Archivos para el mes de: enero, 2014

373486_383036695099411_495823952_n

INDUCCIÓN

Gordon Haddon Clark

Traducción: Raul Loyola Román

Hasta ahora, la discusión cubrió dos detalles sobre lo cual el empirismo ha fallado: las imágenes y la causalidad. Un tercer detalle – mas tenga en cuenta que la palabra detalle no implica algo desconectado del resto pues todo es inseparable de todo lo demás – es la cuestión de la inducción y proposiciones universales. El cristianismo no sería posible sin proposiciones universales. Una proposición universal es una sin excepciones: Todos los cachorros son caninos, y ningún canino es gato. Esto se aplica a todos los perros y los gatos, universalmente, sin excepción. Las leyes de la física son universales, tales como E = mc ² .

Supuestamente no hay ninguna excepción. Más Einstein es demasiado avanzado para la apologética ordinaria. Que el ejemplo sea este: El agua hierve a 100 ° C. Seguramente debe hervir, ya que así es como alguien define centígrados. Por lo tanto, la el agua hierve a 100 ° C, si el agua estuviera al nivel del mar, si no hay tapa en la olla, si el barómetro es precisamente 30 pulgadas, y si- no puedo recordar lo que viene a continuación. En teología, los universales no tienen excepciones, pero en la física los universales, son todos falsos. Tal vez en botánica es mejor. Todos los cactus son suculentos, y ninguna ocotilla es un cactus. La Biblia también afirma proposiciones universales,  pero diferentes de la física, ellas todas son ciertas. Algunas pueden ser llamadas adagios, tales como ” El que ama la corrección ama el conocimiento ” (Proverbios 12:1) y” la sabiduría aventaja a la necedad,” (Eclesiastés 2:13). Otros son los que la mayoría de la gente llama de teológicas: ” el justo por su fe vivirá.” (Habacuc 2:4), y ” y si alguno quita de las palabras del rollo de esta profecía Dios quitará su parte del árbol de la vida y de la santa ciudad, de las cosas que han sido escritas en este rollo.” (Apocalipsis 22:19). Todos ellos, incluido el último, son reducibles a forma afirmativa universal: toda A es B. El primero de estos ejemplos se convierte en: Todos los amantes de la instrucción son amantes del conocimiento. El último es más Complejo: Todo las personas que quitan algo de la profecía son personas que Dios castigará.

Ahora, si el tema es la teología, la moral o física ordinaria clara, El empirismo no puede producir ni justificar cualquier proposición universal. La explicación es obvia: la experiencia nunca es universal. Totalmente al margen del error variable implicada en todas las mediciones de laboratorio, una docena de miles de experimentos nunca cubren todos los péndulos que existen ahora, que existirán y que existieron. Peor aún, la ley de la física no es verdadera sin ningún péndulo visible, pues la física asume que un péndulo oscila a partir de un punto sin fricción sobre hilo si tensión, con el peso del péndulo concentrada en un punto. Además de estas imposibilidades, un péndulo en Londres no se balancee como en Washington, ya que la latitud cambia la ecuación. Estas cuatro razones, y es probable que haya otras, impide tener al físico tener ninguna base lógica para afirmar que ” Todos los péndulos… ” . la Física de hecho tiene  universales, mas ninguno de ellos es verdadero. 1

 

 

1 Nota del traductor: En otra parte, Clark explica con más detalle el caso del péndulo: ” La ley de laestablece que el período de oscilación del péndulo es proporcional a la raíz cuadrada de la longitud . Si , sin embargo , la

Mas si alguien es deficiente en lógica y los métodos de laboratorio, la historia debe convencerlos. Hace años los científicos abandonaron cada una de las leyes de Newton, incluso los supuestos básicos de que el espacio y el tiempo son las estructuras independientes dentro de la cual las cosas se mueven. Todo lo que el Departamento de Física de la Universidad de Pennsylvania en 1921 me enseñó fue ahora desechado. Sin embargo, incluso una revolución, como esta no es tan importante como el principio básico de que la experiencia es siempre limitada y nunca puede ser universal.

También se puede señalar que la física es el procedimiento empírico más cuidadoso que el hombre conoce. ¿Si el cuidado extremo de observación de laboratorio no resulta en verdad, con los experimentos no controlados y sin prestar atención a la vida cotidiana puede hacerlo mejor?

