al hombre en el sentido de no insistir claramente que el hombre, como criatura y como un pecador, no puede buscar la naturaleza de Dios fuera de su revelación.

El método tradicional compromete la doctrina bíblica del consejo de Dios, no teniendo en cuenta que Él es la “causa” última y global de todo lo que viene a existir.

Por lo tanto, el método de apologética tradicional compromete la claridad de la revelación de Dios al hombre, si la revelación viene de manera general o especial. Hechos creados no se deben tomar como revelaciones claras de Dios; todos los hechos de la naturaleza y el hombre sólo indican la probabilidad de la existencia de un dios.

El método Apologético tradicional compromete la necesidad de la revelación sobrenatural, en relación a la revelación natural. Al hacerlo, no hace justicia al hecho de que, incluso en el paraíso, el hombre tenía que interpretar la revelación natural, a la luz de las obligaciones pactuales que le fueron impuestas por Dios por medio de la comunicación sobrenatural. En consecuencia, el método tradicional no reconoce la necesidad de la revelación redentora, sobrenatural, concomitante con la natural, después de la caída del hombre.

El método apologético tradicional compromete la suficiencia de la revelación redentora sobrenatural en la Escritura, en la medida que permite hechos totalmente nuevos, tanto para Dios cuanta para los hombres, aparezcan en la realidad.

El método apologético tradicional compromete la autoridad la Escritura no tomando esto como testimonio en el sentido pleno del término.

El método apologético tradicional compromete la doctrina bíblica de la creación del hombre a imagen de Dios, viéndolo como un ser “libre” o concluido, en vez de ser analógico.

El método apologético tradicional compromete la doctrina bíblica del pacto, no haciendo la acción representativa de Adam un determinante del futuro.

El método apologético tradicional compromete la doctrina bíblica del pecado, no considerándola un rompimiento ético con Dios, el cual es completo en principio, aunque no en la práctica.

A pesar de todas estas cosas, el método apologético tradicional ha sido aplicado por los teólogos reformados, y este hecho ha cruzado el camino hacia el desarrollo de una disculpa distintivamente reformada.

 

Fuente: Cornelius Van Til, El pastor reformado y el pensamiento moderno (Cultura Cristiana, p 68-69.).

 

 

 

TRADUCCION: Raul Loyola Român

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DESCARGAR PDF   →             PDF PORQUE PROSPERAN LOS IMPIOS-

 

PORTADA FINAL 2  PORQUE PROSPERAN....

 

 

 

 

 

DESCARGUE

PDF LA LOGIC Y LA ESCRITURA- R. HANKO

 

 

 

PORTADA DE LOGICA Y ESCRITURA-- TRES -

 

 

 

LA LÓGICA

Y LA

ESCRITURA

 

Rev. Ronald Hanko

Traducción: Raul Loyola Román

 

 

LA PREGUNTA

 La lógica ¿Tiene Un lugar en el Estudio de la Escritura?

Los teólogos evangélicos modernos, en la mejor de las hipótesis, han dado una respuesta muy ambigua a esta pregunta. Aunque no rechazan por completo el uso de la lógica – ¿quién puede? – Ellos, sin embargo, ellos todavía se niegan a enfrentar muchas de las consecuencias lógicas de su propia enseñanza, enseña muchas doctrinas lógicamente inconsistentes, como la doctrina de las dos voluntades contradictorias en Dios, y condenaran como racionalistas a aquellos que insisten la construcción lógica de la verdad.

Cuando sus inconsistencias son señaladas, ellos se burlan de la “mera lógica humana “, y hablan de “misterio ” o ” antinomia “, “tensión” y contradicciones aparentes o reales en la Palabra de Dios.

 

 ¿LO QUÉ DEBEMOS PENSAR DE TODO ESTO?

La apelación al misterio suena como muy piadoso para la mayoría de los creyentes, ya que la Escritura habla también de misterio. ¿Mas estas personas están siguiendo el concepto bíblico de “misterio ” cuando usan la palabra para significa ” contradicción” o “paradoja”? ¿La Biblia, al hablar de misterio, se refiere a las doctrinas que contradicen unas a otras, y que son imposibles de entender? ¿Puede haber verdades acerca de Dios o las enseñanzas de las Escrituras que se contradicen entre sí?

