Archivos para el mes de: septiembre, 2012

Imagen

ATRAPADO EN SU PROPIA TRAMPA

J. Fernandes Isah.

-Traduccion: Raul Loyola R.

 

Estoy leyendo “Confesiones” de Agustín de Hipona [1], y, de vez en cuando, me encuentro con algunas declaraciones contradictorias del autor. Esto no es para desacreditar el trabajo, ni estoy loco por hacerlo. El libro es más que bueno, es genial! Pero contaminado por la idea extra bíblica del libre albedrío, o el intento defender a Dios de los ataques enemigos, de aquellos que quieren desacreditarlo a causa de la existencia del mal, o incluso aquellos que insisten en mantener sus “esquemas” conceptuales y doctrinarios a toda costa, él dice: “Porque yo no sabía que el mal es apenas privación del bien, esta privación que llega a la nada absoluto” [2].

Esta última afirmación no me convenció. El mal no puede ser nada absoluto, ni nada absoluto nada, dan lugar a mal absoluto. La “nada” nada puede crear, ni da lugar a efecto alguno siendo causa de cualquier cosa, incluso si un “nada” mayor o menor que nada. Es lo que es: nada, y más nada.

Del mismo modo, decir que el mal es la privación del bien, implica que él puede ser auto-creado y existir fortuitamente. Resulta que si el bien es proveniente de Dios, el mal es proveniente de qué? De ausencia de Dios? Pero Dios estaría ausente de algún lugar? ¿Podría haber algún espacio donde Él no está presente? Donde su conocimiento no alcance? ¿Había algo posible de existir contrario a la mente divina? ¿Una especie de “poder” o “fuerza” que permanecería ajeno a El? Puede haber algo de oculto en la creación, donde Dios lo dejó a su propia suerte, abandonando a la personalidad que no sólo creó pero sostiene todas las cosas, a la impersonalidad de negligenciarla u omitirse [deísmo]? Puede haber algo que se sustente por su propia voluntad? 

La Biblia dice que todo, absolutamente todo, es sutentado por el poder de la palabra, que es Cristo. Por él todas las cosas fueron creadas, existen y subsisten [Colosenses 1:15-17, Hebreos 11,3] . Por lo tanto, me parece ilógica esa demanda, a menos que ella tenga un carácter simbólico, en sentido figurado, sea una metáfora, pero para que eso suceda, no se puede usar las palabras “mal” y “bien ” como Agustín los utiliza. Los términos usados son los conocidos como definidos semánticamente.

Todas las cosas ha hecho el SEÑOR por sí mismo, y aun al impío para el día malo. [ Prov 16,04 ] . Si fueron creados con este propósito, el mal que ellos practican, lo fue también. Luego Dios los creó objetivamente y determinadamente de manera decisiva, en cumplimiento de sus Santos y perfectos designios. 
Decir que el mal es la ausencia del bien, y que eso sea nada absoluto, representa decir que no existe, ni es practicado, ni produce los fines para los que el Señor lo creó.
Sería sólo una ilusión, producto de la mente, como unas ciertas religiones dicen ¿O, de alguna manera, Dios fue impedido o incapaz de mantener el bien en la esfera que el mal actuaba? Lo que daría lugar a la idea peligrosa y maligna que Dios pudo haber sido cogido por sorpresa, o no ser el Todopoderoso, como afirma la Escritura. En muchos sentidos, veo serios problemas para mantener la doctrina de la soberanía, la omnisciencia, la omnipotencia, la santidad y la perfección divina cuando el mal parece estar colocado en una categoría “extra” Dios. Por mucho que los argumentos están bien construidos, agradables, y cubiertos con una cierta nobleza metafísica, aún asi, si no están en armonía con el texto bíblico, son reprobables. 
Agustín en su doxología y amor a Dios [se entiende que nuestro amor es todavía imperfecto, y sólo será perfecto el día glorioso del Señor], hizo una doctrina que estuviera a la altura de la Escritura, con el claro objetivo de salvaguardar Dios de la creación del mal, y para ello, utilizó un razonamiento falaz. Entienda, no estoy para anular o descalificar su obra. Lo reconozco como un instrumento divino en la construcción de bases teológicas cristianas en su sistematización, en el anuncio del Evangelio y defender la fe. Por él, Dios obró en la iglesia revelando verdades que estaban obscurecidas u olvidadas, pero en relación con el mal, a pesar de la inspiración y la sublimidad de los versos, no dejan de ser distorsionados y tergiversados en relación con la interpretación de la biblia.

No Quiero decir que estoy rechazando su trabajo? Lejos de ello. Al contrario. Sólo quiero asegurarse de que en medio de todos sus éxitos, el error no sea confundido con ellos, no sea de alguna forma diluida la verdad al pasar por alto esto.

A medida que la lectura avanza, nos damos cuenta de que la vida de Agustín está tan intrínsecamente ligada a Dios que no se puede hablar en cualquier lugar sin reportarlo al señorío divino.

Por ejemplo, con respecto a la naturaleza caída del hombre, que se inclina, anhela, desea y se deleita en practicar el mal y el pecado, en relación a la depravación del hombre y su responsabilidad ante Dios, estoy de acuerdo en género y número con lo que dice, estando plenamente de acuerdo con la revelación especial.

Para hablar de Dios como el Ser infinito y eterno, dice, “Pero tú eres el mismo eternamente”, y todas las cosas del mañana y el futuro y el pasado, hoy la aras, hoy las hiciste! “[3] , haciéndose eco de la enseñanza de Hebreos 1:12 y Salmo 102,27.

O bien: “Alguien puede ser el autor de su propia creación?” [4] , al referirse a la criatura, mostrando la imposibilidad de cualquier cosa existir aparte de Dios, el cual siendo no-creado es el único autor de todo lo que fue creado .

Estas son las posiciones bíblicas, y las cuales ningún ortodoxo rechazaría.

Pero volvamos a la cuestión del bien y del mal, me parece a mí que la idea agustiniana se resume a la presencia y ausencia de Dios, de la acción de Dios y la acción de “no hay Dios” para que el bien y el mal existan, respectivamente. Sin embargo, él dice que no hay universo posible para contenerlo [Dios], mostrando su infinitud. Entonces, ¿cómo el mal surge de la no presencia del Dios infinito en la creación finita?

Para distinguir entre el pecado y todo, como este no estando incluido en la categoría “todo” [lo que considero un grave error doctrinal y lógico], Agustín resulta contradictorio cuando dice : “Señor, mi Dios, autor y creador de todas las cosas que existen en la naturaleza, con excepción del pecado, del que es apenas regularizador ” [5] .

Al asumir que Dios no creó el pecado [y por lo tanto el mal], siendo apenas su regulador, coordinador, estaría actuando sobre qué leyes? ¿Las suyas o la de otros? ¿Y cómo haría con la cita que Dios creó “todo lo que existe en la naturaleza”,mas “todo” puede significar cualquier cosa etiquetada “no todo”, incluso si es pecado? Dando a entender, en efecto, que Dios es el único Creador perfecto y santo, con la posibilidad de otro agente creador? ¿Estaríamos delante de la idea de un “no-Dios” en alguna parte de la creación?

