Archivos para el mes de: enero, 2013

DESCARGUE !!!!IMBÉCILES PROFNALES – Vicent Cheung

www

 

DESCARGUE!!!!!  COMENTARIOS AFILIPENSES –VINCENT CHEUNG

EL LIBRO DE VINCET CHEUNG ” COMENTARIO A FILIPENSES ” —

(6O paginas al Español)

 

1VC SI 75

Imagen

VINCENT CHEUNG

1. DE PECADORES A SANTOS

HECHOS 16:6-40

En la eternidad, Dios decretó que él se glorificaría a sí mismo por la obra expiatoria de Cristo. Para cumplir esto, él decretó que manifestaría su misericordia por redimir a aquellos que él ha escogido para salvación, y para manifestar su ira por condenar a aquellos que él ha escogido para condenación (Romanos 9:10-24). Para cumplir esto, él decretó que todos los seres humanos serían pecadores, para que él pueda convertir a los escogidos para salvación, y condenar al resto como reprobados. Para cumplir esto, él decretó que Adán sería el representante de todos los seres humanos, y que Adán llevaría a cabo la caída de la humanidad por su desobediencia.

Entonces, desde la desobediencia de Adán, Dios comenzó a ejecutar su plan, y decretó que la humanidad sería dividida en dos grupos, esto es, los elegidos y los reprobados (Génesis 3:15). Desde entonces, los dos grupos han estado en constante conflicto. Sin embargo, Dios ejerció su soberanía no sólo en relación a grupos, sino también en relación a individuos. Por lo tanto, aun entre los descendientes físicos de los elegidos, algunos han sido escogidos para salvación, y otros para condenación, aun cuando ambos pueden vivir dentro de la comunidad del pacto, y ahí están los conflictos entre Caín y Abel, Ismael e Isaac, Esaú y Jacob, y así hasta estos días.https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/ Página 4

 

La gente no puede escogerse a sí misma para estar entre los elegidos o los reprobados, pero es Dios quien decide, o más bien ha decidido. Su elección no está basada en las condiciones y calificaciones de la gente, como si ellos vinieran sin Dios para entonces ser evaluados por Dios. Más bien, es Dios quien creó a cada persona en primer lugar, y es Dios quien hace a cada persona ser lo que es, ejerciendo completo control sobre sus conciencias y circunstancias, sea elegido o reprobado.

Pablo dice que Dios es como un alfarero quien tiene el derecho y el poder para producir algunas vasijas para uso honorable y otras para uso ordinario (Romanos 9:21). Las vasijas no aparecen por sí mismas, ni son producidas por algún otro, y entonces para ser evaluadas por Dios para su uso. Ni Dios mira hacia el futuro para obtener información acerca de las vasijas y decidir su destino, puesto que es Dios mismo quien creó tanto las vasijas como su futuro.

Por lo tanto, tal como el alfarero decide sobre lo que hará y entonces lo hace, y que la arcilla no puede resistirse o influir en la decisión del alfarero, así Dios decide sobre que tipo de gente hará y entonces los hace, y la gente no puede resistirse o influir su decisión (Romanos 9:18-24). Esto también significa que tanto la elección como la reprobación son decretos activos de Dios. Quizás para ablandar la doctrina bíblica, alguna gente enseña que Dios activamente elige algunos para salvación, pero él sólo “permite” al resto ser condenados. Sin embargo, la Biblia enseña que Dios activamente creó a algunas personas para estar entre los reprobados. Ni los elegidos ni los reprobados aparecen por sí mismos, o por algo externo.

Así Dios ha decretado la identidad de aquellos que él salvará y aquellos que condenará, sin considerar algunas condiciones previstas en ellos, de modo que cualquiera así llamada condiciones previstas serían previstas porque Dios mismo habría sido el que decretó estas condiciones. Así los elegidos han sido escogidos para salvación no porque Dios supiese que ellos tendrían fe; más bien, los elegidos reciben la fe de Dios porque ellos ya han sido escogidos por Dios para salvación aun antes de la creación.

Desde el tiempo de Adán, Dios ha estado salvando a sus escogidos por medio de darles fe en Cristo, y la salvación viene sólo de Dios, quien salva solamente por medio de Cristo. La justificación es por fe no en el sentido que tú puedes salvarte a ti mismo por tu fe; más bien, la doctrina enseña que tú no puedes hacer nada para salvarte a ti mismo, sino que debes depender totalmente de algún otro que pueda salvarte. Por lo tanto, la doctrina está enseñando que la justificación no es por fe como tal o por sí misma, sino que está enseñando que la justificación es por medio de Cristo solamente. Es Cristo quien te salva, y no la fe misma. La fe tiene un rol porque es Cristo quien te salva por medio de darte fe en él (Efesios 2:8-9; Hebreos 12:2).

Dios ha comisionado a Pablo para propagar el evangelio, pero ha prevenido al apóstol y sus compañeros de seguir su plan original, y en su lugar dirigirse a Filipos (v. 6-12). No sólo controla Dios la estrategia general del ministerio de Pablo, además él también controla las oportunidades individuales de predicación y las respuestas de los oyentes.

El carcelero fue convertido sólo después de un soberano milagro de Dios que sacudió enteramente las fundaciones de la prisión (v. 25-34). Del mismo modo, Lidia creyó en el evangelio sólo porque Dios soberanamente abrió su mente al mensaje (v. 13-15).