En el mismo sentido, ¿la incomprensibilidad de Dios significa que podemos creer en cosas contradictorias sobre el? ¿Es imposible, al menos a veces, entender y dar sentido a lo que Dios dice acerca de sí mismo y de su Palabra? Esta perece ser la conclusión de algunos de los que con tanta frecuencia condenan el uso de la lógica y defienden todo tipo de contradicciones en Dios y la Escritura – que la racionalidad es incompatible con la incomprensibilidad de Dios.

Y, por último, ¿es racionalismo insistir que las doctrinas de la Escritura han de ser lógicamente consistente unas con otras? Esta es acusación hecha contra los que insisten en que las enseñanzas de las Escrituras no pueden contradecirse entre sí. ¿Ellos exaltaron la lógica encima de la Escritura cuando trataron de armonizar las verdades de las Escrituras y organizarlas en un sistema lógicamente coherente? Muchos seguramente dirían que sí.

 

LÓGICA

Tal vez la razón por la cual el recurso contra la lógica es tan exitoso es que la palabra evoca la mente del hombre moderno, aunque cristiano, un sistema frío y estéril de doctrinas que no tienen ninguna relación con la vida y que es totalmente sin pasión o entusiasmo. Sin embargo, este punto de vista de la lógica es incorrecto.

Uno ayuda para disipar estos malentendidos es recordar de donde obtenemos la palabra “lógica ” de la palabra griega “logos”, traducida como ” Palabra” en Juan 1:1-14 y utilizada como el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Ya no es extraño pensar de Cristo en términos de lógica que pensar en ella en términos de Palabra. Conectar logos con habla o la palabra hablada es solamente decir que a través de lo que Dios habla, lo conozco y se revela a nosotros. Conectar logos con lógica es decir solamente que cuando Dios nos habla lo conozco por medio de su Hijo, El habla racional e inteligentemente. Este es de hecho el milagro de la revelación – no sólo que Dios nos habla, mas podemos ver y entender el significado de lo que dice.

 James O. Buswell dice:

Cuando aceptamos las leyes de la lógica , no estamos aceptando leyes externas a  Dios a las que debe estar sujeto , mas estamos aceptando leyes de verdad que son derivadas del carácter santo de Dios … La Biblia como un libro escrito en lenguaje humano reclama  decir la verdad . Si la palabra verdad tiene significado, eso implica las leyes de verdad, es decir, las leyes de la lógica.

Desde luego, no negamos que es necesaria una operación del Espíritu para que el hombre natural entienda lo que Dios dice. Sin embargo, el problema con el no creyente no es que lo que Dios dice es ininteligible o irracional, sino que el hombre natural es un tonto. Él no va a entender. Es un poco parecido a un extranjero que pretende no entender inglés para evitar un enfrentamiento desagradable con las autoridades.

La lógica no es más que el pensamiento correcto y las reglas de la lógica son las reglas para el pensamiento correcto. Si lo tenemos en nuestras mentes, no vamos a pensar en la lógica con tanto desprecio. Seguramente Dios quiere que pensemos bien de él, obre lo cierto y errado, y acerca de todas las otras cosas. Del mismo modo, debería ser un pecado pensar erróneamente sobre Dios, obre su verdad o sobre su moralidad. Decir que lo cierto es errado o que lo errado es cierto es una cuestión de pensamiento errado y pecaminoso (Isaías 5:20). El pensamiento correcto, por lo menos en las cosas de Dios, no sólo es apropiado, sino que se requiere de nosotros y todo pensamiento erróneo es condenado (Sal. 50:21; Fil. 4:8).

Penar correctamente entonces, es pensar en armonía con todo lo que la Palabra enseña. Debemos pensar lo que Dios piensa. Nosotros tenemos sus pensamientos en la Palabra. Y así, de la misma manera que al confesar decimos lo que Él dice, así al pensar pensamos lo que él revela – sus propios pensamientos (Salmo 10:4). Debemos Por tanto, traer ” cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2 Corintios 10:4).

Tal pensamiento correcto, sin embargo, es racional y tiene sentido. Pensamiento correcto no e sólo pensamiento que se basa en la Palabra de Dios, sino pensamiento, por lo tanto, inteligible y racional. Exactamente por que los ” pensamientos” de la Palabra son la revelación de Dios, ellos no son irracionales y sin sentido, contradictorias o imposibles de entender.