La mayoría de los físicos, por desgracia, presta poca atención a las implicaciones de los principios filosóficos. Los científicos más teóricos, y por lo tanto más superiores perciben su situación. Uno de ellos era Herbert Feigl, tal vez el mejor portavoz de su escuela del positivismo lógico. Mas él fue lógico en un sentido muy ilógico porque el sustituyó la deducción o el razonamiento válido, por inducción, o razonamiento inválido. Tengo un respeto muy sincero por Herbert Feigl , que por desgracia nunca me encontré . No debería llamarlo de los más honestos, o incluso uno de los pensadores más honestos de cualquier escuela, porque sin duda un 99,99% de todos los físicos son honestos. Pero Feigl era ciertamente más profundo que cualquier otro con referencia la inmensidad y profundidades abismales del gran abismo establecido entre los cristianos y ateos. El siguiente párrafo es excelente:

Quizás la división más decisiva entre las actitudes filosóficas es aquella entre el tipo de pensamiento de este mundo y el “otro mundo”. Diferencias profunda en personalidad y temperamento se expresan en las formas siempre mutables estos dos tipos de perspectivas asumen. Muy Probablemente hay aquí una divergencia irreconciliable. Es más profunda que el desacuerdo en la doctrina, en realidad, ella es una diferencia en el objetivo y el interés básico. Innumerables y discusiones y controversias frustrados desde la antigüedad atestiguan que el argumento lógico de evidencia empírica no son capaces de resolver el conflicto. En última instancia, esto es así porque la misma cuestión del poder juridisccional de apelación a la lógica y la experiencia (y con ella, la cuestión de simplemente lo que la evidencia empírica puede establecer) está en juego.2

El Dr. Cornelius Van Til del Seminario Westminster, tiene irritados a los apologistas empiristas al insistir en que no hay un ” terreno común” compartido por 

peso del péndulo se distribuye de manera desigual al rededor del centro , la regla no funcionará. La ley asume que el peso del péndulo es homogéneo, que su fuerza se distribuye simétricamente a lo largo de todos los ejes, o más técnicamente, que la masa se ​​concentra en un punto. No hay un peso tal, y, Por lo tanto, la ley no es una descripción exacta de ningún péndulo tangible. En segundo lugar, la ley supone que péndulo se balancea cuando se conecta a un hilo sin tensión. No existe tal hilo, de modo que ninguna ley científica describe ningún péndulo real. Y en tercer lugar, la ley puede ser verdadera sólo si el péndulo se balancea sobre el eje sin fricción. No existe tal eje. Se deduce, por tanto, que ningún péndulo s visible está de acuerdo con el fórmula matemática y que la fórmula no es la descripción de ningún péndulo existente ” (citado por W. Gary Crampton en “The View Bíblica de la Ciencia)

2 Logical Empiricism (Living Schools of Philosophy, ed. Dagobert Runes [Ames, Iowa: Lttlefield, Adams, and Co., 1956]), 325.

Creyentes e incrédulos – es decir, si ambos estuvieren de acuerdo con sus principios. El objetivo empírico es encontrar algún punto de acuerdo que ellos puedan utilizar para convencer a un hombre de la verdad del cristianismo. Dr.Van Til niega que exista tal acuerdo. Bueno, hay un acuerdo de tipos:Van Til y Feigl están de acuerdo en que no hay ninguna concordancia , o ninguna proposición sustentada en común a partir del cual una doctrina cristiana , o cualquier otra cosa se ​​puede deducir . Lea el párrafo soberbio de Feigl de nuevo.

Para un anti-cristiano, Feigl es asombrosamente correcto al contrastar la mentalidad terrena con la mentalidad celestial .el reconoce una divergencia irreconciliable de intereses. Yo no afirmaría que es ” más  profundo que el desacuerdo en la doctrina “, porque” el objetivo y el interés ” son ellos mismos partes de la doctrina. Por supuesto, el argumento lógico y la evidencia empírica no son capaces de resolver el conflicto, ” porque la misma cuestión del poder jurisdiccional…  está en juego”. Es precisamente así: ¿qué su teoría considera como evidencia, o  apriorismo cristiano – presuposicionalismo , o cualquier nombre que parezca apropiado – considera ser engañoso.

Unas líneas más adelante Feigl continúa:

Siempre habrá aquellos que encontrarán este nuestro mundo como: cruel y deplorable, como puede ser , en algunos aspectos , o emocionante, o  un lugar fascinante para vivir … Y siempre habrá aquellos que verán al mundo de la experiencia y de la naturaleza como una cosa sin importancia y secundaria en comparación con algo más fundamental y significativo .

Si hay cualquier ligera desviación de la verdad aquí, sería en la frase ambigua “Cruel y deplorable… en algunos aspectos”. Pero esto es más un desvió de énfasis, porque la frase es, literalmente, verdadera lo suficiente, a pesar de las masacres y terrorismos de la historia.

La diferencia podría estar en la relación entre los que los dos hombres consideran deplorable. Por otra parte , el cristiano acepta de mala gana que es deplorable debido a su creencia de que Dios ordena esto de esa manera para el beneficio de sus adoradores , ya sea en esta vida o en la próxima . Cuando  Dios está más allá de lo que puede encontrarse en la experiencia, el suicidio parece ser la única solución satisfactoria: ” Si Cristo no resucitó, somos los más miserables entre los hombres”. Y si otros son un poco menos miserables, sigue siendo un misterio por qué ellos no terminan de acabar con todo.

