Archivos para la categoría: EMPIRISMO

 

 DESCARGUE ⇒ ¿ LA BIBLIA APOYA LA CONFIABILIDAD DE LAS SENSACIONES?

 

 

PORTADA DE LA BIBLIA APOYA

 

¿LA BIBLIA APOYA LA CONFIABILIDAD

DE LAS

SENSACIONES?

 

VINCENT CHEUNG

 

 

Traducción: Raul Loyola Román

 

 

¿LA BIBLIA APOYA LA CONFIABILIDAD DE LAS SENSACIONES?

Cualquier cristiano que admite un cierto grado de confianza en el empirismo y la ciencia para el conocimiento sobre la realidad hace eso por las razones erradas. Para ilustrar, el Filósofo cristiano Ronald Nash escribe:

[…] La mayor parte del contenido de la Biblia depende de la experiencia y del testimonio humano. Si los sentidos fueran completamente no confiables, entonces no podemos confiar en los relatos de testigos que dicen, por ejemplo, que oyeron a Jesús enseñar, o que lo vieron morir, o que vieron resucitado a los tres días después de su crucifixión. Si no hay ningún testigo sensorial dela Resurrección de Jesús, entonces la verdad de la fe cristiana se expone a serio desafío. 1

Tonterías. Él dice, “la mayor parte del contenido de la Biblia depende de la experiencia y testimonio humano”. Eso es mentira. Ninguna sola proposición de la Biblia depende de la experiencia y testimonio humano. Antes, todo el contenido de la Biblia depende de la inspiración divina, lo que incluye a veces un registro y una interpretación divinamente inspirada del autor sobre la experiencia y el testimonio humano.

Tenemos aquí una visión según la cual los autores bíblicos deben depender de la experiencia y del testimonio Humano cuando escriben, por lo menos algo para obtener algo de contenido; la otra dice que ellos dependen apenas de la inspiración divina, inclusive cuando escriben sobre la experiencia y el testimonio humano. Hay una gran diferencia entre las dos. Los no cristianos creen en la primera, pero los cristianos creen en la segunda.

 

Ni una sola proposición en la Biblia depende de la experiencia y del testimonio humano.

El continúa: “Si los sentidos fueren completamente no confiables, entonces no podremos confiar en los  relatos de testigos que dicen, por ejemplo, que oyeron a  Jesús enseñar, o que lo vio morir, o que lo vieron morir , o que lo vieron  resucitar tres días después de su Crucifixión “. Esto también es falso.

A menos que los sentidos sean completamente confiables, no hay ninguna manera de saber por la sensación hasta que punto nuestros sentidos son confiables.

Mas si el sentidos en alguna forma son fiables, no podemos ni siquiera saber por la sensación que ellos en forma alguna son fiables, pues de lo contrario significaría que de hecho, podemos comprobar por la sensación de que toda sensación

1 Ronald H. Nash, cuestiones ultimas de la vida – Una introducción a la filosofía; Editora Cultura Cristiana. 2008; p. 164

es falsa – y estaríamos así obteniendo algo correcto por la sensación, lo que contradice la idea de que nuestros sentidos son de forma son confiables. Alguien podría decir que al menos a veces, los sentidos no son confiables, pero de nuevo, no habría ningún manera de juzgar por la sensación hasta que punto lo sentidos son confiables, o si son confiables en un caso particular.

A menos que los sentidos sean completamente fiables, no hay ninguna manera de saber por la sensación hasta que punto nuestros sentidos son confiables.

La verdad es que no podemos saber por la sensación cual sentimiento es correcto lo cual es incorrecto, o el grado de fiabilidad de la sensación. Por lo tanto, cualquier grado de dependencia del empirismo en un determinado asunto resultará en el agnosticismo completo sobre este asunto. Esto es diferente de un mero compromiso de sensación, como en el testimonio infalible de la Escritura sobre las observaciones empíricas de algunas personas.

La dependencia de la Escritura es inspirada, con de dependencia cero de sensación. Si Dios así lo quisiera, cualquier pasaje bíblico escrito sobre la observación empírica una persona podría, de hecho, podría haber sido escrita sin la intervención de la observación empírica.

Por ejemplo, el primer capítulo del Génesis fue escrito sin cualquier dependencia o la participación de la observación empírica por el autor del Génesis, mas no es menos verdadero. Lo mismo podría haber sucedido a todos los pasajes bíblicos, como sobre la resurrección de Cristo, si Dios así lo hubiera querido. Por lo tanto, ni un solo pasaje bíblico en realidad depende de la experiencia y el testimonio humano, aunque el contenido de algunos pasajes bíblicos en realidad implican experiencia y testimonio humano, sin depender de ellos.

Si los sentidos son infalibles a menos que necesitemos una autoridad o padrón infalible no-sensorial para juzgar todos los casos de sensación para obtener alguna información confiable de ellos. Mas cuando aceptamos un caso de sensación como siendo necesaria para causa del testimonio de esa autoridad o padrón infalible no-sensorial, en realidad estamos aceptando el testimonio de esa autoridad o padrón no-sensorial y no el testimonio de la sensación. La Biblia incluye testimonio infalibles sobre lo que algunas personas perciben por los sentidos, y aceptamos que en estos casos la gente sentía que o que pensaban haber sentido porque aceptamos el testimonio de la Biblia sobre las sensaciones de ellos, y no porque aceptamos el testimonio de estas sensaciones de ellos.

Estas personas podrían estar erradas en los demás casos. Nash omite esta distinción completamente obvia y necesaria.

Finalmente, él dice: “Si no hay evidencia de sensorial resurrección de Jesús, la verdad de la fe cristiana se expone al grave desafío”. ¿Más por que “la verdad de la fe cristiana” debe depender del “testimonio sensorial”? ¿De dónde viene esta afirmación y cómo se justifica? Por supuesto, hay testimonios de sensorial resurrección de Jesús, pero no tenemos contacto directo con ellos. Incluso si tuviéramos, eso no serviría de mucho, porque no somos apóstoles y por lo tanto nuestra opinión sobre estos testimonios no sería infalible. Sin embargo, tenemos contacto directo con los testimonios apostólicos infalibles sobre estos testimonios sensoriales y los testimonios infalibles de los apóstoles mismos sobre lo que ellos mismos vieron.

Para asegurar de que se entiende el punto de Nash, combinamos segunda y tercera parte de este párrafo: “Si los sentidos fueren completamente no confiables, entonces no podemos confiar en los informes de los testigos que dicen, por ejemplo, vieron  … resucitado tres días después de su crucifixión. Si no hay ningún testimonio sensorial de la resurrección de Jesús, entonces la verdad de la fe cristiana es expuestos a grave desafío”. Una vez más, esto demuestra que el omite algunas distinciones elementales.

Decir que los sentidos no son confiables no significa que son siempre errados. Sólo quiere decir que los sentidos no proporcionan ninguna base para determinar si un caso particular de sensación está correcto – como, por ejemplo, si una persona realmente ve lo que ella piensa que ve. Por lo tanto, aunque los sentidos no son confiables, las visiones del Cristo resucitado pueden ser verdaderas. El problema no es que nunca vemos lo que pensamos vemos, sino cómo sabemos lo que creemos ver que vemos en un determinado caso. El testimonio bíblico es aquel, en que aquellos casos en que testigos creyeron ver a Cristo resucitado, ellos estaban en lo correcto – que de en realidad vieron al Cristo resucitado.

El problema no es que nunca vemos lo que pensamos que vemos, sino cómo saber que vemos lo que pensamos que vemos en un determinado caso.

 

Esto no hace nada para apoyar la confiabilidad de la sensación, mas sólo la confiabilidad de aquellos varios casos de sensación con base basado en la infalibilidad de la inspiración bíblica. La creencia de que los testigos realmente vieron lo que pensaban que veían reposa enteramente en el testimonio bíblico sobre sus sensaciones, y no sobre las sensaciones en si.