Estamos de acuerdo en este punto con Gordon Clark, quien pregunta:

No Parece extraño , en ese sentido , un teólogo puede fijarse tan grandemente a la doctrina de la expiación , o la idea pietista de la santificación, que, sin embargo , se explica sólo en algunas partes de la Escritura , y sin embargo, son hostiles o sospechosos a la racionalidad y la lógica que muestra cada versículo de la Escritura ? ( Introducción a la Filosofía Cristiana , p . 72 ) .

No hago burla del ” mera aritmética humana “, como Gordon Clark sugiere otra parte , cuando se le pregunta : . ” Dos más dos son cuatro para el hombre, mas once para a Dios” (“Dios y la lógica, ” Trinity Review, n º 16. )

 

RACIONALISMO Y RACIONALIDAD

Todo esto nos lleva a otro punto importante, la defensa de la racionalidad.  Racionalidad no es el mismo que el racionalismo. Cuando alguien insiste en que es una contradicción, un absurdo imposible, decir que Dios desea y no desea la salvación de los reprobados, se le acusa inmediatamente de racionalismo. Más él es sólo eta siendo racional. Es algo diferente.

Lo que debe quedar claro es que no es racionalismo ser racional e insistir en que la verdad debe ser racional y tener sentido. Racionalismo es pensar que podemos llegar a alguna parte sin comenzar con Dios y la Escritura. De hecho, es el racionalismo, que ha llevado al hombre moderno al borde de la irracionalidad total y la anarquía en la filosofía, el arte, la ciencia y la ética. Al separar el pensamiento de la Escritura, que ha finalizado en absurdos.

Francis Schaeffer dice:

Por lo tanto, el cristianismo tiene la oportunidad de hablar con claridad sobre el hecho de que la respuesta que ofrece cierra precisamente lo que desesperó hombre moderno – la unidad de pensamiento. Es una respuesta una que abarca la vida como un todo. Es cierto que el hombre debe renunciar a su arraigado racionalismo, sin embargo, sobre la base de lo que se puede discutir, tiene la posibilidad de recuperar plena racionalidad. Uno puede ver, ahora, ¿por qué insistí tanto énfasis previamente la diferencia entre el racionalismo y la racionalidad. Esta perdió al hombre moderno (Muerte a la Razón, p.82)2

Cuando, por lo tanto, un teólogo busca conciliar las enseñanzas de las Escrituras con ella misma, él no es un racionalista. De hecho, es la tarea del teólogo sistematizar las verdades de las Escrituras, de forma que todas ellas que todos

Ellas se relacionan unas con otras y que no contradigan ! . Rechazar la lógica y la racionalidad es destruir incluso la posibilidad de hacer teología. Todavía, esto es lo que muchos teólogos insisten que se debe hacer.

La cuestión, por tanto, no es de revelación versus racionalismo, más si la revelación es racional o no – si, cuando Dios habla, El habla irracionalmente en contradicciones y paradojas, o no. una contradicción, es decir, que un cuadrado es redondo, es absurdo. Algunos pueden creer contradicciones, mas en este caso ellos pueden ser acusado de ser irracionales o incluso de locos.

Son tales contradicciones que los teólogos sostienen cuando dicen que Dios tiene dos voluntades, que él desea y no desea salvar a todos los hombres, que El ama y no ama a los no-salvos. Rechazar estas contradicciones no es el racionalismo, mas es racionalidad y una irracionalidad un rechazo a toda irracionalidad.

 

EL MISTERIO

Aquí es donde surge la cuestión del misterio. Para defender sus contradicciones, algunos teólogos dicen: “Eso e un misterio”. Para alguien que pensó poco acerca del asunto, esa parece una respuesta muy buena. Después de todo, la Biblia habla de misterio, y en el uso diario de la palabra parece significar ” algo que no podemos entender. ” así el, el teólogo parece perfectamente justificado en el uso de la palabra misterio en el sentido de “algo imposible de entender – una contradicción. “

Sin embargo, este no es el sentido bíblico de la palabra misterio. En las Escrituras, la palabra significa ” algo que el hombre natural no puede entender, pues él es un tonto, mas lo que es revelado a los hijos de Dios por Dios mismo y que puede y debe ser entendido por ellos. ” Pablo habla en Efesios 3:3-5 misterio “, A saber, que por revelación me fue declarado el misterio, como antes he escrito en breve; Leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi inteligencia en el misterio de Cristo: El cual misterio en los otros siglos no se dio á conocer á los hijos de los hombres como ahora es revelado á sus santos apóstoles y profetas en el Espíritu. ” Tampoco es este misterio entendido solamente por los teólogos y líderes como Pablo, mas se le dio para que ” cuando se lee [los miembros ordinarios de la iglesia] , es posible entender el discernimiento del misterio de Cristo. “

Sin embargo, incluso el uso de la palabra teólogos está errado en estirar su significado para cubrir sus contradicciones y paradojas. Cuando se habla de la doctrina de la Trinidad como un misterio, no queremos decir algo “imposible de entender – una contradicción. ” No queremos decir, en otras palabras, que la doctrina de la Trinidad es auto-contradictoria e irracional, sino solamente que no podemos comprenderla plenamente.