Sin lugar a dudas el ajedrez y la física proporcionan un poco de diversión temporal. Que la astronomía encontró algunos pocos agujeros negros es digno de mención en televisión. Mas Feigl trata a sus oponentes de manera muy positiva cuando los describe cómo acechando la ” naturaleza como algo sin importancia y secundaria en comparación con algo más fundamental e importante”. Esta puede ser una declaración verdadera basada en axiomas cristianos. Pero si basándose en los propios axiomas no-cristiano de Feigl, el mundo, lejos de tener importancia secundaria, no tiene importancia alguna. Es doloroso lo suficiente vivir en la esperanza cristiana. Continuar sin ella es inexplicable.

Coloquialmente hablando, parece que el único avance fructífero en la ciencia son los avances en la medicina. La física nuclear es un retroceso de los días mejores de arcos y flechas. Incluso la medicina pierde su valor en un mundo de  positivismo lógico, porque , en primer lugar , positivismo lógico no puede  justificar ningún valor supuesto , y en segundo lugar , la persona curada regresa a la miseria de la vida ordinaria . Incluso el apóstol Pablo dice: ” pues de ambos lados estoy constreñido, teniendo el anhelo de partir y estar con el Mesías, que es muchísimo mejor, pero quedarme en la carne es más necesario para vosotros. “( Filipenses 1:23-24 ) .

Manifiestamente, Feigl no puede contentarse con simplemente distinguir esta o aquella religión de su cientismo , no importa cuán amablemente o perspicazmente haga eso . Él tiene que defender la posibilidad del conocimiento científico. Aquí también el es más claro y definido que la mayoría de los otros.

el reconoce que las proposiciones universales no pueden obtenerse válidamente por la experiencia. Entonces, ¿qué entonces justifica la afirmación de una ley de la física? más allá de definición ostensiva y la verificación de algún principio o verificación del otro, su procedimiento real es la inducción. La metafísica racionalista deductiva es completamente destituida y completamente destituido del significado fáctico.

El reconoce lo que sabe todo científico sabe , que la observación directa valida muy pocas declaraciones . Debe haber inducción y probabilidad. Ni que puede alguien justificar la inducción en sí. Uno debe simplemente asumir que observaciones proporcionan muestras correctas. Tenga en cuenta, sin embargo, que esta suposición es a menudo falsa. Pero Feigl tiene una solución impresionante para su problema. La validez de cualquier procedimiento de justificación debe ser prueba de evidencia deductiva o inductiva. “El proceso de inducción, por tanto, lejos de ser irracional, define la propia esencia de la racionalidad”.

Una persona que se confunde al argumentar en contra de esta posición. La inducción es válida porque la ciencia la utiliza y la ciencia la utiliza porque es válida. Nosotros sostenemos que el positivismo lógico es irracional, ya que afirma establecer leyes universales sobre observaciones limitadas, y el positivismo lógico sostiene que somos irracionales porque no usamos la inferencia necesaria. Ahora, la inferencia necesaria no produce tanta verdad como la mayoría de la gente quiere. Mas la inferencia innecesaria no llega a ninguna verdad de forma alguna. 3

Para el alivio del dolor sufrido por el público en general que lea este mínimo de tecnicismo, se un ejemplo muy simple se puede añadir. El Positivismo lógico no puede concluir que todos los petirrojos tienen pechos rojos 4 simplemente por causa de dos o tres vistos en la hierba. Y, ciertamente, no llegan a la conclusión de que todos los átomos de carbono que tienen el peso de 12.1 al poner media docena de ellos en una balanza. Probablemente menos de la mitad pesen 12.1. Algunos supuestamente pesan 14. 5

Sin embargo, Feigl hace un punto indiscutible. Su elección de inducción, como una elección,   muestra que cualquier sistema debe tener un punto de partida. Si un sistema no tiene ningún punto de partida, él no puede comenzar, no es

 

3 Compare mi libro Filosofía de la Ciencia y Creencia en Dios (Jefferson: La Fundación Trinidad, 1987) 58-62 , -105 a 108 , donde un análisis de experimentos de laboratorio muestran que los científicos siempre elegen  sus leyes sobre la base de las preferencias estéticas .

4Nota del traductor: pagaro  fringilídeo, que vive en Europa y cuyo canto es muy suave .