Por lo tanto, Dios es soberano sobre cada aspecto de la redención, desde el progreso del evangelio en la historia en el más mínimo detalle de cada conversación. Aunque él es soberano sobre todo, y aunque él puede controlar cada objeto o evento aun sin el uso de medios, él no obstante decidió cumplir muchos de sus decretos por el uso de medios, los https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/ Página 5

 

cuales él soberanamente creó y escogió.

Cuando él viene para reunir a sus elegidos para salvación por medio de darles fe en Cristo, ha escogido hacerlo por medio de la predicación de sus ministros. Adicionalmente, ha ordenado que estos ministros a menudo tengan que luchar y sufrir por la causa de su reino, en cuanto ellos promuevan el evangelio en la cara de la oposición.

La oposición contra le evangelio puede aparecer en varias formas. En Filipos, la interferencia demoníaca vino contra Pablo en la forma de una niña que tenía un espíritu de adivinación. Cuando leen acerca de esto en la Biblia, muchos cristianos profesantes pueden concordar en que hay algo malo con la niña, y que Pablo fue correcto en expulsar el espíritu malo de ella. Pero algunos de esta misma gente pueden pensar que no hay nada malo en las enseñanzas y prácticas del ocultismo popular hoy día, particularmente porque ellos han sido engañados al pensar que ellos son compatibles con o derivados de la fe cristiana. En cualquier caso, si la adivinación fue demoníaca en el tiempo de Pablo, entonces ella es demoníaca en nuestros días, pero muchos cristianos profesantes aun hoy practican la necromancia con la ayuda de estos maestros del ocultismo. Nosotros debemos confrontarlos con la verdad, y si rehúsan arrepentirse, entonces sabremos que estos no son verdaderos cristianos en absoluto.

Si es intolerante decir que solamente una religión es verdadera y que todas las otras

religiones son falsas, entonces la fe cristiana no puede ser más intolerante. Dios afirma a través de la Biblia que él es el único Dios, que Cristo es el único Salvador, que la Escritura es la única revelación verbal, y que la iglesia es la única comunidad del pacto. En este sentido, el cristianismo es intolerante, pero ¿y eso qué? Yo nunca he escuchado un argumento tolerante contra la intolerancia. Esos que defienden lo que ellos llaman “tolerancia” dicen que es “intolerante” reclamar que sólo vuestro grupo es correcto y que los otros están errados; sin embargo, por afirmar esto, él está diciendo que sólo su grupo es correcto (al ser “tolerante”) y que los otros están equivocados (al ser “intolerantes”). Así que la persona tolerante nunca puede decir que está mal ser intolerante; de otro modo, él ha perdido su tolerancia.

Hay una amplia categoría por la cual podemos identificar oposiciones contra el evangelio, y que es lo que Pablo llama las “fortalezas” que esos cristianos deben demoler (2 Corintios10:4). Un correcto entendimiento de este concepto nos ayudará a ganar una base firme sobre lo que debemos hacer cuando tratemos de difundir el evangelio.

Los falsos maestros han usado este término para referirse a los castillos figurados construidos en el aire por los demonios, y para denotar posiciones geográficas estratégicas que estos demonios guardan. Para remover la oscuridad espiritual de un área, dicen que hay que desalojar a estos demonios en el aire de sus cargos. Para hacer esto, debemos ir por medio de un proceso elaborado y a menudo místico para identificar a estos demonios y entonces orar contra ellos, quizás por apuntar al cielo y “atándoles” en el nombre de Jesús. Pero todo esto no es bíblico.

Con Pablo, las “fortalezas” se refieren a presuposiciones y argumentos no bíblicos que son obstinadamente sostenidos por la gente. Estas fortalezas intelectuales previenen a los no-cristiano es de venir a la fe, e impiden el crecimiento de los cristianos en la fe. Estas falsas creencias no sólo están obstinadamente asidas por la gente, sino que ellas también son irracionalmente sostenidas por ellos; por lo tanto, la gente con estas creencias no bíblicas no cambiarán sus mentes sólo porque tú ganes un argumento contra ellos. Solamente Dios puede https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/ Página 6

 

cambiar la mente del hombre; sin embargo, no quiere decir que nuestra predicación y argumentación son inútiles e ineficaces. De hecho, mucha de nuestra responsabilidad en la expansión del evangelio consiste en predicar y en argumentar, y estos son los medios por los cuales Dios soberanamente cambiará las mentes de las gentes y les otorgará la fe en Cristo. En otras palabras, sólo Dios puede cambiar a la gente, pero él cambia a la gente por medio de nuestra predicación y argumentación.

Dentro de esta amplia categoría de fortalezas intelectuales están las falsas religiones.

Por falsas religiones yo quiero decir todas las religiones no cristianas, incluyendo muchas que reclaman ser cristianas, tales como el catolicismo y el mormonismo. Una estrategia que ha sido usada para oponerse al evangelio es enseñar a la gente que no hay tal cosa como una falsa religión, que hay muchos caminos a Dios, aun si esos caminos se contradicen unos a otros. Por supuesto, esta creencia es a sí misma una fortaleza no- bíblica. Los cristianos debemos reconocerla por lo que es, y demolerla por el poder de Dios, a través de la argumentación bíblica. Al lado de las falsas religiones, hay muchos otros tipos de fortalezas, tales como la cosmología, la biología, la sicología, y la ética no-cristianas.