EN MUCHOS SENTIDOS, AGUSTÍN INTENTA INEXPLICABLEMENTE NO-EXPLICAR LO EXPLICABLE COMO UN CAZADOR ATRAPADO EN SU PROPIA TRAMPA.

Nota 1 – “Confesiones” de San Agustín – Editorial Paulus

2 Idem – pg 75
3 – “- pg 26-27
4 – “- 26 pg
5 – “- 32 pg

Imagen

INTELECTUALISMO BÍBLICO

GORDON CLARK HADDON

Traducción: Raul Loyola Román.

 

 […]

Todo intento de restar importancia al  conocimiento y la lógica, si el intento es de los liberales contemporáneos, o aquella de los pietistas anti-intelectualistas, es claramente contradictoria a la biblia.

La Biblia pone un énfasis notable en el conocimiento. En Efesios 1:17 – 18, el apóstol ora para que “Dios…. os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, ” Juan 5:20 dice, ” Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero;” El mismo apóstol registros de las palabras de nuestro Señor: ” Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado “(Juan 17:3). 1 Corintios 15:34 da una advertencia contra la ignorancia: “. En efecto, hay algunos de ustedes que no tienen conocimiento de Dios; para vergüenza de ustedes lo digo. “

El Antiguo Testamento también recomienda el conocimiento. El propósito declarado de Proverbios es dar a la a la gente sencilla prudencia, y los jóvenes  conocimiento y discreción. EL TEMOR DE JEHOVÁ ES EL PRINCIPIO O LA PARTE PRINCIPAL DEL CONOCIMIENTO, pero los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza. Y hay otras muchas exhortaciones al conocimiento.

Para referirse a un tema de interés  contemporáneo o para ilustrar como intelectualismo o un respeto por el conocimiento ofrece conclusiones prácticas que contrastan severamente  con otros tipos de religión, podemos observar que la unidad ecuménica aprobada por el Nuevo Testamento es una unidad de doctrina y  conocimiento. No hay  ningún grande mandamiento para establecer  Uniones organizacionales, pero se lee con cierta frecuencia: “Le suplico vosotros, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa y no haya divisiones entre vosotros, sino que seáis perfectamente unidos en una misma mente y un mismo parecer “(1 Corintios 1:10 RV). O, de nuevo “, llénenme de alegría teniendo un mismo parecer, un mismo amor, unidos en alma y pensamiento ” (Filipenses 2:2). Contrariamente a la unidad recomendada por la Escritura, el Consejo de Palabra, el Consejo Nacional de Iglesias y otras propuestas incluyen las uniones confesionales sin ninguna concordncia doctrinaria significativo.

Esto es consistente con el anti-intelectualismo de ellos, que no deja espacio para el Evangelio.

Además de estos neo-ortodoxos, los pietistas con sus reclamos a instrucciones individuales y revelaciones adicionales, y los escritores  devocionales  que maldicen el intelectualismo frío y la ortodoxia muerta, también exhiben un mal entendimiento fundamental del Cristianismo, cuando trazan una distinción rígida entre la cabeza y el corazón. –La cabeza, para ellos, representa el conocimiento y la teología árida;– el corazón es todo el emocionalismo excitante del evangelismo ignorante.– Pero en las Escrituras no hay contraste entre corazón y la cabeza. La visión es una innovación estrictamente moderna que esta en conflicto con la psicología bíblica y refleja una concepción errónea de la verdadera religión. La depreciación del entendimiento , el conocimiento, la razón y la lógica no solamente  estimula un ecumenismo vil, sino que también conduce a graves errores en teología, errores concernientes a la naturaleza del hombre, el pecado, y por lo tanto errores con respecto al camino de la salvación.

La religión, o para hablar con más claridad, la religión cristiana no es una cuestión de emociones, al menos no más que la política y económica lo son, mas esencialmente, una aceptación de un mensaje infalible.

La aceptación de este mensaje se ofrece como un primer principio, un axioma o postulado sobre  el cual una superestructura de conocimiento puede ser exaltada. La filosofía secular, con y sin suposiciones, se ha demostrado ser imposible. Así que para ponerlo de la manera  mas modesta  posible, el principio de la revelación verbal es al menos un intento digno.

Fuente: An Introduction to Christian Philosophy, Gordon Clark, Trinity Foundation, páginas 318-320.Fundación, páginas 318-320.

Traducciôn: Raul Loyola Român.

https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman?ref=tn_tnmn

Imagen

J. FERNANDES  I

Traducción: Raul Loyola Román

¿POR QUÉ DIOS NO SE AGRADÓ DE CAÍN? “

Estoy luchando esta semana con la lectura del libro del Génesis, y leer el capítulo 4, la pregunta vino a mí: ¿Por qué Dios no está complacido con la ofrenda de Caín, y se mostró satisfecho con la ofrenda de Abel?

La mayoría tienen como explicación el hecho de que el sacrificio de Abel fue con sangre, y el de Cain no, llevando  a creer que el hecho de que Abel eligió a los primogénitos de sus ovejas y  la grosura [indicando  muerte, sacrificio de  inocentes, sangre derramada , así como el propioDios sacrificó animales, y con sus pieles,  hizo ropa que escondiesen la desnudez de la pareja primigenia), se remitían al futuro, como “sombras” para indicar el sacrificio de Cristo en la cruz del Calvario, como el Primogénito de Dios , el Cordero sin mancha, inocente, que derramó su sangre para que muchos fuesen salvos y que sus pecados sean expiados, miles de años después.

Entiendo que esta conclusión es parcialmente correcta. Señala la necesidad de la muerte como una forma de pagar por los pecados, siendo justo aquel que  redimirá a su pueblo, y sólo entonces, será purificado de sus pecados y liberados de la condenación. MAS ALGO AÚN PERSISTE EN FUSTIGARME LA  MENTE: los hermanos sabían como ofrendar  a Dios o no?

Hay quienes entienden que ambos conocían la manera correcta, pero en mi opinión no,. El texto no da ninguna referencia como deberían  agradarle o  si sabían o no, de antemano, cómo ofrendarle, sólo nos dicen que:

a) Eva dio a luz a Caín, y luego a su hermano Abel [V.1-2];

b) Abel fue pastor de ovejas, y Caín labrador de la tierra [v.2];

c) Caín trajo del fruto de la tierra, y Abel tomó los primogénitos de sus ovejas, de la misma grasa, como ofrenda a Dios.