5 Para tecnicismos adicionales destructivas de posición de Feigl , incluyendo lo que yo considero que es un contradicción definida , véase mi libro lenguaje y Teología (Jefferson : La Fundación Trinidad, 1993 [ 1980 ] ), Capítulo 7 , especialmente la página 62 .

mas el punto de partida no puede haber sido deducido  o basado en algo anterior de empezar , porque no hay nada antes del comienzo , ¿verdad? Todo sistema, por lo tanto, cada sistema probado, debe tener un axioma original y no deducido. Nuestro querido amigo Aristóteles observó esto, pues el argumentó que todas las proposiciones que se han deducido, volverían al infinito, con el resultado de que nada se podría deducir.

Dado que incluso el comunismo no puede impedir a alguien de escoger sea cual fueren los principios que usted piensa que puede ser mejores, el cristiano escogerá el Dios de verdad, o , si alguien prefiere, la verdad de Dios. El entonces, procede por deducción, esto es, por la ley de contradicción, porque la ley de la contradicción esta incrustada la primera palabra del Génesis. Bereshit , en principio , no significa casi al principio . Es decir, la Escritura asume por todas partes la ley de contradicción, esta es , que una verdad no puede ser falsa.

Dado que la deducción es inferencia necesaria, ninguna deducción adicional – por no hablar de inducción puede refutar lo que ha sido demostrado. 6 Por consiguiente, el conocimiento posible para los seres humanos consiste de axiomas de la Escritura y de las deducciones extraídas de ella. En realidad podemos albergar comentarios sobre Colombo, y por accidente o buena fortuna pueden ser verdaderas, mas no podemos saber. Nuestro querido pagano Platón , al final de su libro Menón ( 98b ) , declaró : ” Que hay una diferencia entre opinión correcta y conocimiento  (ortheme ) no es de forma alguna mi conjetura , pero algo que yo particularmente afirmo saber.”

Fuente: Capítulo 8 libro” Lord God of Truth”, Gordon H. Clark, Trinity Foundation, p. 35-

Gordon Haddon Clark

Traduccion: Raul Loyola Román

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman

sabel

Sabelianismo

Gordon Clark

Traducción: Raul Loyola Román

La falla judaica en ver más que una persona como Dios se adentró en las iglesias cristianas – con una diferencia importante: ellos tenían algo que decir acerca de Cristo. Las visiones Posible son estas: hay tres dioses independientes, hay sólo un Dios que aparece y opera en tres modos, hay sólo una persona que es Dios y Cristo fue su primera creación, y, finalmente, hay una Divinidad existiendo en tres personas. Este tratado gastara algunas páginas sobre Sabelianismo y entonces se expandirá sobre el conflicto entre arrianos y atanasianos .

Hasta el punto de que Sabelio está personalmente implicado, el único hecho que hay que mencionar es que él fue condenado en el 263 DC . Su teología, por lo tanto, no debe ser ignorada, a pesar de los ecos de sus visiones han sonado esporádicamente aquí y allá a través de los últimos siglos.

Sabelianismo es la idea de que Dios es una única persona, no hay una segunda persona llamada Hijo, ni una tercera llamada el Espíritu. Así, cuando Dios es activo en la creación del universo y lo controla, él debe ser llamado Padre, cuando él está activo en la redención, él debe ser llamado Hijo, y cuando está activo en la santificación él es llamado Espíritu. Los tres nombres significan tres actividades diferentes de la misma persona. Ciertamente los Sabelianos podían reconocer a Cristo como Dios, Dios verdadero de Dios verdadero, ya que suena demasiado bueno para el público cristiano, más el hijo era sólo un nombre para uno de los tres tipos de actividades de Dios.

El Sabelianismo , incluso que una justicia somera sea echa al Nuevo Testamento – y eso fue una de las principales preocupaciones en el siglo II que en el siglo XX – implica o por lo menos coincide con lo que se llamó Patripasianismo ,  es decir , que fue el Padre quien sufrió en la cruz. Esto realmente no es la deducción lógica de Sabelianismo, porque lo Sabelianos dicen que Dios sufrió en la cruz es correctamente llamado Hijo y no Padre, y el historiador puede querer mantener ciertos grupos distintos, mas uno no puede ser sorprendido por la confusión del tercer siglo. Tertuliano cáusticamente comento que estas personas ” pusieron al Paracleto en fuga y crucificaron al Padre”

En respuesta a tales puntos de vista, una de las evidencias del Nuevo Testamento a ser citada es que Dios no es una persona que proviene de la fórmula bautismal de Mateo 28:19, ” bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. ” Romanos 6:3 y Gálatas 3:27 sólo utilizan Cristo, y no se menciona el Padre o el Espíritu. La última de las dos referencias no armonizan con el Sabelianismo , porque, a diferencia , es sin sentido bautizar en una función de una persona de tres funciones. En cuanto a la fórmula trinitaria alguien puede preguntar, si el Padre es simplemente una función, como el Hijo y el Espíritu son funciones, ¿estas son funciones de que? En cuanto a la interpretación Sabeliana , no hay en el versículo ninguna mención de cualquier persona Divina. Un bautismo sabeliano requeriría algo así como ” Yo te bautizo en el nombre de la creación, la redención y la glorificación. ” Obviamente, esta no es la fórmula cristiana, y esto no puede encajar de alguna manera el Sabelianismo. Cabe señalar que en el Nuevo Testamento el término Padre de los pasajes pertinentes no expresa una relación con el hombre. El Padre es el Padre del Hijo. Pero las actividades tales como la creación y la redención, no pueden ser del padre y del hijo. En otras palabras, la fórmula triple no hace hincapié en lo que Dios hace, ella insiste al mismo Dios como triple.

Además de la fórmula bautismal está la bendición apostólica: ” La gracia de nuestro Señor Jesucristo, y el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amén ” El orden de los nombres aquí es peculiar. El Sabelianismo requiere a Dios ser mencionado en primer lugar, y entonces, extrañamente ellos encontrarían apenas dos de las tres actividades de la fórmula. Incluso un trinitario es sorprendido por que el Padre no es mencionado primero. De hecho, el Padre de modo alguno es mencionado. El Trinitarismo puede permitir una identificación de Dios con el Padre y por lo tanto separar de Dios el Hijo y el Espíritu? Hodge extrañamente ni siquiera menciona la dificultad de su Comentario sobre Commentary on II Corinthians [Comentario sobre II Corintios]. alguien,  Por lo tanto puede entender que a  medida que el cristianismo comenzó a aparecer distinto del judaísmo continua, y aún no totalmente emerge totalmente de la fraseología del Antiguo Testamento, el termino Dios debe mantenerse como una designación del Padre, en lugar de aplicarlo uniformemente al Hijo y al Espíritu. Véase, por ejemplo, Gálatas 1:1, 3, Efesios 3:14, donde Pablo usa la frase. “Dios el Padre” De hecho, esto es de alguna manera la razón que obligó a Atanasio, en el próximo siglo, para insistir en la deidad de Cristo.

La adición a estas dos fórmulas, el Nuevo Testamento contiene muchas indicciones mayores o usualmente menores de que hay tres personas, y no sólo tres actividades. Uno de los pasajes más largos es la oración sacerdotal en Juan 17. Una función no puede orar a una función. Además, que el pasaje en muchos lugares distingue al Hijo del Padre. Tomemos, por ejemplo, el versículo 5: ” Ahora pues, Padre, glorifícame tú cerca de ti mismo con aquella gloria que tuve cerca de ti antes que el mundo fuese. ” Las distinciones personales difícilmente podrían ser más claramente puestas. O abajo del versículo 18: ” Como tú me enviaste al mundo, también los he enviado al mundo. ” las funciones no envían funciones.

Debe tenerse en cuenta , y eso se indicará más adelante en la sección dedicada a Agustín, que los términos Padre , Hijo y Espíritu no expresan tres relacionamientos  para con los seres humanos creados . El Hijo es el Hijo del Padre. El Padre y el Hijo envían al Espíritu Santo. El era el Espíritu antes del ser enviado. Incluso cuando Cristo dice: “Yo y mi Padre uno somos “, no sólo tenemos la distinción entre “yo” y “Padre”, mas también el uno y un neutro y no un masculino. El Padre y el Hijo se dirigen unos a otros como ” yo” y ” tú”. El Hijo ora al Padre Estas distinciones, que difícilmente se pueden negar como distinciones personales, son concluyentes contra Sabelianismo . Una breve lista de versículos pertinentes es  Mateo 3:17 , 11:27; 26:53 , Lucas 2:49 , Juan 2:16 , 5:22, 23 : 08:54 , 14:02 , 13, 16 , 21, 24 , 26, I Corintios 12:03 y Hebreos 1:05 .

El Sabelianismo se ha extinguido. Teólogos recientes que categorizan este o aquel herético como sabeliano quizás Servet, están incorrectos. Shedd (Historia de la Doctrina Cristiana, 377 ) acusa a Escoto Eriúgena de Sabelianismo y añade que otros teólogos hacen la misma acusación contra Abelardo. ¡Caroli acusó a Calvino de Sabelianismo! Strong (I, 327 , 328, notas) cuidadosamente y confusamente dos veces se refiere a Horace Bushnell . La razón que el Sabelianismo está extinto es que desde el cuarto siglo los incrédulos regularmente han admitido que Cristo era una persona. Ellos niegan que él era una persona divina. Ni ellos ahora tratan de defender sus puntos de vista en bases bíblicas porque ellos repudiarán la inerrancia. Por lo tanto, los unitarios en el siglo XIX y los grupos apóstatas del siglo XX no son Sabelianos. Tanto en la historia – porque Atanasio dio poca atención a Sabelio – como en lógica, el siguiente paso es mostrar que Jesús, la persona que caminó a través de Palestina, era Dios encarnado. Por lo tanto, llegamos al desenvolvimiento de la doctrina de la Trinidad a la defensa de la divinidad de Cristo, y de esto Atanasio se ocupo en el Concilio de Nicea.

 

Fuente: Clark, Gordon H. La Trinidad . 2 . ed. Jefferson , Maryland ( EE.UU. ) : Trinity Foundation , 1990 . P. 8-12 .

Traducción: Raul Loyola Román

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman

https://cheungyclarkenespanol.wordpress.com/

 

qqq

Definición bíblica de “Amor” 

 Vincent Cheung

Pablo comienza orando para que los creyentes crezcan en amor. El amor es el verdadero producto de la obra del Espíritu Santo en una persona (Gálatas 5:22), y está íntimamente relacionado a la santificación y la seguridad. En la carta en la cual Juan trata el tema de la seguridad (1 Juan 5:13), él sin delicadeza declara, “Todo aquel que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor” (1 Juan 4:7-8).

Dios nos manda a andar en amor, pero muy poca gente sabe la definición bíblica de amor.

Ellos tienden a pensar que amar es principalmente una inclinación emocional que uno siente hacia el otro. Pero la Biblia explícitamente define el amor para nosotros; nos dice lo que significa amar a Dios y amar a otras personas. Juan escribe, “Este es el amor a Dios: obedecer sus mandamientos” (1 Juan 5:3), y también, “En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios: porque amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos” (5:2). En otra parte, Pablo explica que el amor obedece y realiza los mandamientos de Dios acerca de cómo debemos tratar a otra gente (Romanos 13:8-10).

Por lo tanto, cuando Dios nos manda a amarle a él y a otras personas, nunca está apelando a nuestras emociones, sino que él está apelando a nuestra volición. Es decir,por la gracia soberana de Dios, nosotros podemos decidir obedecer los mandamientos de Dios concerniente a como debemos tratar con Dios y otras personas, y esta decisión para amar es reflejada por las correspondientes acciones. Cuando Dios nos manda a amar a otros, él ciertamente no está diciendo, “tú debes estar emocionalmente inclinado hacia otras personas”, En lugar de eso, él está diciendo, “tú debes relacionarte con otras personas de acuerdo con los divinos preceptos registrados en la Escritura”.

Pablo no está orando para que los filipenses comiencen a amar, puesto que ellos ya han demostrado su amor por ser socios en el evangelio. En vez de eso, Pablo está orando para que ellos puedan abundar en amor o superabundar con amor. Esto incluiría mayor y mayor autonegación por causa del evangelio.

¿Cómo irá a suceder este crecimiento en amor? Si el amor tiene que ver con la obediencia consciente a los preceptos y mandamientos bíblicos, entonces se necesita un previo conocimiento intelectual de estos preceptos y mandamientos. En efecto, Pablo ora que su amor “abunde más y más en conocimiento y profundidad de percepción” (1:9). Puesto que la palabra traducida “en” a menudo significa “por” o “con”, es posible traducir la sentencia como, “Oro para que vuestro amor abunde por medio del conocimiento” (27). Realmente, una traducción tiene, “Oro para que vuestro amor os mantenga en crecimiento por causa de vuestro conocimiento y percepción interior” (traducción de God’s Word). En cualquier caso, cualquier traducción o explicación de este versículo que separa el amor y el conocimiento está errada.

La palabra traducida “conocimiento” ocurre veinte veces en el Nuevo Testamento. Más que unos pocos estudiosos anti-intelectuales tratan de suavizar o distorsionar su significado e implicación, especialmente ya que la palabra aparece aquí en estrecha conexión con el amor; sin embargo, la palabra siempre se refiere al conocimiento intelectual acerca de las cosas de

Dios, una “comprensión mental de una verdad espiritual” (28), “conocimiento doctrinal”

(29) y “Conocimiento teológico” (30). Por lo tanto, estudiando la Escritura, escuchando sermones, leyendo libros, y ocupándose en discusiones teológicas todo tiene una directa relación con vuestro crecimiento en amor y obediencia.

Es verdad que si tú tienes conocimiento sin amor, entonces tu no eres nada (1 Corintios 13:2). Sin embargo, mucha gente que enfatiza esto no conoce la definición bíblica de amor, así que lo que ellos entienden es que tú debes tener fervor emocional en adición al conocimiento teológico. Pero la Biblia no enseña esto. Además, su “remedio” es que tú tienes que considerar el amor (falsamente definido por ellos) como superior al conocimiento.

Pero esto es también falso.

27Clark, p. 20.

28Martin, p. 66.

29James Montgomery Boice, Philippians: An Expositional Commentary; Baker Books, 1971, 2000; p.46.

30Motyer, p. 56.

 

Más bien, puesto que el amor es la obediencia a los mandamientos de Dios en todas tus relaciones, sea con Dios o con otra gente, tener conocimiento sin amor significa que tú no obedeces lo que tú sabes que Dios exige de ti.

Además, el amor no es superior al conocimiento, tal como tu obediencia a los mandamientos de Dios no es superior a tu conocimiento de los mandamientos de Dios, ya que la obediencia a los mandamientos de Dios no es aun posible sin el conocimiento de los mandamientos de Dios. Tú debes conocer primero estos mandamientos antes de que tú puedas conscientemente obedecerlos y deliberadamente ordenar tu vida por ellos. La teología hace posible el amor.

Jesús concluye su Sermón del Monte diciendo que debemos oír sus palabras y ponerlas por obra (Mateo 7:24-27). Si nosotros no escuchamos primero sus palabras, entonces no hay nada para que pongamos por obra.

Andar en un tipo de “amor” que no tiene un previo conocimiento de los mandamientos y preceptos de Dios es practicar realmente una moralidad pecaminosa y arbitraria. Por lo tanto, para andar en el amor bíblico tú debes tener conocimiento teológico; por otro lado, tú sólo estás engañándote a ti mismo al pensar que estás andando en amor, y que Dios aprueba lo tuyo más que aquellos que son diligentes estudiantes de teología. Si tú te niegas a estudiar teología, ya has mostrado que no amas a Dios.

Mucha gente usa mal 1 Corintios 8, el cual dice, “El conocimiento envanece” (v. 1). Sacando esto fuera de contexto e ignorando otros versículos importantes, ellos han usado este pasaje para hacer falsos contrastes entre el conocimiento y el amor, y así atacar el conocimiento teológico. Sin embargo, el versículo 1 completo dice, “Ahora en cuanto a la comida sacrificada a los ídolos: nosotros sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica”.

Parafraseando, Pablo está diciendo que todos nosotros sabemos algo en cuanto a como considerar el alimento sacrificado a los ídolos, pero si tú no estás obedeciendo los preceptos de Dios en tu relación con otros (esto es, andar en amor), entonces en lugar de hacer algo constructivo con este conocimiento, sólo te hace pensar que eres superior a los otros.

Es decir, el conocimiento sin obediencia puede hacerte vano, pero el conocimiento con obediencia edificará a la iglesia. Por otro lado, hay gente que, porque ellos no tienen conocimiento, tienen una definición no bíblica del amor. Y es precisamente por andar en este tipo no bíblico de amor que piensan que son superiores a aquellos que tienen conocimiento teológico. Así que hay quienes tienen conocimiento bíblico pero se niegan a obedecerlo (es decir, andar en amor), y luego hay quienes piensan que andan en amor, pero se niegan a desarrollar un conocimiento bíblico. El primer grupo trae condenación sobre sí mismo, puesto que ellos desobedecen lo que saben en cuanto a los mandamientos de Dios, y el segundo grupo no tiene ni conocimiento ni amor, y está completamente en la oscuridad (31). Dios desaprueba ambos tipos de gente.

En cualquier caso, Pablo tiene la más alta consideración por el conocimiento teológico como se relaciona con la vida y el ministerio. Por ejemplo, en respuesta a una crítica en cuanto a su habilidad para hablar, él escribe, “Puedo ser tosco al hablar, pero yo tengo conocimiento” (2 Corintios 11:6). Él no dice, “Pero yo tengo amor”. El conocimiento teológico es la base para la vida, el ministerio, y el amor. Fallar en entender y aceptar esto resultará en una vida cristiana desfigurada y estropeada, si se puede llamar cristiana del todo.

Pablo ora para que el amor de los filipenses abunde “en conocimiento”, pero él dice que este amor debería también crecer en “profundidad de percepción”. La palabra traducida “profundidad de percepción” puede significar “percepción”, “discriminación”, o “discernimiento” (KJV). Pablo se está refiriendo a la facultad que capacita a una persona para discriminar entre lo correcto y lo incorrecto, lo bueno y lo malo, y tomar decisiones morales.

El versículo 10 proporciona el contexto que confirma este modo de entenderlo: “… de modo que ustedes puedan ser capaces de discernir lo que es mejor y puedan ser puros e irreprensibles hasta el día de Cristo”. Es la habilidad para hacer sanos juicios morales que permiten al creyente permanecer “puro e irreprensible”. Dado este contexto, “todo discernimiento” (NKJV, NASB, ESV) es una mejor traducción.

Así Pablo está orando para que su amor crezca en conocimiento teológico y en discernimiento moral. La idea contemporánea del amor a menudo suma a una no discriminación y no discernimiento la aceptación de la desobediencia. Sin embargo, el amor bíblico se refiere a la obediencia de los mandamientos divinos en todas nuestras relaciones, caracterizado por una discriminación moral. El amor bíblico es discernimiento en el sentido que hace juicios morales en cuanto a la gente, y entonces hace algo acerca de ello (1 Corintios 5:3-5).

Jesús nunca habló contra este tipo de discernimiento moral; más bien él habló sólo contra los juicios hipócritas y no bíblicos. Él estaba contra aquellos que juzgan a otros pero se niegan a juzgarse a sí mismos con el mismo estándar, y él estaba contra aquellos que usan estándares de juicio no bíblicos, tales como la tradición humana. Por ejemplo, él dice, “Hipócrita, primero

quita la viga de tu propio ojo, y entonces verás claramente para remover la paja del ojo de tu hermano” (Mateo 7:5). Él nunca dijo que tú no deberías “remover la paja del ojo de tu hermano”, sino sólo que tú deberías “primero quitar la viga de tu propio ojo”. Esto habla contra la hipocresía y no se opone a hacer juicios morales.

Lo mismo es verdad con Pablo. En Romanos 2, él escribe que aquellos que juzgan a otros pero que hacen las mismas cosas no pueden escapar al juicio de Dios. Pero su intención es argumentar por el hecho de que cada uno es un pecador, y tiene necesidad de salvación por la soberana gracia de Dios. Por ejemplo, los judíos podían juzgar a los gentiles como pecadores debido a que ellos cometían asesinato y adulterio, pero los mismos judíos también cometían asesinato y adulterio; por lo tanto, los judíos no debían pensar que ellos estaban exentos de juicio sólo porque eran judíos. Pero Pablo no dice que sus juicios son falsos, sino meramente hipócritas -él nunca dice que el asesinato y el adulterio son aceptables. De hecho, el agrega, “Ahora nosotros sabemos que el juicio de Dios contra los que hacen tales cosas está basado en la verdad” (Romanos 2.2).

Una vez un adúltero me dijo, “¡Así que yo soy un pecador! Pero se supone que tú amas a los pecadores, y se supone que tú me ames”. Sin embargo, él se refirió a sí mismo como un “pecador” sólo porque eso es lo que yo le llamaría a él, y él nunca pensó eso como una admisión de que su adulterio era malo. Él era ciertamente diferente al hombre en Lucas 18, que dice en humilde arrepentimiento, “Dios, ten misericordia de mi, pecador” (v. 13). Y al decir que se suponía que yo tenía que “amarle”, él pretendía que yo debía aceptarle con su adulterio, y le detuve diciéndole que estaba equivocado.

Este hombre estaba usando términos cristianos para manipularme y silenciarme. Yo vi a través del engaño y lo expuse, pero su estrategia también obra frecuentemente con cristianos que tratan de traer pecadores al arrepentimiento. Nuevamente debemos culpar de esto a una ignorancia de la teología, ya que estos creyentes no serían así fácilmente confundidos, sino que serían más bien inmunes a la manipulación si ellos entendiesen lo que estas palabras bíblicas significan.

La próxima vez que alguien te exija que le ames, piensa exactamente en cuanto a lo que él pretende por ello, y exactamente lo que él está diciendo que tú deberías hacer. Si lo que él está diciendo no es bíblico, no estás obligado a hacerlo. Él sabe que tú te sometes a la autoridad bíblica, y está tratando de usar esa autoridad para manipularte falseando esa autoridad para ti.

No te dejes engañar – cuando sea apropiado, el amor bíblico valientemente confronta a la gente por sus transgresiones, y los reprende marcadamente por sus herejías (Proverbios 27:5; Tito 1:13). Esto no se trata de conseguir algo de auto- satisfacción desde el menosprecio a los otros, sino que es para despertarlos y restaurarlos. Ya sea suave o dura, la confrontación es el medio bíblico por el cual Dios a veces concede soberanamente arrepentimiento a los pecadores.

Por obtener el conocimiento teológico que hace posible el amor, y por crecer en el discernimiento moral que permite a este amor discriminar entre lo bueno y lo malo, el creyente es preservado “puro y sin mancha” ante Dios. “Saber y discernir son así básicos para toda la tarea de la vida cristiana, pero seguramente en especial para el deber del amor cristiano” (32).

Mientras que Dios salvó al creyente cuando era pobre en espíritu, ahora ha llegado a ser rico en fe, y “lleno con el fruto de justicia” (v.11). Sin embargo, todas estas bendiciones vienen “a través de Jesús Cristo”. Es decir, sólo los cristianos pueden ser “puros y sin mancha” delante de Dios, no por sus propios méritos y esfuerzos, sino por medio de Cristo solamente. Y todo esto es para el fin último de “la gloria y alabanza de Dios

Vincent Cheung

Fuente: comentario sobre filipenses paginas 24-28