Usando la misma metáfora, nuestro objetivo es remplazar las fortalezas no-bíblicas con fortalezas bíblicas en las mentes de la gente, de modo que ellos pensarán en términos de las categorías y presuposiciones bíblicas. Tú puedes decir, “Pero esto significa que tú deseas imponer tus creencias sobre mi”. ¡Sí! Pero ¿qué hay de malo en ello? ¿Por qué estándar absoluto y universal de ética tú sostienes que es malo “imponer” mi creencia sobre ti? Lo que sea que tú lo llames, los cristianos están haciendo esto por la autoridad de Dios -él es quien te manda a volverte de tus creencias comunes para afirmar el cristianismo, de acuerdo con todo lo que la Escritura enseña (Hechos 17:30). Si él tiene misericordia de ti, entonces te concederá arrepentimiento y fe (2 Timoteo 2:25; Efesios 2:8); si no, tú serás incapaz de creer el evangelio, y Dios te condenará al infierno para siempre. Del modo que sea, tú estás completamente s su merced, y estás completamente desamparado sin él.

Sin embargo, los cristianos no tienen permitido “imponer” sus creencias sobre otra gente por medio de la violencia física, puesto que el reino de Cristo no es de este mundo (Juan 18:36; 2 Corintios 10:3-4). Más bien, nosotros defendemos las enseñanzas bíblicas y refutamos las enseñanzas no-bíblicas, proveyendo las ocasiones en las cuales Dios puede cambiar las mentes de la gente de acuerdo a su soberana voluntad. Si tú dices que yo “impongo” mis creencias sobre ti, entonces así es; sin embargo, si tú hablas contra lo que estoy haciendo, entonces ¡tú estarías imponiendo tus creencias sobre mí! No obstante, tú no escaparás de la violencia por siempre, porque si tú no te arrepientes, Dios te enviará a un lugar donde tendrás nada más que constante violencia contra tu alma y tú cuerpo (Mateo 10:28).

Los no-cristianos usan a menudo la presión política para suprimir las enseñanzas bíblicas, haciendo difícil para los cristianos difundir el evangelio y madurar a los santos. En sus intentos para hacer esto, ellos muchas veces incluso distorsionarán la intención original de la existencia de las leyes y harán falsas acusaciones contra los creyentes. La niña esclava estaba produciendo dinero para sus propietarios por un espíritu de adivinación, y cuando Pablo expulsó ese espíritu de ella, él también destruyó esta fuente de ingresos para sus propietarios. Entonces, los propietarios arrastraron a Pablo y a Silas ante las autoridades e hicieron falsas acusaciones contra ellos junto a una muchedumbre, y los magistrados ordenaron que los predicadores fuesen apaleados. https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/ Página 7

 

Por supuesto, los cristianos son todavía físicamente atacados en muchos lugares hoy día. Pero aun en lugares donde se supone hay libertad para ser religioso, la gente a menudo aplica presión política contra las enseñanzas y prácticas cristianas. Algunos de ellos desean que el gobierno reconozca la lectura de pasajes bíblicos contra la homosexualidad como “discurso del odio” que debe ser suprimido.

Algunos de ellos demandan a los cristianos que disciplinan a sus hijos con vara, acusándolos de practicar “abuso infantil”. Los cristianos deben entender que los no-cristianos no son buena gente -ninguno de ellos son buenos (2). Si ellos pudiesen imponer su deseo, arrojarían completamente muy lejos de sí toda restricción bíblica. Ellos desean legislar para poner a Dios y el cristianismo fuera de sus vidas. Pero Dios se ríe de esta gente, y los hará añicos (Salmo 2).

Los cristianos deben usualmente obedecer todas las leyes de su gobierno, aun si estas leyes son injustas y opresivas. Así que pagamos impuestos y obedecemos otros requerimientos que el gobierno impone.

Pero cuando los mandamientos de los hombres hacen imposible obedecer los mandamientos de Dios, entonces los cristianos deben obedecer a Dios en lugar del gobierno (Hechos 5:29). En la providencia de Dios, algunas veces habrá leyes en que los cristianos pueden tomar ventaja de concedérseles una medida de protección y conveniencia, de modo que ellos pueden continuar la predicación y la práctica de la fe bíblica en paz. Los cristianos pueden tomar ventaja de y participar en las provisiones de disponibilidad legal para agregar, cambiar, e imponer leyes que preserven nuestra libertad religiosa. Esto incluye ir a votar y competir por cargos públicos.

No obstante, cualquier ventaja legal que los cristianos puedan ganar del gobierno es superficial -el poder de Dios no descansa en la política, sino que en el mensaje del evangelio, por eso es por medio del evangelio que él cambia soberanamente las mentes de los hombres (Romanos 1:16). Por otro lado, cualquier ventaja legal que los no- cristianos tienen contra nosotros es también superficial -ningún gobierno puede impedir los planes de Dios.

La difusión del evangelio finalmente depende de la soberanía divina y no del esfuerzo o legislación humanos, y Cristo ha determinado que las puertas del infierno no resistirán contra la embestida de la iglesia (Mateo 16:18). En cualquier era, la luz de la iglesia puede resplandecer brillantemente u oscurecer, de acuerdo al soberano plan de Dios, pero él ha decretado que esta luz nunca se extinguirá. En cualquier caso, nuestra responsabilidad es obedecer los mandamientos de Dios, esto es, predicar el evangelio con fe y persistencia, y suplicarle en oración que ésta su palabra tenga libre curso en este mundo.