Como ejemplo, echemos un vistazo a algunos pasajes, comenzando con una sobre una batalla entre Israel y Moab:

 [Eliseo] dice: ” quien dijo: Así ha dicho Jehová: Haced en este valle muchos estanques. Porque Jehová ha dicho así: No veréis viento, ni veréis lluvia; pero este valle será lleno de agua, y beberéis vosotros, y vuestras bestias y vuestros ganados. Y esto es cosa ligera en los ojos de Jehová; entregará también a los moabitas en vuestras manos. Y destruiréis toda ciudad fortificada y toda villa hermosa, y talaréis todo buen árbol, cegaréis todas las fuentes de aguas, y destruiréis con piedras toda tierra fértil. Aconteció, pues, que por la mañana, cuando se ofrece el sacrificio, he aquí vinieron aguas por el camino de Edom, y la tierra se llenó de aguas. Cuanto todos los de Moab oyeron que los reyes subían a pelear contra ellos, se juntaron desde los que apenas podían ceñir armadura en adelante, y se pusieron en la frontera. Cuando se levantaron por la mañana, y brilló el sol sobre las aguas, vieron los de Moab desde lejos las aguas rojas como sangre; y dijeron: ¡Esto es sangre de espada! Los reyes se han vuelto uno contra otro, y cada uno ha dado muerte a su compañero. Ahora, pues, ¡Moab, al botín! Pero cuando llegaron al campamento de Israel, se levantaron los israelitas y atacaron a los de Moab, los cuales huyeron de delante de ellos; pero los persiguieron matando a los de Moab.. (2 Reyes 3,16-24,NIV)

Lo que las moabitas vieron – ¿sangre o agua? Los moabitas pensaron haber visto sangre, mas sus sentidos les engañaron. Sabemos que ellos vieron agua que parecía sangre, porque eso es lo que dice el testimonio infalible de la Escritura. Por lo tanto, este pasaje indica que los sentidos no son confiables y muestra que dependemos de inspiración divina para informarnos sobre los casos particulares de sensaciones.

Otro pasaje es Mateo 14,25-27, donde Jesús caminó sobre el agua, ” En la madrugada,[b] Jesús se acercó a ellos caminando sobre el lago. Cuando los discípulos lo vieron caminando sobre el agua, quedaron aterrados. — ¡Es un fantasma! —gritaron de miedo. Pero Jesús les dijo en seguida: — ¡Cálmense! Soy yo. No tengan miedo. ‘”. Los apóstoles creían haber visto un fantasma, cuando en realidad estaban observando Jesús. Por lo tanto, las percepciones sensoriales de los apóstoles estaban erradas. Mas, en sí mismo, el pasaje de Mateo 14 no está sujeta a la falibilidad de las percepciones sensoriales, pues no esta basada en las percepciones sensoriales, sino que es un testimonio infalible sobre como las percepciones sensoriales de los apóstoles engañan a ellos en este caso particular.

Juan 12,28-29 dice: ” ¡Padre, glorifica tu nombre! Se oyó entonces, desde el cielo, una voz que decía: «Ya lo he glorificado, y volveré a glorificarlo.» La multitud que estaba allí, y que oyó la voz, decía que había sido un trueno; otros decían que un ángel le había hablado. “¿entonces ellos oyeron un trueno o una voz? No podemos decir en base a la sensación – incluso las personas que estaban presentes no llegaron a un consenso. Sin embargo, el testimonio infalible de la Escritura nos da la interpretación, por lo que si usted cree esa voz era más que un trueno, su creencia no tiene ninguna base en el testimonio de la sensación- su única base es la autoridad de la Escritura, que es el primer principio y la máxima autoridad del cristiano.

He aquí otro ejemplo: ” Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte donde Jesús les había ordenado. Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban. “(Mateo 28,16-17). Pero algunos dudaban! Estaban allí mirando el Cristo resucitados – ¿cómo podrían dudar? Mas ellos dudaban, y esto no es una sorpresa bajo una epistemología bíblica que rechaza la confiabilidad de la sensación. El empirismo no puede justificar ninguna creencia y no puede resistir el escrutinio. luego ” Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos. “(Lucas 16:31).

El empirismo no puede justificar ninguna creencia y no puede resistir el escrutinio.

 

Por esta razón, a pesar de que Jesús estaba muy por delante de ellos, en lugar de utilizar evidencia empírica de convencer a los discípulos de su resurrección, él prefería que ellos creyesen con base en las Escrituras infalibles:

Sucedió que, mientras hablaban y discutían, Jesús mismo se acercó y comenzó a caminar con ellos; pero no lo reconocieron, pues sus ojos estaban velados….: —¡Qué torpes son ustedes —les dijo—, y qué tardos de corazón para creer todo lo que han dicho los profetas! ¿Acaso no tenía que sufrir el Cristo estas cosas antes de entrar en su gloria? Entonces, comenzando por Moisés y por todos los profetas, les explicó lo que se refería a él en todas las Escrituras.. (Lucas 24,15-16, 25-27, NVI)

El versículo 16 dice: ” pero no lo reconocieron,..” La persona que depende de sus sentimientos sería realmente una desventaja aquí, ¿no es así? De hecho, el versículo 24 parece implicar la dependencia de los profetas de sus sensaciones: ” Algunos de nuestros compañeros fueron después al sepulcro y lo encontraron tal como habían dicho las mujeres, pero a él no lo vieron. “(NVI). Si se les impidió a estos discípulos reconocer a Cristo podriamos saber lo que vieron o no vieron sin el testimonio infalible que nos da la verdad? Cristo responde: “¡—¡Qué torpes son ustedes —les dijo—, y qué tardos de corazón para creer todo lo que han dicho los profetas! “(v. 25, NVI). Podemos ser tontos y creer en nuestras sensaciones o podemos ser sabio y creer en la revelación bíblica.

 

Podemos ser tontos y creer en nuestras sensaciones o podemos ser sabios y creer en la revelación bíblica.

 

En otro lugar, Jesús dice: ” Porque me has visto, has creído —le dijo Jesús—; dichosos los que no han visto y sin embargo creen”(Juan 20:29). Este versículo se usa a veces para contrarrestar la enseñanza de que las sensaciones no son confiables, que ellas no pueden ofrecer ningún conocimiento. Mas este uso es una extraña distorsión de la intención del verso. El versículo no dice nada sobre la fiabilidad de las sensaciones. El contraste inmediato ni siquiera es entre la sensación y la revelación, sino entre la presencia y la ausencia de una sensación básica.

Jesús dice que una creencia en Él no se basa en una sensación y una creencia bendecida. Él no lo dice ni aún más bendecida porque, de hecho, ninguna bendición se atribuye a la creencia que se basa en la sensación. No quiero decir que esto es una creencia que tiene alguna base en la sensación es falsa, mas al menos en este versículo, ninguna bendición es vinculada a ella. ¿Cómo la gente cree que si no tienen experiencias sensoriales relevantes? Jesús habla de “aquellos que creerán en mí por la palabra” (Juan 17:20), es decir, las personas vienen a la fe en Cristo, por cusa de que los apóstoles hablan y escriben.

1 Juan 1:1-3 es un pasaje favorito de los empiristas, ¿mas el demuestra lo ellos quieren?

Lo que ha sido desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos, lo que hemos contemplado, lo que hemos tocado con las manos, esto les anunciamos respecto al Verbo que es vida. Esta vida se manifestó. Nosotros la hemos visto y damos testimonio de ella, y les anunciamos a ustedes la vida eterna que estaba con el Padre y que se nos ha manifestado. Les anunciamos lo que hemos visto y oído, para que también ustedes tengan comunión con nosotros. Y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo.