Una adición interesante, que puede incluso no ser relevante, es el de  la Biblia informar el orden de nacimiento de  primogenitura: Caín y después Abel . Un poco más tarde, se cita la profesión de Abel, como el pastor, para citar, enseguida, a Caín labrador. Un poco más y tenemos ofrendando  a Caín antes que Abel, y esto fue seguido, tal vez un poco de respeto alguna preminencia de el hermano mayor, por lo que sólo después de su ofrenda, Abel puede hacerlo también. Lo que me lleva a creer que ambos no fueron ordenados como agradar a Dios, y que sus actitudes eran naturales, espontáneas, de llevar a Dios el producto de sus actividades, lo que producían, y que son inherentes a la vida y habilidades, sin que pudieren actuar de manera diferente, a no ser Caín dar los frutos de su trabajo, y también Abel. [2]

 Ambos parecen sinceros, dispuesto a agradar a Dios y, al menos en principio, descartare la posibilidad de cualquier inclinación rebelde o mala por parte del hijo mayor de Adán. Un punto de vista humano, querían lo mejor, tenían que dar lo mejor de sí mismos y de sus esfuerzos. Agradar al, Señor era una forma de recompensa por su trabajo con el sudor de su frente, lo cual es indicativo de la atención y dedicación de  las ofertas, hasta que la gratitud no fue el motivo principal que lleva a reconocer el bien que Dios les dio [al menos en el caso de Caín, eso es  posible, como una inferencia. El  quería ver reconocido por estar “dando” a Dios el fruto de su sudor, lo mejor que tenía para dar, lo que haría que su motivación  se tornaría en  auto-idolatría, al no reconocer al Señor como el que le dio y le permitió dar].

Otra defensa que muchos abogan  para  Abel es que el era justo, por lo que su ofrenda fue justificado delante de Dios, a diferencia de su hermano. Y eso es un hecho. Dios aceptó su sacrificio porque ofrecía algo mayor que el de Caín [Hb 11,4], por la fe, y la fe es un don de Dios [Ef 2,8], el Señor le llevó a dar la medida correcta, exactamente  aquello que seria de su agrado.

¿No es interesante que Caín pudiera ser Abel? Si hubiese  una ruleta al azar para  determinar la personalidad y la identidad de las personas? ¿Podría ser el , el que  pastorea las  ovejas, mientras que el más joven arara la tierra, lo que cambiaría el curso de la historia, a partir del cambio de sus personajes? Sin embargo, agradó a Dios, y en su soberanía, predestinó Abel y Caín para cumplir sus propósitos eternos, para que los eventos transcurriesen según lo previsto; refiriéndome a la pregunta indicada en el punto “b”, de que  la primogenitura  fue tomado de Caín y  entregada a Abel.

 Se podría decir que el hecho de que la Biblia cita el trabajo de Abel primero es mera coincidencia. ¿Cómo no creo en la suerte, el azar, la casualidad y la coincidencia, pero sólo en la providencia de Dios para llevar a cabo todo de acuerdo a su decreto santo y eterno, la cita es indicativo de que la profesión también fue un factor determinante para que la ofrenda sea agradable o no a Dios . Cuando el Señor predestino a Abel para pastor, Él lo hizo con nítida certeza de que él y su ofrenda le agradarían, y no lo otro. Al determinar de que Caín seria  un labrador, su ofrenda ya estaba rechazada, incluso antes de que el mundo sea  el mundo, y Adán hombre llegara a  habitarlo. Dios proveyó que todo se cumpliese  convenientemente para que Abel lo agradase  y Caín no. Haciendo una analogía con Esaú y Jacob [Rom 9:13], podemos decir sin duda que Dios amó Abel y odió a  Caín.

Se podría argumentar que mi analogía es incorrecta? ¿Por qué Pablo está hablando de la elección para la salvación y que Dios los escogió antes de hacer el bien o el mal? La aplicación de la teología de Pablo sirve para todos, sin excepción, y en todos los tiempos. Y por lo tanto, encaja muy bien aquí. Pues  nos dice que Abel era justo [Hb 11,4], asi como Caín era corrupto y malvado [Jd 11]. Aunque se puede argumentar que el tipo de ofrenda, si la sangre o de la tierra, es la que definió agradar a Dios o no. Hay que recordar que Dios aceptó ofrendas voluntarias de ganado vacuno, ovejas  y cereales [Lv 1 y 2], nada impide que Caín ofrendase los frutos de la tierra, anulando así el argumento. La pregunta entonces se vuelve para Caín. Si el problema no eran los frutos, entonces el rechazo de Dios cayó sobre él.

Como cristianos bíblicos, reconocemos que Dios controla todas las cosas, visibles e invisibles, incluyendo nuestra voluntad, por lo que Abel y Caín cumplían   el propósito eterno Divino de conducir la historia en  perfección y sabiduría, de acuerdo con la voluntad y el decreto eterno Dios. No importa si Dios les dio reglas de como ofrendar, ni si Abel  sabía y Cain no. Eso es irrelevante, ya que no altera en nada  la decisión de Dios si se agradó de uno y no de otro. El texto claramente  quiere  dejar evidencia y asegurarnos que Dios  se grado de Abel y no se agradó de su hermano.

Pausa

Caín pudo haber aprendido una gran lección de cómo ofrendar a Dios, la forma de ofrendar a Dios , siguiendo el ejemplo de su hermano, como Dios se agradó de él . Sin embargo, en su orgullo, necedad, se enojó con fuerza, hasta el punto de decaer su semblante [v.5]. Estaba claro que el desagrado de Dios para consigo mismo, y el Señor le manifestó. Bastaba con reconocer su error y hacer las cosas bien de ahora en adelante [lo que confirma la irrelevancia de las normas, en este caso].

Al matar a su hermano, Caín como que quisiera decirle al Señor: “No se agradó de mi ofrenda? Ni de mi? Ahora tendrá que conformarse, no tienen otro que le ofrendara ; ni Abel, ni el sacrificio de Abel, ambos morirán. O se agrada de mí, o de nadie más. “De alguna manera Caín quería que Dios se adecuase a su padrón moral, demostrando no estar depuesto al lo contrario.

 Tras el asesinato, Dios le preguntó acerca de Abel. Caín dijo: ” No sé; ¿soy yo guarda de mi hermano? ” [V. 9]. Además de asesino, él se convirtió en un mentiroso; demostró  arrogancia, irreverencia, petulancia, y un tono  desafiante. Como está escrito: “Un abismo llama a otro abismo” [Sal 42,7]… Caín experimento sucesivamente, diversas formas de pecado, de la soberbia de no reconocer la voluntad divina, y de que lo afrontara con su iniquidad. Y este es otro tema a tratar, el hecho de que Dios es el que define el pecado. Él estableció el estándar moral a ser seguido, e inmoral a no seguir. Por lo tanto, Caín no esta exento de responsabilidad, por el contrario, él es responsable de no agradar a Dios de su ofrenda, al igual que Abel era responsable de agradar a Dios. Una cosa que debemos entender es que Dios es la única autoridad para establecer lo que es y lo que no lo es, ¿lo qué hay que hacer y lo que no se debe hacer, que es justo e injusto, y nadie puede inquirirlo acerca de Eso, o acusarle, bajo pena de acumulación de delitos en contra de sí mismo.

 Caín quería ser aceptado y no aceptó  un no por respuesta, no reconoció su error, y  de que no procediera correctamente, pues no fue aceptado por Dios exactamente por no hacer el bien  antes su pecado estaba en cerrar  la puerta como le fue dicho,y si no hicieres bien, el pecado esta a la puerta; con todo esto, a ti ser tu deseo, y tu te enseñorearas de el. [v.7]. El malvado sólo piensa en el mal; [Proverbios 21:10], por lo que de una forma obstinada, Caín quería ser justificado, mas es Dios quien justifica [Romanos 8:33]. En su dureza y ceguera, codicio  honra  que no podía conseguir por sus propios medios, se hizo provocador, culminando en recibir la justa condenación de Dios: “Por eso, ahora quedarás bajo la maldición de la tierra, la cual ha abierto sus fauces para recibir la sangre de tu hermano, que tú has derramado.  Cuando cultives la tierra, no te dará sus frutos, y en el mundo serás un fugitivo errante.. “[v.11, 12]. Caín se convirtió en un hombre sin remordimientos, sin amor, sin miedo, y por eso fue expulsado de la presencia del Señor [v.16].