Los no-cristianos ciertamente definirán “bueno” en un modo que se aplique a ellos mismos, pero la definición verdadera de “bueno” viene de la Biblia. https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/ Página 8

 

Si Dios escogió concedernos como creyentes algunos derechos legales por su providencia, entonces podemos tomar total ventaja de ellos, pero la persecución legal a menudo ocurrirá cuando fielmente prediquemos y practiquemos nuestra fe (v. 35-39). Cuando esto sucede, es fácil llegar a estar temeroso y desanimado, pero la Biblia no enseña a regocijarnos. ¿Sobre qué base nos regocijaremos cuando seamos perseguidos por causa de nuestra fe? La Escritura dice que tal como es Dios quien soberanamente nos concede nuestra fe en Cristo, es Dios quien soberanamente nos concede sufrir por Cristo (Filipenses 1:29). Pero Pedro nos recuerda que cuando tú sufres de este modo, te asegures de que no estás siendo perseguido por causa de algún crimen que hayas cometido, tal como asesinato o hurto, sino que ello debería ser de algo que tú hayas hecho por el evangelio (1 Pedro 4:15-16).

Por supuesto, cualquier persecución legal contra los cristianos puede ocurrir sólo en el modo en que Dios lo ha decretado, y sin embargo, él puede hacer con la situación lo que le plazca. En Filipos, Pablo y Silas fueron enviados a prisión, pero ellos demostraron su fe cuando comenzaron a orar y cantar a Dios. Entonces, Dios demostró su poder enviando un gran terremoto que sacudió los fundamentos de la prisión. Esto no fue coincidencia, puesto que Dios controla todas las cosas, entonces no hay realmente coincidencias en este mundo en el sentido que nada sucede por “suerte” sin el decreto activo de Dios. Además, todas las puertas de la prisión fueron abiertas, y todas las cadenas se soltaron de los prisioneros. El carcelero estaba choqueado por esta intervención divina, y preguntó a Pablo y Silas acerca del modo de salvación. Entonces, cuando ellos fueron liberados, se encontraron de nuevo con los convertidos y ¡los exhortaron! Estos hombres nunca permitieron que la presión y persecución los distrajeran de su misión -predicar el evangelio y madurar a los santos.

DESCARGAR !!!!

MÁS QUE UN ALFARERO-

ss

VINCENT CHEUNG

TRADUCCION: Raul Loyola Roman

Imagen

GIMIENDO CON LA CREACIÓN

 VINCENT CHEUNG

 TRADUCCIÓN : Raul Loyola Román

  ” Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.   Porque la  creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo”.  (Romanos 8.19-23)

De acuerdo con el plan de Dios, cuando Adán cayó en pecado, arrastro consigo la creación. Como Dios dijo al hombre: “¡maldita será la tierra por tu culpa! ” (Génesis 3,17). El resultado no fue que el hombre debería aprender a cuidar de la tierra y cooperar con ella para obtener su  sustento a partir de ella. Más bien, Dios dijo que la tierra ahora se resistiría al hombre , el hombre tendría que someter la tierra para tomar de ella  lo que necesitase (v.18). Entonces, después de algún tiempo, el hombre moriria y su cuerpo  volvería a la tierra (v. 19). Cuando dos partes están luchando bajo la maldición de Dios, ninguna de ellas sale vencedora. Desde entonces, la creación entera gime para la liberación hasta la época de Pablo, y no ha dejado de gemir hasta ahora porque lo que ella anhela aún no ha llegado.

Así, mucho antes de que se contamine con botellas de plástico, a la creación ya se había contaminado con pecadores, con no cristianos. Ella no gime porque hancia deshacerse de las fábricas y rascacielos, sino para ser liberada de la esclavitud de corrupción que le sobrevino a causa del pecado. Este día está marcado por la revelación de los hijos de Dios, es decir, cuando Dios finalmente juzgará a su pueblo y complete su adopción con la redención de sus cuerpos, la resurrección de los santos. La liberación está ligada a la salvación que gozan los cristianos, la ” gloriosa libertad de los hijos de Dios.” 

 Por lo tanto, ambientalistas no cristianos se burlan de la creación, porque ellos son los que causan el sufrimiento de ella, no por sus cuerpos sintéticos, sino por su propia existencia! Y los cristianos que acompañan a los fanáticos no-cristianos en su afán ambientalista son igualmente  provocadores, pues permanecer limpia y viva no es lo que la creación anhela. Un prisionero puede disfrutar de algunos libros y revistas de su abogado defensor para ayudarle a pasar el tiempo, pero cuando el abogado se pone a hablar de literatura con él, el prisionero probablemente se quejará de que el tiempo podría ser mejor gastado en favor de su libertad. Un abogado que esté de acuerdo con lo que es bueno, pero trivial, para distraer la atención de lo que se necesita es un mal abogado. 

Un cristiano que acepta incluso con legítimas preocupaciones ambientales  y se distrae de promover el mensaje de Cristo es un mal cristiano.  UN VERDADERO AMIGO DE LA CREACIÓN COLOCARÁ SIEMPRE EL  EVANGELIO EN PRIMER LUGAR.

Algunos cristianos no son muy buenos en la predicación, la escritura, la oración, consejería, o incluso conducir  el tráfico en el estacionamiento de la iglesia. Ellos son casi inútiles cuando se trata de algo importante. Si esta personas quiere centrarse en el reciclado, no tengo ningún problema con eso. Incluso ellas  pueden afirmar que están cumpliendo con el “mandato cultural” y a la fuerza convertir esto en parte del ministerio evangélico a fin de sentirse mejor consigo mismo, mientras que el resto de nosotros trabaja en la verdadera  comisión que Cristo nos dio. Si esto suena demasiado fuerte contra los que trabajan tan duro para mejorar el medio ambiente, el punto principal es que nuestra prioridad debe ser promover el mensaje cristiano sobre el pecado y la justicia sobre  la condenación y la salvación, y obre la encarnación, crucifixión, resurrección y  expiación de Jesucristo. Cualquier otro elemento, no importa cuan  práctico o deseable sea, no puede ser combinado o equiparado  con eso, y debe asumir  un distante segundo lugar.