Ciertamente, el pasaje contiene varias referencias a las sensaciones, mas no hay ninguna garantía de que todas nuestras sensaciones, algunos de nuestras sensaciones o cualquiera de nuestras sensaciones son fiables. Por el contrario, es un testimonio divinamente inspirado sobre la experiencia de que Juan y los demás tenían con Jesús Cristo. A partir de este pasaje, no podemos decir que todas las sensaciones de Juan eran fiables. De hecho, ni siquiera podemos decir que todas las sensaciones de Juan acerca de Cristo eran fiables, ya que él podría haber sido uno de los que pensaban que haber visto un fantasma caminando sobre el agua, cuando en realidad era Jesús. Por lo tanto, el pasaje no da soporte a la fiabilidad de la sensación o una teoría empírica de epistemología. Lo ¿Qué el pasaje dice que los apóstoles tuvieron contacto físico con Jesús, que tenía un cuerpo humano real y era la encarnación de Dios. Eso es todo lo que podemos deducir sobre la sensación a partir de este pasaje. La mayor parte del pasaje es completamente independiente de la sensación. Por ejemplo, Juan llama a Jesús “, lo que era desde el principio “,” Palabra de vida “,” la vida “,” la vida eterna “y” Hijo [de Dios]. ” mas es imposible conocer o inferir, a partir de una sensación temporal la apariencia física de Cristo, que Él era “lo que era desde el principio.” Su cuerpo era un cuerpo humano real, así que por verlo o tocarlo nadie podría haber sabido que él era Dios.

Cuando Pedro le dijo a Jesús: ” Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente —” (Mateo 16:16), Jesús dijo: Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás porque eso no te lo reveló ningún mortal, sino mi Padre que está en el cielo. “(v. 17). Pedro no nos hizo saber que Jesús era el Cristo y el Hijo de Dios por la vista o el tacto, sino por iluminación divina cocedida a su mente por la gracia soberana de Dios. En 1 Juan 1:1-3, el apóstol está diciendo a los lectores que el vio y tocó, él nunca dice que descubrió la naturaleza y la identidad de lo que veía y tocaba al ver y tocar. Él se enteró de la naturaleza identidad y lo que vio y tocó de la misma manera que Pedro – por iluminación divina, completamente aparte de la sensación. Y así es como una persona puede llegar a conocer hoy y concordar con la verdad de Cristo. ¡Qué diferencia! El pasaje da soporte cero al empirismo, y en vez de eso, revela la impotencia dela sensación.

Hay muchos otros ejemplos, pero vamos a terminar con uno donde Pablo escribe sobre la resurrección de Cristo.

Porque ante todo les transmití a ustedes lo que yo mismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, que fue sepultado, que resucitó al tercer día según las Escrituras, y que se apareció a Cefas, y luego a los doce. Después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, la mayoría de los cuales vive todavía, aunque algunos han muerto. Luego se apareció a Jacobo, más tarde a todos los apóstoles, y por último, como a uno nacido fuera de tiempo, se me apareció también a mí. (1 Corintios 15,3-8)

Al igual que Nash, muchos cristianos argumentan que debemos proporcionar un lugar esencial para la sensación en nuestra epistemología porque la Biblia da a este lugar a la sensacion, e incluso depende de la sensación en algunos pasajes. Entre otros ejemplos, ellos utilizan pasajes como 1 Corintios 15,3-8.

Los versículos 5-8 contienen la parte pertinente del empirismo. Una vez más, recibimos el pasaje no como una sensación u observación, sino por revelación Bíblica. Él puede contener información sobre sensaciones y observaciones, mas la autoridad del testimonio reside en la inspiración divina de las Escrituras, y no en el contenido empírico al cual se refiere. De hecho, Pablo comienza haciendo hincapié en que lo que Cristo a echo es “De acuerdo a las Escrituras” (v. 3-4).

Si Dios aprueba a Abraham, la autoridad de su apoyo no viene de Abraham. Al contrario, Abraham recibe credibilidad debido a la aprobación de Dios. Si el respaldo es a un aspecto o evento específico en la vida de Abraham, el respaldo no se puede aplicar a toda la vida de Abraham. Del mismo modo, cuando la Biblia da testimonio de algo, su autoridad no descansa sobre aquello que ella testifica, sino en la inspiración divina.  Es decir, la Biblia es verdadera no porque fue confirmada por la sensación o la observación, sino porque fue producida por inspiración divina.

 

La Biblia es verdadera no porque fue confirmada por la sensación o la observación, sino porque fue producida por inspiración divina.

 

Por supuesto que existen evidencias “empírica” para la resurrección de Cristo – los discípulos vieron a Cristo muchas veces después de su resurrección. Más no es por causa de estos hechos que sabemos que la Biblia es verdadera, sino más bien sabemos sobre ellos por causa de la Biblia, y por causa de la Biblia es que también sabemos que aquellas personas realmente vieron lo que pensaban que veían. Sabemos que Cristo resucito también por que la Biblia así lo dice, y sabemos que los discípulos vieron a Cristo resucitado también porque Biblia así lo dice. Sin embargo, es entonces imposible avanzar más allá de lo que la Biblia dice y derivar de ella una teoría empírica de epistemología.

Si usted acredita la resurrección de Cristo por causa de las percepciones sensoriales otras personas, o incluso de sus propias percepciones sensoriales, usted no tiene ninguna defensa contra todos las supuestas visiones y apariciones, incluso aquellas que contradicen lo que usted defiende. Mas las visiones y apariciones contradictorias entre sí no pueden ser verdaderas, por lo que basar las creencias religiosas de las percepciones sensoriales, sean ellas suyas o de otras personas, sólo puede dar lugar a confusión, la incertidumbre y la escepticismo. Sin embargo, si nuestra autoridad última es la Escritura, podemos declarar con base a esta autoridad que aquellos que tienen visiones y experiencias anti-bíblicas están delirando.

Los cristianos creen en la resurrección de Cristo por el testimonio infalible de los apóstoles, y los apóstoles registraron las veces que ellos vieron u otras personas vieron, juzgar estos casos particulares como siendo precisos por inspiración divina. Es eso lo que Biblia muestra sobre las percepciones sensoriales – a veces ellas son exactas y la a veces no son exactas, y sabemos cuando ellas son exactas basados en la inspiración divina de los profetas y apóstoles. Evidentemente, es imposible tomar esto e inferir que las Escrituras dan cierto grado de confiabilidad a las sensaciones.

Es el testimonio infalible de la Escritura que da la confirmación a los casos particulares de observaciones empíricas y, por tanto, aquellos que dicen que tenemos que dar un lugar para sensaciones en nuestra epistemología porque la Biblia a veces depende de las sensaciones invierten el orden de autoridad. Las sensaciones no fiables no pueden probar o refutar las afirmaciones bíblicas; por otro lado, las afirmaciones bíblicas pueden probar o refutar casos particulares de sensaciones. Mas dado, que nadie hoy puede reclamar poseer inspiración o infalibilidad divina, ningún caso de sensación o de observación hoy puede ser certificado por la autoridad divina.

Es obvio, entonces, que todo lo relacionado con el cristianismo reposa en la revelación bíblica. La Escrituras son nuestra autoridad última, y nada más importa en contraste. Usted puede a continuación, hacer la más importante de las preguntas: “¿usted hace todo para ser apoyado en la verdad de la Biblia, mas la Biblia es realmente verdadera?”. Una vez hecho esta pregunta, el foco del debate se desplaza de la historicidad de la resurrección de Cristo para el principio primero cristiano de la inspiración y la infalibilidad de la Biblia. Si la Biblia es de hecho inspirada e infalible, todo lo que dice es verdad, incluido todo lo que ella dice acerca de Resurrección de Cristo y de su importancia. Si continúa el tiempo suficiente, todos el debate se resolverá definitivamente en el nivel de presuposiciones. Y así, el debate nivel alcanza el nivel presuposicional, los niveles de los principios primeros, ya lo vencemos. 2

 

 

2 Véase Vincent Cheung, preguntas últimas; Monergismo Publisher, 2009.

Traducción Raul Loyola Román

04/12/2013

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman

 

Anuncios

373486_383036695099411_495823952_n

INDUCCIÓN

Gordon Haddon Clark

Traducción: Raul Loyola Román

Hasta ahora, la discusión cubrió dos detalles sobre lo cual el empirismo ha fallado: las imágenes y la causalidad. Un tercer detalle – mas tenga en cuenta que la palabra detalle no implica algo desconectado del resto pues todo es inseparable de todo lo demás – es la cuestión de la inducción y proposiciones universales. El cristianismo no sería posible sin proposiciones universales. Una proposición universal es una sin excepciones: Todos los cachorros son caninos, y ningún canino es gato. Esto se aplica a todos los perros y los gatos, universalmente, sin excepción. Las leyes de la física son universales, tales como E = mc ² .