Fin de la pausa.

 Ahora queda la  dudada: ¿mas Dios no sería justo por  rechazar la ofrenda de Caín, sin mostrar el patrón que le agradaría ? En este caso, Caín no sería desobediente, no podía hacer nada al respecto. Pero la cuestión no es si Caín obedecio o no, sino  si Caín agradó a Dios o no. Y no agrado, mas  como Abel satisfizo al Señor, desconociendo también las mismas normas que el Señor quería,  sabemos que Dios no estaba de acuerdo con Caín, incluso antes de rechazar la ofrenda porque como dice el texto, ” Mas no miró propicio á Caín y á la ofrenda suya ” [v .5]. Y al final eso es lo que cuenta. Por tanto, Dios estaba complacido con Abel y no con  su hermano, de tal forma que Abel, desde antes de su nacimiento estaba predestinado a ser el  pastor [tipo del Señor Jesús en Su muerte de sangre también] y sacrificar, y tomar la grosura, y ofrecerle agradablemente a Dios.  De la misma forma como predestino a  Caín a ser un labrador, a tomar los frutos de la tierra para ofrecerlos al Señor, airarse, matar a su hermano, ser maldecido por Dios, y se alimentare a sí mismo, siguiendo el mismo camino del maligno

ESTE ES UN EJEMPLO BÍBLICO DE LA PREDESTINACIÓN, QUE REVELA EL PODER DIVINO, CONFORME A SU VOLUNTAD, OPERANDO  EN LA VIDA COMO EN LA MUERTE.

 J. Fernandes I

 —Traducción: Raul Loyola Román

 

 

Imagen

 MAS ANTES, OH HOMBRE, ¿QUIÉN ERES TÚ…? ROM 9:20

Vincent Cheung

Traduccion:  Raul Loyola Román

 

Me dirás entonces: ¿Por qué, pues, inculpa? porque, ¿quién ha resistido a su voluntad? Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques contra Dios? ¿Dirá lo formado al que lo formó: Por qué me has hecho así? ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra?  Rom 9:19-21

Pablo ha demostrado en los versículos anteriores que si un hombre alcanza la salvación en Cristo Jesús no depende de la voluntad de la persona o su decisión, sino de Dios que elige mostrar misericordia a este individuo. Entonces, un hombre no cree o incluso se opone a Dios, no porque la persona lo decide, por sí mismo, sino porque Dios ha decidido endurecerlo para los propósitos de Dios. El apóstol concluye: De manera que del que quiere tiene misericordia; y al que quiere endurecer, endurece. Rom 9:18

 Un hombre cree en Jesús, porque Dios le hace creer en Jesús. Otro hombre es endurecido en contra del evangelio, porque Dios causa que él sea endurecido. La trayectoria de cada persona se determina antes de nacer, incluso en la eternidad antes de la creación del mundo. Sus decisiones no determinan su camino, pero su camino predestinado determina sus decisiones.

 El hombre no determina su destino, sino que más bien revela sus elecciones, es decir, por lo que Dios le hace decidir conforme con el propósito Divino.

 Esta es una de las doctrinas bíblicas más sencillas y explícitas. Sin embargo, es también la doctrina más odiada porque con mayor claridad presenta a Dios como Dios, e incluso a los “cristianos no les gusta mucho. En esta doctrina nos encontramos cara a cara con lo que significa ser Dios, y nos vemos obligados a demostrar si realmente lo reconocemos como único Soberano total, o si queremos mantener el control sobre algunos aspectos de nosotros mismos, y entretener la falsa ilusión de que en realidad es posible hacerlo. Muy pocos aceptan la doctrina de la causalidad directa y total de todas las cosas, sin tratar de buscar una vía de escape  para ellos mismos, o bien condenar esta versión ,para luego rescatarla y reducirla a algo menor.

 Así que Pablo anticipa el desacuerdo. Él espera que alguien le diga entonces, ” Pero tú me dirás: «Entonces, ¿por qué todavía nos echa la culpa Dios? ¿Quién puede oponerse a su voluntad?» ? ” Rom 9:19 En otras  palabras, si Dios es el que endurece a un hombre para que no pueda seguir la justicia, o creer en la verdad, entonces ¿por qué Dios todavía condena y castiga a los pecadores? La objeción no tiene sentido si se asume que la responsabilidad presupone libertad, de modo que una persona debe ser libre para tomar sus decisiones si es que quiere ser responsable de ellas. Pero Dios no concede este supuesto, de hecho, todos estos versículos anteriores lo han repudiado. UNA PERSONA ES CONDENADA Y CASTIGADA POR SUS PECADOS, PORQUE HA TRANSGREDIDO LOS MANDAMIENTOS DE DIOS. LA CAUSA DE SUS PECADOS ES IRRELEVANTE. SI HA TRANSGREDIDO, ENTONCES ÉL ES UN TRANSGRESOR.

 Pablo procede a responder al desafío, y en el proceso revela información adicional sobre la doctrina. Él declara que el alfarero tiene el derecho de hacer de la misma masa un vaso para uso honorable y el otro para uso deshonroso. Rom 9:21 El apóstol ha estado haciendo el contraste entre dos tipos de personas – los elegidos, o aquellos a quienes Dios ha predeterminado para convertirse en cristianos, y los réprobos, o aquellos a quienes Dios ha predeterminado a seguir siendo no cristianos. Así que el vaso honorable representa al cristiano, y el vaso deshonroso representa el no cristiano. El vaso honorable probablemente se mostrará en el hogar como un testimonio de la riqueza y refinamiento del propietario. Por otro lado, el vaso deshonroso probablemente se refiere a un cubo de basura o incluso un inodoro. Así que Dios piensa que los condenados son los cubos de basura y baños de este mundo. Sabemos de lo que los baños están llenos – es algo que huele a la incredulidad de los no cristianos, a ciencia y a religión.

 La Biblia contradice la opinión casi unánime de los teólogos cristianos, ya que su exposición de la doctrina no deja lugar para la libertad y la libre determinación en cualquier sentido,  o la idea de que la soberanía divina es compatible con estos. ¿Qué importa si el control del alfarero sobre la arcilla es compatible con los deseos de la arcilla? Dirá lo moldeado a su moldeador, “¿Por qué me has hecho así?” Rom 9:20. El hombre no esta representado como diciendo, de una manera u otra, ¿”Por qué has ordenado pasivamente  que debo utilizar mi poder de autodeterminación para decidir al mismo tiempo  llegar a ser lo que Tu has decretado que debo ser”? No, dice, “¿Por qué me hiciste así?”. Usted me hizo. Usted me hizo lo que soy.