Hoy en día, las personas  mandarían a su vecino a la muerte en lugar de permitir que sus gatos y tortugas mueran de hambre, pero la misma creación anhela liberarse de estas personas  tontas como estas. Solamente los cristianos están en armonía con la creación, pues anhelan la misma cosa – no  energía alternativa, cuan maravillosa puede ser, sino la consumación de aplicación de redención-.  Ellos no anhelan preservación, sino culminación, no anhelan  perpetuación, sino consumación. Claro, los no cristianos no comparten esta preocupación, pues ellos también serán arrojados al fuego del infierno. Por esta razón, los no cristianos siempre serán enemigos de la creación. Como cristianos, gemimos junto con toda la creación no por  la salvación de los osos polares, sino por un punto final  que  ponga fin al pecado y por la redención de nuestro cuerpo.

Jesucristo es la única esperanza para la humanidad y para la creación. Si la creación pudiera hablar, reprendería a algunos de nosotros por no colocarnos como sus salvadores. ¡Cuanta arrogancia!  ¡Que negligencia  de la verdad y el deber! Sé amable con los animales y sean buenos para la creación. Son extremadamente aficionados a los animales, y aún más aficionados al agua y aire limpio – pero recuerda- la verdadera obra del evangelio, y pon eso por encima de cualquier otra consideración. No alimente  la noción ridícula de que salvar el medio ambiente es tan importante cuanto la salvación de las almas humanas. Ciertamente, estas cosas no son mutuamente excluyentes, sino que se trata de dos cosas diferentes, y una es claramente más importante que la  otra. Si hay que elegir, el ministerio del evangelio siempre debe ser lo primero.

Vaya a salvar ballenas si usted quisiere – especialmente si usted tiende a ponerse en mi camino cuando intenta obra ministerial – pero no glorifique eso como a una heroica aventura. LAS BALLENAS TAMBIÉN LLORAN PARA QUE USTEDES FANÁTICOS IRRITANTES  DEJEN DE LLORAR Y PREDIQUEN EL EVANGELIO, A LOS HOMBRES Y MUJERES DE SU CÍRCULO DE CONVIVENCIA. Y si  a las ballenas se molestan  porque son malos predicadores (las ballenas no necesitan saber esto), al menos oren , mientras se limpian sus lagrimas, por  aquellos que comparten la preocupación real de la creación. Así, tanto los predicadores como las ballenas  se lo agradecerán.

Traducción : Raul Loyola Roman

https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/

 

 

Imagen

EPISTEMOLOGÍA

VINCENT CHEUNG

Traducción: Raul Loyola Román

 

Esta visión de la metafísica produce una implicación necesaria para la epistemología. Si solamente Dios controla y facilita todas las operaciones en el universo, se deduce necesariamente que El solamente controla y facilita todas las operaciones con relación al pensamiento y el conocimiento. Si la existencia y funcionamiento continuo del universo depende de Dios, y el hombre no es autónomo o independiente a este aspecto, entonces, todas las adquisiciones de conocimientos y las actividades intelectuales también dependen de Dios (dado que estos son sólo los elementos específicos dentro de una categoría mayor), y El hombre también no es autónomo o independiente en esta área.

Así como el hombre no puede existir o funcionar sin Dios, el hombre no puede conocer nada sin El. Dios no solamente sustenta y facilita todas las cosas, mas El soberanamente sustenta y facilita todas las cosas. Es decir, Él puede traer vida o causar muerte, Él puede hacer moverse o detenerse, y crear o destruir, todo de acuerdo con su voluntad y placer. La mente del hombre es entonces sólo un aspecto de un control total de Dios sobre el universo, por lo tanto Dios controla soberanamente todos los aspectos del conocimiento humano. La epistemología cristiana es consistente con la metafísica cristiana y fluye necesariamente de esa.

 Cuando rechazamos el empirismo por causa de sus propias fallas fatales y también como una consecuencia necesaria de la enseñanza bíblica, y cuando afirmamos una epistemología revelacional basada en la infalibilidad de la Escritura, los empiristas suelen contestar: “¿Pero usted no ha leído su Biblia?” Ciertamente, los empiristas defienden la confiabilidad de la sensación, y aquellos que son mas extremos reivindican que el conocimiento sólo proviene de los sentidos. Por el contrario, yo insisto en ningún conocimiento de forma alguna viene de la sensación.

En todo caso, su contestación es inútil. Si ellos no pueden responder a los argumentos contra el empirismo, entonces su desafío en sí solo no prueba el empirismo, pretendiendo que no seamos capaces de responder la contestación. Es decir, incluso si ellos fueren capaces de refutar nuestra epistemología no empírica, eso no prueba automáticamente la epistemología empírica de ellos. Todos los argumentos anti-empíricos permanecen validos hasta que ellos los refuten.