Supuestamente no hay ninguna excepción. Más Einstein es demasiado avanzado para la apologética ordinaria. Que el ejemplo sea este: El agua hierve a 100 ° C. Seguramente debe hervir, ya que así es como alguien define centígrados. Por lo tanto, la el agua hierve a 100 ° C, si el agua estuviera al nivel del mar, si no hay tapa en la olla, si el barómetro es precisamente 30 pulgadas, y si- no puedo recordar lo que viene a continuación. En teología, los universales no tienen excepciones, pero en la física los universales, son todos falsos. Tal vez en botánica es mejor. Todos los cactus son suculentos, y ninguna ocotilla es un cactus. La Biblia también afirma proposiciones universales,  pero diferentes de la física, ellas todas son ciertas. Algunas pueden ser llamadas adagios, tales como ” El que ama la corrección ama el conocimiento ” (Proverbios 12:1) y” la sabiduría aventaja a la necedad,” (Eclesiastés 2:13). Otros son los que la mayoría de la gente llama de teológicas: ” el justo por su fe vivirá.” (Habacuc 2:4), y ” y si alguno quita de las palabras del rollo de esta profecía Dios quitará su parte del árbol de la vida y de la santa ciudad, de las cosas que han sido escritas en este rollo.” (Apocalipsis 22:19). Todos ellos, incluido el último, son reducibles a forma afirmativa universal: toda A es B. El primero de estos ejemplos se convierte en: Todos los amantes de la instrucción son amantes del conocimiento. El último es más Complejo: Todo las personas que quitan algo de la profecía son personas que Dios castigará.

Ahora, si el tema es la teología, la moral o física ordinaria clara, El empirismo no puede producir ni justificar cualquier proposición universal. La explicación es obvia: la experiencia nunca es universal. Totalmente al margen del error variable implicada en todas las mediciones de laboratorio, una docena de miles de experimentos nunca cubren todos los péndulos que existen ahora, que existirán y que existieron. Peor aún, la ley de la física no es verdadera sin ningún péndulo visible, pues la física asume que un péndulo oscila a partir de un punto sin fricción sobre hilo si tensión, con el peso del péndulo concentrada en un punto. Además de estas imposibilidades, un péndulo en Londres no se balancee como en Washington, ya que la latitud cambia la ecuación. Estas cuatro razones, y es probable que haya otras, impide tener al físico tener ninguna base lógica para afirmar que ” Todos los péndulos… ” . la Física de hecho tiene  universales, mas ninguno de ellos es verdadero. 1

 

 

1 Nota del traductor: En otra parte, Clark explica con más detalle el caso del péndulo: ” La ley de laestablece que el período de oscilación del péndulo es proporcional a la raíz cuadrada de la longitud . Si , sin embargo , la

Mas si alguien es deficiente en lógica y los métodos de laboratorio, la historia debe convencerlos. Hace años los científicos abandonaron cada una de las leyes de Newton, incluso los supuestos básicos de que el espacio y el tiempo son las estructuras independientes dentro de la cual las cosas se mueven. Todo lo que el Departamento de Física de la Universidad de Pennsylvania en 1921 me enseñó fue ahora desechado. Sin embargo, incluso una revolución, como esta no es tan importante como el principio básico de que la experiencia es siempre limitada y nunca puede ser universal.

También se puede señalar que la física es el procedimiento empírico más cuidadoso que el hombre conoce. ¿Si el cuidado extremo de observación de laboratorio no resulta en verdad, con los experimentos no controlados y sin prestar atención a la vida cotidiana puede hacerlo mejor?

La mayoría de los físicos, por desgracia, presta poca atención a las implicaciones de los principios filosóficos. Los científicos más teóricos, y por lo tanto más superiores perciben su situación. Uno de ellos era Herbert Feigl, tal vez el mejor portavoz de su escuela del positivismo lógico. Mas él fue lógico en un sentido muy ilógico porque el sustituyó la deducción o el razonamiento válido, por inducción, o razonamiento inválido. Tengo un respeto muy sincero por Herbert Feigl , que por desgracia nunca me encontré . No debería llamarlo de los más honestos, o incluso uno de los pensadores más honestos de cualquier escuela, porque sin duda un 99,99% de todos los físicos son honestos. Pero Feigl era ciertamente más profundo que cualquier otro con referencia la inmensidad y profundidades abismales del gran abismo establecido entre los cristianos y ateos. El siguiente párrafo es excelente:

Quizás la división más decisiva entre las actitudes filosóficas es aquella entre el tipo de pensamiento de este mundo y el “otro mundo”. Diferencias profunda en personalidad y temperamento se expresan en las formas siempre mutables estos dos tipos de perspectivas asumen. Muy Probablemente hay aquí una divergencia irreconciliable. Es más profunda que el desacuerdo en la doctrina, en realidad, ella es una diferencia en el objetivo y el interés básico. Innumerables y discusiones y controversias frustrados desde la antigüedad atestiguan que el argumento lógico de evidencia empírica no son capaces de resolver el conflicto. En última instancia, esto es así porque la misma cuestión del poder juridisccional de apelación a la lógica y la experiencia (y con ella, la cuestión de simplemente lo que la evidencia empírica puede establecer) está en juego.2

El Dr. Cornelius Van Til del Seminario Westminster, tiene irritados a los apologistas empiristas al insistir en que no hay un ” terreno común” compartido por 

peso del péndulo se distribuye de manera desigual al rededor del centro , la regla no funcionará. La ley asume que el peso del péndulo es homogéneo, que su fuerza se distribuye simétricamente a lo largo de todos los ejes, o más técnicamente, que la masa se ​​concentra en un punto. No hay un peso tal, y, Por lo tanto, la ley no es una descripción exacta de ningún péndulo tangible. En segundo lugar, la ley supone que péndulo se balancea cuando se conecta a un hilo sin tensión. No existe tal hilo, de modo que ninguna ley científica describe ningún péndulo real. Y en tercer lugar, la ley puede ser verdadera sólo si el péndulo se balancea sobre el eje sin fricción. No existe tal eje. Se deduce, por tanto, que ningún péndulo s visible está de acuerdo con el fórmula matemática y que la fórmula no es la descripción de ningún péndulo existente ” (citado por W. Gary Crampton en “The View Bíblica de la Ciencia)

2 Logical Empiricism (Living Schools of Philosophy, ed. Dagobert Runes [Ames, Iowa: Lttlefield, Adams, and Co., 1956]), 325.

Creyentes e incrédulos – es decir, si ambos estuvieren de acuerdo con sus principios. El objetivo empírico es encontrar algún punto de acuerdo que ellos puedan utilizar para convencer a un hombre de la verdad del cristianismo. Dr.Van Til niega que exista tal acuerdo. Bueno, hay un acuerdo de tipos:Van Til y Feigl están de acuerdo en que no hay ninguna concordancia , o ninguna proposición sustentada en común a partir del cual una doctrina cristiana , o cualquier otra cosa se ​​puede deducir . Lea el párrafo soberbio de Feigl de nuevo.