 Por contacto directo, y con sus propias manos, el alfarero moldea la arcilla en el vaso que él quiere que se convierta. Aunque esto se aplica tanto a los honorables y los deshonrosos, la objeción se refiere a aquellos a quienes Dios “culpa” – ella se centra principalmente en cómo el vaso sin honor es fabricado. La respuesta de Pablo significa que son las manos de Dios quienes hacen a ese perverso en lo que es. Lo hace con la “misma masa” de la  que él hace a los vasos honorables, y no de algún material con las características existentes deshonrosas. En otras palabras, las características de los réprobos vienen directamente y totalmente de las manos de Dios y nada más. Pablo no ve nada malo en esto. Dios tiene el derecho de hacer un hombre en su obra maestra y otro hombre en un inodoro. ¿Quién dice que un maestro alfarero no debe hacer un inodoro  si quiere hacer uno? ¿Y quién es el inodoro para decir al alfarero: “¿Por qué me has hecho así?” Rom 9:20. Pero incluso un retrete  quejándose sabe que no debe gritar, “tengo libre albedrío!” o aún “no estoy obligado!”

 La verdad de la fe cristiana es clara y evidente. Nunca hay una buena objeción contra ella, sino que deben ser aceptadas con reverencia. Y porque la verdad es clara y obvia, cada objeción contra la fe cristiana es siempre estúpida y maligna. Debido a que cada objeción contra la fe cristiana es estúpida y mala, hay que atacar todas las objeciones, y para evitar que se diga que se evita el tema, debemos contestar. Pero más que eso, es característico de la Biblia atacar a la persona que hace la objeción. Esto es porque cada vez que una persona pone en duda  la fe cristiana,  necesariamente significa que hay algo mal con la persona.

 Pablo no dice: “¡Oh hombre maravilloso e inteligente, ¿por qué hacer esa objeción indignante en contra de Dios?” No, el apóstol ataca al hombre en sí mismo – “¿quién eres tú, oh hombre, para que alterques contra Dios?” Rom 9:20 Esta es una pregunta retórica – que quiere decir que el hombre es un don nadie y debe cerrar la boca. Pablo no es tan estúpido como nuestros predicadores y teólogos. Nos dicen que los no cristianos pueden ser sinceros e inteligentes y, sin embargo hacer objeciones en contra de Dios. ¿De dónde viene esta tontería ? Tal vez lo aprendieron de los no-cristianos, que siempre están desesperados por hacer valer su sinceridad e inteligencia. O tal vez los predicadores y los teólogos quieren complementar su propia rebeldía contra Dios. Pero Jesús dijo que la boca habla de la abundancia del corazón. El no cristiano hace objeciones, porque él es un pecador, un rebelde – que no sólo actúa como tal, pero el es uno. Cualquier cristiano que hace una contribución importante en la predicación y el debate debe criticar y menospreciar a la persona – el propio no cristiano – y no sólo sus argumentos y sus acciones.

¿Quién eres tú, oh  no cristiano , para desafiar la verdad de Dios, cuándo la Biblia declara que  ya sabes de él? Como un cobarde, como el pequeño niño traumatizado, usted reprime este conocimiento de modo que usted no tenga que lidiar con la realidad. ¿Quién eres tu para rechazar un veredicto de culpabilidad cuando la Biblia muestra que todos pecaron y están privados de la gloria de Dios? Usted me replicará, «¿Quién eres tú para juzgarme?” Bien, ¿ quién es usted para decirme que yo no puedo declarar el juicio de Dios sobre ti? ¿Quién eres tú para rechazar el Evangelio? No eres nadie. No eres nada.

¿Quién eres tú, oh legalista, Oh religioso farsaico, al rechazar a Jesucristo, cuando la propia Ley te dice de abandonar tus propios esfuerzos y depender de él como mediador y defensor? ¿Quién eres tú para pensar que puedes ser igual o mejor que él? ¿Quién eres tú para decir que se puede alcanzar el cielo por lo que consideras buenas obras, las  que Dios las ha rechazado a ellas como trapo de inmundicia? No eres nadie. Tú no eres nada.

¿Quién eres tú, oh Arminiano, para decir que Dios no decreta y causa todas las cosas exclusivamente por su propia voluntad y para su propio propósito, y sin consideración de la fe y la decisión del hombre, sino que es quien causa la fe y decisión del hombre a causa de su decreto eterno? ¿Quién eres tú para pensar que el hombre tiene el poder de elegir, incluso para decidir su destino eterno? ¿Quién eres tú para decir que Cristo podía pagar el precio para redimir a un hombre, y sin embargo, dejar al hombre a la ira de Dios? ¿Y quién eres tú para decir que un hombre, una vez redimido por Dios, se puede arrebatar de las manos de Cristo? No eres nadie. Tú no eres nada.

¿Quién eres tú, oh calvinista, para decir que Dios no puede ser el autor del pecado, y aquel que crea directamente y endurece a los malvados? ¿Quién eres tú para decir que Dios meramente pasa por alto a los condenados, cuando la Escritura indica que los forma con sus propias manos como un alfarero moldea la arcilla en lo botes de basura e inodoro ? ¡Eres un hipócrita! Tú pretendes defender la justicia y la santidad de Dios, cuando el asunto e plantea sólo porque tú lo has juzgado por el “estándar” del hombre. Con una mano tú le robas a Dios de su soberanía divina, y con la otra tú le pagas con justicia humana. ¿Quién eres tú, oh hombre, para pensar que puedes salirte con la tuya? No eres nadie. Tú no eres nada.

¿Quién eres tú, oh teólogo reformado? Eres mucho mejor que  Arminiano? Una y otra vez, con un pie estableciendo la ortodoxia y el otro en la blasfemia, generando un sinnúmero de paradojas y contradicciones, y le llamas a esto el alto misterio de Dios! ¡Oh vanidad de vanidad, una teología de la inutilidad sistemática!

¡Fuera con todos ustedes! Dios ejerce un control absoluto e inmediato sobre todas las cosas, incluyendo las decisiones y el destino de todos los hombres. Tal como él da molde a sus escogidos en sus obras maestras, él moldea los réprobos en los receptáculos de basura y heces. A diferencia de nuestros predicadores y teólogos, El opositor de Pablo por lo menos entiende la doctrina, que es Dios quien crea y endurece al pecador, pero el pecador sigue siendo culpado y castigado. Dios endurece a quien él quiere endurecer (v. 18), para  que no puedan creer y ser salvos. Lo hace por su potencia activa y directa, como un alfarero moldea la arcilla (v. 21). Estos hombres están preparados para la destrucción (v. 22). No pueden resistirse a  su voluntad, pero él sigue culpándolos y castigándolos a ellos (v. 19). Él puede hacer esto porque él es Dios, y nadie puede pronunciar una sola palabra en contra de él (v. 20).

 VICENT CHEUNG

Traduccion:  Raul Loyola Román

Soli Deo Gloria!

 

 

 

 

 

 

 

Imagen

UN ELEFANTE EN LA SALA

 Vincent Cheung

 

¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión. Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos, y dos contra tres. Estará dividido el padre contra el hijo, y el hijo contra el padre; la madre contra la hija, y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera, y la nuera contra su suegra. (Lc 12.51-53)

Algunos años atrás, tuve un altercado con una parienta. Era una seguidora devota de una religión no cristiana, y el conflicto había comenzado por causa de eso. Ella mantenía aquella opinión torcida de que todas las religiones son esencialmente la misma cosa y que todas conducen a la humanidad al bien, y en su devoción, ella alegaba que la familia era lo más importante. Algunas personas asumen que si una religión divide a una familia debe ser una secta peligrosa.

Ella decía: ¿no es la religión sobre la unidad? ¿No es la familia la cosa más importante?

Le respondí: Claro que no. La religión es sobre la verdad, especialmente la verdad sobre Dios y la verdad de Dios. Esta verdad lleva a la salvación y a la adoración correcta. Yo sostengo que la verdad está en Jesucristo y solamente en él. Y si usted no piensa así, yo condeno su religión como falsa. Como la religión es sobre Dios, ella es más importante que cualquier otra cosa, y es mucho más importante que la familia.

Luego agregue: “Aun así, si usted realmente cree que la religión es sobre la unidad y realmente cree que la familia es la cosa más importante, ¿Por qué no renuncia a su religión para que pueda haber unidad entre nosotros?

Ella se negó. Se da usted cuenta, ella era una hipócrita. Quería que yo ceda en mi fe para acomodarla a la suya, mas ella no se movería ningún centímetro, siendo ella la que estaba diciendo que la religión debería ser sobre la unidad y que la familia debería ocupar el lugar más alto.

Así es con todos aquellos que promueven la tolerancia y la diversidad religiosa y culpan a la fe cristiana de negarse a seguir sus agendas. Estas personas son falsas, hipócritas y contradictorias. Ellas no están realmente queriendo decir que todos deben aceptarse unos a otros, sino más bien que todos los cristianos deben abandonar sus creencias y abrazar esa miscelánea de locura y confusión. Si rechazamos ese absurdo, dirán que somos fanáticos y violentos, una amenaza para la sociedad.

Nos sea engañado. Ellas son mentirosas. Van a presentar a Cristo como alguien realmente que no fue, interpretando sus palabras para decir algo que él nunca quiso decir, o de algún modo van a manipularlo para hacerlo transigir de lealtad a Él. Muchos que afirman que la paz es mucho más importante que nuestras diferenciarías ideológicas, no van a renunciar a sus propias creencias para tener paz con usted. Muchos que pregonan la tolerancia y diversidad, su tolerancia y diversidad no tienen lugar para los cristianos que discrepan con ellos.

Tal vez hasta los contemporáneos de Cristo imaginaron que el traería armonía en todas las relaciones humanas, o al menos en las familias o el país donde el vínculo de sangre y nacionalidad existiese, esperando ser perfeccionados por ese grande profeta, o Mesías. Jesús dijo que eso es un mal entendido: El no vino a traer paz o unidad entre los hombres, sino que sería causa de división hasta en donde ella no existía antes. Él no estaba avergonzado de esto, él dijo: “El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí” (Mt 10.37)

La paz verdadera solo es posible cuando los no cristianos renuncian a sus religiones, sus filosofías, y sus creencias – que son falsas e irracionales – y se postran delante Jesucristo. La unidad verdadera solo es posible cuando los no cristianos levantan sus manos en alto y se arrepiente en polvo y en ceniza. Entonces habremos de abrazarlo y llamarlos hermanos y hermanas, padres y madres. A menos que esto acontezca, habrá siempre división entre nosotros.

Los no cristianos intentan culparnos por ello, más la división persiste porque la verdad llego, y ellos no pueden ahuyentarla. Él dice: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”. Eso es lo que él dijo. ¿Qué haremos nosotros al respecto? Ellos no creen en esto, pero nosotros sí. Las personas hablan del “elefante en la sala”. Bien, Jesucristo vino y está entre nosotros. Esto no puede ser ignorado. Si usted finge que él no está ahí o que no hace ninguna diferencia, él le pateara en la cara.

Como cristianos, ansiamos por paz, pero no nos satisfacemos con el fingimiento, con una paz que se basa en la transigencia, con una ilusión, o con esconder nuestras verdaderas creencias. Solamente quedaremos satisfechos con una paz que se basa en una creencia común en la verdad, la verdad que Dios nos ha revelado en Jesucristo y que ha registrado para nosotros en la biblia.

En verdad, como he declarado en un contexto diferente, Jesucristo tajo unidad, pero solo para su pueblo. Esa unidad era, de hecho, tan poderosa que sobrepaso muchas generaciones de preconceptos, de tal manera que judíos y gentiles aprendieron a aceptarse unos a otros, el rico abrazo al pobre y le lavo los pies, y las mujeres fueron reconocidas como coherederas con los hombres a través de Jesucristo, e inclusive ser sacerdotes de Dios, teniendo acceso directo al trono celestial, con pleno acceso a recibir una educación en la piedad.

Claro, en este respecto siempre hay trabajo por hacer, teniendo en cuenta que el pecado todavía habita entre nosotros, y nuevos creyentes llegan a las iglesias todos los días, mas fuera de Cristo no existe esta clase de unidad. Nuevamente, no me estoy refiriendo a una civilidad superficial que solo es posible por la transigencia y la eliminación de las divergencias, sino de una inquebrantable fraternidad unida por la verdad y por la fe. Sigamos entonces el ejemplo de Cristo, trayendo unidad donde debe haber unidad, y división donde debe haber división.

– Traducción: Natanael Vera

Imagen

 

 !SEA MALDITO!

VINCENT CHEUNG

Traducción:  Raul Loyola R.

Si alguien no ama al Señor, sea maldito! Ya me ha oído. Si alguien no ama al Señor, independientemente de la razón, por  no ser cristiano, o por ser alguien que se dice ser cristiano, mas  no ama el Señor – no siendo en realidad cristiano –sea maldito!  Esta es mi teología. Esta es mi declaración de la fe. Y este es mi mensaje para ustedes hoy.

En este momento, no puedo ser muy a agradable a ustedes. Imagínese cuántos líderes cristianos, predicadores, teólogos, iglesias, seminarios, denominaciones, padres, maestros, políticos y gente de todos las esferas de la vida me denuncian a mi por esta declaración y esta  actitud completamente  anti-cristiana? ¿Cuántas personas se toman la Biblia para citar pasajes en mi contra? ¿Cuántas personas se quejan de que mi fe es completamente contraria a la religión de Jesucristo y sus apóstoles?

Y esto me diría a mi cuántas personas están lejos de Dios y en contacto con la fe cristiana, pues estoy  apenas a repitiendo  lo que dice Pablo en 1 Corintios 16:22. De hecho, el versículo 21 indica Yo, Pablo, os escribo esta salutación de mi propia mano. El que no amare al Señor Jesucristo, sea maldito. “Yo, Vincent Cheung, también pongo mi nombre esa esa declaración. Ella tiene mi apoyo total.  Mi desafío a ustedes  es si usted va a tomar la pluma y firmar su nombre en él. O la fe cristiana no es “Cristo”  o suficiente para ustedes?

A pesar de que la fe cristiana a la revelación del amor de Dios a los pecadores, su principal preocupación es siempre la  honra a  Dios y no el bienestar y la comodidad de los hombres. Tan pronto  se revierta esta situación, el cristianismo deja de existir. Mi declaración inicial es una verdadera prueba de la religión, una prueba de  ortodoxia y  reverencia. Y todos los que rechazaren o criticaren a mí para pronunciarlo son los que fallaron la prueba.

Si se sintieron ofendidos o avergonzados por esta declaración, si llegaron a pensar que no soy cristiano por causa de ella, y que ella se opone de forma total al espíritu de Cristo, entonces algo está mal, muy mal con ustedes. Usted está fuera de contacto con la fe cristiana de verdad, y lo que enseña realmente. Ustedes no se han alineado con el espíritu de Cristo y la religión del Nuevo Testamento.

En el período en que la mayor parte de la iglesia se ocupa de los asuntos de los hombres y no con los asuntos de Dios, esta es la única manera de trazar la línea de la fe y esclarecerla. Sí, Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en él sea  salvo. Sí, él ama al Hijo ama al Padre, y van a hacer en esa persona su morada. Sin embargo, si somos cristianos también diremos: si alguien no ama al Señor Jesucristo, sea maldito!

 VICENTE CHEUNG

Traducción:  Raul Loyola R.

.

Imagen

 

DE PECADORES A SANTOS

 Vicent Cheung

Traducción: Raul Loyola R.

La palabra “santos” se refiere a todos los cristianos, y no a un selecto grupo de elite espiritual. El término enfatiza el hecho de que todos los cristianos han sido consagrados por Dios para servirle. Por lo tanto, cuando Pablo dirige su carta a “los santos. en Filipos”, él quiere decir “al pueblo consagrado de Dios” o “el pueblo santo de Dios” en Filipos, refiriéndose a todos los cristianos allí.

La palabra es teológicamente importante, puesto que indica que los cristianos no son como la otra gente, así que ellos no deberían pensar ni comportarse como la otra gente. Dios los ha escogido y reservado para él mismo. Por supuesto, los cristianos reciben este especial estatus no debido a que ellos son más merecedores por ellos mismos, sino porque Dios ha decidido soberanamente salvarlos de sus pecados.

Al contario, todos los no cristianos son como perros y cerdos, y bestias estúpidas (Salmo 32:9; 49:20; Mateo 7:6; 15:26; Filipenses 3:2; Tito 1:12; Apocalipsis 22:15). Muchos cristianos profesantes estarían horrorizados por tal caracterización de los no-cristianos, pero esto es sólo porque los no-cristianos mismos han influido en los cristianos para pensar tan bien de los no-cristianos. Hoy día, los cristianos profesantes tienden a pensar que los no-cristianos pueden ser malos, pero no tan malos, y algunos son probablemente muy buenas personas. Si usted piensas de este modo, entonces probablemente usted mismo no sea un cristiano, puesto que ello muestra que no ha entendido todavía una premisa básica del evangelio, -que todos los hombres son depravados, y que ellos no pueden escapar del infierno a menos que Dios soberanamente los salve-.

           Sal 32:9  No seas como el mulo o el caballo, que no tienen discernimiento, y cuyo brío hay que domar con brida y freno, para acercarlos a ti. // Sal 49:20  A pesar de sus riquezas, no perduran  los mortales; al igual que las bestias, perecen.// Mat 7:6  »No den lo sagrado a los perros, no sea que se vuelvan contra ustedes y los despedacen; ni echen sus perlas a los cerdos, no sea que las pisoteen // Mat 15:26  Él le respondió: —No está bien quitarles el pan a los hijos y echárselo a los perros. // Flp 3:2  Cuídense de esos perros, cuídense de esos que hacen el mal, cuídense de esos que mutilan el cuerpo. // Tit 1:12  Fue precisamente uno de sus propios profetas el que dijo: «Los cretenses son siempre mentirosos, malas bestias, glotones perezosos.» // Apo 22:15  Pero afuera se quedarán los perros, los que practican las artes mágicas, los que cometen inmoralidades sexuales, los asesinos, los idólatras y todos los que aman y practican la mentira.

 Si tú mismo te consideras un cristiano, entonces ¿por qué te horrorizas cuando yo uso las expresiones bíblicas para describir a los no cristianos? Ello es porque tú has sido enseñado en como pensar acerca de los no cristianos por los no cristianos mismos, y no por la Biblia. Por supuesto un no cristiano no te dirá que tú debes pensar de él como un perro o un cerdo, pero ¿qué dice la Biblia? En cualquier caso, si tú eres un cristiano, entonces tú eres uno del pueblo santo de Dios, y no pensarías ni te comportarías como los no cristianos, a los cuales la Escritura se refiere como brutos estúpidos.

¿Cómo llegan estos filipenses a ser santos? Pablo se dirige a ellos como “santos en Cristo Jesús”. Vamos a Hechos 16, Lidia se llama a sí misma “una creyente en el Señor” (v. 15), y Pablo llama al carcelero a “creer en el Señor Jesús” (v. 31). Pero ellos fueron capaces de creer sólo porque Dios soberanamente cambió sus mentes y les concedió fe. Por lo tanto, los santos son aquellos que han sido escogidos por Dios y justificados por la fe. Aparte de la soberana gracia de Dios no hay acceso a Cristo (Juan 6:44), y aparte de la fe en Cristo no hay salvación (Hechos 4:12). Los cristianos son aquellos a los cuales Dios ha cambiado soberanamente de pecadores a santos.

 Vicent Cheung

Traducción: Raul Loyola R.

Imagen

 HECHOS 16:6-40

Vincent Cheung

Traducción: Raul loyola R.

Desde el tiempo de Adán, Dios ha estado salvando a sus escogidos por medio de darles fe en Cristo, y la salvación viene sólo de Dios, quien salva solamente por medio de Cristo. La justificación es por fe no en el sentido que usted puedes salvarte a si  mismo por su fe; más bien, la doctrina enseña que usted no puedes hacer nada para salvarse a si mismo, sino que debe depender totalmente de algún otro que pueda salvarte. Por lo tanto, la doctrina está enseñando que la justificación no es por fe como tal o por sí misma, sino que está enseñando que la justificación es por medio de Cristo solamente. Es Cristo quien le salva, y no la fe misma. La fe tiene un rol porque es Cristo quien le salva por medio de darle fe en él (Efesios 2:8-9; Hebreos 12:2).

Dios comisiono a Pablo para propagar el evangelio, pero ha prevenido al apóstol y sus compañeros de seguir su plan original, y en su lugar, dirigirse a Filipos (v. 6-12). No sólo controla Dios la estrategia general del ministerio de Pablo, sino también Dios asimismo controla las oportunidades individuales de predicación y las respuestas de los oyentes.

El carcelero fue convertido sólo después de un insuperable milagro de Dios que sacudió completamente los fundamentos de la prisión (v. 25-34). Del mismo modo, Lidia creyó en el evangelio sólo porque Dios soberanamente abrió su mente al mensaje (v. 13-15).

Por lo tanto, Dios es soberano sobre cada aspecto de la redención, desde el progreso del evangelio en la historia en el más mínimo detalle de cada conversación. Aunque él es soberano sobre todo, y aunque él puede controlar cada objeto o evento aun sin el uso de medios, él no obstante decidió cumplir muchos de sus decretos por el uso de medios, los cuales él soberanamente creó y escogió. Cuando él viene para reunir a sus elegidos para salvación por medio de darles fe en Cristo, ha escogido hacerlo por medio de la predicación de sus ministros. Adicionalmente, ha ordenado que estos ministros a menudo tengan que luchar y sufrir por la causa de su reino, en cuanto ellos promuevan el evangelio en la cara de la oposición.

La oposición contra le evangelio puede aparecer en varias formas. En Filipos, la interferencia demoníaca vino contra Pablo en la forma de una niña que tenía un espíritu de adivinación. Cuando leen acerca de esto en la Biblia, muchos cristianos profesantes pueden concordar en que hay algo malo con la niña, y que Pablo fue correcto en expulsar el espíritu malo de ella. Pero algunos de esta misma gente pueden pensar que no hay nada malo en las enseñanzas y prácticas del ocultismo popular hoy día, particularmente porque ellos han sido engañados al pensar que ellos son compatibles o derivados de la fe cristiana. En cualquier caso, si la adivinación fue demoníaca en el tiempo de Pablo, entonces también es demoníaca en nuestros días, pero muchos cristianos profesantes aun hoy practican la necromancia con la ayuda de estos maestros del ocultismo. Nosotros debemos confrontarlos con la verdad, y si rehúsan arrepentirse, entonces sabremos que estos no son en absoluto verdaderos cristianos.

Si es intolerante decir que solamente una religión es verdadera y que todas las otras religiones son falsas, entonces la fe cristiana no puede ser más intolerante. Dios afirma a través de la Biblia que él es el único Dios, que Cristo es el único Salvador, que la Escritura es la única revelación verbal, y que la iglesia es la única comunidad del pacto. En este sentido, el cristianismo es intolerante, pero ¿y eso qué? Yo nunca he escuchado un argumento tolerante contra la intolerancia. Esos que defienden lo que ellos llaman “tolerancia” dicen que es “intolerante” reclamar que sólo vuestro grupo es correcto y que los otros están errados; sin embargo, por afirmar esto, él está diciendo que sólo su grupo es correcto (al ser “tolerante”) y que los otros están equivocados (al ser “intolerantes”). Así que la persona tolerante nunca puede decir que está mal ser intolerante; de otro modo, él ha perdido su tolerancia.

*Vicent Cheung

 

Imagen

 

HECHOS 16:6-40

VICENT CHEUNG

Traduccion :Raul Loyola R

En la eternidad, Dios decretó que él se glorificaría a sí mismo por la obra expiatoria de Cristo. Para cumplir esto, él decretó que manifestaría su misericordia por redimir a aquellos que él ha escogido para salvación, y para manifestar su ira y condenar a aquellos que él ha escogido para condenación (Romanos 9:10-24). Para cumplir esto, él decretó que todos los seres humanos serían pecadores, para que él pueda convertir a los escogidos para salvación, y condenar al resto como reprobados. Para cumplir esto, él decretó que Adán sería el representante de todos los seres humanos, y que Adán llevaría a cabo la caída de la humanidad por su desobediencia.

Entonces, desde la desobediencia de Adán, Dios comenzó a ejecutar su plan, y decretó que la humanidad sería dividida en dos grupos, esto es, los elegidos y los réprobos (Génesis 3:15). Desde entonces, los dos grupos han estado en constante conflicto. Sin embargo, Dios ejerció su soberanía no sólo en relación a grupos, sino también en relación a individuos. Por lo tanto, aun entre los descendientes físicos de los elegidos, algunos han sido escogidos para salvación, y otros para condenación, aun cuando ambos pueden vivir dentro de la comunidad del pacto,ahí están los conflictos entre Caín y Abel, Ismael e Isaac, Esaú y Jacob, y siguiendo así hasta nuestros  días.

Imagen

 

MANDATO A LOS HEREJES

 Vincent Cheung

Traducción: Raul Loyola R.

Como te rogué cuando fui a Macedonia, que permanecieses en Éfeso para que pudieses mandar a ciertos hombres que no enseñen falsas doctrinas ni los mismos se dediquen por más tiempo a los mitos y genealogías  interminables. Estas  controversias promueven más de la obra de Dios –la cual es por la fe. (1 Timoteo 1:3-4)-

Uno de los principales deberes del ministerio cristiano es combatir las falsas doctrinas. Probablemente Pablo tiene algo definido en mente cuando escribe a Timoteo. Es posible que la iglesia esté tratando con un precursor del gnosticismo, o alguna forma de misticismo judío, o una mezcla de los dos. El contexto histórico exacto no es esencial para el entendimiento y aplicación de este pasaje, puesto que Pablo primero establece un principio general, que Timoteo debe detener a los hombres que enseñan “falsas doctrinas”. El no pretende decir que estas particulares falsas doctrinas deben ser detenidas, pero todas las otras ser permitidas. Todas las falsas doctrinas deben ser detenidas.

Un ministro cristiano que no está dispuesto o es incapaz de hacer esto es un pusilánime, e introduce una peligrosa vulnerabilidad para su iglesia. Él podría no estar dispuesto a oponerse a las falsas doctrinas porque no considera las doctrinas como esenciales. Pero ellas son esenciales, puesto que ellas proporcionan definición y guía al considerar cada aspecto de la fe cristiana.

sin la doctrina cristiana no hay fe cristiana, y así no hay conocimiento de dios y de cristo, no hay salvación, ni justificación y santificación, ni adoración a dios, ni comunión con los santos, y ninguna esperanza de vida eterna. -sin doctrinas, no hay nada.- entonces, un ministro podría ser incapaz de oponerse a las falsas doctrinas porque él tiene miedo de enfrentarse a los herejes, o porque le falta el conocimiento y la inteligencia para refutarlas. Cualquiera que sea la razón, esta es una seria deficiencia en un ministro, y ello debería ser tratado con la máxima urgencia.

No debemos permitir que el mundo nos enseñe como tratar con los falsos maestros. algunos ministros tienen más respeto por los estándares de cortesía académica no cristiana que por el señor Jesucristo. si ellos quieren parecer intelectuales y respetables ante el mundo, y educados según el estándar del mundo, entonces ellos no son aptos para ser predicadores del evangelio.

Pablo no le dice a Timoteo que dialogue con los falsos maestros, o que aprenda de su perspectiva, sino que manda detenerlos.

Algunas personas piensan que el mejor modo para manejar las falsas doctrinas es ponerlas para debatir en un foro público, de modo que los cristianos pueden escuchar ambas partes y decidir por ellos mismos. una vez más, este punto de vista proviene del mundo, e impone la democracia y la libertad de expresión sobre la política de la iglesia. la iglesia del dios viviente no es una democracia. Jesucristo es el rey –su opinión es la verdad, y su mandamiento es ley. Nadie tiene el derecho de oponerse a él o expresar puntos de vistas alternativos. Por supuesto que sus ministros pueden debatir las falsas doctrinas, mostrando de que manera estas enseñanzas están erradas, pero ellos no pueden hacer esto incesantemente, y ellos están para hablar con autoridad, mandando a los falsos maestros a cesar en sus herejías.