Sin embargo, nosotros realmente somos capaces de responder la contestación de ellos utilizando lo que ya hemos declarado sobre la metafísica y la epistemología bíblica. Consistente con la metafísica cristiana, la epistemología cristiana afirma  que todo conocimiento debe ser inmediatamente – esto es, sin mediación – concedido y trasmitido a la mente humana por Dios. Así, en el momento en que usted mira las palabras de la Biblia, Dios directamente comunica lo que está escrito a su mente, sin pasar por los propios sentidos. Esto es, sus sensaciones proporcionan las ocasiones sobre las cuales Dios directamente  transmite la información a su mente, aparte de las propias sensaciones. Así que mientras leemos la Biblia,  el conocimiento nunca  viene de la sensación.

Esto nuevamente soluciona el problema mente-cuerpo, pero esta vez se ilustra en la dirección inversa. Mientras que en la metafísica Dios facilita los movimientos físicos en correspondencia a los pensamientos de la mente, en la epistemología Dios concede conocimiento a la mente sobre las ocasiones de las sensaciones, pero aparte de las propias sensaciones. Por lo tanto, las sensaciones no hacen nada más que estimular  la intuición intelectual, proporcionando las ocasiones sobre las cuales la mente obtiene conocimiento del logos divino.

De otra forma, los empiristas deben explicar cómo las sensaciones físicas transmiten conocimiento a la mente incorpórea. Ciertamente, algunos empiristas no-cristianos no creen en una mente incorpórea, pero ellos creen que el conocimiento reside solamente en un cerebro físico. Si bien es fácil derrotarlos en este punto, y aunque no pudiésemos, ellos todavía tienen que demostrar con válidos y sabios argumentos como las sensaciones físicas pueden transmitir cualquier información al cerebro físico. Nadie puede hacer eso.

Incluso si dejamos de lado el problema mente-cuerpo por ahora, los empiristas de forma errónea piensan que ellos pueden hacer deducciones a partir de muchas sensaciones traídas a la mente en un momento dado para producir conocimiento. Sin embargo, yo reto a cualquier  empirista es describir el proceso en una forma silogística para demostrar la validez lógica de tales inferencias. Incluso si él puede hacer eso, el verá que todas las inferencias a partir de las sensaciones son inevitablemente falaces, ninguna inferencia a partir de la sensación puede alcanzar la validez silogística formal.

Por ejemplo, si usted está buscando un coche rojo, ¿por cual proceso valido de razonamiento silogístico usted puede inferir, a partir de esa sensación, la conclusión  o pensamiento de que usted está buscando un coche rojo? Es absolutamente imposible. Sin embargo, si cada inferencia de sensación es falaz, entonces eso significa que cada inferencia es una conclusión inútil, o incluso arbitraria a partir de premisas que son sobre todo, dudosas. Sin embargo, una cosmovisión empírica es precisamente una que construyó algunas, la mayoría o incluso todas las proposiciones dentro de esa cosmovisión sobre estas inferencias falaces. No hace falta decir que tal cosmovisión es completamente inútil, mas ese es el tipo de cosmovisión aceptada por muchas personas, desde estudiantes hasta científicos.

Sobre la base del empirismo, si ve una manzana sobre una mesa, sería imposible para usted decir que hay dos objetos – una manzana y una mesa. Con base en la sensación solamente, usted seria incapaz de decir dónde termina un objeto y  otro. En un determinado momento, usted es bombardeado por muchas sensaciones, y si usted conoce los objetos que está viendo por una epistemología empírica, entonces eso  significa que su mente debe organizar y combinar estas sensaciones para agrupar  aquellas  que pertenecen a sus objetos correspondientes.46

Sin embargo, esto requiere que su  mente conozca  los atributos y apariencias de estos objetos antes de usted observarlos, 47 mas  el empirismo enseña que usted aprende  sus atributos y apariencias precisamente observándolos. Si usted debe conocerlos antes de observarlos, y si usted sólo puede conocerlo observándolos, entonces eso significa que usted nunca puede saber nada que no usted ya no sabía. Y si usted sigue a algunos empiristas en la afirmación de que el hombre nace con una mente en blanco, entonces, sobre la base del empirismo, su mente se quedará en blanco para siempre. La adquisición del conocimiento es imposible sobre la base del empirismo.

Cuando se trata de la adquisición del lenguaje, que en realidad corresponde a la categoría más amplia de adquisición de conocimiento, es imposible para una persona aprender el significado de una palabra por la sensación. Un padre puede tratar de enseñar a su hijo lo que la palabra “carro” significa señalando a un carro. En primer lugar, sobre la base del empirismo, el niño no puede ni siquiera ver o conocer a su padre, el coche y el acto de señalar, pero nosotros ignoremos eso por ahora. El niño todavía debe hacer una inferencia a partir del acto de señalar por el padre. Si el padre intenta enseñar a su hijo el significado de la palabra “carro”, señalando a un carro, entonces para el  niño, la palabra “carro” puede significar el acto de señalar, o  el dedo utilizado para señalar, el color del coche, cualquier parte del coche, el coche junto a la calle y el paisaje de fondo, cualquier objeto más grande, el significado de “allá” o “allá”, y un número infinito de otros posibles significados. El punto es que el acto de apuntar a un carro no produce la inferencia necesaria de que “carro” significa para referirse a lo que entendemos por la palabra. Si alguien trata de superar el problema, señalando a muchos carros, el significado de la palabra puede, en el mejor de los casos, convertirse en un “transporte”, que puede ser un elefante o un camello en algunas partes del mundo. Pero incluso el concepto de transporte no es una inferencia necesaria del acto de apuntar a muchos carros.