Para un anti-cristiano, Feigl es asombrosamente correcto al contrastar la mentalidad terrena con la mentalidad celestial .el reconoce una divergencia irreconciliable de intereses. Yo no afirmaría que es ” más  profundo que el desacuerdo en la doctrina “, porque” el objetivo y el interés ” son ellos mismos partes de la doctrina. Por supuesto, el argumento lógico y la evidencia empírica no son capaces de resolver el conflicto, ” porque la misma cuestión del poder jurisdiccional…  está en juego”. Es precisamente así: ¿qué su teoría considera como evidencia, o  apriorismo cristiano – presuposicionalismo , o cualquier nombre que parezca apropiado – considera ser engañoso.

Unas líneas más adelante Feigl continúa:

Siempre habrá aquellos que encontrarán este nuestro mundo como: cruel y deplorable, como puede ser , en algunos aspectos , o emocionante, o  un lugar fascinante para vivir … Y siempre habrá aquellos que verán al mundo de la experiencia y de la naturaleza como una cosa sin importancia y secundaria en comparación con algo más fundamental y significativo .

Si hay cualquier ligera desviación de la verdad aquí, sería en la frase ambigua “Cruel y deplorable… en algunos aspectos”. Pero esto es más un desvió de énfasis, porque la frase es, literalmente, verdadera lo suficiente, a pesar de las masacres y terrorismos de la historia.

La diferencia podría estar en la relación entre los que los dos hombres consideran deplorable. Por otra parte , el cristiano acepta de mala gana que es deplorable debido a su creencia de que Dios ordena esto de esa manera para el beneficio de sus adoradores , ya sea en esta vida o en la próxima . Cuando  Dios está más allá de lo que puede encontrarse en la experiencia, el suicidio parece ser la única solución satisfactoria: ” Si Cristo no resucitó, somos los más miserables entre los hombres”. Y si otros son un poco menos miserables, sigue siendo un misterio por qué ellos no terminan de acabar con todo.

Sin lugar a dudas el ajedrez y la física proporcionan un poco de diversión temporal. Que la astronomía encontró algunos pocos agujeros negros es digno de mención en televisión. Mas Feigl trata a sus oponentes de manera muy positiva cuando los describe cómo acechando la ” naturaleza como algo sin importancia y secundaria en comparación con algo más fundamental e importante”. Esta puede ser una declaración verdadera basada en axiomas cristianos. Pero si basándose en los propios axiomas no-cristiano de Feigl, el mundo, lejos de tener importancia secundaria, no tiene importancia alguna. Es doloroso lo suficiente vivir en la esperanza cristiana. Continuar sin ella es inexplicable.

Coloquialmente hablando, parece que el único avance fructífero en la ciencia son los avances en la medicina. La física nuclear es un retroceso de los días mejores de arcos y flechas. Incluso la medicina pierde su valor en un mundo de  positivismo lógico, porque , en primer lugar , positivismo lógico no puede  justificar ningún valor supuesto , y en segundo lugar , la persona curada regresa a la miseria de la vida ordinaria . Incluso el apóstol Pablo dice: ” pues de ambos lados estoy constreñido, teniendo el anhelo de partir y estar con el Mesías, que es muchísimo mejor, pero quedarme en la carne es más necesario para vosotros. “( Filipenses 1:23-24 ) .

Manifiestamente, Feigl no puede contentarse con simplemente distinguir esta o aquella religión de su cientismo , no importa cuán amablemente o perspicazmente haga eso . Él tiene que defender la posibilidad del conocimiento científico. Aquí también el es más claro y definido que la mayoría de los otros.

el reconoce que las proposiciones universales no pueden obtenerse válidamente por la experiencia. Entonces, ¿qué entonces justifica la afirmación de una ley de la física? más allá de definición ostensiva y la verificación de algún principio o verificación del otro, su procedimiento real es la inducción. La metafísica racionalista deductiva es completamente destituida y completamente destituido del significado fáctico.

El reconoce lo que sabe todo científico sabe , que la observación directa valida muy pocas declaraciones . Debe haber inducción y probabilidad. Ni que puede alguien justificar la inducción en sí. Uno debe simplemente asumir que observaciones proporcionan muestras correctas. Tenga en cuenta, sin embargo, que esta suposición es a menudo falsa. Pero Feigl tiene una solución impresionante para su problema. La validez de cualquier procedimiento de justificación debe ser prueba de evidencia deductiva o inductiva. “El proceso de inducción, por tanto, lejos de ser irracional, define la propia esencia de la racionalidad”.

Una persona que se confunde al argumentar en contra de esta posición. La inducción es válida porque la ciencia la utiliza y la ciencia la utiliza porque es válida. Nosotros sostenemos que el positivismo lógico es irracional, ya que afirma establecer leyes universales sobre observaciones limitadas, y el positivismo lógico sostiene que somos irracionales porque no usamos la inferencia necesaria. Ahora, la inferencia necesaria no produce tanta verdad como la mayoría de la gente quiere. Mas la inferencia innecesaria no llega a ninguna verdad de forma alguna. 3

Para el alivio del dolor sufrido por el público en general que lea este mínimo de tecnicismo, se un ejemplo muy simple se puede añadir. El Positivismo lógico no puede concluir que todos los petirrojos tienen pechos rojos 4 simplemente por causa de dos o tres vistos en la hierba. Y, ciertamente, no llegan a la conclusión de que todos los átomos de carbono que tienen el peso de 12.1 al poner media docena de ellos en una balanza. Probablemente menos de la mitad pesen 12.1. Algunos supuestamente pesan 14. 5

Sin embargo, Feigl hace un punto indiscutible. Su elección de inducción, como una elección,   muestra que cualquier sistema debe tener un punto de partida. Si un sistema no tiene ningún punto de partida, él no puede comenzar, no es

 

3 Compare mi libro Filosofía de la Ciencia y Creencia en Dios (Jefferson: La Fundación Trinidad, 1987) 58-62 , -105 a 108 , donde un análisis de experimentos de laboratorio muestran que los científicos siempre elegen  sus leyes sobre la base de las preferencias estéticas .

4Nota del traductor: pagaro  fringilídeo, que vive en Europa y cuyo canto es muy suave .

5 Para tecnicismos adicionales destructivas de posición de Feigl , incluyendo lo que yo considero que es un contradicción definida , véase mi libro lenguaje y Teología (Jefferson : La Fundación Trinidad, 1993 [ 1980 ] ), Capítulo 7 , especialmente la página 62 .

mas el punto de partida no puede haber sido deducido  o basado en algo anterior de empezar , porque no hay nada antes del comienzo , ¿verdad? Todo sistema, por lo tanto, cada sistema probado, debe tener un axioma original y no deducido. Nuestro querido amigo Aristóteles observó esto, pues el argumentó que todas las proposiciones que se han deducido, volverían al infinito, con el resultado de que nada se podría deducir.

Dado que incluso el comunismo no puede impedir a alguien de escoger sea cual fueren los principios que usted piensa que puede ser mejores, el cristiano escogerá el Dios de verdad, o , si alguien prefiere, la verdad de Dios. El entonces, procede por deducción, esto es, por la ley de contradicción, porque la ley de la contradicción esta incrustada la primera palabra del Génesis. Bereshit , en principio , no significa casi al principio . Es decir, la Escritura asume por todas partes la ley de contradicción, esta es , que una verdad no puede ser falsa.

Dado que la deducción es inferencia necesaria, ninguna deducción adicional – por no hablar de inducción puede refutar lo que ha sido demostrado. 6 Por consiguiente, el conocimiento posible para los seres humanos consiste de axiomas de la Escritura y de las deducciones extraídas de ella. En realidad podemos albergar comentarios sobre Colombo, y por accidente o buena fortuna pueden ser verdaderas, mas no podemos saber. Nuestro querido pagano Platón , al final de su libro Menón ( 98b ) , declaró : ” Que hay una diferencia entre opinión correcta y conocimiento  (ortheme ) no es de forma alguna mi conjetura , pero algo que yo particularmente afirmo saber.”

Fuente: Capítulo 8 libro” Lord God of Truth”, Gordon H. Clark, Trinity Foundation, p. 35-

Gordon Haddon Clark

Traduccion: Raul Loyola Román

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman

SS

SENSACIÔN

Gordon Haddon Clark

Traducción: Traducción: Raul Loyola Román.

Estudiantes cristianos universitarios a menudo responden que Dios nos dio órganos sensoriales y que por lo tanto, estos deben darnos conocimiento. Ahora, primero, tener una sensación de rojo o azul no nos da información sobre lo que es de color rojo o el color azul. Los científicos a menudo dicen que son diferentes vibraciones de un éter universal. Otros científicos sostienen la teoría corpuscular de la luz. Quizás estos universitarios puedan decirnos lo que luz y el color son. ¿Las sensaciones de ellos son agudas, o no son?

Más en segundo lugar, si Dios nos dio los órganos sensoriales, esto no significa que su propósito sea para darnos conocimiento. La falta de lógica del estudiante emerge de idea infundada de que si Dios nos dio sensibilidad, y ella debe tener el propósito de descubrir la verdad. Dios nos dio uñas en el pie también, pero no para el propósito de darnos la verdad. Nunca piensan estos estudiantes que Dios tenía un propósito diferente al darnos los órganos sensoriales.

Malebranche,a según Agustín , define el propósito de la sensación como la de preservar el cuerpo del peligro. El dolor nos puede avisar de algo que está mal. Pero El dolor no nos informa sobre lo que está mal. Los físicos tienen desde la antigüedad siempre sospecharon que el dolor indica que algo está mal, pero hasta hoy, con maravillosos avances de la ciencia, admiten que apenas saben lo qué es. b

Los estudiantes universitarios no son los únicos que utilizan este argumento falaz. Profesores de seminario también lo utilizan , pero quizás no tan groseramente . Un Profesor – Me resisto a usar su nombre porque él es una persona muy amable un caballero muy gentil – lo puso de esta manera:

Hay una gran cantidad de pasajes bíblicos que enseñan por inferencia, si no directamente, que la experiencia sensorial juega un papel en la adquisición de conocimiento (por ejemplo, Mateo 12:3, 19:4, 21:16, 22:32, Marcos 24:10, Romanos 10:14). Parece, por tanto, que antes de convencer a muchos cristianos de su posición , Clark debe explicar de manera satisfactoria (de otra forma de aquella que es virtualmente tomada de una manera universal ) cientos de pasajes de las Escrituras que emplean las palabras ” ver ” , “oír” , “leer ” , “Escuchar ” , etc . Hasta el momento presente no estoy convencido de que el este de acuerdo a la Escritura, cuando el niega a los sentidos un papel en la adquisición conocimiento y espero que él tome los escépticos griegos menos seriamente y la Implicación en muchos de los ” axiomas secundarios” de la Escritura mas seriamente de lo que él lo hace.

 

a Nota del traductor : Nicolas Malebranche (1638-1715) fue un filósofo francés de la escuela cartesiana.

b Ver mi ejemplo de la leche hervida en las vacas , La Filosofía de la Ciencia y Creencia en Dios ( Jefferson: La Trinity Foundation , 1986 ) , 112-113 ) .

Dos páginas antes de que él cita 1 Juan 1:1-3, quizás se más contundente que otros,pues dice : Lo que ha sido desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos, lo que hemos contemplado, lo que hemos tocado con las manos, esto les anunciamos  ” . ¿Estaspalabras no garantizan que el cristianismo es una forma de empirismo, un sistemabasado en la experiencia?

En este párrafo invita a una repuesta doble: la exégesis de la Escritura y un análisis de validez del argumento. Dado que el caballero, naturalmente, no menciona sus ” cientos pasajes de las Escrituras “, una réplica puede cubrir sólo un pequeño número de lo que él podría haber tenido en mente. Estos muestran que muchas veces, incluso en mayoría de los casos, la Escritura no se refiere a la experiencia sensorial cuando ella utiliza las palabras ver, oír, leer o escuchar.

Reflexiones generales sobre el lenguaje metafórico, sin embargo, no constituye el argumento principal. Las siguientes son algunas frases del Antiguo Testamento, que forman la tela de fondo para las expresiones de Juan. Cada una de ellas utiliza un órgano sensorial como una metáfora, y algunos utilizan la expresión doble de Juan de ver con los ojos.

Proverbios 3:7: No seas sabio en tu propia opinión: Teme a Jehová, y apártate del mal.

Isaías 6:10: Haz insensible el corazón de este pueblo; embota sus oídos y cierra sus ojos, no sea que vea con sus ojos, oiga con sus oídos, y entienda con su corazón, y se convierta y sea sanado.

Isaías 11:3: Él se deleitará en el temor del SEÑOR; no juzgará según las apariencias, ni decidirá por lo que oiga decir

Isaías 44:18 : No saben nada, no entienden nada; sus ojos están velados, y no ven; su mente está cerrada, y no entienden..

Jeremías 5:21 Escucha esto, pueblo necio e insensato, que tiene ojos pero no ve, que tiene oídos pero no oye.

Ezequiel 12:2 «Hijo de hombre, vives en medio de un pueblo rebelde. Tienen ojos para ver, pero no ven; tienen oídos para oír, pero no oyen. ¡Son un pueblo rebelde!

Ezequiel 40:4: Aquel hombre me dijo: «Hijo de hombre, abre los ojos y presta atención a todo lo que estoy por mostrarte, pues para eso se te ha traído aquí. Anda luego y comunícale a Israel todo lo que veas.»

Luego, en el Nuevo Testamento:

Mateo 13:14-16: En ellos se cumple la profecía de Isaías: »“Por mucho que oigan, no entenderán; por mucho que vean, no percibirán. Porque el corazón de este pueblo se ha vuelto insensible; se les han embotado los oídos, y se les han cerrado los ojos. De lo contrario, verían con los ojos, oirían con los oídos, entenderían con el corazón y se convertirían, y yo los sanaría.”[a] Pero dichosos los ojos de ustedes porque ven, y sus oídos porque oyen.

Ahora bien, alguien podría querer tener una última oportunidad para defender la sensación y la teología empírica. ¿Podría Juan, el pregunta, haber utilizado las palabras de Isaías? Si dice ” ver con los ojos, ” ¿no habría querido decir lo que dice? La respuesta es clara: Juan no sólo podría haber utilizado las metáforas de Isaías, como lo hizo. El explícitamente citó a Isaías:

Juan 12:40 «Les ha cegado los ojos y endurecido el corazón, para que no vean con los ojos, ni entiendan con el corazón ni se conviertan; y yo los sane.».

Como hemos “visto ” en ninguno de estos versículos ver se refiere a la percepción sensorial, aun cuando la rase se destaca por la adición de ” con nuestros ojos. ” Hay otros versículos también. Éxodo 15:14: ” Las naciones temblarán al escucharlo; la angustia dominará”. Y lo dos versículos siguientes hablan- ¿ninguno oye el sonido? -El temor de que las meras impresiones auditivas no podían producir. En Números 9:8 ¿Dios produce vibraciones en el aire para colocar los tímpanos de Moisés en vibración? No hay negación de que Dios podría haber hecho esto, la pregunta es: ¿El hizo? El oír en Deuteronomio 1:43 no es sensación, sino obediencia. Se define además:

Deuteronomio 29:4: Pero hasta este día el SEÑOR no les ha dado mente para entender, ni ojos para ver, ni oídos para oír.

De hecho, los israelitas habían nacido con ojos y oídos, y todavía los tenía. Mas los ojos y oídos del versículo no eran órganos sensoriales. Debe quedar claro que en estos versículos no tienen en cuenta ningún proceso físico -químico (compare 2 Reyes 14:11 y Job 27:9). Por otra parte, cuando se dice que Dios escucha nuestras oraciones, o que sus ojos están sobre toda la tierra, no podemos escapar de la observación de Dios, que es un espíritu puro incorpóreo, no tiene órganos sensoriales.

Hay muchos otros versículos similares, y si este pequeño número parecía tedioso, o si alguien no entiende por qué tanto espacio estaba bien gastado, la respuesta es que muchas personas toman 1 Juan 1:1, literalmente, como lo hacen algunos comentaristas. John Cotton (1584-1652) define el objeto del versículo 1 como ” Jesucristo Jesús en si [y] como un hombre, como siendo oído, visto y captado por los sentidos”. Algunos teólogos también tratan de utilizar también pasajes en la defensa de un sistema empírico de apologética. Por lo tanto, existe la necesidad de suficientes referencias para refutar las alegaciones empíricas.

Sobre la base de estos versículos la conclusión es que un profesor no debe permanecer en nivel de un estudiante, tomando metáforas como lenguaje literal.

No como un sustituto de la exégesis – y como la exégesis es lógicamente redundante – mas por amor de énfasis, se puede hacer referencia al ingles ordinario.

Aquí está un maestro de matemáticas en una escuela secundaria, tratando de enseñar geometría a algunos adolescentes. Milagrosamente uno de ellos quiere aprender y presta atención. Pero es difícil. Después de que el profesor pueda ejercer su paciencia por algún tiempo, el estudiante exclama: ” Oh, ya lo veo “, pero el entendimiento no es un función de la retina.

La segunda respuesta al párrafo de mi oponente es filosófico y lógico, y sin embargo, aun dentro de límites de la mentalidad mediana. El caballero dijo que la sensación desempeña ” un papel en la adquisición de conocimientos. ” ¿Cómo alguien puede llegar a tal conclusión? Es evidente el descubrimiento de lo que es el papel. A menos que alguien sepa ¿cuál es ese papel, nadie puede saber que hay tal  papel de forma alguna. Por ejemplo, en el caso de la gran deuda del gobierno de Estados Unidos, algunos economistas sostienen que los déficits no juegan ningún papel en la producción de desempleos, mientras que otros economistas afirman lo contrario. Para mantener el su posición, debe mostrar cual es este papel. Cuando el Primer Ministro Menachem Begin renunció a su cargo en Israel, algunos comentaristas dijeron que un suceso perturbador en el campo de batalla causó eso. Más más tarde, se concordó en general que sólo renunció por razones de salud.

Por lo tanto, una persona no puede mantener lógicamente que la sensación juega un papel en la adquisición de conocimientos sin mostrar con precisión qué papel es ese.

Todos los apologistas con quien debatir rehúyen afrontar la cuestión. Su posición es peor que la de los diplomáticos. La salud es una razón reconocible y suficiente para la resignación. El miedo a ser derrotado en el Parlamento es también una posibilidad. En consecuencia, la política pública no está actuando irracionalmente a considerar estas alternativas conocidas. Mas los apologistas empiristas no tienen ningún candidato plausible. Cuando les digo para mostrar cómo imágenes puede transformarse en conceptos abstractos, ninguno de ellos siquiera intenta explicar. Incluso se niegan a definir la sensación. De la mismo forma Percepción. Ellos realmente no tienen ninguna epistemología, y las palabras de ellos, para omitir una parte inaplicable de una cita popular, son llenas de sonidos, que no significa nada.

Hay un falla subsidiaria en el párrafo del maestro, sino como un detalle sobre la refutación general puede ser más comprensible para los lectores rápidos. El maestro insiste en que la sensación debe desempeñar un papel en la adquisición de conocimiento.

¡Ciertamente ellas desempeñan! Los desayunos también desempeñan un papel también.

Si algunas personas pierden su desayuno, se vuelven irritadas e irritables, de forma que no pueden prestar atención a sus estudios. Por lo tanto, Sankac es la salvación del mundo académico.

Fuente: Capítulo 5 del libro de Jehová, Dios de verdad, Gordon H. Clark, Trinity Fundación, p. 18-23.

C Nota do tradutor: Sanka é uma das primeiras marcas no mundo de café descafeinado.

 

Traducción: Raul Loyola Román.

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman?ref=tn_tnmn

David-hume-edinburgh

ALGUNAS PREGUNTAS A LOS EMPIRISTAS

Vincent Cheung

 Traducción: Raul Loyola Román

INTRODUCCIÓN

Las siguientes son algunas preguntas que presenté hace unos años a un ateo en ocasión de un diálogo escrito. Estas preguntas y otras congéneres son incontestables por cualquier sistema de creencias que impone un cierto grado de dependencia en la confiabilidad de las sensaciones, y hacen de este tipo de sistemas insostenibles.

Las preguntas no sólo se aplican a sistemas que no son cristianos, casi todas también se aplican a cualquier sistema de teología, la filosofía o apologética supuestamente cristiano que afirme la confiabilidad de las sensaciones, incluyendo el sistema que reivindique ser la fiabilidad de las sensaciones “adecuadamente básica” en a fin de no exigir una justificación racional, y la escuela de pseudo-presuposicionalismo que reivindica que las presuposiciones bíblicas “responden” a la confiabilidad de las sensaciones, la inducción y la ciencia.

A pesar de que sea “propiamente básico” podemos ver un espejismo, y también es inútil hacerlo correctamente, a menos que podamos conocer por la sensación de que es un espejismo. Por lo tanto, la confiabilidad propiamente básica no es suficiente, el empirista necesidad infalibilidad propiamente básica. pero al menos ¿tiene confiabilidad propiamente básica?

Por lo tanto, es pura blasfemia afirmar que los principios bíblicos pueden, con el fin de aprobar o justificar, “responder” por algo inherentemente ilógico o imposible, como el empirismo, la inducción y la ciencia, cuyos métodos de experimentación a crecentan la falacia de afirmación del consecuente las falacias del empirismo y la inducción. Así que esta filosofía, que se presenta como un método de la apologética, hace que Dios y las Escrituras sean cómplices de la irracionalidad y el engaño. Sin embargo, es cierto que la Escritura puede responder por esta blasfemia impía y perversa a partir de su doctrina de la depravación humana.

El seudo- presuposicionalismo reivindica a partir de los principios bíblicos, tomándolos como un fundamento, pero cuando se presiona sobre el tema, él dice, e insiste,  en que la fiabilidad de las sensaciones es el punto de partida epistemológico es necesario, que esa  confiabilidad es inclusive la condición previa para  los principios bíblicos sean conocidos. Por lo tanto, a menos que este sistema pueda justificar la fiabilidad de las sensaciones, este es excluido de la propia Escritura – del propio cristianismo. Cómo en realidad no justifica la confiabilidad de las sensaciones, utilizando las presuposiciones bíblicas, por necesidad lógica se transforma en una filosofía pagana.

Por supuesto, podemos introducir muchas otras preguntas y desafíos adicionales para los empiristas, sea estos de la variedad “cristiana” o no cristiana. Ellas son presentadas en mis otros escritos.

PREGUNTAS A LOS EMPIRISTAS

Dado que la sensación es tan importante para su punto de vista, me gustaría saber de lo que estás hablando.

¿Qué es una sensación? ¿Cómo usted aprende el significado de una sensación? ¿Cómo usted sabe cuando esta teniendo una sensación? Si usted siente una sensación, ¿como usted sabe que usted tiene una sensación? Si usted siente una sensación, ¿cómo sabe eso? ¿Usted siente la sensación de sentir la sensación? Y a su vez, ¿usted siente la sensación de que siente la sensación que siente la sensación de sentir la sensación? Si este no es su punto de vista, por favor explique. Es decir, si la información proviene de la sensación ¿como usted sabe cuando esta teniendo una sensación?

¿Ha dejado usted alguna vez de tener una sensación? ¿Cómo lo sabes? ¿La falta de sensación es una sensación en sí misma? ¿Usted siente que no está teniendo una sensación?