Si la doctrina de la Trinidad significa que Dios es un Dios en tres Dioses en una persona en tres personas (como Cornelius Van Til decía) ella seria una contradicción y sería ininteligible. Dios no puede ser a la vez un Dios y tres Dioses. Mas la Trinidad significa que solamente Dios es un Dios y tres personas. Esto puede ser difícil de comprender plenamente, mas no es una contradicción – ni un misterio en el sentido de contradicción.

Tampoco son las doctrinas de soberanía de Dios y de responsabilidad del hombre un misterio en el sentido que se contradice la una de otra. Si así fuera, tendríamos que elegir una entre ellas. Gracias a Dios no lo son. Son un misterio en el sentido de que no podemos entender completamente cómo se reconcilian, pero no se contradicen. No son una paradoja. Estamos de acuerdo, por lo tanto, con Hermán hoeksema , quien dijo :

Ellas serían contradictorias si la primera proposición negase lo que se afirma en la segunda. Más esto no es verdad. La primera proposición afirma algo sobre Dios: Él es absolutamente soberano y determina los actos de los hombres. La segunda proposición predica algo sobre el hombre: Él es responsable por sus actos morales. ¿La primera proposición niega que el hombre sea responsable? Si es así, usted tiene una contradicción aquí. Pero no lo niega. Aquellos que descubren una contradicción aquí – generalmente los enemigos de la verdad de la soberanía de Dios – dan por sentado que afirmar que Dios es soberano incluso sobre los actos del hombre, es lo mismo que decir que el hombre no es responsable. Cabe señalar, sin embargo, que no es ni expreso ni implicado en la primera proposición. En ninguna de las dos proposiciones la responsabilidad es afirmada y negada al mismo tiempo con relación al hombre . (“The Text of a Complainf- fotocópias reimpressas dos volumes 21 e 22 da revista Standard Bearer, p. 19).

Decir que Dios ama y no ama a los réprobos no es un misterio, mas una contradicción. Es imposible dar sentido a la idea de que Dios ama a los reprobados por un tiempo y luego deja de amarlos y aun permanece inmutable. Es tal contradicción que rechazamos y que debe ser rechazada en la teología reformada.

 

LA LÓGICA Y LA DOCTRINA DE DIOS

Hay más en juego que la cuestión de si creemos o no en contradicciones, como muchos teólogos modernos dicen que pueden y debemos hacerlo. La propia naturaleza y ser de Dios están en juego.

Un atributo básico de Dios es su simplicidad, un atributo del que oímos tan poco. El primer artículo de la Confesión Belga lista primero este atributo:

Todos nosotros, creemos con corazón y confesamos con la boca que hay un solo Dios, un único y simple ser espiritual. Él es eterno, incomprensible, invisible, inmutable, infinito, todopoderoso, totalmente sabio, justo y bueno, abundante y una fuente de todo bien (artículo 1 ) .

Sin embargo, el atributo se conoce tan poco, que el lenguaje de la Confesión Belga suena extraño a nuestros oídos.

La simplicidad de Dios significa que es indivisible. Esto es cierto en relación con las tres personas de la Trinidad – que ellos no son Dioses separados, sino un solo Dios. Esto también es cierto con respecto a los atributos de Dios. No pueden ser divididos el uno del otro, o poner uno contra el otro. No hay, por ejemplo, ninguna división entre su justicia y su misericordia.

Su misericordia siempre será justa y su justicia siempre será misericordiosa. No hay, pues contradicción o falta de armonía en Dios. Él es uno e indivisible en su persona, en sus atributos, y en su propósito y su voluntad, y en sus obras. Sus obras nunca están en desacuerdo ni su propósito con el mismo.

Este atributo es negado por aquellos que están deseosos de encontrar contradicción en la voluntad de Dios o entre la voluntad de Dios y de sus obras. No solamente ellos promueven la irracionalidad, mas niegan su simplicidad y están en conflicto con lo que la Biblia enseña sobre Dios (I Juan 1:5). Encontrar contradicciones en Dios es negar a Dios. Hay muchas cosas sobre Dios que no podemos comprender muchas cosas que no podemos comprender plenamente, mas no hay ninguna obscuridad en él en absoluto.

LA LÓGICA Y LA DOCTRINA DE LA ESCRITURA

La “teología de la paradoja y la contradicción “es una negación también de la doctrina de la Escritura. Si hay contradicción en la Escrituras, entonces la Escritura ya no es más una revelación. Una Contradicción no “revela ” nada. Ella hace el entendimiento y la comprensión imposibles. Ni ella es perfecta e infalible, si contiene contradicciones. una contradicción , no importa como alguien la  vea es una imperfección un engaño .

La Regula  Scripturae, es la regla de las Escritura, uno de los grandes principios de la Reforma , significa que hay urna línea de coherencia de  enseñanza que corre por  toda la Escritura , de principio a fin . Esto sin duda se deriva del hecho de que es la Palabra de Dios. Si fuera sólo una serie de libros escritos por diferentes hombres, no esperaríamos unidad o coherencia, sino porque el Espíritu Santo es el autor de la Escritura, ella tiene tanto unidad como coherencia en todo lo que dice. Esto está implícito en las palabras de Jesús en Juan 10:35, ” La Escritura no puede ser quebrantada. ” Encontrar contradicciones en ella o lo que dice acerca de Dios y cuestiones de detalle histórico, es negar que es la Palabra infalible de Dios.

Esto no quiere decir que entendemos pasaje de la Escritura. Es cierto que hay pasajes que son difíciles de reconciliar, pero cualquier persona que cree en la infalibilidad de las Escrituras insisten en que simplemente no podemos entender. Admitir que realmente existen contradicciones es decir que hay errores en la Escritura y esto es negar la autoridad de ella como la Palabra de Dios.

 

 LÓGICA Y NEO – ORTODOXIA

Lo que es más alarmante, sin embargo, es la tendencia a admitir contradicciones tanto en la Escritura como en la teología , es que esta es la esencia del neo – ortodoxia. La idea de que la fe e capaz de creer en contradicciones – que es la esencia misma de la fe creer en cosas irracionales – es el núcleo de la teología de la paradoja de Karl Barth. Él describe la fe como “un salto al vacío a lo obscuro “, ya que acepta todo tipo de contradicciones: Dios eligió como reprobó a Esaú (tanto amo como odió); Dios elige y réproba a todos los hombres, Dios es omnisciente (todo lo sabe), sin embargo, limitado en conocimiento.

Sus seguidores fueron más tarde. Brunner negó categóricamente la infalibilidad de las Escrituras al enseñar que la Biblia está llena de contradicciones, pero que Dios puede y de hecho se revelarse a sí mismo a través de estas cosas. La Teología, según Brunner, no sesta relacionada con la verdad inteligible racional, n es la Biblia un sistema de verdad. Del mismo modo, para él las contradicciones y discrepancias en la Escritura es asunto de la condescendencia de Dios hacia nosotros y lo único importante es ” encontrar ” a Dios a través de las Escrituras, y no entender y creer literalmente.

Muchos evangélicos hoy en día tienen la misma visión de la fe, la Escritura y de Dios. Ellos también dicen que la Escritura no precisa que sea coherente y consistente en todo, que el conocimiento de Dios puede estar llena de paradojas, antinomias y contradicciones, y que la fe, por su propia naturaleza, es capaz de aceptar tales contradicciones y la irracionalidad sin cuestionamientos.

Un ejemplo que me viene a la mente es la del ministro Reformado que intentó defender la oferta sincera del Evangelio y la gracia común haciendo tal apelación a la irracionalidad. Él estaba tratando de responder a la acusación de que Dios muestre el amor y gracia a los reprobados en dones naturales y una oferta sincera del Evangelio de Dios modificable, es decir, que los ama ahora y dejar de amarlos cuando los mandan al infierno. Para defenderse, ese hombre dijo que Dios es inmutable, mas como soberano podría, sin embargo, “ decretar para si mismo una serie de disposiciones diferentes. ” En otras palabras, a pesar de que es inmutable, él podría como soberano decidir que mudaría su actitud hacia los malvados réprobos. Dicho de manera más simple, él estaba diciendo que aunque Dios fuera inmutable, Él podría cambiar.

El neo – ortodoxo Karl Barth expresó eso, de esta manera:

Creemos que Dios puede y debe ser absoluto solamente en contraste con todo lo que es relativo… Sin embargo, estas creencias se muestran totalmente indefendibles, corruptas y paganas por el hecho de que Dios realmente hace eso y lo hace en Jesucristo. No podemos hacer de ellas el padrón por cual medimos lo que Dios puede o no puede hacer, o la base de los juicios de que al hacer eso El cae en contradicción… Él es absoluto, infinito, exaltado, altivo, intransitable, trascendente, mas en todo esto Él es aquel que es libre en su amor y por lo tanto no es su propio prisionero. El es todo eso cómo el Señor y de tal forma que abraza lo opuesto de estos conceptos (es decir , él es también relativo, finito , pasivo, capaz de sufrir y ser abrumado en  gloria ) , aunque es superior a ellos (Church Dogmatics, IV , i, 55 , pp 183ss , la negrilla es mía) .

¿Que es lo que Barth está diciendo? Él está diciendo que la libertad y la soberanía de Dios significan que Él puede ser infinito y finito, al mismo tiempo, exaltado e inferior, omnipotente e impotente, inmutable y aun sujeto a mudanza. La referencia de Barth a Jesucristo no es más que una excusa para ocultar el hecho de que él esta de hecho negando la omnipotencia, inmutabilidad e infinitud absoluta de Dios. Que Cristo, en su naturaleza humana, era limitado, cambiante, finito y nacido en el tiempo, no lo negamos. Mas eso no es lo que Barth quiere decir . Lo que él quiere decir, como la primera parte de cita muestra, que es pagano pensar o decir que Dios es absolutamente y sin limitación omnipotente, Omnisciente, inmutable e

infinito. Él debe ser impotente, limitado en el conocimiento, mutable y finito.

Si usted objeta que eso es una contradicción o paradoja grosera Barth sin duda estará de acuerdo con usted y le dirá que se trata de una cuestión de fe – la fe no entiende, sino que simplemente cree en lo irracional. Esto, inconscientemente o no, es la misma conclusión de los que defienden sus paradojas y antinomias hoy.

Curiosamente, la conclusión de Barth con respecto a la teología: ” ella nunca puede formar un sistema, abarcando el objeto estudiado ” (Church Dogmatics, II, 3, p 293.)  Eso es simplemente decir que no solamente la teología, sino lo que el busca, el conocimiento de Dios es imposible.

No negamos que la fe debe a menudo aceptar el hecho de no entiende plenamente. Solamente negamos que la fe es “un salto al vacío “, que pueda aceptar lo absurda y lo irracional. Si Dios es Dios, la revelación es verdaderamente la revelación de Dios, y si la Escritura es infalible e inquebrantable, la fe no puede ser tal cosa.

 

EL PELIGRO

El peligro aquí no es pequeño. En muchas formas, la teología de la paradoja pone en juego los fundamentos. La idea de que puede haber contradicciones en Dios y la

Escritura y que la fe puede aceptar estas contradicciones, abre la puerta a todos los errores de subjetivismo que afecta a la iglesia de hoy. Por subjetivismo se entiende la enseñanza de que el sentimiento y la experiencia es más importante que la doctrina y la verdad. “No debemos argumentar a favor de la verdad o tratar de demostrar que ella es correcta”, dicen muchos. Sólo podemos ” sentir ” lo que está bien y aceptarlo ciegamente. Tratar de hacer que tenga sentido, para enseñar teología o doctrina es destruir toda posibilidad de pasión y amor y se hunde en la muerte. Nuestros sentimientos y experiencias bien pueden contradecir la Escritura, pero eso no los torna errados. La fe demanda que los sigamos, incluso si contradicen las Escrituras.

En oposición a este error, nos ponemos en contra de toda “teología ” de la paradoja y la contradicción, ya sea la de Barth, Brunner y Niebuhr, o las versiones que son más ignorantes como el evangelicalismo hoy.

 

 

 RONALD HANKO

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman

Loja- Ecuador

 

DESCARGAR  →          PDF EL REGALO DE DIOS – LUTERO

PORTADA FINAL -EL REGALO DE DIOS LUTERO-PORTDADA

EL REGALO DE

DIOS

 M A R T I N L U T E R O