Además, enseñar a alguien el significado de una palabra en repetidas ocasiones apuntando a su objeto correspondiente, junto con la mención de la palabra, es un método que depende de ejemplos limitados de  señalar con la intención de producir una definición de una idea universal (tal como ” carro “) en la mente de otra persona. Sin embargo, la inducción es siempre una falacia formal. Incluso si limitamos considerablemente las falsas inferencias posibles a partir de la observación de repetidos actos de apuntar, ¿como el observador sabe qué tipo de carros es pretendido por la persona que esté apuntando – solamente aquellos hechos dentro de las últimas dos o tres décadas? Si la persona incluye carros más viejos, entonces ella debe encontrarlos y apuntar a ellos también. Es una inferencia inválida pensar que la palabra “carro” puede referirse a cualquier carro de la historia simplemente porque alguien señaló a varios carros. Además, aquel que señala debe mover la mano o la cabeza hacia el mismo objeto que la palabra no puede describir, incluyendo los artículos que no se han realizado todavía, de lo contrario, nada impide al observador a deducir que “carro” puede referirse a  objetos que son realmente excluidos por la palabra. Por lo tanto, para definir correctamente una palabra, simplemente señalando, hay que señalar cada objeto, pasado,  presente y futuro pretendido por la palabra, y mover su mano o la cabeza para cada objeto pasado, presente y futuro excluido por la palabra. Pero en primer lugar, ¿cómo el observador sabe lo que el señalamiento y el movimiento significan? Si él no lo sabe todavía, así que ¿cómo podemos enseñar? Si tratamos de enseñarle el significado de estos gestos por una epistemología empírica, entonces vamos a enfrentar todos los problemas anteriores  nuevamente, y muchos otros que no he mencionado.

Si una persona le pregunta a otra persona lo que significa “andar”, la segunda persona puede levantarse y comenzar a caminar en un intento de mostrar a la primera persona lo que significa caminar. Mas entonces, la primera persona debe sacar conclusiones a partir de lo que el observa, y como ya hemos dicho, todas estas inferencias son inevitablemente falaces. De  este ejemplo, alguien puede inferir que “andar” significa levantarse, salir, levantarse y salir, de pie y caminar, y un sinfín de cosas más. En primer lugar, ¿como el observador sabe que esta persona está tratando de responder a su pregunta, mostrándole lo que “andar” significa? Si la segunda persona dice a la primera que ella estará mostrando lo que significa “andar” significa realmente caminar, entonces podemos preguntarnos, en primer lugar, ¿cómo ellos aprendieron las palabras para comunicar eso? Como hemos demostrado, ellos no pueden haber aprendido las palabras por medios empíricos. Si las dos personas están caminando juntos, la que esta siendo cuestionada puede moverse más rápido para enfatizar el acto de caminar, ¿pero como el observador puede distinguir entre andar, acelerar, caminar o correr ¿la velocidad al caminar, caminar o correr? Aún más desconcertante es cómo una persona puede aprender las palabras “Dios”, “fe”, “es” y “justicia” sobre la base del empirismo.

Si una persona intenta responder a la pregunta de lo que “andar” significa dando una definición verbal, entonces ella tiene que usar palabras. Pero entonces, ¿cómo esa persona aprende las palabras que ella usa? Además, para comprender la definición, el oyente debe también conocer las palabras que conforman la definición, pero ¿cómo eso es  posible sobre la base del empirismo? Por otra parte, si ambos piensan que ellos entienden las palabras de la definición, ¿cómo ellos pueden   saber que su comprensión de las palabras es el mismo? Si tratan de asegurarse de que ellos tienen las mismas definiciones de las palabras utilizadas en la definición de la palabra en cuestión, discutiendo lo que ellos piensan que las palabras significan, entonces ellos  necesitan usar palabras nuevamente, de modo que todos los problemas anteriores se producen de nuevo. Incluso si asumimos que los sentidos pueden percibir los sonidos de las palabras, lo arriba expuesto demuestra que la mente ya debe saber los significados de las palabras antes de que la persona pueda entender los sonidos transmitidos a la mente al escuchar o sentir la persona. Más  nosotros también hemos demostrado que la mente jamás puede aprender los  significados de las palabras por la sensación. Por lo tanto, el conocimiento no puede venir de fuera, pero si este, fuera posible de alguna forma, él tiene que venir de dentro. En la epistemología cristiana, algo de este conocimiento es innato, de forma que “Cristo ilumina a todo hombre ya nacido habiéndonos credo con  un don intelectual y moral… Este conocimiento es una parte de la imagen de Dios con  el cual Dios creó a Adán”. 48

Aunque no vamos a resumir aquí los argumentos detallados de; De Magistro de  Agustín, reproduciremos su conclusión:

Por medio de las palabras, así  aprendemos solamente palabras o son, más bien el sonido y la vibración de las palabras. Pues si aquellas cosas que no son señales no pueden ser palabras, aunque yo haya oído una palabra, yo no sé que esa palabra hasta que yo sepa lo que signifique. Así que cuando las cosas son conocidas, el conocimiento de las palabras también es  realizado, mas por medio de oír palabras ellas  no son aprendidas.  Pues no aprendemos las palabras que sabemos, ni podemos decir que aprendemos aquellas que no sabemos a menos que  su significado  haya sido percibido, y esto sucede no por medio de oír las palabras que son pronunciadas, sino a través de un conocimiento de las cosas que se quería decir. Pues el razonamiento varadero es mas correctamente dicho que cuando las palabras son expresadas, o nosotros ya conocemos lo que ellas significan o no conocemos. Si conocemos, entonces recordamos antes de  que aprendemos, pero sino conocemos, entonces ni siquiera  recordamos…