¿Usted puede tener una sensación y no estar consciente de ella? ¿Cómo lo sabes? ¿Alguna vez has sentido que no ser consciente de una sensación en particular? Si es así, ¿usted no estaría entonces, de hecho, ya consciente de ello? Y esto no nos lleva a la pregunta original, es decir, ¿se puede tener una sensación y no ser consciente de ella?

O, ¿usted esta consciente de todas las sensaciones que está teniendo? ¿Cómo lo sabe? ¿Usted siente que está sintiendo todo? mas entonces ¿usted siente que está sintiendo todo? ¿Cómo lo sabes? ¿Por la sensación nuevamente?

¿Usted siempre siente todo a su alrededor? Si no, ¿cómo sabe que no estás sintiendo todo a su alrededor, si no esta sintiendo todo para saber lo que existe para ser sentido, y saber entonces lo que hay que sentir , mas no esta siendo sentido?

¿Qué pasa con las ondas de radio? ¿Existen? En caso afirmativo, ¿usted siente las ondas de radio? Si utiliza una radio para captar estas ondas, ¿lo qué siente? ¿O es la radio o a las ondas de radio? ¿Usted oye las palabras y la música de la radio? Si es así, ¿las ondas de radio son entonces las palabras y la música? usted podría decir que estas representan los “efectos” de las ondas de radio. Mas así, usted está apenas sintiendo los efectos, y no la causa. En este caso, ¿cómo sabe usted cuál es la causa? Si usted infiere la causa a partir de los efectos, ¿como usted sabe que la inferencia es válida? ¿Por la sensación nuevamente? ¿Lo qué usted siente podría confirmar esto?

Además, ¿cómo sabe usted que no sabe ciertas cosas? ¿Por la sensación? Una vez más, ¿la falta de sensación es una sensación? ¿Cómo lo sabe? ¿Usted siente que una falta de sensación es una sensación?

Entonces, si usted sabe que no sabe ciertas cosas, ¿en que consisten estas “ciertas cosas”? Si usted sabe en qué consisten, necesita saber por medio de la sensación, mas entonces eso significa que usted las sintió – si es así, ¿en qué sentido usted no las conoce?

¿Usted cree que la tierra es plana, o que es una esfera? Si usted cree que se trata de una esfera, ¿cómo lo sabe? ¿A través de sensación? ¿Cómo? ¿Usted vio la Tierra desde el espacio? ¿O usted confía en los expertos y científicos? Mas en este caso, usted no sintió lo que dice saber, sintió sólo el testimonio de estos “expertos”. ¿Tal vez usted ha visto una imagen de la tierra? Mas la foto no es la tierra misma, y ​​así, en la mejor de las hipótesis, usted sintió una foto. ¿Cómo usted sabe que la imagen no fue “alterada”? ¿Por la sensación? ¿Cómo usted siente “no alterada”? Además, la foto es plana, y por lo tanto, ¿como la tierra podría ser una esfera?

El sol se ve muy plana para mí. Ahora, supongamos que yo veo el sol desde el espacio y veo que el sol es esférico, ¿así no es lo que se supone que debo creer? Si declaramos que el sol y la tierra son esferas y que ellas hacen rotación, la rotación no es realmente sentida, mas calculada. Incluso entonces, ¿cómo usted puede garantizar que no se han cometido errores en el cálculo? Una vez más, ¿por la sensación? ¿O que usted siente para saber eso?

Además, ¿usted cree en los átomos? ¿Usted ya ha sentido alguna vez un átomo? Incluso si y ha sentido, ¿como usted sabe que hay otros átomos, además del que usted sintió? ¿O debemos simplemente confiar en los científicos? ¿Ellos son su papá? Si usted no cree en todo lo que los científicos dicen, por que, entre las cosas que dicen, usted acepta algunas cosas y otras no acepta, teniendo en cuenta que usted no sintió ninguna de ellas (a excepción de sus testimonios, y ni eso)? ¿Logro ver los efectos de los átomos? ¿Logró ver los efectos de los átomos? En caso afirmativo, ¿cómo sabe que estos efectos fueron producidos por átomos? Y, sin embargo, puede haber sentido los efectos (ni incluso eso), y no los átomos.

¿Como usted aprendió su nombre? ¿Usted aceptó una palabra como su nombre sólo porque la personas le llaman de algo en una cantidad de veces? ¿puedo pensar en una cierta cantidad de cosas para llamarlo a usted que no sea su nombre; mas usted aceptaría una o mas de esas palabras como su propio nombre o nombres  si yo  repito suficientes veces? ¿Por qué? ¿Por qué no? ¿Si yo le llamara a usted de Ralph dos veces, lo aceptaría como su nuevo nombre? ¿Y si fueran seiscientas veces? ¿Por qué si? ¿Por qué no? ¿Cuan suficiente sería repetir un  “número suficiente de veces”? ¿Cómo sabes que era suficiente cuando aceptó su nombre por primera vez? ¿Usted sintió “suficiente”? ¿O los efectos de “suficiente”? ¿Cómo? ¿Usted es un perro de Pavlov? [1] Mas sin embargo, ¿no hay ni siquiera alimento después de la sensación de tocar el timbre, o hay? ¿O, de alguna manera, usted hizo una inferencia de lo que oyó? Si es así, ¿usted sintió la inferencia? Por favor escriba el proceso de inferencia en forma silogística, para que pueda exponer su validez lógica.

¿Usted gusta la lógica? ¿Usted quiere ser racional? Entonces, ¿cómo usted aprendió de la ley de la contradicción? Si usted aprende todas las cosas por la sensación, ¿cómo llegó a sentir la ley de la contradicción?  Si usted sintió la ley cuando fue utilizado o aplicada, haciendo luego su inferencia, ¿su conocimiento también viene aun por la sensación? ¿O vienen de la sensación más la inferencia lógica? mas entonces, ¿cómo podría utilizar la inferencia lógica antes de haber aprendido la ley de la contradicción? Además de eso, ¿usted tubo sensaciones antes de haber aprendido la ley de la contradicción? En caso afirmativo, ¿usted aplicó la ley de la contradicción a esas sensaciones, de modo que una sensación no podría significar una cosa y su contradictorio al mismo tiempo? Si usted no aplico la ley, entonces ¿cómo todas esas sensaciones podían no ser absurdas? Si usted aplicó la ley, ¿como podría haber hecho eso antes de aprenderla?

¿Cómo usted aprendió la palabra “Dios”? Si todo el conocimiento viene de la sensación ¿usted sintió Dios? ¿Si usted sintió a Dios, por que es ateo? Si usted no se sintió a Dios, entonces tal vez haya oído la palabra e inferido su significado,  entonces, por la sensación, usted apenas aprendió el sonido y no el significado, como infirió su significado. En este caso, ¿usted y yo inferimos la misma cosa a partir del sonido? ¿Queremos decir la misma cosa al hablar de “Dios”? Si no nos referimos a lo mismo, todos los argumentos que usted tiene contra “Dios” no se aplican a mí.

Y sobre la cuestión de la identidad personal, ¿como usted sabe que es hoy la misma persona que fue ayer? ¿Usted siente que es la misma persona? ¿Mas no podrían dos cosas diferentes dar la misma sensación? Si es así, el problema permanece. Si no, ¿cómo lo sabe? Es decir, cómo o que usted sintió, de modo que dos cosas en el universo no pueden dar la misma sensación, por lo que siempre se puede hacer una distinción entre las cosas diferentes?

NOTA:

[1] – El término se toma del nombre del fisiólogo Ivan Petrovich Pavlov (1849-1936), quien realizó experimentos revelando la influencia de los estímulos ambientales sobre el comportamiento de los perros,  base para  la teorización del condicionamiento clásico. [N. T.]

 

Traducción: Raul Loyola Román

https://www.facebook.com/raul.loyolaroman