Mas refiriéndonos  ahora a las  cosas que entendemos, consultamos, no al orador que pronuncia las palabras, sino el guardián de la verdad dentro de la propia mente, tal vez porque se nos ha recordado las palabras para así hacerlo. Además, aquel que es consultado enseña, pues aquel que dice que reside en el hombre interior es Cristo, esto es, la excelencia inmutable de Dios y su eterna sabiduría, que toda alma racional verdaderamente consulta. Pero allí es revelado a cada uno tanto o cuanto  él puede aprehender a través de su voluntad, según él sea más perfecto o menos perfecto. Y si algunas veces, alguien es engañado, esto no se debe a un defecto de la luz externa, pues los ojos del cuerpo son frecuentemente engañados… Pero por medio de las

 

 

49La verdad es necesariamente proposicional, dado que solamente una proposición puede ser descrita como verdadera o falsa 48 Gordon H. Clark, The Johannine Logos; The Trinity Foundation, 1989 (original: 1972); p. 27

sensaciones, es imposible comunicar cualquier proposición a partir de una mente humana a otra; solamente el logos puede facilitar dicha comunicación. Por tanto, la epistemología cristiana, incluso relacionada con sensación, no depende de las sensaciones, de forma que esta no es atormentada por las dificultades insuperables de empirismo. La única función de las sensaciones en la epistemología cristiana es brindar las ocasiones para la intuición intelectual, es decir, las sensaciones proporcionan las ocasiones en que el logos comunica información a la mente humana, aparte de las propias sensaciones. Ningún conocimiento es adquirido a partir de las propias sensaciones. Ciertamente nosotros “leemos” la Biblia, mas esta actividad no depende de la sensación, sino de la voluntad y poder soberano de Dios. El hombre depende de Dios para su continua existencia y operaciones intelectuales, él no es autónomo o independiente en cualquier esfera de la vida. Por el poder soberano y el control absoluto de Dios, los incrédulos se niegan a reconocerlo y dar acción de gracias por su bondad, y por eso les entrega a una mente depravada, para que ellos  puedan acumular ira divina para su condenación futura.

Por el contrario, los cristianos son aquellos que se han arrepentido de su pensamiento pecaminoso por la gracia soberana de Dios, y ellos adoran y agradecen a Dios por su sustento.

Algunas personas están de acuerdo en que el prólogo del Evangelio de Juan por lo menos indica al menos epistemología anterior. Como Ronald Nash escribe:

Después de que Juan describe a Jesús como el Logos cosmológico, él  lo presenta como el Logos epistemológico. Juan declara que Cristo es “la luz verdadera que ilumina a todo hombre” (Juan 1:9). En otras palabras, el Logos epistemológico no es solamente el mediador de la revelación divina especial (Juan 1:14), él es también la fundamento de todo conocimiento humano.50

Varios de los padres de la iglesia también enseñaron esta visión: “Sobre la base de Juan 1:9, Justino Mártir argumentó que cada aprehensión de la verdad (sea por el creyente o por el incrédulo) es hecha  posible porque los hombres están relacionados  con el Logos“. 51 Todos dependen  de Cristo para conocer algo. Los creyentes admiten eso. Los incrédulos no.

Aunque yo afirme ese entendimiento del prólogo, incluso si usted no está de acuerdo sobre este punto en particular, eso no destruye la epistemología que he presentado. En primer lugar, nada en el prólogo contradice la epistemología que he presentado. En segundo lugar, la epistemología que presente es una consecuencia necesaria de la metafísica bíblica presentada al comienzo. La Biblia ciertamente afirma que Dios creó y

 

49 Augustin, De Magistro; Prentice-Hall Publishing Company, 1938. Aquí hemos llegado al asunto de la lingüística y su relación con la epistemología  y la metafísica, paro no gastaremos tiempo desarrollando esto aquí. 

controla todas las cosas y todas las cosas necesariamente incluyen todas las actividades intelectuales humanas. En tercer lugar, numerosos versículos bíblicos enseñan que Dios es el que otorga soberanamente  entendimiento y conocimiento.

En resumen, Dios actúa directamente sobre la mente y transmite  información directamente para ella en ocasiones en que alguien está experimentando sensaciones físicas, mas Dios actúa sobre la mente y transmite esa información siempre al margen de las propias sensaciones. Incluso el acto de leer la Escritura depende de Cristo, el Logos divino,  y no de nuestros sentidos.

Esto nos dice lo que ocurre cuando experimentamos sensaciones, pues por causa de defectos fatales inherentes del empirismo, aun es imposible construir una cosmovisión verdadera y coherente sobre la base de los sensaciones o ganar cualquier conocimiento a partir de las sensaciones. Más bien, la Escritura es el primer principio de la cosmovisión cristiana, por lo que el verdadero conocimiento consiste solamente en lo que  es declarado directamente en la Escritura y lo que es válidamente deducible de la Escritura, todas las proposiciones equivalen, a la mejor delas hipótesis, a  la opinión injustificada. Esta epistemología fluye necesariamente de la metafísica bíblica. Cualquier otra epistemología es indefendible, e inevitablemente se derrumba en el escepticismo auto-contradictorio.

50 Ronald H. Nash, The Word of God and the Mind of Man; Phillipsburg, New Jersey: Presbyterian and

Reformed Publishing, 1982; p. 67.

51 Ibid., p. 67.

VINCENT CHEUNG

TRADUCCIÓN: Raul Loyola Román

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman